Recomendación Navidad: Mousse Philadelphia® con Frutos Rojos
Ideas para Fiestas

Recomendación Navidad: Mousse Philadelphia® con Frutos Rojos

Por Kiwilimón - Diciembre 2011
Prepara este delicioso Mousse que está elaborado con Queso Crema Philadelphia® Light de Kraft® y frutos rojos, queda espectacular y es muy sencillo de preparar. ¡Pruébalo! Haz click aquí y ve la receta completa.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
Leer en españolWhile carving ghoulish faces into bright orange pumpkins is a ubiquitous sign of the Halloween season, radish carving has been a popular Christmas tradition in Oaxaca, Mexico, for over a century. Noche de los rábanos, or Night of the Radishes, takes place on December 23 and it is the most anticipated Christmastime celebration in Oaxaca during the holidays.This whimsical tradition began as a way for vendors to feature produce in a unique and ingenious way to make their stalls stand out and boost sales. Back in 1897, Oaxaca Governor Francisco Vasconcelos organized the very first exhibition of carved radishes after admiring the festooned stalls packed with intricate radish trinkets on the day before Christmas Eve.Over time, the Night of the Radishes evolved into a competitive annual pre-Christmas festival where locals carve radishes into ephemeral works of art featuring traditional Nativity scenes, religious depictions, and everyday Oaxacan imagery. Even though radish carving is the most popular category, ornate scenes made from both totomoxtle (dried corn husks) and flor inmortal (preserved flowers) are featured in the festival as well.The radishes used in la noche de los rábanos are grown three months prior to the festival and are grown solely for carving. Each radish will measure up to 1.5 feet long and will weight around 7 pounds, unlike other radish varieties. Once the colossal radishes are ready to be harvested, men, women, and even children gather in the fields to collect up to fourteen tons of radishes that will end up being part of the Christmas Radish Wonderland display in Oaxaca’s main square on December 23.The radish carving tradition has carried on for over a century now and will continue as a popular Christmastime celebration in Oaxaca in the years to come. So, the next time you enjoy a traditional pozole topped with radish slices, remember that there is a little-known Christmas tradition where crimson-and-white carved radishes take over Oaxaca, Mexico!
Leer en españolOne stroke, one grape, and one wish is a New Year tradition that has become one of the most popular good luck rituals due to all the things it represents. Even considered magical by some, this ritual is performed at midnight when the number 12 is repeated: 12 strokes, 12 o’clock, 12 months, 12 grapes, 12 wishes. Just like some people believe that taking empty suitcases around the block will ensure a lot of traveling during the new year, others are convinced that eating grapes at the stroke of midnight will guarantee a year with goals and wishful thinking for the new period that begins. Moreover, it adds a bit of adrenaline and fun to the night to find out who can follow the pace of the strokes while eating the 12 grapes.However, this tradition, which is highly popular in Latin America, is actually from Spain. According to the book Spain by journalist Jeff Koehler, the origin of this good luck ritual has two possible theories: One located in the 19th century and the other in the early 20th century.The first hypothesis asserts that the Spanish bourgeois wanted to do as their French counterparts, whose New Year’s Eve celebration involved eating grapes and drinking sparkling wine.The tradition then passed on to people in Madrid, who went to the Puerta del Sol to listen to the strokes at midnight and to eat grapes, like the wealthy, but with irony and mockery.The second hypothesis mentions that farmers in Aledo, Alicante had a surplus of harvested white grapes and decided to sell them at a low price.Nowadays, these grapes are so famous that they are known as “good luck grapes” and they are even sold in Aledo in 12-piece special packages to welcome the New Year. Kick-starting the year with good wishes is always a great way to get inspired and manifest prosperity for the new cycle that begins. Whether you eat grapes or not, New Year’s Eve is always a day full of optimism that we want to share with you with these 12 tips to welcome the new year.Translated by Miranda Perea
Las uvas son una de las frutas más antiguas e incluso han sido usadas como parte de ceremonias religiosas, en la antigua Grecia, o como antiséptico con un uso medicinal. Son perfectas para comer como fruta fresca, en ensaladas o en su formato bebible de vino y aunque los perros no pueden comer uvas, sus propiedades y beneficios para la salud humana son muchos.En México, Sonora es el estado de mayor producción de uvas, seguido de Zacatecas y Aguascalientes, y esta pequeña fruta que viene en racimos se puede conseguir por lo general todo el año, si bien sus meses de cosecha son de mayo a julio.Uvas: calorías, beneficios y propiedadesLas uvas contienen muchas vitaminas y minerales importantes, incluida más de una cuarta parte de la ingesta diaria recomendada de las vitaminas C y K. Una taza de alrededor de 151 gramos de uvas rojas o verdes contiene 104 calorías, además de los siguientes nutrientes: Carbohidratos: 27.3 gramosProteína: 1.1 gramosGrasa: 0.2 gramosFibra: 1.4 gramosVitamina C: 27% de la ingesta diaria de referencia (IDR)Vitamina K: 28% de la IDRTiamina: 7% de la IDRRiboflavina: 6% de la IDRVitamina B6: 6% de la IDRPotasio: 8% de la IDRCobre: 10% de la IDRManganeso: 5% de la IDREntre los principales beneficios de las uvas podemos decir que son una de las mejores fuentes de vitamina C, pero además contienen propiedades que ayudan a tu sistema inmunológico, previenen enfermedades crónicas y abonan a la salud del corazón.Ayudan a tu sistema inmunológico. Dado que las uvas son una gran fuente de vitamina C, pueden ayudar a su sistema inmunológico a luchar contra infecciones bacterianas y virales como las infecciones por hongos.Pueden ayudar a prevenir enfermedades crónicas. Las uvas son ricas en antioxidantes, los compuestos vegetales beneficiosos que pueden proteger contra afecciones crónicas de salud como diabetes, cáncer y enfermedades cardíacas. De hecho, se han identificado más de 1600 compuestos vegetales beneficiosos en esta fruta y la mayor concentración de antioxidantes se encuentra en la piel y las semillas. Las uvas rojas son las que contienen una mayor cantidad de antioxidantes debido a las antocianinas que les dan su color y la mejor noticia es que los antioxidantes en las uvas permanecen presentes incluso después de la fermentación, por lo que el vino tinto también es rico en estos compuestos.Protegen contra las enfermedades del corazón. Es posible que el resveratrol, uno de los antioxidantes presentes en las uvas, no sólo ayude a prevenir el cáncer, sino que también se ha demostrado que ayuda a proteger contra las enfermedades cardíacas. Además, las uvas pueden ayudar a reducir la presión arterial, ya que una taza de uvas contiene 288 mg de potasio, el mineral es necesario para mantener niveles saludables de presión arterial.Pueden ayudar a reducir el colesterol. Los compuestos que se encuentran en las uvas pueden ayudar a proteger contra los niveles altos de colesterol al disminuir la absorción de colesterol y en un estudio realizado en 69 personas con colesterol alto, se demostró que comer tres tazas (500 gramos) de uvas rojas al día durante ocho semanas reduce el colesterol LDL total y “malo”, aunque las uvas blancas no tuvieron el mismo efecto.Buenas para los ojos. Los químicos vegetales que se encuentran en las uvas pueden proteger contra enfermedades comunes de los ojos. Por ejemplo, un descubrió que el resveratrol protege las células de la retina del ojo humano de la luz ultravioleta A. Esto puede reducir el riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad, además, según un estudio de revisión, el resveratrol también puede ayudar a proteger contra el glaucoma, las cataratas y la enfermedad ocular diabética.Pueden beneficiar la salud del cerebro y mejorar la memoria, la atención y el estado de ánimo. Esto se debe gracias al resveratrol, pues este poderoso antioxidante ayuda a reducir el estrés oxidativo, lo que puede tener un efecto positivo en su cerebro. El resveratrol puede ayudar a reducir las posibilidades de que ocurran enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD