The Dark Knight Rises: Impulsa tu Lado Obscuro
Ideas para Fiestas

The Dark Knight Rises: Impulsa tu Lado Obscuro

Por Kiwilimón - July 2012
Cada vez que vemos el trailer del final de la trilogía Batman de Christopher Nolan: The Dark Knight Rises, nos encontramos en una situación obscura y peligrosa. Y cada vez que entramos en esta situación, sólo hay una cosa que nos podrá complacer: deliciosos y suculentos postres de chocolate. Tal cual como la Bati-señal, nuestros antojos deben ser satisfechos.   Así es que vayamos a ellos y complazcamos nuestro lado obscuro. (te recomendamos hacer click en la receta para ver más detalles de la misma) Aquí el trailer de la película
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El aguacate no sólo te provee de grasas buenas y sabe delicioso en pan tostado o guacamole, sino que además puedes hacer té con el hueso y obtener muchos otros beneficios.El té de hueso de aguacate tiene un sabor amargo que se puede equilibrar fácilmente con edulcorantes naturales o combinándolo con otros alimentos y se ha vuelto popular sobre todo entre los entusiastas del fitness en todo el mundo.Los beneficios del té de hueso de aguacate son muchos, pero destacan los siguientes:Las semillas de aguacate también son efectivas para combatir el colesterol malo.Los aguacates son una buena fuente de antioxidantes que ayudan a combatir el daño de los radicales libres y los antioxidantes en las semillas de aguacate puede prevenir ciertas enfermedades.Las semillas de aguacate son fuente de fibra, lo cual ayuda a promover la saciedad.También son una buena fuente de calcio.El té de aguacate puede resultar muy fructífero para la digestión y, por ejemplo, si sientes pesadez o si has estado estreñido, tomarlo te ayudará a liberar el estómago.El té está lleno de propiedades antiinflamatorias y ayuda a reducir el dolor que la hinchazón provoca.Al igual que la fruta, la semilla del aguacate también es una muy buena fuente de potasio.Al ser una rica fuente de vitamina C, las semillas de aguacate también tienen beneficios para la piel e inducen un brillo natural.Cómo aprovechar los beneficios del té de semilla de aguacateTomar una taza caliente de este té después de la comida puede ayudarte a aumentar la digestión, gracias a la fibra soluble del hueso del aguacate. Si tienes dolor de estómago, el té también puede ayudarte a aliviarlo y a reducir la inflamación. Para prepararlo, pon a calentar una taza de agua y hierve la semilla del aguacate durante un poco más de 5 minutos, esto sirve para suavizar el hueso. Una vez que esté suave, sácalo del agua con cuidado y en trozos pequeños, para después molerlo en un procesador de alimentos, en la licuadora o también puedes usar un molinillo de café. Para hacer el té de hueso de aguacate, coloca el polvo de hueso de aguacate en un recipiente con agua caliente y hierve a fuego bajo durante unos minutos. Listo, una vez que lo sirvas, puedes endulzarlo con unas gotas de miel o cualquier otro edulcorante natural para que tenga mejor sabor.La próxima vez que abras un aguacate, no tires el hueso y mejor aprovecha las propiedades de esta fuente de calcio, fibra, antioxidantes, potasio y vitamina C. Sus beneficios te ayudarán a combatir el colesterol malo y el daño de los radicales libres, mejorarán tu digestión, además de reducir la inflamación.
El té negro es una de las bebidas más populares en todo el mundo, pues entre sus propiedades cuenta con cafeína, antioxidantes y flavonoides, por ejemplo, además de que sirve para mejorar la atención.Está hecho de las hojas de un arbusto llamado Camellia sinensis y a través de un proceso llamado oxidación (donde las hojas son expuestas a aire húmedo y rico en oxígeno) consigue su color negro parduzco. ¿Para qué sirve el té negro?El uso más común del té negro es para estar alerta y tener energía, por lo que muchas personas lo toman en lugar del café. Además, existe suficiente evidencia científica que demuestra que sí funciona de esta forma, pues el té negro contiene cafeína y también un poco de una sustancia estimulante llamada teofilina. Ambos pueden acelerar tu ritmo cardíaco y hacerte sentir más alerta.Otra de las propiedades del té negro es que está lleno de polifenoles, antioxidantes que pueden ayudar a proteger tus células del daño del ADN y que sirven para ayudar a prevenir diversas enfermedades, sobre todo relacionadas con el corazón. De acuerdo con la evidencia científica, los antioxidantes en el té negro pueden reducir la aterosclerosis (arterias obstruidas), especialmente en las mujeres y también pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco o enfermedad cardiovascular.Como sucede con muchos otros elementos naturales, el té negro aún requiere de mucha más investigación para sacar conclusiones concretas sobre sus beneficios, pero hasta ahora, hay indicios de que beber té negro regularmente puede ayudar también a reducir el riesgo de diabetes, colesterol alto, cálculos renales, enfermedad de Parkinson y osteoporosis.Cómo se toma el té negroCuando se habla de beber una cantidad moderada de té negro, esto por lo general se refiere a tomar de una a cuatro tazas al día. Por lo general, se encuentra fácilmente en los supermercados y puedes beberlo caliente o frío para obtener sus beneficios.Para evitar efectos secundarios indeseados relacionados con la cafeína, se recomienda no tomar más de cuatro o cinco tazas al día, pues podría provocar ansiedad y dificultad para dormir, respiración agitada o dolor de cabeza, entre otros.Aparte de eso, el té negro es un gran aliado para cuando buscas una bebida energética sin endulzar y con menos cafeína que el café.Su sabor es fuerte y único, así que no tomarlo será igual de fácil que aprovechar sus beneficios. Prueba el té de canela para aprovechar beneficios antioxidantes, al igual que con el té verde o el té negro.
Si extrañas la comida callejera, no te puedes perder la nueva serie de Netflix que, a pocos días de su estreno, se ha convertido en el nuevo éxito de la cuarentena. Se trata de Street Food: Latinoamérica, una inspiradora docuserie que atraviesa 6 países y nos muestra de cerca lo mejor de las ciudades, su cultura y, por supuesto, la comida. Street Food: Latinoamérica, basada en el programa original The Chef’s Table, consta de seis capítulos de media hora en los que aborda los secretos culinarios mejor guardados de cada país protagonista. Esta serie presenta un viaje maravilloso que va desde Buenos Aires, Argentina y pasa por Salvador, Brasil; Oaxaca, México; Lima, Perú; Bogotá, Colombia y llega hasta La Paz, Bolivia. ¿Por qué tienes que ver Street Food Latinoamérica? Con tantas nuevas restricciones de viaje, esta serie de comida callejera es una excelente opción para transportarte a otros lugares y conocer la mágica esencia y el exquisito sazón de sus platos típicos que los vuelve tan impresionantes. Los productores David Gelb y Brian McGinn muestran una mirada íntima a los mejores platillos latinos que podemos encontrar en los puestos de comida, pero más allá de eso, captan con una sensibilidad bastante humana la historia de quien se encarga de preparar tan sabrosos alimentos con un personaje icónico de las ciudades como eje principal, acompañado de la breve historia de otros cocineros que también son leyenda. Así como en Brasil doña Suzana se encarga de cocinar la mejor moqueca en el restaurante que le ayudó a abrir su comunidad tras una vida difícil llena de decepciones, en México, la señora Valentina se encargó de crear unas singulares memelas con salsa de chile morita tan fuerte como su voluntad de sacar adelante a su hija siendo mamá soltera; como la de estas 2 increíbles mujeres, conocerás 4 historias más que te llenarán de antojo y profundas emociones. La tlayuda oaxaqueña vs el ceviche peruanoNetflix se ha encargado de llegar al corazón (y al estómago) de todos sus espectadores con Street Food: Latinoamérica y así lo demostró el 23 de julio con una divertida dinámica a través de redes sociales, donde convocó a las personas a votar por su comida callejera favorita en el Campeonato Street Food Latinoamérica. En dicho enfrentamiento, el choripán de Argentina, el acarajé de Brasil, el ajiaco de Colombia y el relleno de papa de Bolivia fueron relegados por los dos poderosos finalistas, la tlayuda de México y el ceviche de Perú. La votación estuvo tan reñida que hasta Christopher Landau, el embajador de Estados Unidos en México, la Secretaría de Cultura y la SEP pidieron a los ciudadanos que votaran por el platillo oaxaqueño, que al final salió victorioso. Street Food: Latinoamérica es una fiesta de sabores, historias y emociones que puedes percibir a través de la pantalla, así que no te la puedes perder y si tu antojo por comida callejera es incontrolable, aquí puedes encontrar algunas recetas fáciles de preparar.
Echando a perder se aprende. Pero ¿será que podemos aprender a ser sanos antes de echar a perder nuestro cuerpo o el de nuestros hijos? Como amar, aprender un idioma o usar picante hasta en la sopa, los hábitos que los niños observan en sus padres son reproducidos como espejo. De la misma forma, un niño que desde pequeño observa a sus papás comer vegetales, tarde o temprano hará de esa rutina una ley. La comida es, a todas luces, bendición. Mal usada es veneno. Su misión es cuidar cada parte del cuerpo y procurar su funcionamiento. Aún así es difícil no obsesionarse con el sonido de la fritanga cociéndose en el aceite, difícil que no nos provoque un panqué en el horno, difícil no quejarse de lo sano cuando no es un hábito. Pero aquí la buena noticia: ser un padre sano no cuesta trabajo cuando se hace por amor propio, por amor a los hijos. Además, visto por el lado goloso, comer saludablemente nos regala un comodín para ser usado sin culpa algún día de la semana. Ese es un buen balance. ¿Nos echamos ese panqué de plátano o esos antojitos el domingo? Como muchos de ustedes, también pertenezco a esa generación que creció viendo comerciales infantiles no regulados en la tele. Ya saben, los maguitos, los payasos y las panteras que nos decían que los dulces nos daban súper poderes. Recuerdo que siempre que iba a casa de mis amigas –ciertamente, con alacenas más coloridas y seductoras– me daban envidia sus postres y, sobre todo, sus padres. Los míos eran raritos. Eran sanos. Hoy sinceramente se los agradezco. No es casualidad que México sea el primer lugar en obesidad infantil y el segundo lugar en obesidad en adultos. Y no, los niños no tienen la culpa. En los años ochenta y noventa estaban de moda los añadidos, los conservadores y los colorantes artificiales. Entre más rápido se preparaba algo, mejor. A algunos alimentos reales incluso se los satanizó públicamente hasta que, con el paso de los años, nos enteramos de que el huevo no era esa máquina productora de colesterol y que los carbs y las grasas no eran del todo malos. Al contrario, según me cuenta la Nutrióloga Clínica especializada en diabetes, Jennifer Asencio, necesitamos los carbohidratos para funcionar y pensar. Claro, ella habla de los carbs complejos, no de los que vienen incluidos en la torta de tamal –que, si la amamos, será el motivo por el que valga la pena cuidarse previamente– . Balance, ¿recuerdan? La doctora Asencio afirma que “la glucosa aporta energía al cuerpo, es decir, es el “combustible “. El cerebro, hígado y nuestros músculos funcionan gracias a ella. La glucosa constituye la única fuente de energía del sistema nervioso y de las células sanguíneas, por lo que una persona sana debe ingerir carbohidratos complejos, como granos, arroz, panes integrales y cereales todos los días pero de forma consciente, en un plato balanceado”. No aplica igual en personas con diabetes.Según la American Academy of Pediatrics, antes de los dos años es cuando se forman los hábitos alimenticios de nuestros hijos así que, sobre todo en este tiempo, debe tomarse decisiones nutricionales inteligentes. Un padre sano evitaría para él mismo y para sus hijos azúcares simples como dulces, caramelos, gomitas o pan dulce y los consumiría sólo en ocasiones especiales, en un sábado por la mañana o un día de toda la semana, sin atracones. Elegiría mejores productos, con etiquetas más limpias –esas en las que pueda pronunciar la mayoría de los componentes–. Aprendería a leer la información nutrimental para distinguir en ella los otros nombres del azúcar (edulcorante, sorbitol, dextrosa, etcétera). Haría un consumo responsable.Sólo con mejores decisiones alimenticias podemos tener hijos con mejores posibilidades de vida. Dejar de ver lo “sano” como un estigma y mejor verlo como lo que es: nuestra mejor herencia, la única vía para vivir más y vivir mejor. ¿Me acompañan? Lo podemos hacer juntos.Ensalada de nopal con frijolesSalmón a la parrila con salsa de aguacateSalmón al pibil
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD