Pastel Red Velvet Navidad
Ideas para Fiestas

Pastel Red Velvet Navidad

Por Kiwilimón - Noviembre 2011
Compartido por nuestra chef: Karla Campos Quintero, este rico pastel Red Velvet tiene una masa que contiene vanilla y chocolate y colorante rojo lo cual hace que lusca tanto. Esta versión esta decorada para navidad pero la receta puede ser utilizada para todas ocasiones. El betún es de queso crema.

Ingredientes

  • 2 1/2 Tazas de Harina
  • 2 Tazas de Azúcar
  • 1 Cucharadita de Polvo para hornear
  • 1/2 Cucharadita de Sal
  • 1/2 Taza de Cocoa en polvo
  • 2 Barras de Mantequilla (1 taza)
  • 1/2 Taza de Leche
  • 4 huevos
  • 30 Ml de Colorante artificial (rojo)
  • 1 Taza de Crema agria (sour cream)
  • 2 Cucharadas de Esencia de vainilla
  • PARA EL BETUN DE QUESO CREMA
  • 1 Barra de Queso crema
  • 1/4 Taza de Mantequilla (1 barra)
  • 2 Cucharadas de Crema agria (sour cream)
  • 2 Cucharadas de Esencia de vainilla
  • 450 Gramos de Azúcar glass
  • PARA DECORAR EL PASTEL
  • Dulces navideños de menta
  • Chispitas verdes de azúcar
  • Chocolate semi-amargo derretido a baño maría

Modo de preparacion

  1. Pre caliente el horno a 180 grados centígrados. Prepare un molde para hornear pasteles circular engrasándolo con espray vegetal.
  2. En un recipiente hondo mezcle el harina, el azúcar, el polvo para hornear, la sal y la cocoa.
  3. En otro recipiente hondo bata la mantequilla, la leche, los huevos, el colorante rojo, la vainilla y la crema agria.
  4. Agregue la mezcla de harina a la mezcla húmeda y bata los ingredientes hasta obtener una mezcla lisa.
  5. Vierta la mezcla en el molde y horneé por 25-30 minutos o hasta que al insertar un palillo este salga limpio. Retire del horno y permita que se enfrie antes de desmoldar.
  6. Mientras se cocina el pastel haga el betún batiendo el queso crema, la mantequilla, la vainilla y el azúcar glass.
  7. Tome el pastel y córtelo con un cuchillo para cortar pan horizontalmente (para tener dos capas).
  8. Coloque una capa de betún sobre la primera base, coloque sobre ella la base superior del pastel y cubra esa también con betún.
  9. Derrita el chocolate semi amargo a baño maría y vierta sobre el pastel para que caiga como en la fotografía.
Tips Puede hacer tambien "cupcakes" virtiendo la masa en moldes para cupcakes y horneando por 20 minutos en vez que 25-30. Presentación Con las chispas o el betún verde decore el pastel haciendo la forma de un arbol navideño. Espolvoreé con los dulces de menta y sirva. Recetas similares
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En Perú, como en muchos otros lugares, la comida para la cena de Navidad es un banquete que incluye un pavo, pero también tenemos su lechón, su arroz navideño o arroz a la jardinera.Una búsqueda rápida en tu explorador de confianza te dejará saber que el pavo relleno al horno es el platillo que más se prepara en el país para cenar, pero en cada región del país se acompaña con diferentes ensaladas y guarniciones.Así, entre los 5 platillos navideños más comunes en las mesas de los peruanos encontramos:Pavo relleno. El pavo relleno y horneado al estilo peruano va macerado en jugo de naranja con un poco de chile seco en polvo y relleno de carne molida.Lechón al horno. Este platillo es más propio de Perú y va acompañado de moraya, que es papa deshidratada y después dejada en remojo para consumirse, además de tamales y pan. La pierna de lechón va macerada en ajo, cebolla, diversos chiles, vinagre y mostaza antes de llevarse al horno.Puré de manzana y de camote. El puré de manzana suele hacerse con manzanas verdes, por su sabor ácido y se cocinan con agua, azúcar, canela y mantequilla, para después formar el puré, mientras que el de camote va con azúcar rubia, jugo de naranja, canela, mantequilla y nuez moscada.Arroz navideño. También conocido como arroz árabe, esta guarnición se prepara con fideos finos o cabello de ángel, tocino, pasas, nueces, y algunos lo preparan con gaseosa negra, es decir, refresco de cola, pero también se prepara salado.Ensalada navideña. En Perú, esta ensalada se prepara una con lechuga de bola, también conocida como col blanca o repollo, manzanas, zanahorias, piña en almíbar, uvas, nueces, almendras y yogurt.Leyendo un poco más sobre la comida navideña en Perú, encontramos que en el sitio Matador Network hicieron el ejercicio de proponer una cena con platillos más típicos del país, basados en las costumbres gastronómicas de la costa, la sierra y la selva, y con la ayuda de la cocinera María Zúñiga. Así, ellos proponen que en la cena aparezcan tamales criollos de maíz pelado, achiote y ají colorado rellenos de carne de chancho (o sea, de cerdo), o de pollo, con un pan dulce de chancay o de postre, un budín de pan clásico, y de bebida, un ponche de leche con huevo, para Lima.Para la costa, sugieren el cambio del pavo por el pato, en la costa sur, las fuentes de rocoto relleno y el pastel de papa, y de bebida, el guiñapo para el brindis. Para la sierra, señalan que lo tradicional debería ser el caldo de gallina con papas y fideos, y los tamales o humitas de cada departamento.Finalmente, para la selva mencionan los juanes, un platillo parecido a los tamales de arroz, con relleno de gallina, además de su carne ahumada de cecina y las bolas de tacacho.¿Conocías estos platillos? ¿Cuál crees que debería ser la cena en tu país si se usara comida más regional?
Que me perdonen los oaxaqueños y los yucatecos pero la CDMX es el caldero de la comida popular del país. Nadie puede negar que los chilaquiles, las quesadillas con y sin queso, los tlacoyos y las tortas tienen su templo sagrado en Chilangolandia. Y aún así, a diferencia de otros estados con comida típica de alta estima, la capital no brilla por su cocina regional tanto como por la popular. O si no, ¿cuántas veces se han cruzado con unas míticas enchiladas defeñas, un tradicional mole tepitense o un adobo cuauhtemense? De ahí que el caldo tlalpeño sea de esos estandartes a los cuales haya que aferrarse como niño héroe. El caldo tlalpeño –de Tlalpan– es insignia estatal. En ese entonces, cuando se originó el caldo, Tlalpan no era parte del DF; formaba parte de los pueblos aledaños que orbitaban la gran capital como planetas heliocéntricos. Los fines de semana era común visitar aquellos rumbos para echarse una o dos copitas en una cantina o, si ya se venía de la fiesta y lo que se quería era salir de ella, había de todo para curarla. Una de las teorías del origen de este caldo tiene como nombre propio a Doña Pachita. Ella tenía su puesto de comida junto al tranvía que llegaba hasta el poblado. De entre los platillos que vendía para los usuarios del tren, ninguno como su caldo. Cucharada a cucharada el caldo de Tlalpan se fue haciendo famoso por su sabor y por sus efectos revigorizantes. El resto es historia. Esa infusión picosita y abundante resulta mejor que cualquier entramado de electrolitos: es un elixir para recuperar las fuerzas del alma y las del cuerpo deshidratado. De recetas de caldos tlalpeños no paramos. Ya saben: todo mundo le mete su cuchara y sus reglas. Titita, la queridísima chef detrás del restaurante El Bajío, recomienda prepararlo sin atajos para que quede mejor: “Hay que hacerlo todo el tiempo con el pollo, abundante agua, buenas verduras y mucha paciencia”. Zahie Téllez, la chef experta en los platos de cuchara mexicanos, revela que “el secreto es licuarle las hojas de hierbabuena y de cilantro una vez que rompe el hervor para aportarle una nota herbal al caldo”. Para Pepe Salinas, el chef a cargo del Balcón del Zócalo, “el caldo debe quedar con una claridad súper rica, potente en sabor y en picante, pero siempre claro. Para lograrlo hay que hidratar bien los chiles en vinagre y pasarlos por un ligero tostado”. Él los muele con suficiente agua; fríe en manteca esa base de chiles con especias, ajo y cebolla y los retira de la lumbre hasta que haga ojitos la grasa. Al final lo cuela todo. Al lado de él mi consejo carece de gran ciencia. Me gusta saltear la verdura cortada en trozos medianos en suficiente mantequilla infusionada con laurel –o ghee–. Sólo hasta que el pollo está casi listo las incorporo al caldo. Esto hace que las verduras no se sobrecuezan, se vean bonitas en el emplatado y conserven todas sus propiedades. Si les quedaron dudas, la chef Zahie Téllez nos comparte su receta de caldo tlalpeño. No sé ustedes, pero estos días de suéteres tejidos y calcetines de lana se antoja atravesarlos con un tazón de barro en la mano. Caldo Tlalpeño de Zahie2 pechugas de pollo cocidas y deshebradas1½ litros de caldo de pollo en el que se cocieron las pechugas1 taza de garbanzos cocidos250 g de zanahorias en cubos pequeños y cocidos½ cebolla picada para freír ½ cebolla picada para servir encima del caldo350 g de jitomate asado2 dientes de ajoAceite para freír1 rama de epazote¼ de taza de hojas de cilantro¼ de taza de hojas de hierbabuena2 chiles chipotles adobadosaguacate al gustoSal y pimientaEn una olla calienta un poquito del aceite e incorpora el ajo, la cebolla y el jitomate. Déjalo ahí unos 5 minutos. Cuando queden sofritos, licúalos con un poco del caldo y reserva. El caldo restante agrégalo a una olla y calienta a fuego medio. Una vez que rompa el hervor, agrega la rama de epazote. Toma un poquito de este caldo y licúa en él la hierbabuena y el cilantro y vuelve a agregarlo al caldo. Incorpora los garbanzos cocidos para que se empiecen a sazonar, y también los chiles chipotles. Incorpora las verduras ya cocidas, sólo unos minutos, para tomen el saborcito del chile. Para servir agrega el pollo deshebrado, la cebollita picada y el aguacate al gusto –que siempre nos gusta mucho–.
El caldo de camarón es una entrada común en muchas mesas mexicanas en las fiestas decembrinas, con su sabor picoso y su calor, es perfecto para este tipo de celebraciones o para cualquier día especial.Pero el caldo de camarón no es la única receta con este marisco que es un gran platillo para celebrar en familia. Los carídeos, gambas o esquilas van muy bien con pastas, por ejemplo, que también son platos muy fáciles de preparar y combinar con las cenas decembrinas. A continuación, te dejamos algunas ideas de recetas navideñas con este marisco.Pasta con camarones al ajilloLa pasta farfalle es la que comúnmente conocemos como moñitos, así que esta receta queda espectacular para la cena de Navidad, además de que es fácil, práctica y sobre todo, rendidora. Esta pasta tiene ese toque gourmet especial para la ocasión.Paella de marisco y carneAsí como el bacalao, la paella es una receta española que bien puede maridarse con tu cena navideña, pues el arroz rendirá mucho, tiene ingredientes sencillos y fáciles de conseguir y lleva carne, camarones y almejas.Empanadas de camarónOtra opción de entrada con camarones además del caldo son unas deliciosas empanadas, fritas y servidas con mayonesa, salsa cátsup, salsa picante, aguacate y limón. Además de empanadas de camarón, puedes aprovechar la masa con otros rellenos y así tener mucha variedad en el primer tiempo de la cena.Ensalada verde con camaronesOtra opción más ligera con camarones es esta ensalada baja en calorías y baja en carbohidratos, que no sólo funciona bien como entrada, sino también como guarnición para tu cena. Lleva lechuga, espinacas y arúgula, así que además es muy nutritiva.Camarones en salsa de mango y chipotleSi pensabas que ya habías probado todas las recetas con camarón, entonces tienes que probar esta, en la que los camarones van glaseados con una salsa cremosa y tienen un sabor único. Esta es una de las recetas fáciles de camarones que podrás preparar en tan sólo ¡20 minutos! ¿Te imaginas tener uno de lo platillos de la cena Navideña en tan poco tiempo?Como entradas, platos fuertes o guarniciones, estas recetas con camarones son una opción diferente para esta Navidad, si eres de los que comen caldo de camarón en estas fechas.
La temporada de toronja inicia en noviembre y es por eso que hoy, más que nunca, debes aprovechar para consumirla y poder disfrutar de sus múltiples propiedades. Cuando conozcas todos los beneficios de la toronja, comprenderás porqué es el mejor cítrico de la temporada. ¿Listo? La toronja reforzaría tu sistema inmunológico La toronja tiene grandes propiedades como estar repleta de vitaminas y minerales, tal como vitamina A, B, hierro, zinc y cobre, los cuales reforzarían el sistema inmunológico, reduciendo así el riesgo de contraer enfermedades infecciosas, tal como indican investigaciones publicadas en Nature Reviews. Toronja para bajar de peso La toronja posee un alto porcentaje de agua y fibra, lo que ayuda a generar un proceso metabólico que transforma las grasas del organismo en energía. Eso, junto a su flavonoide conocido como naringina, ayuda a mejorar las funciones del metabolismo, según información de la Revista Española de Cardiología. La toronja ayudaría a combatir la gripe De acuerdo a estudios publicados por Medicinal Chemistry, la toronja tiene altos contenidos de vitamina C, lo que ayudaría a proteger tus células contra bacterias y virus, además de protegerte contra la gripe, resfriados y tos. Toronja para mejorar la digestión Gracias a su aporte en ácido málico, la toronja es un excelente remedio para mejorar los procesos digestivos, sin mencionar que también ayudaría en la correcta eliminación de orina. ¿Cómo consumir toronja? Lo mejor de la toronja es que al ser una fruta tan versátil, la puedes consumir en gajos, entera, en ensaladas, en smoothies y en jugos naturales. Recuerda que consumir toronja en exceso puede traer consecuencias nocivas para la salud, así que no olvides consultar a un experto para saber cómo es la mejor forma de consumir para darle los mejores beneficios de la toronja a tu cuerpo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116