Recetas alternativas al pavo de Navidad
Ideas para Fiestas

Recetas alternativas al pavo de Navidad

Por Kiwilimón - Noviembre 2011
Si lo que deseas es cocinar algo diferente a un pavo y darle una sorpresa a tu familia, amigos y conocidos en la cena de Noche Buena o de Fin de Año, aquí te dejamos algunas recetas alternativas muy buenas para que tomes en cuenta.
  • Confit de Pato. Una receta tradicional francesa, el confit de pato, es una receta gourmet que seguro impresionará a tus invitados. El confit lo puedes hacer y refrigerar para luego usar en tacos de pato, ensalada de pato y pasta con pato.
  • Chuletas de Cordero. Clasica receta de Costillar de Cordero.
  • Bacalao Navideno. La receta típica del delicioso bacalao navideño.
  • Bacalao a la Vizcaina de la abuelita. Esta receta de bacalao ha sido el secreto de mi familia todas las Navidades. Se las comparto porque realmente es deliciosa.
  • Coq au Vin. Delicioso pollo cocinado en vino tinto a baja temperatura en el horno durante 2 horas y media. Queda suave y exquisito!.
  • Cordero Asado al Romero. La pierna de cordero en esta receta se prepara con una reducción de vino tinto que le va perfecto!..
  • Corona de Costillas de Cerdo con Relleno de Hinojo. Esta corona de costillas de cerdo está horneada por 2 horas y media con un relleno de manzanas e hinojo y acompañada de una salsa de whisky con cidra de manzana.
  • Costillas de Cordero con Pesto de Menta y Albahaca. Un plato fuerte para impresionar. El pesto esta delicioso y se puede usar con otras carnes y pollo. Buenísima receta.
Más recetas navideñas, haz click aquí.  
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El aguacate contiene muchísimos nutrientes, vitaminas y, por supuesto, antioxidantes; y lo mejor es que puedes usarlo para preparar desde ensaladas, salsas y cremas, hasta pasteles, brownies y mousses.  Pero antes de comenzar a hablar sobre las maravillas del aguacate, hay que aclarar qué son los antioxidantes. Estas sustancias se encuentran de manera natural en ciertos alimentos y su principal función es combatir el efecto de los radicales libres. Básicamente lo que hacen los antioxidantes es prevenir o retrasar el deterioro o envejecimiento de las células provocado por el proceso de oxidación. Así que si llevas una alimentación rica en antioxidantes será más sencillo que tu organismo se mantenga en buen estado por más tiempo.  El caso particular del aguacate es especial por sus múltiples beneficios. Esta exquisita fruta no sólo es rica en vitaminas y antioxidantes; su consumo propicia el aprovechamiento de otros alimentos, ya que los Aguacates de México ayudan a acelerar la absorción de nutrientes. Las grasas como las de los Aguacates de México pueden ayudar al cuerpo a absorber las vitaminas A, D, K y E y, claro, los antioxidantes que tu cuerpo necesita.   Puedes agregar aguacates a las ensaladas y usarlos en muchas otras recetas, o simplemente sacarlos con una cuchara y ¡comerlos de manera sencilla!  Llevar una dieta rica en verduras y frutas como parte de una alimentación saludable en general puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, incluidos ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Los aguacates son una buena fuente de fibra y pueden agregar variedad a la dieta. Es importante para la coagulación de la sangre y los huesos sanos, y también tiene otras funciones en el cuerpo. Esto es muy importante, ya que, además de aportarte los nutrientes que necesitas, el aguacate te ayuda a aprovechar mejor los componentes de otros alimentos. Recuerda que es esencial para tu salud llevar una dieta rica en antioxidantes para poder combatir los efectos de la contaminación; del cigarro, de los alimentos procesados, y todo lo que conlleva el estilo de vida.  La American Heart Association recomienda comer menos alimentos bajos en nutrientes y limitar la cantidad de grasas saturadas, azúcares añadidos y sodio. La mayoría de las grasas en tu dieta debe ser insaturada; más del 75% de la grasa en los aguacates saludables es insaturada, o sea grasa buena. 
Los mariscos son deliciosos, pero también pueden ser peligrosos si no se refrigeran apropiadamente. Evita problemas de salud conociendo cómo debes almacenar los mariscos y los días que pueden durar refrigerados.Primero que nada, ¿en qué debes fijarte para elegir mariscos en buen estado?Si un marisco se encuentra ya en estado de descomposición, no importa si lo guardas en el refrigerador o en el congelador, simplemente ya no sirve y no debes usarlo para cocinar. Estos son los principales aspectos que debes revisar al momento de comprar mariscos:Los caparazones de los mariscos, como las ostras o las almejas, deben estar enteros, es decir, sin grietas. Si te encuentras con un caparazón quebrado, no compres ese marisco.Para comprobar la frescura de los mejillones, ostras y almejas hay un truco muy sencillo. Golpea suavemente el caparazón. Si este se cierra, esto significa que el marisco aún está vivo, en caso contrario, mejor no lo compres.Los cangrejos y las langostas deben comprarse vivos, ya que se echan a perder muy rápidamente. Así que cuando los vayas a comprar asegúrate de que las patas se mueven, el caparazón está firme y la cola se encuentra recogida (no extendida).¿Cuántos días duran los mariscos refrigerados?Es muy importante que prestes atención a la manera en que guardas los mariscos. A diferencia de la carne de res que puede estar en el refrigerador sin problemas por varios días, los mariscos tienen una caducidad mucho menor. Recuerda que el consumir mariscos pasados o en mal estado puede provocar alguna infección o problema de salud, así que mejor ahórrate esos inconvenientes almacenando los mariscos de acuerdo con estas indicaciones.Los camarones, ostiones, langosta y calamares frescos solo pueden refrigerarse dos días (no más). En el congelador tienen un mayor tiempo de caducidad, ya que aguantan entre tres y seis meses.En el caso de los mariscos cocidos, si se cocina el mismo día que se consume, pueden refrigerarse hasta tres días. Si no preparaste tú la comida, checa directamente con el fabricante las indicaciones de consumo para saber cuánto tiempo más puede almacenarse el platillo en el refrigerador.De cualquier manera, es muy importante que antes de consumir mariscos (cocidos o frescos) que han estado refrigerados o congelados, revises su estado general. El olor de estos nunca debe ser agrio o parecido al amoniaco.Aunque no son mariscos, los pescados también deben almacenarse con cuidado para evitar que se descompongan. La recomendación es que los pescados (magros y grasos) pueden estar en el refrigerador como máximo dos días, y en el congelador desde seis hasta ocho meses.Recuerda revisar periódicamente la temperatura de tu refrigerador, la cual debe estar en 4° C, y la del congelador en -18° C.¿Te encantan los mariscos? Entonces no puedes perderte estas recetas fáciles: Tostadas de pulpo adobadoAros de Calamar en caldo de mostaza picositaEsquites de camarón y chile guajillo
Terminaron las dietas donde las grasas estaban prohibidas. Para que tu cuerpo funcione correctamente, es necesario incluir grasas saludables en las comidas. Sin embargo, hay que entender que no todas las grasas son iguales. Sigue leyendo para que sepas qué grasas saludables necesitas incluir en tu dieta. La coagulación sanguínea, el buen funcionamiento del sistema nervioso y la construcción de membranas celulares, son sólo algunos ejemplos de los procesos en los que intervienen las grasas dentro de cada cuerpo. Las grasas están divididas en dos bloques, que pueden ser saturadas o insaturadas, dependiendo de su composición química. Dentro de esta clasificación, hay que poner especial atención en las grasas monoinsaturadas. Estas son grasas que se encuentran en frutas, verduras, granos, frutos secos, semillas y pescado. Las grasas saludables son líquidas a temperatura ambiente, aunque hay algunas excepciones. Puedes obtenerlas de deliciosas comidas como los Aguacates de México. Seguramente te preguntarás, ¿por qué es necesario comerlas? Estas sustancias ayudan a absorber las vitaminas A, D, K y E, lo cual se traduce en tener una mejor nutrición. Esto significa que al comer Aguacates de México tu cuerpo aprovechará más los beneficios de los otros alimentos, ya que las grasas buenas del aguacate te permitirán absorber mejor sus nutrientes. Lo fascinante del aguacate es que es prácticamente la única fruta que contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Más del 75% de sus grasas son consideradas buenas, por lo que su consumo regular puede impactar positivamente el estado de salud de quien lo come. Su alto contenido en grasas buenas y bajos niveles de grasas saturadas, además de la ausencia de colesterol y sodio, hacen del aguacate una fruta ideal para cuidar la salud del corazón. Por otro lado, las grasas saturadas pueden considerarse grasas neutras y son sólidas a temperatura ambiente. Una dieta alta en este tipo de grasa puede aumentar los niveles de colesterol e incluso, en algunos casos, se ha relacionado con enfermedades del corazón. Los nutriólogos sugieren limitar la ingesta de grasas saturadas a no más de 10% de su ingesta calórica total diaria. Finalmente, las menos recomendadas son las grasas trans, también conocidas como grasas hidrogenadas. Estas grasas están relacionadas con enfermedades cardiovasculares y otros padecimientos. Lo mejor es que las evites o reduzcas al mínimo su consumo. Independientemente de los tipos de grasas que consumas o hayas consumido, es importante concentrarse en incluir grasas monoinsaturadas en tu dieta, como las que se encuentran en los Aguacates de México. Más del 75% de las grasas en los aguacates son grasas insaturadas, así que son un buen sustituto para alimentos altos en grasas saturadas. Estas grasas buenas pueden ayudar en la reducción de la presión arterial e incluso el colesterol.
Todos llegamos a un punto en nuestras vidas en el que tenemos que pensar en nuestra salud. Por lo general, este ejercicio de conciencia casi siempre implica una elección entre una alimentación saludable y una dieta rica de verdad, ¿no es así?  Sin embargo, no tiene que ser de esta manera. Todos podemos comer saludablemente y seguir una alimentación balanceada mientras disfrutamos de cada uno de los platillos que comemos. Por eso, hoy queremos hablarte de una fruta que, además de tener un sabor increíble, te ayudará a cuidar tu corazón.  Sabor y nutrición en un mismo alimento Siempre se ha dicho que una alimentación que incluye frutas y verduras es buena para la salud. No obstante, dentro de toda la lista de productos de origen vegetal que pueden beneficiar la salud, hay una fruta que se destaca por sus múltiples propiedades: los Aguacates de México. El aguacate no solo es una fruta muy nutritiva, sino que también puede  actuar como un potenciador de nutrientes, ya que ayuda al cuerpo a absorber los nutrientes solubles en grasa de los alimentos que acompañan esta fruta.   Esta fruta suave y cremosa aporta vitaminas, minerales, antioxidantes y solo una pequeña cantidad de calorías. De hecho, un tercio de aguacate mediano, es decir más o menos 50 g, contiene 80 calorías y alrededor de 20 vitaminas.  Los aguacates cuidan tu corazón Además, el consumo regular de aguacates puede mejorar tu salud general, ya que son un gran amigo para tu corazón. Los aguacates son reconocidos por ser libres de colesterol y sodio. Además, los Aguacates de México son una buena fuente de vitamina K, un nutriente que es importante para la coagulación de la sangre. Los aguacates también destacan por ser una buena fuente de fibra y el consumo de alimentos ricos en fibra puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Otro nutriente que se encuentra en los aguacates es el potasio, que ayuda a compensar algunos de los efectos dañinos del sodio en la presión arterial. Los aguacates contienen 250 mg de potasio (6% DV) por cada 50 g de porción (un tercio de un aguacate mediano). Agregar Aguacates de México a tu dieta puede ayudarte a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y a tener un corazón sano. 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD