Menú mexicano para festejar el 15 de Septiembre
Ideas para Fiestas

Menú mexicano para festejar el 15 de Septiembre

Por Kiwilimón - Agosto 2012
Celebra la Independencia de México con un chile en nogada, una sopa de tortilla y un rico pastel de tres leches con cajeta.

¡Viva México!

Este menú es perfecto para quienes no desean cocinar mucho y además buscan comer alimentos cien por ciento mexicanos. Se puede hacer para unas cuantas personas o para toda una familia. Sólo que dependiendo de la cantidad de comensales variará la dificultad y tiempo de preparación. Toma nota de las siguientes recetas (haz click en el título para que veas cómo se debe preparar cada platillo). Bebidas Margarita Tradicional. La bebida tradicional mexicana, el tequila, con jugo de limón y azúcar. Botanas Guacamole. Una botana mexicana a base de aguacate, cebolla y limón, acompaña con Totopos Milpa Real. Sopas Sopa de Tortilla Mexicana. Tipica sopa mexicana acompanada de cebollita, cilantro y crema. Platillo fuerte Chiles en Nogada. Típica comida Mexiana. Chiles poblanos rellenos de una mezcla de carne molida con especies y frutas, bañados con una salsa cremosa de almendras conocida como Nogada. [caption id="attachment_3999" align="alignnone" width="573" caption="La mejor receta para preparar chiles en nogada"][/caption] Postres Pastel de Tres Leches. Delicioso pastel bañado con leche. Se le puede poner cajeta arriba y queda delicioso.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Para cerrar la semana patria hablemos del elefante verde, blanco y rojo del cuarto: la cocina nacional es insuperable. Mientras el taco roba la atención internacional hace falta ser paisano para comprender la complejidad, amplitud y delicia de nuestra gastronomía; los entrañables guisos regionales, las tradiciones patronales, las sazones cocinadas en olla de barro, bajo el calor del pib o en la incandescencia de la brasa. Ya lo dijo la UNESCO hace justamente diez años, la cocina tradicional mexicana es patrimonio del mundo, cultura que vale la pena preservar por los siglos de los siglos. Basta ver al ajonjolí de todos los moles: el mole. Su complejidad resuena en la infinidad de ingredientes que lo componen –algunos de ellos tan improbables como unas galletas de animalitos–, en sus acepciones regionales, en las sutilezas que se modifican de acuerdo con las festividades como Día de Muertos, en su amplitud cromática que abarca casi todos los colores del arcoíris. El mole, salsa densa que nos recubre tanto la memoria como la cucharada de arroz más humilde, debe su honor, más que a sus recetas, a la tradición alrededor de su preparación.Así como en el mole, el mestizaje y la cultura se mezclan como pinturas al óleo en las cocinas tradicionales de México tanto, que hace diez años la UNESCO nombró a su totalidad como un patrimonio de la humanidad. En la declaratoria no había que ser esfinge: había que presentar un caso de estudio, reunir un sinfín de requisitos e información por parte de un grupo multidisciplinario de cocineros, historiadores, antropólogos y hasta ingenieros en alimentos con el fin de perseverar. El resultado fue una condecoración como nunca se le había otorgado a otro país. La cocina tradicional mexicana es nuestra Muralla china, nuestro Machu Picchu cultural. Según el escritor e historiador de cocina mexicana José N. Iturriaga, no es que no se hayan honrado a otras cocinas antes o después. En los últimos años se han protegido otras maravillas culinarias como, por ejemplo, la etiqueta en la cocina francesa, la dieta mediterránea y la tradición japonesa en la cocina, pero no así a un país. A diez años del fallo de la declaratoria en la que se reconocen las prácticas, rituales y elaboraciones vinculadas a nuestra cocina, merece volver a celebrar el mérito. Celebrar que en México no sólo hay 32 estados, sino una infinidad de tradiciones que se preservan en el fuego de los comales, las ollas, las vasijas de barro. Celebrar por supuesto a las cocineras tradicionales que, según Iturriaga, “son el objeto mismo de la declaratoria”, el libro atemporal de los saberes culinarios de cada región. José N. Iturriaga, escritor de libros como 'Saberes y delirios' o 'Confieso que he comido', afirma que parte de la responsabilidad de tener una cocina protegida por la UNESCO es la de rescatar, salvaguardar y promocionar la tradición “más que a un platillo o a un ingrediente; preservar la cocina de nuestros pueblos, la cocina de los mercados, de las abuelas”.Para lograrlo se creó el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, un organismo consultor de la UNESCO que lleva a cabo reuniones nacionales anuales, foros mundiales de gastronomía mexicana, seminarios académicos y hasta encuentros de cocineras tradicionales. “A los platillos y tradiciones hay que estarles dando nuevo vigor. Preservarlos y salvaguardarlos para que no caigan en desuso y se mantengan vivos. El sentido principal de la organización es la conservación de las tradiciones”. Lo que nos toca hoy en casa es aprender y enseñar sobre cocina mexicana a las generaciones venideras. Desempolvar el tortillero y echarle leña al fuego. Poner literalmente las manos en la masa y extender los hilos de la tradición hasta el infinito. Hoy te invito a tomar alguna de nuestras recetas tradicionales y prepararla en familia. Además de cincelar recuerdos harás historia, harás cultura, serás parte de este ritual iniciático que puso a suspirar a los primeros mexicanos.
Los beneficios del orégano son mucho más importantes que sólo darle sabor al pozole o condimentar tu pizza. Porque sí, esta maravillosa plantita combina a la perfección con carne, quesos y otros alimentos, pero sus componentes tienen numerosos beneficios para la salud, así que por eso es importante conocer para qué sirve el orégano en la salud. De acuerdo al libro especializado en plantas y hierbas, Fitoterapia: vademecum de prescripción, de los autores Alejandro Arteche y Juan Ignacio Güenechea, el orégano es alto en vitaminas, hierro, magnesio y calcio, de modo que es un excelente remedio para combatir algunos males comunes que te explicamos a continuación. El orégano es un gran antiinflamatorio El orégano tiene un componente conocido como beta-cariofilina (E-BCP), que, según científicos de la Universidad de Bonn en Alemania, funciona como un poderoso antinflamatorio y antiespasmódico, lo que lo convierte en el aliado perfecto que podría combatir los cólicos menstruales, dolores musculares, abdominales y en algunos casos hasta la migraña. Cuida tu sistema digestivo con orégano El té de orégano sirve también para cuidar tu aparato digestivo, ya que ayuda a aliviar la hinchazón abdominal, previene la formación de gases y los espasmos gastrointestinales. Además, propicia la estimulación de jugos gástricos y el apetito. El orégano como agente antibacteriano Otro de los beneficios del orégano es que, gracias a la gran cantidad de ácidos fenólicos y flavonoides, funciona como un excelente antimicrobiano. De hecho, en aceite esencial, el orégano podría ayudar a combatir bacterias que causan infecciones estomacales y en la piel, como indican estudios de Universidad Nacional Federico Villarreal del Perú. Trata malestares en la garganta con orégano Gracias a sus efectos analgésicos y antisépticos, el orégano funciona también como resolutivo para aliviar algunos síntomas de los resfriados y catarros. Si presentas algún malestar en la garganta, el té de orégano bien podría ayudarte a sentirte mejor. Ahora que conoces los beneficios del orégano y sabes que funciona como planta medicinal, asegúrate de tener un poco en tu alacena.
Los frijoles y la carne de cerdo son parte del platillo más emblemático de la gastronomía de Brasil, pero esta es tan amplia y extraordinaria, que abarca muchísimos ingredientes, como el arroz, los cortes vacunos, pescado, yuca, ñame y frutas como el açaí, cupuaçu, mango, papaya, guayaba, naranja y piña.Como en muchos otros países de América Latina, la comida de Brasil tiene una fuerte influencia de Europa, pero también de África y de sus raíces indígenas. Ya sea que tengas la oportunidad de viajar al increíble país o que visites un restaurante con su gastronomía, estas son las comidas más icónicas de Brasil que no te puedes perder.FeijoadaEste es el platillo nacional y tradicional de Brasil y consiste en un plato con frijoles negros caldosos con carne de cerdo deshidratada, que casi siempre se sirve con arroz y naranjas. Como dato curioso, es un platillo que no se sirve todos los días en restaurantes, sino que por lo general se ofrece los miércoles y los sábados.ChurrascoArgentina y Brasil son famosos por sus cortes de carne y cada país tiene un enfoque diferente para su carne, pero en Brasil, los cortes se sazonan con no más que una generosa capa de sal gruesa, antes de asarlos a la perfección sobre carbón. Así, en las churrascarías (asadores al estilo barbacoa), se asan todo tipo de carnes en brochetas, desde cerdo hasta cordero y jabalí, y los cortes más populares son la picaña o gorra de rabadilla, que se sirven directamente de la brocheta a tu plato.MoquecaEste es un guisado cocido hecho con mariscos y pescado, cuya preparación en olla de barro está repleta de tradición. En su versión más simple, el pescado y los mariscos se guisan con tomate, cebolla y cilantro picados, y el plato suele ir acompañado de arroz, farofa (harina de yuca tostada) y pirão (una papilla de pescado picante hecha con harina de yuca).TacacáEste es un caldo que se come muy caliente hecho a partir de yuca y de hojas de jambú con camarones. Además, el tacacá suele ser vendido en las calles por mujeres conocidas como tacacazeiras.Pan de quesoEste pan de queso es típico de la cocina brasileña y se elabora a base de harina de yuca o mandioca y queso de meia cura, es decir, medio curado, originario de un poblado llamado Minas Gerais. Son crujientes por fuera y suaves por dentro y a veces también están rellenos de queso crema o varios rellenos de carne.AcarajéTípico de la cocina de Bahía, en la Región Nordeste de Brasil, el acarajé es una empanada frita de frijoles machacados, aceite de palma y cebollas en puré, frita en más aceite de palma antes de ser abiertas para rellenarse de camarones secos y vatapá, un puré rico y picante de gambas, pan, anacardos y otros ingredientes. Si vas a probar acarajé, hazlo recién salido del aceite y con mucha salsa.Esta sólo es una probadita de todo lo que la comida de Brasil es y puedes empezar por intentar hacer tu propia versión de pan de queso con nuestra o investigar dónde puedes probar un poco de su gastronomía.
En quesadillas, tamales, enchiladas o chilaquiles, el queso mexicano es el acompañante perfecto de muchas recetas de la cocina mexicana. Los quesos mexicanos, además de ser el complemento perfecto o el ingrediente estrella de numerosas recetas, también los comemos como botana y están presentes prácticamente en las cocinas de todos los estados de México. Hay quesos mexicanos que, si eres amante del queso, tienes que probar. A continuación te presentamos una guía para que los disfrutes con orgullo: Queso de hebra También es conocido como queso Oaxaca o quesillo. Se elabora, principalmente, en Oaxaca y Chiapas, aunque hoy puedes encontrarlo prácticamente en todo México. Es uno de los quesos mexicanos de pasta suave; es elaborado con leche de vaca y utiliza la técnica del hilado. Es fresco y cremoso en boca y su textura es húmeda y fácil de manejar. Es un queso mexicano excelente para derretir y gratinar. ¡Por algo es el rey de las quesadillas! Queso cotijaEs uno de los quesos mexicanos más famosos del país. Su nombre se debe a su zona de comercialización: Cotija, en Michoacán, en donde se encuentran los productores de las sierras aledañas de Jalisco y Michoacán para venderlo. El auténtico lleva la indicación de la Marca Colectiva, otorgada a la Asociación Regional de Productores de Queso Cotija, y se produce en temporada de lluvias (de julio a septiembre). Es un queso elaborado con leche de vaca, tiene pasta dura y su maduración va de las 4 semanas hasta los 6 meses. Su característico sabor mineral, otorgado por la sal de Colima, lo hacen perfecto para acompañar tus pastas. Queso panelaEs uno de los quesos frescos más consumidos del país y se produce en todo México. Está elaborado con leche de vaca y en algunos lugares lo hacen con leche descremada, en este último caso tiene menos grasa por lo que se recomienda su consumo en algunos regímenes alimenticios. En algunas regiones del país hay una versión llamada queso botanero que elaboran con leche parcialmente descremada. ¡Es perfecto para botanear o utilizar en sándwiches y tortas! Requesón Los especialistas creen que este queso se empezó a producir con la llegada de los españoles. Se produce con el suero remanente de la hechura del queso. Generalmente es de leche de vaca, aunque también puede haber con leche de cabra u oveja. Es un queso fresco que puede prepararse en casa con leche, jugo de limón o vinagre blanco. Podemos probarlo en cocina mexicana en antojitos como los tlacoyos. Queso de bola OcosingoEs un queso mexicano, único en el mundo, que conjunta dos familias de quesos: de pasta hilada por el exterior y fresco por el interior, por lo que su pasta externa es dura y la interna semidura y oreada. Es originario de Ocosingo, Chiapas, donde hay una Marca Colectiva que agremia a los productores de este queso tan valorado en la cocina mexicana. Con información de Larousse Quesos Mexicanos, Carlos Yescas, Editorial Larousse, 1a edición 2013. ¡Así que ya sabes, celebra este mes patrio con quesos mexicanos y compártenos tus creaciones con el Hashtag #FiestasPatriasConKiwilimón!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD