Cinco cosas que no sabías sobre Pascua
Pascua

Cinco cosas que no sabías sobre Pascua

Por Kiwilimón - March 2014
En México todos conocemos los rituales de pascua y las prohibiciones que se imponen en cuanto a la comida pero en algunos otros lugares su tradición es muy distinta a la nuestra.

FreeDigitalPhotos.net

 

Aquí van 5 cosas que no sabías sobre el tiempo de Pascua.

1.

En Suecia y algunas partes de Finlandia se lleva a cabo una tradición llamada “las brujas de pascua” en el sábado antes de la fecha indicada. Se trata de un mini Halloween en donde las niñas se visten de brujas y piden dulces. Esto se debe a que había una creencia popular de que había brujas que confabulaban entre ellas en tiempos de Pascua para después ser alejadas por las fogatas prendidas por los aldeanos. Hasta la fecha se prenden fuegos esa noche que acompañan a las pequeñas brujas.

2.

En Etiopía dejan de comer carne y lácteos por tres semanas para culminar con una ceremonia que termina, usualmente, a las tres de la madrugada. En ese momento rompen el ayuno y celebran con una gran cena.

3.

En Nueva York, cada día de Pascua, hay desfiles donde la gente sale con ropa nueva a caminar por las calles. Esto se debe a la herencia de una creencia que dicta que comprar y usar ropa nueva en Pascua traerá suerte para el resto del año.

4.

Todos conocemos la tradición de buscar huevos escondidos en Pascua. Resulta que en 1885 un gobernante ruso quiso darle un regalo de aniversario en pascua a su esposa por lo que decidió ir con un joyero y crear un huevo de oro que se abre para revelar una yema dorada que contiene una gallina con ojos de rubí.

5.

En algunos pueblos de Grecia Pascua no sólo es un momento de penitencia y reflexión sino que una época un poco violenta. En ese país se acostumbra crear muñecos de madera que se asemejen a Judas, el apóstol que traicionó a Jesús, y quemarlo en frente de miles de personas.    

Recetas de Pascua

 

 Cake Pops para Pascua

 Pastel de Almendras de Pascua

   

"¿Sabías estos datos sobre Pascua?"

     
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todos tenemos en nuestra cocina un tupper que quedó teñido de rojo por el chile rojo de un asado que guardamos ahí. Y aunque no se ve bonito, lo de menos es el aspecto de un refractario. El problema es cuando los utensilios de la cocina guardan olores de la comida. Si ya tienes varios platos o contenedores que huelen feo, aquí te decimos cómo quitar malos olores de vasos, platos, tuppers y todo aquel utensilio de cocina.RemojoCuando cocinas con cebolla, ajo o algún otro ingrediente de olor fuerte, lo mejor que puedes hacer es dejar el plato en cuestión de remojo. Llena un balde con agua y detergente para trastes y sumerge el utensilio que huela mal. Si no está muy impregnado, un par de minutos será suficiente para quitar el olor.Limón y salCuando los olores son un poco más difíciles, puedes usar la combinación de limón y sal. Frota el refractario con la mitad de un limón y sal. El jugo de limón neutraliza los olores, mientras que la sal ayuda a extraer cualquier resto de comida que pueda estar provocando el mal olor. Solo ten cuidado con los materiales en los que aplicas esta técnica, ya que pueden rallarse los utensilios.Vinagre y bicarbonatoOtra opción que también funciona muy bien para quitar los malos olores es mezclar vinagre con bicarbonato de sodio. En un recipiente grande pon suficiente agua (de preferencia tibia o caliente) y agrega el vinagre con el bicarbonato. Sumerge los utensilios y déjalos reposar por lo menos media hora. Después lávalos como acostumbras hacerlo.CloroEsta alternativa es efectiva, pero requiere mucho cuidado. Te sugerimos usar cloro con tu jabón cuando los trastes estuvieron en contacto con alimentos crudos, como puede ser carne de pollo, mariscos o cerdo. Ten cuidado de usar solo unas gotitas porque puede ser peligroso. Enjuaga muy bien los utensilios.Pon en práctica estos tips y cuéntanos cuáles te funcionan mejor.Estas recetas te pueden interesar:Tortitas de salmón a la mexicana con salsa de aguacateSalteado de carne con brócoliHuevos a la cazuela con poblanoTilapia a la veracruzana
Para llevar una dieta saludable no tienes que hacer tantos sacrificios. De hecho, con que hagas algunos ajustes en tus recetas puedes convertir prácticamente cualquier platillo en una versión mucho más light. Aquí te contamos qué sustitutos puedes usar para hacer tus recetas más saludables. Yogurt griego. Cada vez que agregas crema ácida a alguno de tus platillos favoritos le estás sumando calorías extra. En lugar de usar este ingrediente, añade yoghurt griego. Además de que tiene solo una fracción de las grasas y las calorías de la crema, te aportará muchas proteínas. Aguacate. El aguacate es una fruta rica en grasas buenas. Su textura suave y cremosa, así como su consistencia grasosa hacen que sea un buen ingrediente para preparar postres. Sustituye la mantequilla o el aceite en tus recetas de pasteles para obtener un resultado con el mismo sabor, pero más ligero.Puré de manzana. El puré de manzana sin endulzar es excelente para preparar platillos dulces. Cada vez que  tengas que agregar una taza de azúcar en tus recetas, sustitúyela por una de puré de manzana. Así te estarás ahorrando más de 600 calorías por cada taza que uses. Recuerda disminuir un poco la cantidad de líquidos si usas puré de manzana. Chía. Una manera muy sencilla de bajarle al colesterol en tu alimentación, es disminuir el consumo de huevo, pero ¿cómo puedes hacerlo cuando quieres preparar recetas que incluyen este ingrediente? Usa una cucharada de chía hidratada en cuatro cucharadas de agua o leche por cada huevo que indique la preparación.Harinas. Para sustituir la harina de trigo tienes muchas opciones. Puedes elegir pulverizar algunas y usarlas como harina. También puedes optar por la harina de garbanzos, la harina de arroz o la harina de coco. Todo depende del tipo de receta que quieras preparar.Ahora que ya sabes cómo puedes sustituir algunos ingredientes para hacer tus recetas menos calóricas, ¿qué estás esperando para convertir tu pastel de chocolate  favorito en una delicia saludable?
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
Cómo bajar de peso, es el dilema al que muchas personas se enfrentan día a día. Y es que mantener la línea o conservar un peso ideal puede convertirse en un problema, sobre todo si no tenemos el tiempo para preparar platillos más saludables. Precisamente por esto cada año surgen dietas que cualquier persona puede adaptar a su ritmo de vida y con esto, adoptar mejores hábitos alimenticios. Estas son algunas de las tendencias de dietas más populares en el mundo:Dieta Keto. La efectividad de la dieta keto está basada en la cetosis, que es el momento en el que el cuerpo usa la grasa almacenada como combustible. Para lograr esto es necesario comer alimentos altos en grasas y bajos en calorías. Si bien esta dieta es muy efectiva, no se recomienda seguirla por mucho tiempo o en personas que padecen ciertas enfermedades. Dieta Dash. La dieta Dash es ideal para combatir la presión arterial alta y fue la número uno en 2018 en Estados Unidos. En la dieta se consumen principalmente cereales y alimentos con mucha proteína como carnes magras, frutos secos, legumbres, etc. y se evitan todas las grasas saturadas: todos los lácteos enteros, carnes con mucha grasa, huevo, mantequilla, etc.Dieta Mediterránea. Esta dieta es muy parecida a la dieta Dash, que es usada para prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc. Aquí lo ideal es consumir solo productos de origen natural y evitar grasas o carne roja. Lo importante en esta dieta es tomar entre 1.5 y 2 litros de agua y llevar una alimentación balanceada.Dieta Vegana. La dieta más famosa en la que están prohibidos todos los productos de origen animal. A diferencia de otros regímenes alimenticios que buscan exclusivamente bajar de peso o mejorar la salud, la dieta vegana tienes más motivaciones que solo adelgazar. Por ejemplo: cuestiones morales con los animales o el medio ambiente.TE PUEDE INTERESAR: 400 MENÚS PARA VEGANOSDieta Flexiteriana. Esta es un tipo de dieta vegetariana, pero como su nombre lo dice que es más flexible. Su objetivo es reducir en lo posible todos los productos de origen animal. Puedes comer frutas, verduras, y granos en grandes cantidades, pero debes evitar los productos de origen animal a menos que sea necesario.No olvides que el resultado de las dietas depende de qué tan disciplinado seas con ellas. Ninguna dará resultado sino la sigues al pie de la letra.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD