Recetas de Mole que no Debes Olvidar
Ideas para Fiestas

Recetas de Mole que no Debes Olvidar

Por Kiwilimón - Mayo 2012
El mole es un alimento netamente mexicano que al paso de los años ha aportado un sinnúmero de platillos deliciosos. En toda la República Mexicana este platillo se combina con muchos otros ingredientes y es por ello que aquí queremos dejarte una lista de recetas para prerarar mole en diversas versiones. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para más detalles) Huevos con Mole Esta receta de huevos con salsa de mole y acompañados de platano macho es una opción muy rica para un desayuno de campeones. Mole Colorado El mole colorado es parecido al mole poblano pero no tiene chocolate y contiene más especies. Esta hecho a base de chile ancho, chile guajillo y especies. Mole de Olla El mole de olla es una sopa tradicional mexicana de Oaxaca. La base de la receta es un caldo de res, jitomate y verduras. Disfruta esta sopa en un día de frio. Mole de Pistache Esta rica versión del mole tradicional está hecha con pistache, chile poblano y hojas de lechuga. Mole Verde con Pepita Este rico mole verde esta hecho a base de tomate verde y pepita molida. Una verdadera delicia. Mole Poblano Esta receta típica de Puebla se dice que fue creada en el siglo XVII y constaba de mas de 100 ingredientes. Hoy en día  existen versiones mas simplificadas pero igual de deliciosas.
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El cocinar nuestros propios alimentos durante la semana no solo nos da un beneficio financiero, también controlamos lo que comemos (¡adiós, garnachas de la esquina!) y es una excelente forma de quitarse el estrés. Sin embargo, sabemos que el andar corriendo siempre, los pendientes del trabajo, las tareas de la casa y la falta de organización pueden hacer que meternos a la cocina sea casi imposible. A continuación, te presentamos algunas ideas para que puedas organizar mejor tu tiempo para que logres cocinar entre semana:Haz el menú de toda la semana.Para facilitarte la tarea de elegir qué cocinar, haz una lista que incluya varios platillos que tengan más o menos los mismos ingredientes. De esta manera puedes hacer tus menús con anticipación combinando alimentos que tienes en tu cocina y teniendo un menú balanceado y a tu gusto.Sopa de fideo y frijolEnfrijoladas rellenas de rajas Planea tus idas al súper.Con base en tu menú semanal, haz tu lista del súper y planea todo lo que puedes necesitar para tus diferentes comidas. Recuerda que hay algunos alimentos, como pastas, granos, salsas y congelados, que puedes comprarlos con anticipación y tenerlos sin problema en tu cocina por varias semanas. Croquetas de papa rellenas de queso con tocinoPapa al horno con champiñonesTen en cuenta un plan B.Si consideras cocinar al día, piensa en menús rápidos y alternativos que puedas hacer en caso de que se te presente algún imprevisto. El atún enlatado, el arroz precocido y las verduras congeladas, entre otros, son ingredientes muy versátiles que pueden servirte para preparar gran cantidad de platillos saludables en poco tiempo. Aguacates rellenos de coctel de camarónDiseña un programa para tu cocina.Si vas a cocinar toda la comida de la semana, inicia haciendo un plan de acción. Primero analiza los tiempos de cocción de cada comida y su preparación para poder realizar varios pasos a la vez. De igual forma, procura tener todo listo una noche antes: cortar, pelar, descongelar, etc. Cualquier paso que puedas adelantar te ahorrará muchísimo tiempo mientras cocinas. Espagueti con salchicha en salsa de jitomateDedica un solo día para hacer grandes cantidades.El congelador y los contenedores pueden ser tus mejores aliados a la hora de ahorrar tiempo. Dedica un día a cocinar grandes cantidades de pasta, carne, pollo, salsas, caldo de pollo, entre otros alimentos base de tus comidas más frecuentes; separa en porciones y congélalos. Así, cuando empieces a planear el menú semanal, bastará con revisar el congelador y ver qué platillos puedes tener disponibles rápidamente.Pollo en salsa de piña con aguacateEl secreto para organizarte a la hora de cocinar tu comida de la semana es pensar por adelantado y comprar inteligentemente. Cuéntanos, ¿cómo sueles organizar tus comidas de la semana? Compártenos tus tips en los comentarios.
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
Semana Santa siempre es un pretexto para darle una vuelta de tuerca al menú cotidiano. Más mariscos, platillos y dulces típicos, y recetas sin carne hacen de esta temporada una delicia para chicos y grandes.Para que vayas ampliando tu recetario de comida de Cuaresma, te presentamos las mejores recetas para preparar en Semana Santa:Pescado empapelado a la mexicanaUna receta económica y fácil de preparar. Pocos ingredientes, sin mucha preparación ni tiempo de cocción, además de ser bajo en calorías. Ideal para quienes no quieren pasarse las vacaciones cocinando.Camarones a la hawaianaUna receta que nos recuerda el clima tropical con trocitos de piña y una deliciosa salsa chipotle. Un platillo exótico para paladares aventureros. Recuerda que debes cocinar los camarones solo durante unos 10 minutos. Si te pasas, pueden quedar secos o duros. Sandwich de atún cremosoAntes de que descartes esta receta déjanos decirte que este no es el típico sándwich de atún. El toque especial que le dan el yogurt griego y el pan de arándano hace que tenga un sabor diferente. Una alternativa ligera para comer antes de pasear o durante un día de campo.Ensalada cremosa de salmónEsta ensalada se convertirá en la favorita de la temporada gracias su combinación de sabores, sin contar que es rica en Omega 3 y Vitamina B12. Fácil, rica y saludable. ¿Te asustan las calorías? ¡Despreocúpate! La textura cremosa de esta ensalada se debe al delicioso yogurt griego, un alimento naturalmente bajo en grasas. Ensalada caliente de lentejasNo importa que sean de los alimentos típicos de Semana Santa, las lentejas siempre pueden sorprenderte. Dales un giro y prepáralas con un poco de pimiento morrón y jitomate cherry. Ahórrate unos minutos usando lentejas enlatadas. Sopa de rajas con eloteLas recetas sin carne no tienen que ser aburridas. Esta sopa te dejará sin palabras por lo fácil de su preparación y su delicioso sabor. Atrévete a probar una nueva versión de las clásicas rajas con elote.CapirotadaPor supuesto que no puedes pasar la Semana Santa sin un buen plato de capirotada. Aunque hay miles de maneras de prepararla, te compartimos la tradicional receta que satisface hasta al más quisquilloso. El cierre perfecto después de una típica comida familiar. La capirotada remonta sus orígenes a la época del imperio romano, en el siglo IV y principios del siglo V,  pero es en la cocina española donde adoptó el nombre de  "Almondrote". En aquel entonces, este tradicional platillo de Semana Santa se asimilaba solo en la base principal a la que conocemos actualmente, donde el pan era remojado en capas acompañada de caldo y carne de perdiz asada.Guayaba en almíbarUna excelente fuente de vitamina C hecha en un delicioso dulce. La mejor opción de un postre ligero después de los grandes menús que suelen prepararse en estas fechas. En lugar de usar azúcar sustitúyela con algún edulcorante para preparar una versión baja en calorías. ¿Se te antojó alguna de estas recetas? Cuéntanos qué recetas sueles preparar en la temporada de Semana Santa.
¿Se acerca la fiesta de cumpleaños de tu pequeño o simplemente quieres consentir a tus hijos con unas deliciosas galletas caseras? Sigue leyendo para descubrir cómo puedes decorar galletas para niños para que queden espectaculares. Usa moldes divertidos Si de plano no tienes mucho tiempo o no se te da eso de las manualidades, usa moldes en forma de estrella, corazón, animales o lo que sea que más le gusta a tu pequeño. Con eso y un poco de chocolate derretido es más que suficiente. Como estas Galletas de Mantequilla en forma de CorazónInspírate en sus personajes favoritosNo tienes que hacer exactamente la carita de su caricatura favorita. Por ejemplo, si a tu hija le gustan las princesas, puedes hacer galletas en forma de corona. Si tu hijo admira a un jugador de futbol, haz balones de galleta. Un gran ejemplo son estas Galletas de El GrinchAhorra tiempo con masa de coloresOtra manera original de hacer galletas bonitas es agregar colores directamente a la masa. El resultado es una galleta muy vistosa que no requiere mayor decoración. Cuando estés mezclando los colorantes, fíjate que la tonalidad de la masa sea homogénea para que no queden partes más oscuras.Piensa más allá de la decoraciónPor supuesto que la presentación de un postre es importante, sobre todo si lo estás preparando para niños. Sin embargo, recuerda que, si el sabor no es del todo agradable, los niños terminarán por tirar las galletas. Así que vigila que el sabor, la textura y el dulzor estén equilibrados para que las galletas sean del gusto de los pequeños. Mira estas Galletas de Mantequilla con Caramelo de MentaUsa todas las técnicas que puedas o conozcasAunque el royal icing está de moda en el mundo de la repostería, recuerda que hay otras maneras de decorar. Si decides usar este tipo de glaseado, no olvides que primero debes hacer la orilla con una duya muy fina y después rellenar la galleta para que quede lisa.Back to BasicsCuando no tienes muchas herramientas o el tiempo se te viene encima, los mismos ingredientes y utensilios que te encuentres en la cocina pueden servirte para decorar las galletas. Usa el cacao en polvo o azúcar glas para espolvorear las galletas, utiliza un sello o el fondo de un vaso para darle textura a las galletas. Aprovecha lo que tengas a la mano para darles un toque original.Conoce más recetas para preparar GALLETAS PARA NIÑOS visitando kiwilimon.com
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD