Sorpresas románticas buenas para la salud
Ideas para Fiestas

Sorpresas románticas buenas para la salud

Por Kiwilimón - February 2014
Este San Valentín considera muy seriamente  compartir con tu pareja unas buenas copitas de vino tinto y algunas fresas con chocolate. Además de ser ingredientes deliciosos puede que le den un gran empujón a tu salud.  

No se trata sólo de que las hayas ganado, sino también que tanto el vino como las fresas y el chocolates pueden ser lo mejor que te haya pasado en términos de nutrimentos. Un estudio reciente hecho en el Reino Unido informa que consumir flavonoides como los que se encuentran en los frutos rojos y también en el vino ayudan a disminuir el riesgo de padecer diabetes. Después de investigaciones exhaustivas se dio a conocer que, especialmente dentro del género femenino, este tipo de alimentos asiste a la reducción de hinchazón, riesgo de enfermedades crónicas y otros padecimientos. Al mismo tiempo se relaciona a estos ingredientes con la reducción de inflamaciones crónicas las cuales causan algunas de las enfermedades que más nos preocupan hoy en día como obesidad, cáncer y problemas en el páncreas. Por si fuera poco, quien consume chocolate, fresas y vino de forma moderada pero regular ha encontrado que sus niveles de glucosa han bajado y que su metabolismo ha aumentado por lo que también han tenido significativas bajas de grasa corporal. Por el momento los doctores estudian cuál es la cantidad indicada que se debe consumir para mantener los beneficios pero se adelantan a aconsejar que tomes una copa de vino tinto al día y que consumas chocolates tres veces a la semana con moderación. Esto te ayudará con tu nivel de energía y tu rendimiento diario. Así que este 14 de febrero aprovecha y regálate una velada romántica con vino, frutos rojos y chocolate, tu cuerpo lo merece. Y, de una vez, planea algunas otras citas durante el año que también contengan estos ingredientes pues nunca antes lo romántico y lo delicioso habían sido tan buenos amigos.  

Deliciosas sorpresas románticas

 

 Fresas Cubiertas con Chocolate

 Pizza de Chocolate con Fresas

 Gelatina de Vino Tinto con Fresas

Refrescante Bebida de Vino con Fresas

   

"Encuentra las mejores recetas para San Valentín y consciente a tu pareja con deliciosas sorpresas románticas."

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tú, ¿tomas tu café con azúcar, o jarabe de agave, sucralosa, sacarina, hojas de estevia, etc.? Hoy en día, más allá de los tradicionales cubitos de azúcar o el delicioso piloncillo, existen muchas opciones en el mercado para endulzar los alimentos y las bebidas. Si aún no conoces las alternativas para el azúcar, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre los edulcorantes. ¿Qué son los edulcorantes?Los edulcorantes son sustancias que dan sabor dulce a los alimentos, pero que tienen menos calorías. Existen endulzantes o edulcorantes no calóricos (ENC) naturales, como las hojas de estevia, y artificiales, que se obtienen a través de procesos químicos, como la sucralosa. La principal función de estos aditivos es añadir dulzor a las preparaciones de alimentos o bebidas sin aportar tantas calorías, como lo haría una cucharadita de azúcar tradicional. La concentración de algunos endulzantes artificiales, como el aspartamo, es tan alta que solo se requiere una pequeña cantidad para endulzar. ¿Cuáles son los edulcorantes más conocidos?Los edulcorantes se pueden dividir en naturales y artificiales. Los primeros son básicamente alimentos que por su composición natural son dulces, y los segundos se generan de manera sintética. Edulcorantes naturales:Jugos y néctares de frutasMiel de abejaMelazaJarabe de arce o de agave  Edulcorantes artificiales: Sacarina: suele emplearse en bebidas instantáneas, refrescos, dulces, repostería, gelatinas, etc. Aspartamo: es 200 veces más dulce que el azúcar y resalta los sabores de los cítricos y algunas frutas. Ciclamato: por lo general se usa junto con la sacarina para potenciar el sabor de ambos aditivos. ¿Qué beneficios tiene el consumir edulcorantes?Mucho se ha hablado sobre el consumo de edulcorantes. Algunas personas consideran que sustituir el azúcar de caña por endulzantes sintéticos es una manera de perder peso, mientras que otros consideran que estos pueden ser nocivos para la salud. La realidad es que el uso de estos aditivos depende de las necesidades de cada persona.De acuerdo con la FDA (Food and Drug Administration), la oficina encargada de supervisar todo lo relacionado con alimentos y medicinas en Estados Unidos, el uso de sustitutos de azúcar es seguro para la población en general, siempre y cuando se haga con moderación. De cualquier manera, es importante que un médico supervise tu alimentación si cuentas con alguna condición médica, como diabetes. ¿Cómo puedo integrar los edulcorantes en mi dieta diaria? Disminuir el consumo de calorías es posible si se sustituye el azúcar normal por algún endulzante no calórico. La manera más sencilla de incluirlos en tu alimentación es dejar de añadir azúcar al café o las bebidas, y endulzarlos con sucralosa o estevia, por ejemplo. En cuanto a la preparación de alimentos, se recomienda usar la sucralosa para cocinar recetas horneadas o calientes, y la estevia para platillos fríos o bebidas. Sustituir el azúcar es muy fácil. En esta infografía te compartimos las equivalencias para que sepas cuánto edulcorante necesitas según las cantidades de azúcar que indica una receta.
¿No importa qué prepares, siempre terminas tirando la comida que tus hijos no se acaban? Deja de sufrir por el desperdicio de alimentos. Con estos tips no volverás a batallar a la hora de la comida por estas cosas.No exageres en las cantidadesDependiendo de la edad, tamaño y nivel de actividad física, los niños pequeños requieren aproximadamente entre mil y 1400 calorías al día. Si le sirves a tu hijo de 4 años lo mismo que a ti, es obvio que el niño no se va a acabar la comida.Almacena por porcionesSi preparas la comida con anticipación, te recomendamos congelarla en porciones individuales. De esta manera, solo tendrás que descongelar y calentar la cantidad que tu pequeño vaya a comer en realidad.Aprovecha la comida del día anteriorOrganiza tu menú para que puedas aprovechar lo que te sobre de un día para preparar la comida de otro. Por ejemplo, si un día haces picadillo de pollo casero  después puedes preparar calabacitas rellenas de picadillo o con lo que te haya quedado del día anterior. Prepara porciones pequeñasEs muy importante que consideres que el apetito y el antojo de los niños pueden cambiar de un momento a otro. Si te piden molletes,prepara solo uno y espera hasta que lo acaben para ver si querrán otro más. Nunca te adelantes porque podrías terminar desperdiciando comida. Reserva la salsa sólo para su platilloA algunos niños les encanta bañar el arroz en salsa de tomate y los hot cakes en jarabe. Para evitar que se arruine toda la cacerola de comida, lo mejor es que solo pongas un poquito de la salsa preferida de tu pequeño en su plato. Así, el resto de la comida se mantendrá intacto. Sirve de manera divertidaEl problema con muchos niños es que se dejan llevar por la vista y muchas veces rechazan un platillo solo por su aspecto. Enamora a tus pequeños decorando su comida de manera atractiva. No te preocupes, no tienes que hacer mucho. A veces con que agregues un conejo de chocolate es suficienteEnséñale a comer lo que hayRecuerda esto siempre: si cedes una vez, ya perdiste. Educa a tus hijos para que aprendan que se debe comer lo que hay en casa. Si preparas enmoladas de chorizo de soyas, eso es lo que va a comeer.No les des la opción de elegir otra cosa, si no siempre estarás tirando lo que ellos no quieren.Visita nuestra sección de comida para niños y descubre deliciosas recetas que les encantarán a tus niños.
La fruta de la pasión está en boca de todos, literalmente. Tal vez no te suene mucho por ese nombre, pero seguro que sí la reconoces como maracuyá o granadilla. Esa pequeña frutilla tropical ha ganado popularidad por su exquisito y peculiar sabor, pero no solo por eso. El maracuyá es un alimento extremadamente nutritivo. Conoce todas las razones por las que debes comenzar a comer fruta de la pasión hoy mismo.La fruta de la pasión es rica en polifenoles, micronutrientes con efectos antioxidantes. De hecho, tiene niveles más altos de estos componentes que otras frutas, como el plátano, el mango, la papaya o la piña.Comer regularmente maracuyá ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Las grandes cantidades de vitamina C presente en la fruta de la pasión aumentan las defensas del cuerpo.Tal vez no parezca mucho, pero en una pieza de 18 gramos, dos de esos son fibra. La mayor parte de esta es fibra soluble, la cual ayuda a prevenir el estreñimiento y los picos de azúcar en la sangre.La fruta de la pasión contiene otra vitamina esencial para conservar la salud: la vitamina A. Este nutriente tiene la capacidad de mejorar el aspecto de la piel, fortalecer el sistema inmunológico y mantener en buen estado la visión.Uno de los macronutrientes que requiere el organismo para llevar a cabo sus funciones vitales es el potasio. El maracuyá (crudo) aporta 63 mg de este. (Recuerda que la ingesta diaria recomendada de potasio es de 100 mg).Otra gran ventaja de la fruta de la pasión es su efecto a nivel psicológico. De acuerdo con algunos estudios, el consumo de maracuyá atenúa los efectos del estrés y la ansiedad, gracias a su contenido de magnesio.Un componente presente en la fruta de la pasión, el piceatanol, ayuda a mejorar el metabolismo, la sensibilidad a la insulina, entre otras cosas.Otro de los grandes beneficios de comer fruta de la pasión es la prevención contra el cáncer. Algunos estudios han demostrado que los antioxidantes del maracuyá impiden que los radicales libres muten el ADN de las células saludables.Algunos de los síntomas típicos de la menopausia, como los bochornos, pueden tratarse con fruta de la pasión.Finalmente, el consumo regular de maracuyá ha sido asociado con una disminución en los niveles de ansiedad. Asimismo, se cree que puede mejorar la calidad del sueño.Disfruta todos los beneficios de esta fabulosa fruta preparando estas deliciosas recetas:Frappé energético de maracuyá con coco y chíaCupcake de Maracuyá
Todos llegamos a un punto en nuestras vidas en el que tenemos que pensar en nuestra salud. Por lo general, este ejercicio de conciencia casi siempre implica una elección entre una alimentación saludable y una dieta rica de verdad, ¿no es así?  Sin embargo, no tiene que ser de esta manera. Todos podemos comer saludablemente y seguir una alimentación balanceada mientras disfrutamos de cada uno de los platillos que comemos. Por eso, hoy queremos hablarte de una fruta que, además de tener un sabor increíble, te ayudará a cuidar tu corazón.  Sabor y nutrición en un mismo alimento Siempre se ha dicho que una alimentación que incluye frutas y verduras es buena para la salud. No obstante, dentro de toda la lista de productos de origen vegetal que pueden beneficiar la salud, hay una fruta que se destaca por sus múltiples propiedades: los Aguacates de México. El aguacate no solo es una fruta muy nutritiva, sino que también puede  actuar como un potenciador de nutrientes, ya que ayuda al cuerpo a absorber los nutrientes solubles en grasa de los alimentos que acompañan esta fruta.   Esta fruta suave y cremosa aporta vitaminas, minerales, antioxidantes y solo una pequeña cantidad de calorías. De hecho, un tercio de aguacate mediano, es decir más o menos 50 g, contiene 80 calorías y alrededor de 20 vitaminas.  Los aguacates cuidan tu corazón Además, el consumo regular de aguacates puede mejorar tu salud general, ya que son un gran amigo para tu corazón. Los aguacates son reconocidos por ser libres de colesterol y sodio. Además, los Aguacates de México son una buena fuente de vitamina K, un nutriente que es importante para la coagulación de la sangre. Los aguacates también destacan por ser una buena fuente de fibra y el consumo de alimentos ricos en fibra puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Otro nutriente que se encuentra en los aguacates es el potasio, que ayuda a compensar algunos de los efectos dañinos del sodio en la presión arterial. Los aguacates contienen 250 mg de potasio (6% DV) por cada 50 g de porción (un tercio de un aguacate mediano). Agregar Aguacates de México a tu dieta puede ayudarte a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y a tener un corazón sano. 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD