Receta Navideña: Pierna de cerdo adobada
Ideas para Fiestas

Receta Navideña: Pierna de cerdo adobada

Por Kiwilimón - Diciembre 2011
Esta receta de Pierna de Cerdo es muy fácil de hacer y queda deliciosa, puede ser una buena alternativa al típico pavo de navidad. Para ver más imágenes y detalles de esta receta, haz click aquí.

Ingredientes

  • 1 Pierna de cerdo
  • 6 Chiles anchos
  • 4 Chiles pasilla
  • 3 Dientes de Ajo
  • 1/2 Cebolla asada
  • 6 Clavos de olor
  • 1 Taza de Vinagre Economax
  • 3 Cucharadas de Miel Hill Country Fare
Para conocer el método de preparación, haz click aquí.
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cocinar puede ser una actividad divertida y hasta relajante. Sin embargo, cuando hay niños involucrados de por medio, esto se convierte en una faena estresante y desafiante. Aprovecha los días libres para involucrar poco a poco a tus pequeños en las labores culinarias. Aquí te compartimos 10 tips que debes seguir cuando cocines con niñosHaz que sea simpleReserva tus recetas especiales, con miles de ingredientes y procesos laboriosos para una ocasión en la que tengas mucho tiempo y no haya que supervisar a nadie más en la cocina.Asigna tareas específicasLos niños, por su curiosidad e inquietud, siempre quieren participar. Déjalos que te ayuden haciendo cosas muy sencillas, como partir la lechuga (con sus manitas, obviamente) o mezclar algo.Organízate antes de empezarNo es lo mismo cuando una sola persona cocina a cuando hay varias manos, sobre todo cuando son de niños. Revisa con anticipación la receta y coloca los  ingredientes en el orden en el que vayan a usarlos.Que sea divertidoA veces el caos surge no tanto por los niños sino por la falta de espacio. Si te es posible, asigna diferentes áreas en tu cocina para que no haya problema y no  se estorben los unos a los otros. Pídele su opiniónEl objetivo de involucrar a los niños es que disfruten cocinar y desarrollen un interés por esto. Si ellos sienten que son parte importante y que pueden tomar  decisiones, será más sencillo que más adelante quieran cocinar solos.Crea tradiciones en torno a la cocinaConvierte cada experiencia en la cocina en un momento muy especial para tus hijos. Tal vez puedes contarles un cuento mientras van preparando la comida o hacer algún juego usando las letras de los ingredientes. Añade poco a poco  de ingredientes nuevosEste tip es buenísimo para los  picky eaters. Si tu hijo es remilgoso y no prueba cualquier cosa, comienza a presentarle nuevos alimentos a través de las recetas. Hazlo poco a poco y de manera sutil para que tu niño no los rechace.No trates de controlar todoOlvídate de mantener tu cocina impoluta y de preparar un platillo perfecto. Cuando cocinas con tus hijos lo más importante es que ellos disfruten la experiencia y comiencen a sentir interés por la cocina.Deja que experimenten con la comidaAdemás de aprender a cocinar, el manipular los alimentos les da la oportunidad a los niños de experimentar con todos sus sentidos. No te enojes si ves que se llevan los deditos a la boca, solo enséñales la importancia de la limpieza en la cocina. Aprovecha para reforzar sus conocimientosCocinar también es una manera de estudiar. Pídeles que te ayuden a leer la receta, que cuenten los ingredientes, que revisen los pasos. Así reforzarás sus habilidades de lectura, comprensión y numéricas.¿Tienes algún otro tip para cocinar con niños? Compártelo en los comentarios.Anímate a preparar estas recetas con tus pequeños:Ensalada cremosa de atúnPay de fresa fácilRica Sandia LocaCarlota de Guayaba
El colágeno es una proteína presente en articulaciones, piel, músculos, y tendones. Su consumo es importante ya que no solo ayuda a combatir la flacidez del rostro y a mejorar el estado del cabello y las uñas, sino que también mejora la masa muscular y fortalece las fibras alrededor de las articulaciones. Si quieres asegurarte de estar consumiendo la dosis diaria recomendada de colágeno (10 g), te recomendamos incluir estos alimentos en tu dieta.Caldo de hueso: Este es uno de los pocos alimentos que contiene colágeno listo para que tu cuerpo pueda usarlo. La mayoría de los ingredientes ayudan a sintetizar el colágeno, mientras que el caldo de hueso en sí mismo ya es rico en colágeno. Salmón :El zinc presente en el salmón ayuda a activar las proteínas que se necesitan para sintetizar el colágeno. Solo recuerda que es mejor consumir salmón salvaje y no el que es criado en piscifactorías.  Alga espirulina: Esta alga es una fuente rica en amino ácidos, como la glicina. Se ha descubierto que la glicina es un componente esencial para la producción de colágeno, así que consumir alga espirulina regularmente puede aumentar el nivel de esta proteína.Cítricos: Como todos sabemos, las naranjas, limones, toronjas y mandarinas son alimentos ricos en vitamina C. Este componente es esencial en la producción de colágeno, ya que ayuda a que los amino ácidos se unan para formar la proteína. Huevos: Los altos niveles de amino ácidos presentes en los huevos, principalmente en las claras, hacen que este alimento sea uno de los más importantes en la producción de colágeno. Semillas de calabaza: Esta es una de las fuentes más ricas en zinc. Su consumo es muy importante debido a que favorece la producción de colágeno sin la necesidad de ingerir alimentos de origen animal.Gelatina: La mayor concentración de colágeno se encuentra en los tendones, ligamentos, cartílago, piel y huesos de un animal. Considerando que la gelatina está hecha a base de estas partes, su consumo asegura una buena dosis de colágeno.Vegetales de hoja verde: Estos alimentos tienen mucha vitamina C, la cual es necesaria para producir colágeno tipo 1, la variedad más abundante de colágeno en el cuerpo. ¿Te gustaría mejorar la apariencia de tu piel o recuperar la salud de tus articulaciones? Puedes comenzar por comer mejor y preparar estas deliciosas recetas y llena tu cuerpo de colágeno de manera natural:Gelatina Mosaico de Carlota de LimónTacos de Salmón enchiladoEnsalada de Papa con Huevo
Seamos honestos: muchas veces usamos palabras sin saber exactamente qué significan. Por ejemplo, hablamos de setas y hongos por igual, sin tener la certeza exacta de qué estamos diciendo. Aunque los usemos como sinónimos, estos términos se refieren a cosas diferentes. En esta entrada te explicamos las principales diferencias entre una seta y un hongo. ¿Hongo o seta?Aunque podríamos estudiar más a fondo el reino fungi para entender las diferencias entre hongo y seta, no queremos meternos en camisa de once varas. Así que lo pondremos de la manera más sencilla posible: un hongo sería el equivalente a un árbol, mientras que una seta sería el fruto de dicho árbol. Así de fácil. Los hongos crecen debajo de la tierra y solamente salen a la superficie, en forma de seta, cuando se presenta una disminución en la temperatura ambiental. Digamos, entonces, que las setas son una respuesta natural del hongo a los estímulos del ambiente. La confusión entre estos dos términos surge precisamente aquí: cuando decimos que estamos comiendo hongos, en realidad lo que estamos consumiendo es una parte del hongo que se llama seta. Eso que conocemos comúnmente como champiñón (sombrero y tallo) es el fruto del hongo que se encuentra debajo de la superficie. ¿Es bueno comer setas?Una vez habiendo aclarado la confusión entre ambos términos, podemos entrar más a detalle en las características y propiedades benéficas de estos alimentos. Las setas son un tipo de alimento muy nutritivo, ya que aportan minerales, como calcio, potasio, zinc, hierro, además de algunas vitaminas, tales como A, C, D y algunas otras del complejo B. Otra característica importante es que las setas no contienen grasas, pero sí muchas proteínas y fibra. De acuerdo con la Fundación Española de Nutrición, en 100 gramos de setas hay tan solo 25 kilocalorías, 1.8 g de proteínas, 4 g de carbohidratos, 2.5 g de fibra y nada de colesterol. ¿Cómo es mejor preparar las setas?Se ha comprobado que, al freír o cocer diferentes tipos de setas, estas pierden proteínas y algunos antioxidantes. Para conservar la mayor parte de los nutrientes presentes en las setas lo mejor es prepararlas a la plancha con un poco de aceite. Otra opción saludable para cocinar setas es hacerlo en el microondas. Este método te permite reducir el tiempo de cocción y usar la menor cantidad posible de agua. De esta manera, conservas buena parte de los antioxidantes, ya que no se diluyen en el agua (o aceite) ni se pierden durante un largo proceso de cocción.¿Qué platillos puedo cocinar con setas?Setas al PibilDeliciosos tacos de setasPasta en Salsa Cremosa con SetasCrema de Setas con Alemdras
Después del micro ondas y el lavaplatos, el congelador es uno de esos inventos que mejoran considerablemente la calidad de vida de cualquiera. El problema es que muchas veces subestimamos su valor, por lo que terminamos convirtiéndolo en una bodega de alimentos congelados y, casi siempre, olvidados. Aprende a sacarle más provecho a todas las secciones de tu refrigerador. Aquí te contamos las razones por las que congelar tu comida te solucionará la vida. ¿Qué podemos congelar?Primero que nada, hay que saber qué alimentos puedes poner en esa parte del refrigerador. ¡Buenas noticias! Puedes congelar prácticamente todo: yogurt, queso, leche, carne, pescados, huevos, frutas, verduras, panes, arroz, entre otros alimentos. Si su contenido es mayormente agua, como los tomates o las fresas, podrían perder textura, no obstante, se conservan en buenas condiciones para cocinar. Del lado en el que lo veas, congelar tus comidas es una excelente opción.Ayuda a organizarteCongelar tus comidas con anticipación es una excelente forma de organizar tus menús semanales. Utiliza etiquetas en tus recipientes o bolsas resellables para poner el nombre de la comida y la fecha en que se congeló, de esta manera se facilitará tu búsqueda a la hora de requerir algún alimento o de identificar los que ya están por expirar. Ahorras tiempoCon una buena organización en tu refrigerador es posible ahorrar tiempo para tener la comida lista cada día. Ya sea para poner el lonche a los niños o llevarte tu comida al trabajo, con solo descongelar con anticipación será suficiente. De igual forma ahorrarás tiempo al no tener que ir al súper tan seguido si ya cocinaste grandes cantidades para varios días o semanas.Desperdicias menos comidaSi tu principal preocupación es el desperdicio de comida, congelar tus menús también es una excelente opción. Dedica un día de la semana a cocinar alimentos o preparaciones a base de varias comidas que realizas frecuentemente, por ejemplo: caldo de pollo para guisos, salsa de tomate para arroz o pasta, carne de res, pollo o pescado a la plancha. Almacena las preparaciones en porciones pequeñas, de esta manera solo utilizarás las necesarias sin tener que terminar tirando comida.Más tiempo con tu familiaUno de los grandes beneficios de congelar los alimentos es que puedes dedicar el tiempo ahorrado a pasarlo con tu familia. No necesitas pasarte horas todos los días cocinando. Con una buena estrategia y organización, podrás disfrutar de valioso tiempo de calidad con tu familia.Cuéntanos, ¿qué tanto aprovechas o desperdicias tu congelador? Si aún no usas todo el potencial de tu refrigerador, te retamos a preparar estas recetas y guardarlas en el congelador en porciones individuales. Te aseguramos que después de ver lo sencillo que es descongelar, calentar y comer no volverás a cocinar de la misma manera.Recetas ideales para congelarse:Cacerola de papas con tocino a las finas hierbasPechuga de pollo al ajillo Pastel de carne con plátano machoChicharrón de cerdo a la mexicana
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD