Postres Recomendados: Fichas de Póker
Ideas para Fiestas

Postres Recomendados: Fichas de Póker

Por Kiwilimón - Mayo 2012
Si esta noche vienen a cenar a tu casa unos amigos a los que sabes que les gusta el póker, puedes sorprenderles muy gratamente sin necesidad de organizar algo complejo. Además, este postre, cuyos ingredientes principales son el chocolate y el té verde, no dejará a nadie indiferente. Tampoco hay que olvidar que en la cocina la imaginación es una de las reglas principales, por lo que puedes usar esta receta como base para hacer algún tipo de variación y, en vez de fichas de póker, hacer, por ejemplo, tus propias fichas para jugar en las tragamonedas. Todo depende de lo que tú quieras. Para hacer unas 40 galletas, necesitas tener:
  • - Harina (cuatro tazas)
  • - Polvo para hornear (más o menos una cucharadita)
  • - Sal (una cucharada)
  • - Mantequilla (en torno a 500 gramos)
  • - Azúcar moreno (una taza y media)
  • - Un huevo con una yema
  • - Un poco de vainilla (a ser posible extracto)
  • - Cacao en polvo (media cucharada)
  • - Té verde (tres cucharadas). El té tiene que ser en polvo.
Lo primero que hay que hacer es revolver la sal, la harina y el polvo de hornear. Justo después, hay que batir el azúcar con la mantequilla. A esta mezcla hay que añadir un huevo, la yema de otro huevo y la vainilla, y lo batimos todo. Cuando tenemos la mezcla bien hecha, juntamos a la misma la sal, la harina y el polvo de hornear, que ya hemos juntado previamente. Lo mejor para mezclar todos los ingredientes es hacerlo con las manos. Una vez que tenemos la masa bien amasada, el siguiente paso es dividir la mezcla en dos. Una de las mitades recibirá el cacao mientras que la otra será a la que se la añada el té verde. Cuando las dos partes estén bien mezcladas, habrá que guardarlas en el refrigerador durante más de dos horas. Después de este tiempo, y con ayuda de harina, dividiremos las masas. La de chocolate tendrá forma redonda mientras que la de té irá “adornando” las galletas con la forma que consideremos más adecuada. Cuando tengamos las galletas listas, las meteremos en el horno. En función de la potencia del horno se tardarán más o menos tiempo en hornear, por lo que hay que estar pendiente del proceso. Después, sólo queda disfrutar y, para los más atrevidos, adornar el salón como si fuera un casino. Recetas de postres Algunas otras recetas de postres recomendadas para esas reuniones con los amigos son las que enlistamos a continuación. Toma nota. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles) Chocoflan con Cajeta Envinada Delicioso chocoflan con cajeta envinada preparado con una caja de pastel de chocolate. Mousse de Vainilla con Arándanos Danette Este mousse de vainilla se prepara con Natillas sabor Vainilla Danette® con un poco de crema para batir y azúcar. Lleva arándanos pero los puedes sustituir por fresas. Paletas Heladas Danette Ricas paletas heladas hecas con Natilla sabor Chocolate Danette. Sorpresa de Limón Delicioso postre de limón extremadamente fácil, recomendado para toda la familia. El Mejor Mousse de Chocolate Rico postre frío para los amantes del chocolate. Es "light"porque no contiene crema ni mantequilla.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Este 14 de junio es el Día Mundial del Donante de Sangre. En Kiwilimón creemos en compartir la mesa y la vida, por ello te invitamos a unirte a la causa de Dona En Vida.México ocupa el último lugar en Latinoamérica en donación de sangre voluntaria con una tasa del 3.1%. Esto propicia que la mayoría de las transfusiones se hagan con donación de reemplazo, las cuales tienen un mayor índice de infección (del 95-100%) como VIH, hepatitis B y C y la enfermedad de Chagas, teniendo un costo más alto en la salud. Países como Brasil, Costa Rica, Colombia, Cuba o Nicaragua tienen una alta tasa de donación altruista, con porcentajes mayores al 50%. Son comunidades que representan un ejemplo para Latinoamérica, considerando que el desabasto de sangre en los hospitales produce en México alrededor de 530,000 muertes maternas y el 90% de defunciones ocasionadas por accidentes de auto.Por eso, en Kiwilimón apoyamos Únete Dona En Vida, asociación civil que tiene como objetivo fomentar la cultura de donación de sangre altruista para que los mexicanos donen sangre de manera habitual y voluntaria, con las siguientes acciones: conectar donadores con pacientes; fomentar la cultura de donación; crear campañas de donación en empresas, universidades y lugares públicos. Recuerda que "cuando se dona sangre se obtienen 450 ml, que se dividen en 2 o 3 componentes sanguíneos. Así una bolsa de sangre puede salvar hasta 3 vidas", asegura la jefa del Banco de Sangre de Cruz Roja Mexicana, Marisa Martínez. Hoy más que nunca, México requiere donantes altruistas (en esta contingencia sanitaria las donaciones han bajado entre el 75 y 80%). Por eso, te invitamos a seguir el trabajo de esta asociación en Twitter, Facebook o Instagram, a donar tu tiempo como embajador o voluntario o con tus aportaciones económicas a través de su página de internet. ¡Únete Dona En Vida, aquí, y haz la diferencia!
El precio del gas va cada día en aumento y si eres de los que se preocupan por su economía, entonces esto te interesa. Aprende cómo puedes aligerar tus gastos mensuales con estos consejos sencillos consejos sobre cómo ahorrar gas en la cocina. 1. Limpia tu estufa correctamente Además de ser imprescindible para la higiene y tu salud, limpiar correctamente la estufa te ayudará a asegurarte de que los quemadores estén libres de obstrucciones, especialmente de grasa acumulada y hollín. Cuando estos se tapan, se produce una mala combustión y esto ocasiona un mayor gasto energético de gas, así que asegúrate de limpiar bien los quemadores de tu estufa. 2. Utiliza ollas y sartenes de acero Procura utilizar ollas y sartenes que estén hechos de acero inoxidable, ya que este material es un excelente conductor de calor y te ayudará a usar menos gas al cocinar, a diferencia del barro y el hierro. Recuerda limpiar bien estos utensilios, ya que además de alargar su tiempo de vida, ayudarán a calentar más rápido tu comida. 3. Tapa las ollas No olvides tapar las ollas cuando estés cocinando tus alimentos, pues te ayudará a tener una cocción más rápida, concentrar mejor los sabores y aromas de la preparación, y por supuesto, ahorrarás mayor cantidad de gas. 4. Mantén un buen nivel de temperatura Puedes iniciar la cocción de tus alimentos con fuego alto e irlo bajando conforme avance tu proceso de cocina. De hecho, es recomendable apagar la lumbre cuando tus alimentos estén casi cocinados y así dejar que se terminen de preparar con el calor restante. 5. Prepara los ingredientes antes de cocinar Muchas veces desperdiciamos gas al dejar la estufa prendida mientras esperamos que los alimentos se terminen de descongelar o mientras los lavamos, picamos y pelamos. Olvídate de esa vieja costumbre y mejor haz todos esos pasos primero para que cuando calientes tus ollas y sartenes, sólo sea cosa de cocer, mezclar y sazonar sin perder más tiempo y energías. 6. Cocina en grandes cantidades Otro consejo infalible para ahorrar gas es cocinar en tandas grandes, ya que si preparas los guisados de toda la semana o toda tu comida del día, puedes recalentarla rápidamente sin tener que volver a utilizar tanto gas. 7. Utiliza ollas a presión Piérdele el miedo a la olla de presión y aprovecha todos sus beneficios para cocinar tus alimentos, pues ésta cocina los alimentos mucho más rápido y ahorra hasta un 50% de gas. 8. Regula el uso del horno Cuando utilices el horno de tu estufa, procura abrirlo lo menos posible. Cada vez que se abre el horno aunque sea por unos segundos, se pierde un 20% de calor y esto genera un mayor gasto de gas. ¿Ya aprendiste cómo ahorrar gas en la cocina?
El universo de los tacos es infinito si tomamos en cuenta lo que constituye un taco en sí. Se dice que un taco se compone, en su expresión más básica y elemental, de tortilla, el relleno que se asentará al centro de ésta y la salsa que corona el conjunto. La tortilla es ese sol de maíz que ilumina y engloba y atraviesa y traspasa y envuelve en un todo la mexicanidad o, más bien, aquello que el Estado-Nación nos ha machacado bajo el paraguas de “lo mexicano”. Alejandro Escalante describe en La Tacopedia estos elementos como “la santísima trinidad de México”.  Hay días que despierto pensando en tacos debido a mi caprichosa naturaleza antojadiza y, en los últimos meses, también hay jornadas en que hablo de tacos todo el santo día. En ocasiones me impongo un ejercicio de autoexaminación y, para el caso, quisiera asumir que todo mexicano se ha cuestionado lo mismo: ¿cuál es mi taco preferido?  Hoy amanecí pensando en el taco placero: ese taco sencillo que nace de la mera espontaneidad de juntar esto y aquello que se ha traído del mandado en un taco, a manera de un tentempié o de preludio de una comilona. De acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, el taco placero también se conoce como taco de plaza y es típico del centro del país. En Tlaxcala se puede acompañar también de requesón y quelites como pápalo, pipicha o cilantro.  Se dice o se considera que el taco placero puede contener: 1) tortilla, 2) chicharrón, 3) guacamole o aguacate, 4) salsa, 5) queso fresco, 6) nopales. Un taco que incluya estos seis elementos será digno de respetarse; no obstante, el taco placero puede incluir una combinación aleatoria de los mismos como: 1, 2, 4 o 1 ,3, 4, 5 o 1, 3, 4, 6 o, incluso, 1, 2, 5, 3. La tortilla, el chicharrón y la salsa constituyen un taco placero minimalista, pero no por ello simplón. Cada uno de estos elementos carga a sus espaldas siglos de cultura alimentaria que se ha forjado en el territorio mexicano a fuerza de comal, cazo de cobre y molcajete.  En el taco placero también está entrelazada la acción de salir a la compra de ingredientes y “echarse un taco” en el camino. En este sentido, el taco placero es también un taco que se come a contrabando, un taco que es premio, consuelo y mata hambre para los que llevan a cuestas la canasta o la bolsa del mandado. Mi papá no perdona el taco placero. Es sabido en mi familia -especialmente por mi madre- que antes de que la mesa esté puesta y las viandas listas para la carne asada, mi santo padre ya tiene media estocada porque él fue el encargado de ir al mercado.  La evidencia es clara: el chicharrón está pellizcado, el aguacate está a medio cortar y, como arte de magia, el hambre que mueve muchas de las acciones de mi padre se ha domeñado y su urgencia rabiosa por comer ha desaparecido. El taco placero también es un abreboca. Una vez dispuestos todos los ingredientes sobre la mesa, hay que moverse rápido, codo a codo entre los comensales, para armar el taco al gusto personal. El taco placero es público y a la vez casero. El taco placero es universal y también particular, pues cada uno lo construye a su modo y costumbre. El taco placero es chairo, para nada fifí; es ambulante, es antojadizo, es resistencia económica en el haber doméstico. Por último, el taco placero no tiene género; es decir, no está asociado al personaje masculino del taquero o la acción femenina de cocinar un guisado. El día de hoy mi taco favorito es el taco placero porque me recuerda a los días de la visita al tianguis con mis padres. Al taco placero no le ha tocado el tiempo y, aunque nosotros hemos cambiado, el taco placero permanece crujiente, picante, fresco, siempre jovial y listo para el convivio en familia. El taco placero es un taco que parece almuerzo, que es comida, que es antojo. El día de hoy, ¿cuál es tu taco preferido? Receta de salsa de guacamole 1 aguacate 1 rama de cilantro ¼ de cebolla 3 tomates verdes 3 chiles serranos 1 diente de ajo el jugo de 1 limón 2 cdas de aceite de oliva Sal y pimienta al gusto Hay que licuar el aguacate, el cilantro, la cebolla, los tomates, los chiles serranos, el diente de ajo y el jugo de limón. Muele hasta lograr la consistencia deseada. Agrega el aceite de oliva e incorpora bien. Salpimienta al gusto. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD