Platillos típicos mexicanos
Ideas para Fiestas

Platillos típicos mexicanos

Por Kiwilimón - Septiembre 2012
La cocina mexicana se ha convertido en un legado mundial, destacan muchos expertos de la gastronomía. Y esto se ha dado gracias a la gran variedad de opciones que aporta, mismas que forman una mezcla de culturas, sabores y olores desde hace muchos años. Existen en la gastronomía de México platillos milenarios que en la actualidad se siguen preparando (con sus respectivas variedades) y que se degustan en cualquier tipo de ocasión. En este mes patrio (Septiembre, fecha en la que se festeja la Independencia de México) estos platillos aparecen con mayor frecuencia en las cocinas mexicanas para darle un toque especial al ambiente de los festejos. Aquí, queremos dejar una lista importante de platillos típicos mexicanos que se pueden preparar en casa y degustar con toda la familia, ya sea para estos próximos festejos patrios o en cualquier día del año. (recomendamos que hagas click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Ate de Guayaba con Queso. Dulce típico mexicano de la fruta, comúnmente se come con queso. Arroz a la Mexicana. Un delicioso arroz hervido en salsa de jitomate. Buñuelos. Los buñuelos son un rico y crujiente postre para comer en las fiestas navideñas. Churros con Cajeta. Postre típico español de masa frita con azúcar y canela. Arroz con leche. Postre tipico mexicano. Se sirve con pasitas. Flan. Receta de flan tradicional, en base a huevo y con caramelo arriba. Sopa de Tortilla Mexicana. Tipica sopa mexicana acompanada de cebollita, cilantro y crema. Gelatina con Frutas. Una buena gelatina para toda la familia. Raspados de Fruta. Hielo triturado con un jarabe de frutas. Mole de Olla. El mole de olla es una sopa tradicional mexicana de Oaxaca. La base de la receta es un caldo de res, jitomate y verduras. Disfruta esta sopa en un día de frio. Enchiladas en Salsa Verde. Un delicioso desayuno o platillo principal, tortillas de maiz rellenas de pollo y bañadas en una salsa verde, crema y queso. Chiles en Nogada. Típica comida Mexiana. Chiles poblanos rellenos de una mezcla de carne molida con especies y frutas, bañados con una salsa cremosa de almendras conocida como Nogada. Frijoles de Olla. La tradicional receta de los frijoles de olla mexicanos. Mole Poblano. Esta receta típica de Puebla se dice que fue creada en el siglo XVII y constaba de mas de 100 ingredientes. Hoy en día, existen versiones mas simplificadas pero igual de deliciosas. Sopa de Frijol Negro. El frijol negro es típico de la comida Mexicana, especialmente de la región de Veracruz. Una sopa de frijol es una ideal entrada para empezar una comida. Fideo Seco al Guajillo. Deliciosa receta de sopa de pasta de fideos con jitomate al guajillo. Huevos a la Mexicana. Los huevos a la Mexicana son una deliciosa forma de preparar los huevos revueltos, con jitomate, chile y cebolla.  

Para conocer más recetas de la gastronomía mexicana, haz click aquí.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Mujeres de Colombia, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Panamá, Chile, Argentina, Estados Unidos, Perú y México participan del 14 al 31 de julio en un Encuentro Mundial en el que habrá distintas actividades virtuales en torno a la cerveza, su producción y su venta.Este congreso en línea ha sido organizado por Mujeres Cerveceras en Latinoamérica, quienes celebran su primer aniversario, y es liderado por el colectivo Adelitas, de México, pero con la participación de colectivos en toda América Latina.Todas las actividades se llevarán a cabo a través de redes sociales con lives en Instagram y para el congreso, que está enfocado a los colectivos de la red de cerveceras, habrá un grupo privado de Facebook en el que los sábados 18 y 25 de julio habrá ponencias de mujeres profesionales relacionadas en el rubro cervecero que hablarán sobre, profesionalización, marketing digital, impacto social, economía y finanzas, de manera gratuita para las registradas.Las mujeres en la industria cervecera han estado presentes desde hace mucho y según la estadística, su participación es de 23.8 por ciento; actualmente se han hecho más presentes con su trabajo y se han organizado para estar visibles, abrir espacios y contribuir así con la perspectiva de género en este ramo.En medio de la pandemia por la enfermedad covid-19, algo tan social como compartir unas cervezas se ha vuelto inconcebible, pero las mujeres cerveceras le han dado la vuelta a esto y reconocen que la cerveza como elemento social “cambió su función”.De acuerdo con Jessica Martínez, Head Brewer de Malteza, hacer “un acercamiento con el consumidor a través de los contenidos digitales para mantener el vínculo” es la forma de adecuarse al panorama actual.El contenido digital es primordial para ellas en este momento, pues si antes los vendedores hacían un gran trabajo informando a los consumidores, con los puntos de venta cerrados han tenido que “reforzar esa información con catas, reseñas y contenido digital”.Estas mujeres están haciendo una gran labor, así que si quieres conocer más de ellas o tú misma tienes interés en la producción de cerveza, no te pierdas sus lives en Instagram.
El pescado rebozado o pescaditos es un platillo típico de muchas marisquerías, pero también de muchos lugares deliciosos que encuentras en los mercados. Pero si quieres hacer tu propia versión casera, necesitas saber cómo se reboza el pescado.Acompañado con limón y salsa picante, el pescado rebozado también tiene versiones en otros países, como en Inglaterra, donde el fish and chips es un platillo característico. Pero si tú quieres preparar pescado rebozado para unos tacos o para comerlo con limón, tienes que seguir este paso a paso con los mejores tips de la chef de Kiwilimón para que te quede perfecto.Cómo se reboza el pescadoLo primero que tienes que hacer para rebozar un pescado es mezclar 2 huevos por 1 taza de harina. Esto te asegurará cubrir del todo tus filetes; este es el objetivo principal de rebozar y como resultado obtendrás una capa crujiente por fuera y un pescado jugoso por dentro.Los ingredientes con los que puedes rebozar un pescado pueden variar, pero como base, puede elegir entre los siguientes:Harina de trigoHarina de arrozHarina integralFécula de maízHarina de maízPrácticamente puedes usar cualquier harina para hacer un rebozado, lo único importante es sazonar bien la mezcla que hagas con la harina.Añade unos buenos condimentos sobre la mezcla como ajo en polvo, orégano o paprika y esto hará toda la diferencia de sabor.Luego puedes agregar un líquido, este puede ser agua, agua mineral, cerveza e incluso refresco, esto hará que el rebozado quede más airoso y crujiente. Usa un recipiente amplio y profundo para que sea más fácil cubrir bien tu pescado.Antes de rebozarlo con tu preparación, puedes secar el pescado y luego pasarlo por un poco de harina o maicena, esto hará que el rebozado se adhiera bien a nuestro pescado.Finalmente, lo que fríelo en aceite bien caliente para que el rebozado quede crujiente y bien cocido. Ahora puedes poner en práctica este paso a paso con estas recetas:Filete de pescado rebozadoTacos de pescadoTacos de pescado rebozado con aderezo de cilantro y habanero
La comida mexicana tiene muchísimos platillos variados para el día a día y entre ellos, también puedes preparar muchos de manera sencilla y con recetas cortas que requieren de pocos ingredientes y pocos pasos.Por ejemplo, ¿sabías que recetas como la tinga de pollo o el picadillo tienen de fondo una salsa que se puede hacer con los mismos ingredientes? Se trata de un caldillo de jitomate básico en las recetas de comida mexicana y que una vez que domines su proceso, podrás preparar estos platillos cualquier día de la semana.Este caldillo se prepara simplemente con jitomate, cebolla, ajo, sal y caldo de pollo en algunas ocasiones. Con él puedes hacer comidas completas que incluyen una sopa, una guarnición y un plato fuerte. Este caldillo es la base a la que puedes añadirle chipotle, por ejemplo, para hacer unos fideos secos o una tinga de pollo. Para hacer el caldillo, necesitas licuar 6 jitomates, 1/4 de cebolla y 1 diente de ajo, y listo, añádelo a pollo deshebrado, a carne de res molida o úsalo para bañar unos chiles capeados rellenos.A continuación, te dejamos 5 recetas en las que este caldillo es la base para hacerlas, con algunas recomendaciones para complementarlas.Arroz rojoAunque parece un platillo muy complejo, hacer arroz rojo en realidad es una receta de comida mexicana corta, pues está listo en 40 minutos. Para hacer arroz rojo, prepara el caldillo de jitomate y añade media taza de caldo de pollo o de verduras. Luego fríe el arroz con un poco de aceite, unos 5 minutos bastan. Agrega la preparación de la licuadora y cocina unos minutos hasta que el arroz absorba el recaudo.Agrega 1 taza y media más de caldo y verduras como zanahoria, papa y chícharo (puedes usar congelados). Sazona con sal y cocina a fuego bajo hasta que se consuma el líquido, por alrededor de 25 a 30 minutos.Enchiladas rojas Las enchiladas rojas consisten en tortillas rellenas de pollo, bañadas en una salsita roja. Para hacer esta salsa roja, prepara el caldillo de jitomate pero añádele 3 chiles de árbol y media taza de agua. Cuela la salsa y fríela con un chorrito de aceite, no olvides sazonarla con sal y pimienta. Baña tus enchiladas y listo.TingaLa tinga de pollo es otra comida mexicana corta de hacer, porque consiste en cocer el pollo y cocinarlo con el caldillo, pero para esta receta, sólo tienes que añadir una taza y media de caldo de pollo y un poco de chipotle a tu gusto, si quieres que pique.PicadilloPara hacer picadillo, simplemente cocina la carne molida con un poquito de cebolla fileteada y aceite, hasta que cambie de color. Añade zanahoria y papa en cubitos y prepara el caldillo de jitomate y agrégalo a la carne. Déjalo cocinarse a fuego bajo por 20 minutos o hasta que se reduzca el líquido.Chicharrón de cerdo en salsa rojaEl chicharrón de cerdo guisado con salsa roja se prepara en 30 minutos, porque consiste en hacer el caldillo de jitomate, pero con los ingredientes asados y un toquesito de chile. Es decir, antes de licuarlos, asa el jitomate, la cebolla y el ajo. Puedes agregar chile guajillo o chile morita o ambos (por ejemplo, 4 guajillos y 3 moritas), pero remójalos y quítales semillas y venas antes de licuarlos con el caldillo de jitomate. Fríe la salsa con aceite y luego sólo añade el chicharrón troceado y listo.
“Esos platones tricolores duraron muy poco tiempo: en un abrir y cerrar de ojos, los chiles desaparecieron de las charolas... Qué lejano estaba el día que Tita se había sentido como un chile que se deja por decencia para no demostrar la gula”, escribía Laura Esquivel en Como Agua para Chocolate. Yo amo este libro, pero sinceramente no concibo el tiempo en el que los chiles en nogada se dejaban olvidados en el fondo de un plato. No sé si para ustedes pero para mí, sería pecado capital ignorar las cinco horas que, por ejemplo, le tomaba a mi abuelo Toyo pelar las nueces de Castilla. Un gancho al hígado a las tres horas que a Doña Mago, la ayudante de mi amada abuela, le tomaba asar, desvenar y pelar los chiles. Ni qué pensar de las otras cinco horas que le tomaba a mi abuelita preparar la nogada, picar todos los elementos del picadillo, cocinarlos y rellenar cada chile. La recuerdo sentada, tomando con sus manos una bolita de picadillo y metiéndola, con todo cuidado, en el interior de un chile. “Si lo haces con cuchara te salen flacos”, decía ella, una persona que perdonaba todo, menos mal comer. En total le tomaba trece horas completar el platillo: ¿a alguien le queda duda de lo mucho que valían la pena?El por qué los chiles en nogada son tan importantes en la gastronomía de México tiene un poco que ver con la sobada y no comprobada historia de Agustín de Iturbide, en cuyo honor las monjas agustinas del convento poblano de Santa Mónica crearon el platillo, o al escritor Artemio de Valle Arizpe con su relato sobre las tres novias, los tres soldados y un plato para recibirlos que llevara los colores de la bandera trigarante. Tal vez el recuento de los chiles en nogada y su importancia merezca un viaje anterior. Uno de conquistas y mestizajes conjugados dentro de un platillo barroco en ingredientes, técnicas y sabores: la carne picada y especiada con sus recuerdos moriscos; los chiles, el tomate y el acitrón (procedente de la biznaga, hoy en peligro de extinción), legado del Nuevo Mundo; las nueces de Castilla y el jerez importados desde España; las especias traídas de Oriente. La importancia del chile en nogada también podría llevarlos a las elegantes cenas de Porfirio Díaz, con sus gustos afrancesados y acentos nacionales. Se dice que el oaxaqueño era un adepto al platillo y lo pedía en la celebración de su cumpleaños. Nadie lo culpa. El chile en nogada nunca deja cortos los deseos del alma.Gerardo Vázquez Lugo, amo y señor de Nicos, –el restaurante consagrado de la lista de los World’s 50 Best Restaurants– dice que la importancia del chile en nogada son sus ingredientes y su origen. Cada platillo salido de su cocina en Azcapotzalco es un mapa que traza una línea recta hacia los productos y los productores de Zacatlán, del Valle de Tehuacán o de Calpan en el estado de Puebla. Hasta sus platones de talavera hacen honor a la zona. El chile en nogada para él es un platillo que, además, “no desperdicia, es de temporada y usa todo lo que hay disponible en ese momento en una región: las manzanas panocheras, el chile poblano, la pera, la granada”. Para el chef Gerardo Vázquez Lugo no hay UNA sacrosanta receta, esa a la que le daríamos por nombre “La buena”. Existen, en cambio, un sinfín de posibilidades que se adaptan a los tiempos y a los hallazgos de cada familia hasta culminar en una receta que se hereda con más emoción que un collar de perlas. Y de ahí su verdadera relevancia: tal como la cocina tradicional mexicana declarada Patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO –un mérito en el que él y muchos otros investigadores y cocineros nacionales tuvieron que ver– “el chile en nogada es cultura ancestral, viva y colectiva de gran orgullo”. Comer un chile en nogada es devorar cultura. Prepararlo, también. Es un momento de unión, de fiesta. Es una suerte de Noche Buena a la mexicana. Para el chef Gerardo, “implica tradición, temporalidad e ingredientes”. Y mejor aún, “nos reúne alrededor de la cocina. Esa es la celebración”. En los próximos días y hasta el quince de septiembre seguiremos hablando de la importancia de los chiles en nogada. Les daremos algunos tips y sugerencias de cómo hacerlos en casa. Hablaremos de sus ingredientes y de algunas leyendas de su preparación como el chef Gerardo Vázquez Lugo y muchos otros investigadores férreos de la culinaria mexicana. Que comiencen los juegos del chile en nogada y que la caminadora nos agarre prevenidos.Recetas en nogada para iniciar la temporada:Chile en nogada capeadoChile en nogada sin capear
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD