Los frijoles al estilo mexicano, nutrición y recetas
Ideas para Fiestas

Los frijoles al estilo mexicano, nutrición y recetas

Por Kiwilimón - September 2012
Se sabe muy bien que los frijoles son fuente de carbohidratos, proteínas, vitaminas, minerales y fibra. Además, tienen un bajo contenido de grasa y, por ser un alimento de origen vegetal y además no tiene colesterol. Los carbohidratos complejos que contienen los frijoles ofrecen la ventaja de que se absorben más lentamente que los simples (azúcar, dulces, mieles, confites, etc.), y por tanto no generan aumentos abruptos en los niveles sanguíneos de azúcar, lo cual es algo que ayuda en la alimentación de personas diabéticas. La proteína vegetal que aportan los frijoles es de menor calidad que la que aportan alimentos de origen animal, no obstante, si combinamos los frijoles con granos como arroz, maíz o trigo, vamos a obtener una proteína de alta calidad. Además, este alimento es fuente de hierro, no obstante, el hierro de origen vegetal se absorbe en menor cantidad que el de origen animal. Para contrarrestar esto, podemos acompañar los frijoles con alimentos fuente de vitamina C, tales como ensaladas aderezadas con limón, tomate o frescos de frutas naturales.

Cocina mexicana

En la gastronomía mexicana los frijoles han sido parte fundamental. Se les puede encontrar en una variedad de recetas, ya sea sólos o combinados con otros ingredientes. Por ello es que para estas fechas patrias les queremos compartir algunas recetas a base de este ingrediente delicioso y nutritivo. (recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Sopa de Frijol Negro. El frijol negro es típico de la comida Mexicana, especialmente de la región de Veracruz. Una sopa de frijol es una ideal entrada para empezar una comida. Sopa de Frijol con Chile Chipotle. Una rica sopa de frijol con chile chipotle acompañada de crema y cilantro fresco, sirve con totopos Milpa Real. Crema de Frijol. Rica crema de frijol elaborada con Leche Lala Vital Hombre Deslactosada. Chile Ancho Relleno de Frijol. Un platillo típico mexicano, el chile relleno, en esta receta de frijol. Crema de Frijol al Chipotle. Este platillo mexicano es ideal para aquellos amantes del frijol. Enfrijoladas. Las enfrijoladas son un platillo típico de la región de Oaxaca en México. Consisten en tortillas de maíz bañadas en salsa de frijol. Pueden ir rellenas de huevos revueltos, de pollo o solas. Quesadilla de Platano y Frijol. Las quesadillas hechas en casa son deliciosas y esta nueva combinación de platano macho y frijol te quedará espectacular. La salsa de mole es un buen acompañamiento. Ensalada de Elote con Frijol y Chipotle al Grill. Esta rica ensalada de frijoles con elotes, cebolla morada y pimiento rojo a la parrilla es deliciosa. La puedes llevar a un picnic o para un lunch en la oficina.  

Para conocer más recetas de cocina con frijoles, haz click aquí.

   
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Llegó tu mejor amiga con mucho que platicar o tus hijos invitaron compañeritos porque tienen un trabajo de la escuela… No importa la ocasión, siempre hay buenas razones para tener galletas caseras recién hechas, pero no siempre hay tiempo para prepararlas.Por eso tu congelador puede ser un gran aliado para estar listo y llenar en unos minutos tu casa con un dulce aroma.Ya que no todas las masas de galleta se congelan de la misma manera, pues no siempre obtienes resultados ideales, aquí te damos unos tips para que la próxima vez que prepares galletas, hagas el doble de masa y la conserves para una de esas tardes especiales.Qué tipos de masa congelarLas mejores masas para congelar son las que tienen mucha mantequilla y no llevan tanto huevo batido, como madeleines, o mucho polvo para hornear. Tampoco es buena idea congelar galletas con base de merengue.Galletas de mantequillaSon las mejores para reservar en el congelador. Generalmente sus ingredientes son mantequilla, harina, azúcar, vainilla o chocolate en polvo, y a veces, huevo o yema. Para guardar esta masa, forma troncos y envuélvelos cuidadosamente, primero con plástico y después con aluminio. Deben quedar herméticos para que no absorban olores o se afecte su textura. Puedes cubrir los troncos con azúcar y canela. Para prepararlas, corta rebanadas de poco menos de un centímetro de grosor y se verán lindas una vez horneadas. Te recomendamos esta receta de PastisetasMasas para cortadoresSi te encanta usar todos esos cortadores de figuritas que has coleccionado, cuando esté lista la masa, forma un rectángulo de unos 4 cm de espesor y envuélvelo igualmente con plástico y aluminio. Cuando vayas a usar la masa, colócala en el refrigerador antes y cuando esté lista, la puedes extender y cortar. Esto es ideal para los muñequitos de jengibre navideños.BolitasLa mayoría de las recetas de galletas de chispas de chocolate requieren porcionar la masa en bolitas o con una cuchara para helado, al igual que los polvoroncitos de nuez, o las galletas de avena. Forma las galletas como acostumbras y congélalas en charolas una media hora o suficiente tiempo para que se sientan firmes. Esta misma técnica es muy útil para las galletas de duya.Una vez que estén listas, empácalas en bolsas, procurando sacar la mayor cantidad de aire posible. Así será más fácil usar sólo la cantidad justa.Te recomendamos estas Galletas Tipo BrownieLista para hornearColoca las bolitas o rebanadas de masa en una charola antiadherente cubierta con papel siliconado o engrasada y enharinada. El tiempo que toma tu horno en llegar a la temperatura adecuada generalmente es lo que necesitas para que estén listas para cocinarse.Calcula un par de minutos más al tiempo habitual ya que partas la masa parcialmente congelada o muy fría.Si prefieres, puedes congelar galletas horneadasDéjalas enfriar completamente y empácalas en un contenedor hermético con papel encerado entre capas. Esto también funciona muy bien para brownies o barritas de galleta cortadas en piezas individuales.En cualquiera de los casos, no es buena idea tener masa o galletas cocidas congeladas por más de tres a cuatro meses. Disfrútalas lo más pronto posible, siempre puedes preparar más.
Si hay algo de lo que escuchamos todos los días, es acerca de las superfoods, de sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y de la pobre calidad de los alimentos que consumimos. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, a sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. Ante este panorama, las superfoods nos aportan vitaminas, minerales, antioxidantes, fitoquímicos y demás sustancias que protegen a nuestro cuerpo de toxinas, calorías vacías y sustancias difíciles de digerir; también nos darán energía y ayudarán a nuestro cuerpo ante enfermedades. Dos de las superfoods más populares son el matcha y la maca.El matcha es un tipo de té verde japonés que contiene 20 veces más antioxidantes y aminoácidos naturales que el té verde regular. Entre sus beneficios está ayudar a la concentración, pérdida de peso, mejorar la circulación, refuerza la inmunidad y mejora el ánimo. La maca es un tubérculo que ayuda a equilibrar las hormonas y trastornos de la tiroides, potencializa la líbido, alivia síntomas molestos de la menstruación y de la menopausia.Una de las formas de incorporar estos dos súper alimentos a tu día a día es a través de los smoothies, pues son deliciosos, prácticos y fáciles de preparar. Aquí te dejamos estas recetas para que los disfrutes:Smoothie con matcha para desinflamar Ingredientes:1 rebanada de piña1 plátano¼ de pepino1 cucharadita de matchaagua de cocoHay que licuarlo todo con hielos ¡Y disfrutar!Smoothie energético con maca Ingredientes: 1 ½ taza de leche vegetal a tu elección1 cucharada de maca en polvo1 cucharada de mielMezcla todo e incorpórale hielos al gusto.Como ves, la maca y el matcha son ingredientes que aportan muchísimos beneficios y que son muy fáciles de integrar a tus smoothies para hacerlos deliciosos y nutritivos.Estas recetas te pueden interesar:Smoothies frutalesSmoothies 4 ways
Hay momentos en los que quisiéramos parar el tiempo, sobre todo en la piel de nuestra cara para que luzca siempre joven y con brillo.Hoy en día hay un sinfín de cremas, mascarillas y tratamientos para tratar combatir las arrugas y mantener la piel luminosa, pero de un tiempo para acá, hay un ingrediente estrella que es el deseo de muchas: el retinol. No obstante, este no es el único, pues ya hay otro ingrediente que empieza a robarle atención: el bakuchiol. Vayámonos por partes. ¿Qué es el retinol? Si aún no conoces qué es el retinol, aquí te lo vamos a explicar. El retinol es un derivado de la vitamina A, un nutriente que ayuda a la regeneración celular, ¿pero cómo se refleja esto en la piel? Pues nada más y nada menos que reduciendo el acné, aclarando el tono, quitando manchas y evitando el envejecimiento por su acción antioxidante, es por esto que muchísimas marcas lo han incorporado a sus productos. ¡Suena increíble! Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, ya que el retinol se debe usar con precaución. Usarlo en un porcentaje alto o con mucha frecuencia puede causar irritación, picor en la piel, descamación y hasta quemaduras, así que debes de tener cuidado. Además, debemos evitar su uso sobre todo después de situaciones estresantes para piel, como una exfoliación, irritación, exposición al sol, depilación y si se está consumiendo medicamentos para el acné. Hablemos del Bakuchiol El bakuchiol es un activo obtenido de plantas medicinales que, por sus bondades, está haciendo temblar del trono al retinol. A pesar de que el bakuchiol actúa casi idéntico al retinol, podemos agregar que es cicatrizante, antimicrobiano, antiinflamatorio entre otras muchas cosas.Retinol vs. Bakuchiol: similitudes y diferencias Similitudes. Los dos activos ayudan a prevenir y revertir los signos de la edad, disminuyendo las arrugas y líneas de expresión. Además, promueven la renovación celular, estimulan la producción de colágeno y elastina para dar firmeza a la piel, combaten el fotoenvejecimiento y detiene el deterioro de la piel. Diferencias. Entre las principales diferencias entre el retinol y el bakuchiol se encuentra el origen; mientras que el retinol es un derivado de la vitamina A que es de origen animal, el bakuchiol se obtiene de las semillas de plantas medicinales como babchi y la Otholobium pubescens y al ser un extracto vegetal 100% vegetal puede ser utilizado en productos veganos. Otra diferencia entre las dos sustancias son sus efectos secundarios, mientras con el retinol hay que tener cuidado en dosis y frecuencia; con el bakuchiol por sus orígenes es apta para todo tipo de pieles incluso las sensibles, incluso puede usarse en personas con psoriasis. Conociendo estos dos activos y teniéndolos de tu lado, lucirás espectacular, escoge el mejor para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD