¿Qué son las aguas frescas?
Verano

¿Qué son las aguas frescas?

Por Kiwilimón - Septiembre 2012
Considerada como una bebida tradicional mexicana, las aguas frescas se elaboran a partir de frutas, cereales o semillas, combinadas con agua y azúcar. No incluyen ningún tipo de alcohol y su consumo debe ser frío, pues estas bebidas son realizadas para las épocas calurosas, de ahí su nombre de "frescas". Pueden servirse a la hora de la comida o simplemente para refrescarse en un día soleado. Son ideales para los pequeños. Preparar aguas frescas en casa es de lo más sencillo, sobre todo cuando se trata de agua de frutas, otras necesitan cocción, pero igualmente son fáciles de hacer. Algunas de las aguas frescas más apreciadas son el agua de Jamaica, el agua de horchata, el agua de tamarindo, el agua de sandía y por supuesto, el agua de lima, pero hay muchas más. Por ejemplo, el agua de horchata mexicana se elabora con arroz y canela, y hay otros tipos de horchata en otros países, como la de Cuba o Puerto Rico que se hace con semillas de sésamo o ajonjolí, o la de Ecuador que se prepara con flores y hierbas aromáticas. Sobre el agua de Jamaica, que seguramente muchos de vosotros habréis probado, es la que se elabora infusionando flores de hibisco. Finalmente, las aguas frescas que se sirven para acompañar las comidas tradicionales mexicanas suelen buscarse con un contraste dulce y ácido, por lo que las frutas elegidas para estas bebidas suelen ser las del grupo de frutas ácidas, es una de las que nos resultarán más familiares a todos, pues en nuestro país todos hemos disfrutado del agua con azúcar y limón.

Recetas de cocina

Ahora que sabemos qué y de dónde provienen las aguas frescas, por qué no preparar algunas para acompañar nuestros alimentos o simplemente para refrescarnos. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Agua de Limón, Naranja y Pepino. Refrescante agua para estos días de calor. Agua de Limón. El agua de limón es una bebida clásica rica en vitamina C. Esta receta utiliza un secreto para que obtenga una delicosa espuma de limón. Agua de horchata de Arroz. Una bebida típica mexicana de arroz con azúcar. Agua de Jamaica. El agua de jaimaica es una bebida muy rica y diurética. Esta bebida se acostumbra tomar en México en las comidas, cenas, fiestas, etc. Agua de Avena. Agua de avena muy fresca y deliciosa para toda ocasión. Agua de Piña con Jengibre. Una rica agua fresca de piña con un toque de jengibre. Ideal para el verano.  

Para conocer más recetas de bebidas, haz click aquí.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La diosa del chile era Tlatlauhqui cihuatl ichilzintli o ‘Señora roja del respetable chile’. A nadie le cabía duda: al chile había qué rendirle respeto. El chile, originario de la zona andina o de la selva amazónica, ha sido el alma de muchas cocinas del mundo y sin duda, el fuego artificial de la cocina mexicana. ¿Qué sería de nosotros si faltara este fruto que lastima lo mismo que entretiene la lengua? Los españoles lo llevaron a Europa como souvenir. Allá se declararon sensibles a su picor. En cambio, los paladares árabes, asiáticos y africanos lo recibieron como revelación. Muy pronto lo incorporaron a sus cocinas y comenzaron a producirlo. Ahora el extranjero que se declare intolerante a él, padecerá su influjo en más de un tercio del mundo. En Asia se perdería de cremosos currys de la cocina india, del pad thai de la cocina tailandesa, de las barbacoas de la cocina coreana con kimchi fermentado y guindillas o de las sopas agripicantes de la cocina sichuanesa. Ni qué decir del taco mexicano. El no iniciado se llevará a la boca un sencillo amasijo de carne y maíz sin su bendición de salsa verde. Que momento tan anticlimático tendrá al comer una torta de milanesa sin una mordida intermitente a un chile en escabeche. No hay platillo local donde no se le pueda hacer un huequito. Ya Cristóbal Colón hablaba de él como “una planta tan picante como la pimienta que los nativos consumen en todas las comidas”. Al chile sólo se le deja cuando el estómago lo pide o cuando se emprende ruta a tierras más occidentalizadas. En cada ocasión se le extraña. Todo es culpa de la capsaicina, una sustancia que responde al dolor y que libera opioides y endorfinas que lo neutralizan. Por ella, el chile es motor de placer y adicción.El uso del chile es antiguo. Se cree que las culturas mesoamericanas lo comenzaron a cultivar tan pronto se volvieron sedentarias. La altura y el clima favorecieron su esparcimiento. En las culturas nacionales fue alimento sagrado y leyenda. Aún hoy es signo que aleja el “mal de ojo” a penas se pone un collar vigilante en la puerta. Es sinónimo de fiesta cuando armoniza los alimentos; es suspiro, lágrima y silencio para los que toma desprevenidos.En Perú, la otra gran gastronomía latinoamericana, es una constante. Está presente en la sazón del ceviche, en el rocoto relleno arequipeño. En el sudeste asiático aporta balance a los guisos junto a la lima kafir y el coco. En los restaurantes mexicanos –los finos, los de calle– es cortesía y el centro de mesa más bello junto a un par de bolillos o totopos.Marea porque para mitigar su calor dan ganas de inspirar y con ello se sobre oxigena el cuerpo. Calienta la garganta lo mismo que la mente, por eso es albur y jolgorio del lenguaje –un deambular entre el respeto y la burla–. El o la que aguanta mucho es ‘macho’. El o la que aguanta poco es ‘gallina’. El chile se convierte en dulce cuando se le añade azúcar; en mole, cuando se le añade magia. Hace algunos siglos era correctivo para los niños maleducados y hoy es correctivo cuando se quiere tapar una mala técnica culinaria. El chile es el éxito de muchos negocios, un objeto del deseo en la cultura pop mexicana y erotismo en la poesía urbana. Está presente en rimas leyendas y canciones, como aquella que asegura que es picante pero sabroso. ¡Gracias, chile, por existir!Para terminar de rendirle un homenaje como se debe, te dejamos este compilatorio de salsas que, sin importar del país que seas, le darán alegría a tu comida.
Todos lo sabemos: de norte a sur, de este a oeste, en México amamos los tacos. Por algo Netflix lanzó su serie: Las Crónicas del taco, que estrenará su segunda temporada el próximo 15 de septiembre. La primera emisión, de 6 capítulos, abordó la importancia del taco en la cultura mexicana a través de protagonistas que todos conocemos: Pastor, Carnitas, Canasta, Asada, Barbacoa y Guisado.Un sabroso viaje por la Ciudad de México, Michoacán, Sonora, Hidalgo y otras geografías de México que fueron abordadas y saboreadas entre tortillas y salsas en esta serie documental, que reunió no sólo a los mejores exponentes de cada tipo de taco, sino también a investigadores, cocineros, periodistas y, por supuesto, el público que disfruta un buen taco. Y en esto último nos pintamos solos. ¡Aquí lo importante es taquear! Pedro Reyes, periodista gastronómico, a quien entrevistaron y, además, planeó y apoyó en la curaduría de algunos tacos y taquerías para la primera temporada, declara que sus recomendaciones fueron las taquerías emblemáticas y de calidad probada. “Las elegí por alguna historia en específico, por algún gran personaje detrás o por su relevancia y trayectoria. Esto no necesariamente tiene que ver con que sean las más conocidas. Más bien hay que hablar de las taquerías que, por alguna de estas razones, son dignas representantes del taco que da título a cada episodio”. Para Pedro (@piterpunk): “un taco memorable lo hace la experiencia que resulta del equilibrio entre una buena tortilla, un relleno con producto de calidad y bien ejecutado, y una salsa con personalidad. Si alguna de estas falta, es difícil que haya un taco memorable… a menos que alguno de los tres elementos –casi siempre la salsa– de verdad sea legendario. La salsa puede ser una experiencia memorable por sí sola”. Esperamos con mucho antojo y expectativa esta segunda temporada, que auguramos estará llena de tacos memorables y en la que Pedro Reyes estará presente. Él, en exclusiva para Kiwilimón, nos adelanta que veremos un taco superchilango y otro que es endémico de una región, pero amado por todo el país.¡Te invitamos a conocinar nuestro top de tacos de Kiwilimón!
Las fiestas patrias son sinónimo de alegría, comida, música, baile y muchas otras celebraciones para los mexicanos. Por suerte y a pesar de la cuarentena a causa del coronavirus, este guateque no se tiene que cancelar del todo, ya que aún se nos permite festejar en el hogar. Por eso, no te puedes perder estos maravillosos tips para celebrar el 15 de septiembre sin salir de casa. Vístete de México Inicia los rituales de festejo desde el momento en el que te vistes y si no tienes vestimenta tradicional mexicana, como camisas bordadas, guayaberas o vestidos de colores, puedes pintarte de verde, blanco y rojo. Celebra con bebidas y comida mexicana Bien dicen que la comida es una fiesta, así que elige tus platillos mexicanos favoritos y prepáralos sin complicarte la vida. Te dejamos algunas opciones de comida y bebidas mexicanas, además, aquí puedes encontrar más. Pambazo mexicano de papa con chorizoAtole de mazapánEsquites tradicionalesSopes de tingaCantaritos locosDisfruta de música y baile mexicano ¿Quién dice que necesitas salir a la plaza para sentir el espíritu patriótico? Basta con poner un poco de música mexicana, despejar la sala y ponerte a bailar con los que habitan tu hogar; no importa si es con tu familia o sólo tus mascotas. Entre las canciones que no pueden faltar en tu playlist, están: México lindo y queridoEl son de la negraLa lloronaDiviértete con juegos tradicionales mexicanos ¡Olvídate del celular y la computadora! Para este 15 de septiembre en casa, regresa a las raíces de tu infancia y celebra con tu familia o con quienes compartas tu hogar, juegos tradicionales mexicanos. ¿Qué opinas de estas ideas? LoteríaCanicasNo te enojesBalerosDa el tradicional Grito de IndependenciaFinalmente, para honrar la tradición donde el cura Miguel Hidalgo pronunció las palabras que convocaron a la independencia en 1810, el 15 de septiembre a las 11:59 pm, puedes dar el grito para decir con toda la fuerza de tus pulmones “¡Viva México!”. Si algo hemos demostrado los mexicanos, es que somos capaces de enfrentarnos ante cualquier adversidad, así que con estos consejos y mucha creatividad, podremos festejar con sana distancia el 15 de septiembre desde casa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD