Menús para cenas con invitados
Ideas para Fiestas

Menús para cenas con invitados

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
  Cuando tenemos alguna reunión en casa por la noche, muchas veces nos preocupamos por el menú que serviremos. Aquí te dejamos algunas opciones bastante deliciosas para que todos queden con una muy buena impresión de ti.

Cena Gourmet

Este menú es uno de los favoritos cuando tenemos cenas en casa. Aunque todo se ve complicado, si lo planeas con tiempo puedes tener una cena de restaurante sin problemas.
Platillos en este menú:
  • - Bolitas de Arroz con Salmon
  • - Higos Envueltos en Prosciutto
  • - Souffle de Queso
  • - Chuletas de Cordero con Pesto de Menta y Albahaca
  • - Peras Poche con Salsa de Chocolate

Cena de Otoño

Esta rica cena está hecha con frutas y verduras de otoño.
Platillos en este menú:
  • - Martini de Pepino
  • - Sopa de Calabaza y Hongos
  • - Ensalada Americana con Aderezo Roquefort
  • - Arroz Parmesana
  • - Pollo a la Menta con Verduras
  • - Crema Catalana de Chai y Calabaza

Cena Mexicana con un Toque Fusión

Este rico menú para hacer una cena mexicana dejará a todos con la boca abierta gracias a su originalidad y toque fusión.
Platillos en este menú:
  • - Flan de Cajeta
  • - Ensalada con Queso de Cabra y Duraznos
  • - Arroz al Coco
  • - Camarones al Tequila con Chile de Árbol

Cena Romántica

Una cena romántica para compartir.
Platillos en este menú:
  • - Vodka de Moras
  • - Fondant de Chocolate
  • - Pato al Oporto
  • - Fondue de Queso
Ver detalles aquí
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los mariscos son deliciosos, pero también pueden ser peligrosos si no se refrigeran apropiadamente. Evita problemas de salud conociendo cómo debes almacenar los mariscos y los días que pueden durar refrigerados.Primero que nada, ¿en qué debes fijarte para elegir mariscos en buen estado?Si un marisco se encuentra ya en estado de descomposición, no importa si lo guardas en el refrigerador o en el congelador, simplemente ya no sirve y no debes usarlo para cocinar. Estos son los principales aspectos que debes revisar al momento de comprar mariscos:Los caparazones de los mariscos, como las ostras o las almejas, deben estar enteros, es decir, sin grietas. Si te encuentras con un caparazón quebrado, no compres ese marisco.Para comprobar la frescura de los mejillones, ostras y almejas hay un truco muy sencillo. Golpea suavemente el caparazón. Si este se cierra, esto significa que el marisco aún está vivo, en caso contrario, mejor no lo compres.Los cangrejos y las langostas deben comprarse vivos, ya que se echan a perder muy rápidamente. Así que cuando los vayas a comprar asegúrate de que las patas se mueven, el caparazón está firme y la cola se encuentra recogida (no extendida).¿Cuántos días duran los mariscos refrigerados?Es muy importante que prestes atención a la manera en que guardas los mariscos. A diferencia de la carne de res que puede estar en el refrigerador sin problemas por varios días, los mariscos tienen una caducidad mucho menor. Recuerda que el consumir mariscos pasados o en mal estado puede provocar alguna infección o problema de salud, así que mejor ahórrate esos inconvenientes almacenando los mariscos de acuerdo con estas indicaciones.Los camarones, ostiones, langosta y calamares frescos solo pueden refrigerarse dos días (no más). En el congelador tienen un mayor tiempo de caducidad, ya que aguantan entre tres y seis meses.En el caso de los mariscos cocidos, si se cocina el mismo día que se consume, pueden refrigerarse hasta tres días. Si no preparaste tú la comida, checa directamente con el fabricante las indicaciones de consumo para saber cuánto tiempo más puede almacenarse el platillo en el refrigerador.De cualquier manera, es muy importante que antes de consumir mariscos (cocidos o frescos) que han estado refrigerados o congelados, revises su estado general. El olor de estos nunca debe ser agrio o parecido al amoniaco.Aunque no son mariscos, los pescados también deben almacenarse con cuidado para evitar que se descompongan. La recomendación es que los pescados (magros y grasos) pueden estar en el refrigerador como máximo dos días, y en el congelador desde seis hasta ocho meses.Recuerda revisar periódicamente la temperatura de tu refrigerador, la cual debe estar en 4° C, y la del congelador en -18° C.¿Te encantan los mariscos? Entonces no puedes perderte estas recetas fáciles: Tostadas de pulpo adobadoAros de Calamar en caldo de mostaza picositaEsquites de camarón y chile guajillo
Una parte importante del éxito en la cocina se debe a los utensilios con los que contamos. Puedes conocer exactamente los pasos a seguir y dominar la técnica para preparar unos deliciosos hot cakes o el mejor platillo gourmet que te puedas imaginar, pero si tus sartenes ya no sirven, invariablemente terminarás con un desastre pegado y quemado. Para que todas tus recetas te quedan perfectas, es importante que cuides tus herramientas. Por eso en esta ocasión te compartimos algunos tips para que puedas mantener en buen estado los sartenes por más tiempo. Usa los utensilios adecuados.Un detalle que debes evitar a toda costa es el uso de pinzas, palas o cucharas de metal cuando estás cocinando con un sartén antiadherente. La razón es muy sencilla: este tipo de material puede tallar la superficie antiadherente haciendo que ya no sirva tu sartén. Otra cosa que tampoco debes hacer es cortar los ingredientes que estés cocinando directamente en el sartén. Los cuchillos son de los peores enemigos de los sartenes antiadherentes.Guarda bien tus sartenes.Una costumbre que puede prolongar o reducir la vida útil de tus sartenes es la manera en la que los guardas. Si sueles apilarlos uno dentro de otro, esto puede hacer que se raspen afectando su desempeño. Recuerda que por más pequeña que sea la raspadura en un sartén, esta irá creciendo poco a poco, haciendo que deje de servir tarde o temprano. Para evitar esto, lo mejor es que coloques los sartenes uno contra otro (fondo con fondo) y si tienes que apilarlos, pon una toalla o pieza de tela entre cada uno para que no se tallen.Vigila la temperatura. No dejes que te gane la impaciencia y controla la temperatura de tu estufa. Cuando pones el sartén a fuego muy alto este puede dañar la superficie antiadherente, haciendo que se reduzca su vida útil. De igual manera, nunca sometas el sartén a cambios de temperatura drásticos. Por ejemplo, es una pésima idea meter el sartén en agua fría justo después de terminar de cocinar. Esto, tarde o temprano, terminará dañando el sartén, sin importar su calidad.Lava suavemente los sartenes.Esto es algo básico: nunca debes lavar los sartenes con estropajos de metal ni con detergentes muy abrasivos. Aunque pueda parecer cómodo, tampoco debes meterlos al lavavajillas, precisamente porque los jabones que se usan en estas máquinas suelen ser más fuertes que los lavatrastes comunes. Para mantener en buen estado tus sartenes lávalos con agua tibia, un poco de detergente y talla suavemente con una esponja. Si tiene comida pegada, deja el sartén remojando con agua tibia y un poco de bicarbonato.¿Conoces algún otro tip para mantener en buen estado los sartenes? Compártelo en los comentarios de esta publicación.
¿Te has fijado que de repente todo mundo está tomando jugo de apio? Después de ser un ingrediente casi exclusivo de las ensaladas y ciertas recetas, el apio se ha convertido en uno de los alimentos favoritos para convertirse en bebida. Si aún no te sumas a esta saludable moda, aquí descubrirás por qué tienes que comenzar a tomar jugo de apio ya. El apio posee poderosas características antioxidantes. Esto significa que su consumo puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.Este vegetal aporta muchos nutrientes, entre ellos minerales como potasio, manganeso, calcio, magnesio, así como vitaminas K, C y B6. Incluir apio de manera regular en la alimentación garantiza la ingesta de componentes esenciales para el funcionamiento correcto de nuestro organismo. Consumir apio en forma de bebida es mucho más práctico, ya que te permite disfrutar los beneficios de este fabuloso vegetal mientras tomas un vaso por la mañana.El jugo de apio puede ayudar a alcalinizar los intestinos. El sodio presente en este vegetal promueve la eliminación de toxinas en el cuerpo, incluyendo los intestinos. Por esta razón, beber todos los días jugo de apio puede curar y regenerar el revestimiento del estómago.Aunque aún no se investiga a profundidad esta propiedad, se cree que el extracto de la semilla de apio puede influir en los niveles de glucosa e insulina, lo cual podría ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes.Se ha comprobado que el extracto obtenido a partir de las hojas de apio tiene la capacidad de reducir la presión sanguínea, así como los triglicéridos y el colesterol malo.El apio tiene altos niveles en calcio y vitamina K. Estos nutrientes son los encargados de regenerar y fortalecer los huesos, así que tomar jugo de apio también puede beneficiar la salud del sistema óseo. La tendencia hacia el jugo de apio está relacionada con dos necesidades básicas hoy en día: practicidad y buena alimentación. Muchas personas han experimentado los beneficios de consumir apio regularmente, y al hacerlo en forma de bebida pueden disfrutar sus propiedades de una manera rápida y fácil.Beber jugo de apio es más sencillo que comer una ensalada o preparar un platillo con este. Solo recuerda que, al consumir el vegetal de esta manera, estás eliminando la fibra presente en el apio. Para aprovechar todos sus beneficios puedes alternar su consumo en forma de bebida con la ingesta de apio en su forma natural. Recomendaciones para tomar jugo de apio:Trata de no eliminar la fibra del apio. Aunque seguramente la textura de la bebida sea más espesa, al incluir todas las partes del apio te aseguras de aprovechartodos sus beneficios.Un vaso de más o menos medio litro es suficiente para comenzar a experimentar las propiedades benéficas del apio. Lo mejor es tomar el jugo de apio muy temprano por la mañana antes de comer tu desayuno. Si no puedes hacerlo, espera aproximadamente media hora después de consumir alimentos para beber el jugo. Siempre es mucho mejor tomar jugo de apio fresco. Si lo haces con anticipación y lo almacenas en el refrigerador, procura que no pase más de 24 horas antes de que lo ingieras.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD