Pastel Red Velvet Navidad
Ideas para Fiestas

Pastel Red Velvet Navidad

Por Kiwilimón - Noviembre 2011
Compartido por nuestra chef: Karla Campos Quintero, este rico pastel Red Velvet tiene una masa que contiene vanilla y chocolate y colorante rojo lo cual hace que lusca tanto. Esta versión esta decorada para navidad pero la receta puede ser utilizada para todas ocasiones. El betún es de queso crema.

Ingredientes

  • 2 1/2 Tazas de Harina
  • 2 Tazas de Azúcar
  • 1 Cucharadita de Polvo para hornear
  • 1/2 Cucharadita de Sal
  • 1/2 Taza de Cocoa en polvo
  • 2 Barras de Mantequilla (1 taza)
  • 1/2 Taza de Leche
  • 4 huevos
  • 30 Ml de Colorante artificial (rojo)
  • 1 Taza de Crema agria (sour cream)
  • 2 Cucharadas de Esencia de vainilla
  • PARA EL BETUN DE QUESO CREMA
  • 1 Barra de Queso crema
  • 1/4 Taza de Mantequilla (1 barra)
  • 2 Cucharadas de Crema agria (sour cream)
  • 2 Cucharadas de Esencia de vainilla
  • 450 Gramos de Azúcar glass
  • PARA DECORAR EL PASTEL
  • Dulces navideños de menta
  • Chispitas verdes de azúcar
  • Chocolate semi-amargo derretido a baño maría

Modo de preparacion

  1. Pre caliente el horno a 180 grados centígrados. Prepare un molde para hornear pasteles circular engrasándolo con espray vegetal.
  2. En un recipiente hondo mezcle el harina, el azúcar, el polvo para hornear, la sal y la cocoa.
  3. En otro recipiente hondo bata la mantequilla, la leche, los huevos, el colorante rojo, la vainilla y la crema agria.
  4. Agregue la mezcla de harina a la mezcla húmeda y bata los ingredientes hasta obtener una mezcla lisa.
  5. Vierta la mezcla en el molde y horneé por 25-30 minutos o hasta que al insertar un palillo este salga limpio. Retire del horno y permita que se enfrie antes de desmoldar.
  6. Mientras se cocina el pastel haga el betún batiendo el queso crema, la mantequilla, la vainilla y el azúcar glass.
  7. Tome el pastel y córtelo con un cuchillo para cortar pan horizontalmente (para tener dos capas).
  8. Coloque una capa de betún sobre la primera base, coloque sobre ella la base superior del pastel y cubra esa también con betún.
  9. Derrita el chocolate semi amargo a baño maría y vierta sobre el pastel para que caiga como en la fotografía.
Tips Puede hacer tambien "cupcakes" virtiendo la masa en moldes para cupcakes y horneando por 20 minutos en vez que 25-30. Presentación Con las chispas o el betún verde decore el pastel haciendo la forma de un arbol navideño. Espolvoreé con los dulces de menta y sirva. Recetas similares
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Pese a que las opiniones están un poco divididas cuando se habla del delicioso sabor, beneficios y por qué es bueno cocinar con margarina, nosotros te contamos algunas propiedades importantes para que sepas cómo incluirla en tu dieta de manera óptima como fuente de grasas saludables.La margarina está hecha de aceites vegetales, por lo que contiene grasas insaturadas conocidas como “grasas buenas”. Estos tipos de grasas ayudan a reducir el consumo de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), o colesterol “malo”, cuando las usas como reemplazo de aquellas que sí los incluyen.Chuletas de Cerdo en Salsa PoblanaAsí que, si no tenías claro por qué es bueno cocinar con margarina, te dejamos esto 5 puntos clave para disfrutar de ella sin temor.1. Bajo contenido de grasas trans Aunque algunos alimentos pueden tener grasas trans de forma natural, lo recomendado es restringir el consumo a 1%, pues la ingesta excesiva de éstas puede causar daños en el organismo a largo plazo. Marcas como Primavera® están libres de estas grasas.2. Hecha a base de aceites vegetalesLos aceites vegetales tienen vitaminas A y D, las cuales suelen aportar beneficios a tu piel, por ejemplo, la vitamina A que ayuda a regenerarla y a que luzca saludable.3. Libre de colesterolEl colesterol es un tipo de grasa que se encuentra en alimentos de origen animal y el colesterol LDL, o ‘colesterol malo’, está relacionado a mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. 4. Contiene grasas ‘buenas’Entre las “grasas buenas” hay grasas poliinsaturadas (PUFA), que incluyen grasas esenciales. Se llaman así porque el cuerpo las necesita para funcionar correctamente, pero no pueden producirlas a partir de otros nutrimentos. Por esta razón, tenemos que comerlas como parte de una dieta saludable. Las grasas “buenas” se encuentran típicamente en los aceites vegetales y en los productos hechos de estos, como los líquidos y los productos para untar como las margarinas, también se pueden encontrar en frutos secos, semillas y pescados grasos.5. Brinda gran sabor y textura a tus platillosLa margarina combina perfecto con cualquier tipo de alimentos, por ejemplo, con una chuleta de cerdo, con pollo, con pasta, con carne de res, y a todos les brinda mucho sabor y textura. Pastel de 3 leches de zanahoria en refractarioEl punto clave más importante para disfrutar de la margarina es incluirla en tu dieta de manera balanceada, para que haya un equilibro entre los nutrimentos que dan energía. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la proporción ideal de grasas dentro de tu dieta es de 20 a 30 por ciento.Para inspirarte, aquí tienes algunas recetas que quedan perfectas con margarina:Coditos en salsa de aguacateHuevos rancheros con nopal
Durante la niñez, la nutrición es parte fundamental para la salud y el desarrollo de las habilidades y capacidades motrices y mentales de las personas. Si nuestros hijos tienen la alimentación adecuada, pueden evitar enfermedades como el sobrepeso, caries, anemia y hasta algunas más severas, como diabetes infantil y hasta cáncer. Pero ¿cuál es la clave de una alimentación sana? Todo se trata del balance entre cantidad y la calidad de los alimentos. Es muy importante que los niños coman de todo, pero de manera moderada y equilibrada, y que se le dé prioridad a los alimentos más naturales y sanos, como verduras y frutas, además de que se eviten los azúcares y los alimentos procesados. El Plato del Bien Comer Una buena forma de asegurarnos de que los niños ¬¬(e incluso nosotros mismos) coman correctamente es el Plato del Bien Comer, una iniciativa de la Secretaría de Salud para ayudarte a entender cómo debe ser una correcta alimentación.¿Cómo funciona el plato del bien comer?El plato del bien comer representa los tres grupos de alimentos que debes incluir en tu dieta diaria y se divide de acuerdo con sus características nutrimentales. El verde representa frutas y verduras; el amarillo representa cereales y tubérculos, y el rojo, leguminosas y alimentos de origen animal.En la zona verde podemos agrupar alimentos que se deben consumir en mayor porción, ya que son nutritivos y tienen muchos beneficios para el bienestar. En este grupo se encuentran las frutas y verduras que tienen vitaminas, minerales y fibras. Se deben consumir unas 5 piezas diarias de frutas y verduras para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.Los alimentos en la zona amarilla son los cereales y tubérculos, los cuales brindan la energía necesaria para poder realizar todas las actividades diarias. Se recomienda que la mayor parte del consumo de este grupo sean cereales integrales para aumentar la ingesta de fibra.Además, se recomienda combinar esta porción del plato con leguminosas, fuente de proteínas indispensables para la formación y reparación de los tejidos.Al final, la zona roja está formada por las carnes, los pescados, los lácteos, los huevos, que proporcionan proteínas de origen animal necesarias, y las leguminosas, a las cuales se recomienda darle preferencia a su consumo.Es importante que los niños coman alimentos de todos los grupos, ya que cada uno aporta algo necesario para el organismo, pero se debe hacer en las cantidades indicadas y combinando correctamente unos grupos con otros. Esta labor de alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, y a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
Una vida saludable no se puede concebir sin actividad física. Hacer ejercicio previene problemas de salud, aumenta la fuerza, nos brinda energía y puede ayudar a reducir el estrés. También puede ayudar a mantener un peso corporal saludable y reducir el apetito.Con tantos beneficios, es difícil pensar en por qué una persona no realizaría ejercicio, pero te asombrará saber que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), menos de la mitad de la población de 18 años en nuestro país, es decir, alrededor del 41.7 por ciento, realiza deporte o ejercicio en su tiempo libre.Ayuda a que más niños puedan tener una alimentación balanceada y se desarrollen adecuadamente. Lee más AQUÍ.En palabras más aterrizadas, seis de cada 10 mexicanos son sedentarios. De acuerdo con los resultados del Módulo de práctica deportiva y ejercicio físico 2018, esta cifra no ha tenido variación desde 2013. ¡Qué preocupante situación!Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países en desarrollo con economías emergentes, como México, el sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera 30 por ciento. ¿Qué podemos hacer al respecto?Además de balancear la comida de nuestros hijos, es muy importante fomentar en ellos el hábito del ejercicio.El ejercicio en los niños favorece su crecimiento, desarrollo cognitivo y emocional. Y en una época donde la tecnología es una parte fundamental de todos, hasta de los más pequeños, erradicar el sedentarismo infantil suena como un reto para los padres.Sin embargo, estos consejos te ayudarán a fomentar el hábito del ejercicio en los niños. Recuerda que no estamos hablando exclusivamente de practicar algún deporte, pues se considera actividad física a cualquier cosa que implique el movimiento corporal, como saltar la cuerda, caminar, bailar o incluso pasear al perro.Una de las cosas más importantes es el ejemplo, si tus hijos ven que tú te ejercitas, lo más probable es que ellos comiencen hacerlo por imitación y poco a poco le agarrarán el gusto por sí mismos, pero ver que es un hábito frecuente en casa, hará que ellos también lo hagan parte de tu vida.Limita las horas que tus hijos pasan frente al celular, la televisión y cualquier otra cosa que implique permanecer estático por mucho tiempo.Procura que las actividades físicas sean divertidas, que no se sienta como obligación.También lo puedes estimular al fomentar que aprenda algo nuevo y a conocer nuevas personas con un deporte o una habilidad.Lo importante es enseñarles que hay todo un mundo de posibilidades más allá de la tele, computadora y celular, con nuestra compañía y motivación, somo nosotros quienes tenemos la obligación de mostrarles esas otras posibilidades y procurar siempre su bienestar.Una alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
Lograr un capeado perfecto es un arte y como en todas las cosas que valen la pena, hay que ponerle un poco de esfuerzo para lograrlo.¿Qué es el capeado?En la cocina mexicana, “capear” se refiere al proceso de cubrir un elemento con claras de huevo batidas, que posteriormente se fríe en aceite hasta que esté ligeramente dorado.Si aún no has probado prepara unos camarones o un chile relleno con esta técnica, o no has logrado esa textura que le dará un delicioso sabor a tus platillos, estos son los mejores tips para un capeado perfecto.BateSepara las claras de dos huevos en un recipiente y comienza a batirlos con un globo, batidora o a mano con un tenedor hasta dejarlas a punto de nieve, que es cuando se espesan hasta que parece espuma blanca y se forman picos consistentes. Una vez que llegue a esta consistencia agrégale unas gotas de limón para evitar que se corte. Las claras deben estar a temperatura ambiente.AgregaTras lograr el punto de nieve o punto de turrón, agrega las dos yemas del huevo y continúa batiendo por algunos minutos, para así complementar la mezcla. Posteriormente, añade una pizca de fécula de maíz para lograr una mezcla resistente. Es muy importante que no dejes de batir mientras añades estos ingredientes. EspolvoreaAntes de capear el alimento debes de revolcarlo sobre un poco de harina. Ya que esté bien cubierto, ahora sí puedes sumergirlo en la mezcla del huevo; déjalo remojando unos 15 segundos y échalo al sartén para freír.AceiteAntes de que introduzcas lo capeado al sartén, debes de asegurarte de que tienes la suficiente cantidad de aceite, pues debe cubrir por completo el alimento, para que se fría adecuadamente. Por otro lado, el aceite debe estar a alta temperatura para lograr una buena fritura y que el capeado no lo absorba tanto.Para terminar, en un plato coloca papel de estraza, servilletas o algún material que te ayude a absorber el aceite extra de tu alimento. Cuando esté completamente seco podrás servirlo y llevarlo a tu mesa para disfrutar de tu estupenda labor. Con estos tips, seguramente triunfarás la próxima vez que sirvas un alimento que necesite capearse. ¿Ya ves que no es tan complicado?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD