Trucos Para Disfrutar la Carne en su Punto
Ideas para Fiestas

Trucos Para Disfrutar la Carne en su Punto

Por Kiwilimón - Marzo 2012
Te dejamos estos trucos básicos que son son esenciales para disfrutar la carne en su punto. El punto de sal Las carnes no hay que sazonarlas con sal hasta después de asadas o fritas. Salarla antes de dorarla hará que la carne pierda jugos y no quedará blandita y jugosa como se persigue. Limpiar la carne Nunca lavaremos la carne con agua, si es necesario limpiarla lo haremos con un trapo. Mojar la carne hace que ésta pierda sangre y quedará más seca. Conservar la carne Para conservar la carne en el frigorífico es mejor no utilizar papel de aluminio o plástico, la conservaremos mejor envuelta en papel encerado. Que no se endurezca Evitarás que la carne guisada en salsa quede dura, introduciendo durante la cocción un corcho bien limpio. Recetas de cocina recomendadas para carnes. Toma nota. Bistec a la Naranja Una deliciosa carne con un rico sabor a naranja. Lomo con Hierbas en Salsa de Mostaza Prueba este delicioso Lomo con perejil, albahaca, tomillo, vino blanco y mostaza Dijon. Rollo de Carne Una sencilla receta que se consume fría o caliente. Trocitos de Cerdo a la Tabasqueña Una sabrosa receta prehispanica tabasqueña de cerdo en salsa de chiles con jitomate.. Filete de Res Wellington Un platillo que luce espectacular y sabe delicioso. El filete de res se encuentra dentro de hojaldre con una mezcla de hígado o fois gras con champiñones. Esta receta está acompañada de una salsa de Madeira deliciosa. Costillas de Res al Vinto Tino Estas ricas costillas de res quedan deliciosas ya que la carne acaba siendo muy suave y con muchos sabores y olores.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La dieta keto es quizá la más popular del momento, mientras que del ayuno intermitente se ha hablado mucho de sus beneficios.Quizá ambos deben su fama a que muchas famosas, como Jennifer Aniston o Kourtney Kardashian, por ejemplo, pero ¿qué tan buena idea es ponerlos en práctica juntos?¿En qué consiste el ayuno intermitente?El ayuno intermitente es un patrón de alimentación que consiste en alternar períodos de ayuno con una alimentación normal. El método más popular es el de 16 por 8, es decir, puedes comer durante un lapso de 8 horas y luego ayunas por 16 horas.El ayuno intermitente se utiliza principalmente como técnica de pérdida de peso, pero algunos estudios han encontrado beneficios a la salud, como que reduce la inflamación y mejora la función cerebral y el control del azúcar en la sangre.¿Cómo es la dieta keto?La dieta keto o cetogénica consiste en una ingesta muy baja en carbohidratos y alta en grasas, por medio del proceso metabólico conocido como cetosis, con el cual el cuerpo descompone las grasas para formar sustancias llamadas cetonas que sirven como una fuente de combustible alternativa.Esta dieta es una forma efectiva de perder peso, pero también tiene otros beneficios, por ejemplo, la dieta ceto puede mejorar los síntomas mentales en personas con enfermedad de Alzheimer, además, puede reducir el azúcar en la sangre, mejorar la resistencia a la insulina y disminuir los factores de riesgo de enfermedades cardíacas, como los niveles de triglicéridos.Para saber si es funcional combinar una dieta keto con el ayuno intermitente, consultamos con la nutrióloga Jennifer Asencio, nutrióloga clínica especialista en diabetes, varias dudas con el fin de que tengas una guía si planeas ponerlas en práctica juntos.La primera duda que teníamos era si es buena idea combinarlos, a lo que nos recomendó tener en cuenta que seguir la dieta keto nos llega a parecer difícil, por lo que hacer ayuno intermitente puede resultar más complicado en combinación con esta dieta, “a menos que combinarlos vaya bien con tu ritmo de vida y sea algo con lo que puedas comprometerte”.Pero sí nos aseguró que “el ayuno intermitente podría contribuir al proceso de ‘quema de grasa’” y que “algunas personas usan el ayuno intermitente para arrancar el estado de cetosis” de la dieta keto. Es decir, combinar el ayuno intermitente con una dieta keto puede ayudarte a alcanzar la cetosis más rápido y a eliminar más grasa corporal que una dieta cetogénica sola.Sin embargo, “no es necesario hacer ayuno intermitente con la dieta keto, principalmente porque no estás restringiendo la ingesta de calorías durante el periodo en el que sí puedes comer”.Respecto a si son métodos efectivos y sin riesgo para bajar de peso, la respuesta es sí, pero “es importante mencionar que si padeces diabetes o usas insulina, tienes hipertensión, epilepsia, padeces de hígado graso, enfermedades renales, enfermedades cardiovasculares o cáncer, estos dos tipos de dietas están contraindicadas, así como en niños y mujeres embarazadas”.Si te preocupa no obtener los nutrientes suficientes con el ayuno intermitente y la dieta keto juntos, la nutrióloga Jennifer Asencio nos especifica que “ayunar puede afectar la absorción de vitaminas como la B1”, por lo que “es importante acudir con un especialista para saber si eres candidato y hacerte un plan personalizado para no tener ninguna deficiencia”.Por último, si sufres gastritis, también deberías prestar atención antes de decidir juntar estas dos dietas, pues “las personas que sufren de gastritis corren el riesgo de exacerbar sus síntomas de dolor abdominal e incluso de sufrir sangrado gastrointestinal durante las horas sin ingesta de alimentos”. Por otra parte, “el alto consumo de grasas y proteínas aumenta la acidez estomacal”, lo cual puede empeorar la enfermedad por reflujo”.En conclusión tanto la dieta keto como el ayuno intermitente son métodos exitosos para bajar de peso, pero como con cualquier cambio que desees meter en tu alimentación, debes consultar a un experto para sacar el mayor provecho de la experiencia, sin ninguna dificultad.Consulta aquí las mejores recetas keto:Coliflor rostizada con huevo y aguacateCalabazas rellenas de Ensalada Cremosa de PolloCaldo de Pollo con arroz de coliflor
Las hay dulces y saladas, hechas con masa de harina, con pasta hojaldrada o con masa de maíz, rellenas de carne o de queso, horneadas o fritas, pero ¿sabes cómo se preparan las empanadas en distintas partes del mundo?Las empanadas se comen tanto en Rusia como en Venezuela y Argentina. En México tenemos aglunas versiones en Hidalgo y en Veracruz. Por lo que si te preguntabas de dónde son las empanadas, te contamos que no se conoce con exactitud su origen; sin embargo, cada país tiene su propia versión y froma de prepar sus deliciosas empanadas. Aquí te contamos como se preparan las empanadas en distintas partes del mundo.¿De dónde son las empanadas?De acuerdo con la etimología de la palabra empanada, esta viene del castellano 'empanar', que implica poner algo entre pan o masa para cocerlo en el horno.Los pastores y viajeros solían rellenar panes con comida o vegetales, con el fin de comerlos después, durante la jornada laboral o en el camino.Tiempo después, las carnes o rellenos terminaron por cocerse junto con la masa para empanadas y tadán, tenemos las empanadas como las conocemos.Desde la Edad Media, en España se rellenaban con carnes de caza, con pescado, o con sobras de otros guisos, y se hacían con harina de trigo o de centeno.Así que, aunque no podemos saber exactamente de dónde son las empanadas, podemos decir que su origen están en Europa y Oriente Medio, y de ahí se difundieron a América.En España, las empanadas más famosas son las de Galicia y el relleno más común es el atún, pero también se hacen con otros ingredientes muy mediterráneos, como sardinas, mejillones o incluso pollo.También existen las empanadas conocidas como hornazo, típicas de Salamanca y Ávila, que van rellenas de chorizo, jamón u otros embutidos. En América, quizá las empanadas más famosas son las argentinas, cuyo relleno se conoce como recado o carbonada. Las formas más comunes de rellenarlas son con carne de vaca, pollo, jamón, queso y espinacas o acelgas, estas suelen ir acompañadas de una salsa blanca.En Bolivia, por ejemplo, las conocidas salteñas se preparan como una parte extra del desayuno y se hacen con masa dulce, que se pinta ligeramente de rojo o anaranjado y van rellenas de carne o pollo.Por su parte, Chile tiene en las empanadas un alimento icónico para su país, al grado de que han sido parte de la historia, pues el presidente Salvador Allende se refirió a la revolución chilena como una con "sabor a vino tinto y olor a empanada".La masa de estas empanadas está hecha con harina de trigo y las que más se comen van rellenas de mariscos y otra más de carne picada y cebolla, conocidas como empanadas de pino.En México, usualmente rellenamos las empanadas de carne, queso o pollo, pero también nos encanta hacerlas con guisados típicos de aquí, como rajas con queso o delicioso pollo con mole.Mientras que en Veracruz tenemos los volovanes, en Hidalgo tenemos los pastes. En otras partes del país, como en Sinaloa, las empanadas son dulces y van rellenas de guayaba o cajeta.Las empanadas también se comen en Perú, Uruguay, Venezuela y en otros continentes, como Europa y Asia. No pierdas la oportunidad de probar este delicioso platillo y prepáralo como se hace tradicionalmente en tu país, o como en otra parte del mundo. 
Como mexicanos, tenemos claro que los tacos en tortilla dura y con forma de quesadilla no son tacos, pero dentro del universo tex-mex, son un manjar con mucha historia.Pero ¿cuándo surgió este tipo de comida?, ¿quién la hizo popular? Su origen no sólo es una mezcla de dos culturas, sino todo un viaje de sabores.La etiqueta “Tex-Mex” se usó hasta la década de 1960 para describir la comida única del estilo de la región fronteriza, pero su origen se remonta más de cien años atrás, cuando Texas ¡todavía era parte de México! Así, el término se puede rastrear como una abreviatura del Ferrocarril Texas-Mexicano, alrededor del año 1875.Pero durante las décadas siguientes a los 60, diferentes ingredientes y estilos de cocina se combinaron a lo largo de la frontera para convertirse en lo que hoy llamamos Tex-Mex. El primer uso puede deberse a un artículo de 1963 en la revista The New York Times, sin embargo, el término realmente no despegó hasta la publicación del libro de 1972 “Las cocinas de México”, de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy.Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para establecer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y la versión americanizada, que era popular en Texas. Los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por el término al principio, pero, al final, la mayoría abrazó el término.Ahora, en cuanto a la comida, el tex-mex tiene sus raíces en las misiones españolas, donde se mezclaban alimentos básicos aztecas como frijoles, con ingredientes europeos, como el arroz. Los españoles también trajeron consigo muchos sabores que son esenciales para la cocina Tex-Mex, entre ellos, el aceite de oliva, la cebolla, el ajo, el orégano y el cilantro.Así, los tejanos descendientes de españoles fueron quienes mezclaron estos dos estilos de cocina después de que Texas se convirtió en un estado independiente y más tarde parte de Estados Unidos, logrando mantener su identidad y al momento de combinar sus recetas familiares tradicionales con los nuevos sabores que llegaron al área a medida que los estadounidenses emigraron al estado.Los platillos más famosos dentro de la comida Tex-MexEl chili con carne es un guiso de carne molida y chiles (y a veces frijoles) que se convirtió en un plato popular en San Antonio durante la década de 1880. Se trata de un plato esencial Tex-Mex que encontró una audiencia aún mayor en la Feria de la Palabra de 1893 en Chicago, gracias a la aparición del puesto de chili de San Antonio.Por su parte, los burritos nacieron en la frontera y se cree que recibieron este nombre en Ciudad Juárez, durante la Revolución Mexicana, gracias a un vendedor ambulante que los sirvió desde la parte trasera de su burro.Algunas otras de las comidas Tex-Mex más famosas son los nachos, nombrados así por un chef mexicano que por supuesto se llamaba Ignacio; las chimichangas, de las cuales dos restaurantes, en Arizona reclaman ser los creadores, y los frijoles refritos, que en México conocemos bien.Actualmente, la comida Tex-Mex existe en muchas partes del mundo, con restaurantes en Francia y muchísima demanda en Estados Unidos. Así que claro que el Tex-Mex no es completamente mexicano, pero sí tiene raíces y no deja de ser una delicia a la hora de comer.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexiana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Lasaña Tex MexBurrito de Pollo Búfalo con AguacateNachos con Queso y Chili con Carne
La comida es uno de nuestros gastos principales, no sólo porque tenemos que alimentarnos para vivir, sino porque además hay una gama infinita de opciones deliciosas que puedes comprar ya hecha.Tan sólo en México gastamos alrededor de 37 por ciento de nuestros ingresos en comida, lo cual es algo considerable si lo comparas con el porcentaje recomendado a destinar para pagar una renta, que es de 30 por ciento. Es decir, podrías estar gastando un poco más de lo que pagas de renta en comidas.Así que buscar opciones económicas sin privarte de comida que te nutra puede ser una gran forma de economizar con tus ingresos y, además, comenzar a comer de manera más consciente, con estos consejos sencillos.1. Reemplaza carnes por proteínas vegetalesLa carne y el pescado suelen ser los ingredientes alimenticios más caros en nuestros menús, por lo que probar algunas comidas vegetarianas durante la semana te ayudará a mantener los costos de tus comidas abajo. Además, existen muchas formas de reemplazar la proteína animal por vegetal e incluso puedes instaurar un "día sin carne" a la semana.2. Compra pollo enteroLa forma más barata de comprar pollo es comprar un pollo entero. De un pollo entero obtendrás 2 pechugas, 2 muslos, piernas y alas, además de un huacal (huesos) para hacer caldo. De él obtendrás varios guisos, por ejemplo, una tinga con la pechuga, un estofado con los muslos y las piernas, además de infinidad de platillos que requerirán del caldo. Congela lo que no vayas a comer y tu pollo entero no sólo será económico, sino muy rendidor.3. Usa frutas y vegetales congeladosLas frutas y verduras congeladas están subestimadas, porque piénsalo, ya vienen precortados y listos para usarse, son igual de buenos (sólo tienes que evitar aquellos con sal, azúcar o grasas) y por lo regular son más baratos que las variedades frescas. Las verduras congeladas se recogen en el pico de frescura y luego se congelan para sellar sus nutrientes, así que no perderás lo mejor de ellas.4. No desperdicies nadaTirar comida es lo peor que puedes hacer, así que sé estricto sólo compra lo que realmente vas a comer. Para esto, necesitas comenzar a planear las comidas, con el fin de utilizar todos los ingredientes de tu lista. Congela cualquier alimento que no utilices. Las bolsas y cajas de almacenamiento de alimentos serán útiles.5. No compres nada fuera de tu lista del súperElabora un plan de comidas semanal usando los ingredientes que ya tienes y haz una lista de compras de los artículos que faltan.Intenta no comprar cuando tengas hambre. Las personas que compran cuando tienen hambre tienen más probabilidades de gastar más, especialmente en alimentos menos saludables, como refrigerios ricos en grasas y azucarados.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD