Postres para este Día de San Valentín
Ideas para Fiestas

Postres para este Día de San Valentín

Por Kiwilimón - Febrero 2012
Deja que tu lado dulce se apodere de ti y dale a tu pareja una sorpresa deliciosa y demuestrale un poco de lo que sientes por ella. Aquí te dejamos esta lista de recetas de postres que se preparan muy rápido y son un detalle muy lindo y delicioso. Brownies con Cajeta y Nuez La cajeta y nuez le da a esta receta de brownies un sabor delicioso y se ven super bonitos. Manzanas con Caramelo Las manzanas caramelizadas son un postre sano y delicioso para los niños . Se pueden cubrir con chispas de chocolate, nueces picadas o galletas trituradas. Royal Icing para Decorar Galletas Usa esta receta para decorar tus galletas de azúcar. Quedara un betún suave, liso y seco y podrás decorar galletas como las compradas. Cake Pops (Paletas de Pastel) Deliciosas paletas de una mezcla de pastel de chocolate con betún de vainilla cubierta de chocolate. Enjambre de Cereal con Chocolate Los enjambres de chocolate son preparados con cereal (Cornflakes o Special K) cubiertos en chocolate y formados en montoncitos. Hacen un postre sencillo e ideal para acompañar un cafe con amigos. Barras de Cereal y Malvavisco Esta receta es lo máximo para los niños. La original se hace con cereal de arroz pero puede hacer variaciones con diferentes cereales. Fresas Cubiertas con Chocolate Un postre delicioso y ligero de fresas cubiertas con chocolate de leche. Galletas de Mantequilla con Mermelada Deliciosas galletas de mantequilla preparadas con mermelada de fresas y azúcar glass. Un regalo perfecto para el día de San Valentin.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las papas son una verdura versátil y un alimento básico en muchos hogares, además de que son relativamente baratas, fáciles de cultivar y contienen muchos nutrientes, pero también pueden ayudarte con la limpieza en ciertas ocasiones.Con una simple papa puedes llevar a cabo trucos rápido en algunas tareas domésticas. Desde limpiar cuchillos oxidados, hasta quitar manchas, estas son algunas formas inteligentes de usar papas para trabajos de limpieza en casa.Limpia el óxido en metales Las papas funcionan muy bien cuando quieres eliminar el óxido de cualquier metal y con ellas puedes limpiar los cuchillos oxidados, tijeras, sartenes y otras herramientas. Esto funciona porque las papas contienen ácido oxálico, el cual ayuda a descomponer el óxido al convertir los componentes insolubles en solubles. Para quitar el óxido de metales con una papa, simplemente córtala a la mitad, añade unas gotas de jabón para platos y bicarbonato de sodio en una de ellas y frótalo en el área oxidada del utensilio hasta que se desoxide. Después enjuaga bien con agua limpia y seca.Lustrar plata Para este truco de limpieza no necesitas la papa en sí, sino que aprovechas el agua en la que las herviste. Si herviste papas para hacer la comida, ¡no la tires!, esta contiene una gran cantidad de almidón que se puede utilizar para el deslustre de los cubiertos. Para hacerlo, coloca el material que quieres limpiar en el agua en la que cociste las papas durante una hora, al menos. Retira del agua y limpia con un trapo para pulir cuando se seque. El pulido ayudará a eliminar el deslustre de la pieza de plata y la hará lucir brillante.Limpia y desempaña tus lentes Con el uso de los cubrebocas, los lentes suelen empañarse constantemente, pero puedes frotarlos con el lado cortado de una papa cruda y el almidón ayudará a reducir la acumulación de niebla sin oscurecer tu visión.Limpia manchas pequeñasSi bien no podrías limpiar el derrame de una copa entera de vino tinto sobre una alfombra con una papa, frotar un pedazo de papa cortada cruda o incluso usar un poco de agua de papa sí podría quitar una pequeña mancha.
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
En diciembre no sólo nos reunimos para compartir alimentos, también suele ser un mes en el que bebemos mucho. Así que para empezar el año de cero, con un poco más de dinero y energía, quizá quieras poner en práctica enero sin alcohol.Un mes sin consumir tiene varios beneficios, por ejemplo, te ayuda a resetear tu relación con este tipo de bebidas, además de que también puede ayudarte a bajar de peso o incluso con tus niveles de azúcar.Enero seco (Dry January en inglés) o enero sin alcohol comenzó en 2012 como una iniciativa de Alcohol Change UK, una organización benéfica británica, con el fin de "deshacerse de la resaca, reducir la cintura y ahorrar mucho dinero al dejar el alcohol durante 31 días".Ahora millones de personas participan en este reto y este desafío se ha expandido a Estados Unidos, donde más estadounidenses se dan cuenta cada año de los beneficios de probar la sobriedad por un mes.La creciente conciencia surge cuando estudios recientes no han encontrado evidencia de que el consumo ligero de alcohol pueda ayudar a mantener a las personas saludables. De hecho, más de cinco tragos a la semana en promedio pueden quitar años de vida a una persona, según descubrieron los investigadores.Dejar un hábito sólo toma tres semanas y probar con un mes sin alcohol podría darte los siguientes beneficios y marcar una gran diferencia:Por ejemplo, un estudio descubrió que los bebedores habituales que se abstuvieron de beber alcohol durante solo un mes tenían una “disminución rápida” de ciertos mensajeros químicos en la sangre que están asociados con la progresión del cáncer. Los participantes también vieron mejoras en su resistencia a la insulina, peso y presión arterial.Casi las tres cuartas partes (71 %) de las personas que participaron en Enero Seco dijeron que dormían mejor y 67 % tenía más energía, según un estudio de la Universidad de Sussex. Más de la mitad, 58 %, perdió peso y 54 % reportó una mejor piel.Así que si entre tus propósitos de año nuevo incluiste beber menos o bajar de peso, probar con este reto de un mes sería una gran forma de poner en práctica lo que quieres conseguir. También puedes seguir nuestro reto détox, el cual las nutriólogas de kiwilimón Te cuida diseñaron para que le des a tu cuerpo un respiro de los procesados, con alimentos nutritivos y ligeros.
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD