Así puedes evitar desperdiciar tanta comida
Medio ambiente

Así puedes evitar desperdiciar tanta comida

Por Kiwilimón - Julio 2019
El desperdicio de alimentos es una situación grave en el mundo y no sólo es muy triste que todos los días, toneladas de alimentos terminen en la basura, sino que además, hacemos un daño directo a los bolsillos.

Para evitar que la comida termine por ser desechada, te damos algunos pasos sencillos para ser más consciente y poder aprovechar mejor nuestros recursos.


Todo empieza desde las compras
El primer paso, y quizá el más importante, es que planees correctamente las compras. Antes de hacer tu lista para el súper, revisa lo que tienes en el refrigerador.

A veces hay tesoros en el fondo del cajón de las verduras que se pueden convertir en una deliciosa sopa antes de que pase demasiado tiempo. Aprovecha ese jamón de la semana pasada para unas croquetas y si te sobró demasiado, piensa comprar un poco menos la siguiente vez.

Te recomendamos intentar esta receta de Croquetas de Papa con Jamón 

Nada de distracciones
Recuerda, si vas de compras con hambre o sed, pondrás en tu carrito mucho más de lo que necesitas. Apégate a tu lista y a la planeación que hayas hecho para la semana. Una vez que llegas a casa, empaca y almacena todo correctamente y así tendrá más vida de anaquel.

Aprovecha los ingredientes
Muchas veces al preparar una receta, usamos sólo una parte de las frutas y verduras que compramos. Por ejemplo, con el apio: si usas los tallos para una ensalada, aprovecha las hojas en una sopa y la parte blanca de la base para dar más sabor a tu caldo. También puedes hacerlo con los tallos de los champiñones o los tallos gruesos del brócoli, que hacen una rica sopa o ensalada.

Los plátanos que ya están muy negritos son perfectos para hacer panqué o agregarlos a la masa de hotcakes. Si no tienes tiempo de prepararlo pronto o no tienes suficiente cantidad, no te preocupes, congélalos hasta que estés lista.

Si tienes pedacitos de diferentes quesos, es el momento de hacer una salsa deliciosa para tu pasta favorita. Y en la alacena, revisa mensualmente las fechas de latas y salsas, y úsalas en tiempo.


Cuida las porciones
Para evitar tener desperdicios, es mucho mejor servir porciones pequeñas y si alguien quiere más, entonces que se sirva después. Si sobra comida, recuerda enfriarla rápido y conservarla adecuadamente para que dure más tiempo.


Administra inteligentemente las sobras
Con frecuencia, nuestro refrigerador se convierte en un paso previo al basurero por tener cantidades pequeñas de sobras que no se aprovechan. Si preparaste comida de más, recuerda conservar lo que quede en recipientes adecuados, siempre marcando el contenido y la fecha de empaque, para que estés consciente de cuándo debes consumirlo.

Por otra parte, también puedes darle nueva vida a las sobras. Por ejemplo, si hubo pollo al horno, deshebra el sobrante para unos taquitos; las verduras cocidas picadas se pueden mezclar con pasta fría y vinagreta, o con atún y mayonesa para una ensalada; los frijoles refritos con salsa de jitomate y caldo toman un nuevo aire en una sopa. O simplemente fríe ese arroz blanco con verduras picadas, cubitos de carne o camarón, y salsa de soya para una cena oriental ligera...

Usa tu imaginación y dales giros distintos a esos recipientes con sobras. Al final de mes, se sentirá la mejora en tu cartera.
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Erika Benton
18/09/2019 20:19:45
Muy útil. Gracias!
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
La pasta es uno de los platillos más comunes y fáciles de cocinar que existe, un ingrediente que siempre tenemos en nuestra despensa y que puede transformar una comida o cena perfecta. Son tantas las posibilidades que nos ofrece la pasta en sus más de 300 variedades, que merece la pena que exploremos con las diferentes salsas que podemos preparar.Aunque no hay reglas escritas respecto a las salsas y la pasta, hay algunas combinaciones que funcionan mejor, por ejemplo:-El espagueti por lo regular es acompañados de salsas ligeras con tomate, aceite y ajo.-Las pastas largas y gruesas o macarrones son bañadas con salsas espesas y condimentadas. -A los tallarines y cintas se les vierten salsas verdes o blancas y pueden estar acompañadas de vegetales como brócoli o champiñones.Luego de estos tips, te enseñaremos los básicos para las salsas más comunes y exquisitas, para que acompañes tus pastas y dejes boquiabiertos a tus invitados.Salsa AlfredoEl creador de esta salsa es el chef Alfredo di Leilo, quien picó finamente un diente de ajo y lo frió en mantequilla. Antes de dorarse agregó nata líquida, la cual dejó cocinar a fuego lento por tres minutos. Al cumplirse el tiempo agregó queso parmesano rallado para darle un último hervor.Recetas con salsa AlfredoCarbonaraEsta salsa es la más utilizada a la hora de preparar el espagueti, ya que es muy fácil y sencilla. Su preparación incluye bañar la pasta cocida con seis yemas de huevo y queso parmesano y a la hora de servir en el plato, se incorpora el tocino (previamente cocinado), pimienta negra molida y más queso.Pesto Esta salsa la podemos preparar en el molcajete. Para lograr el sabor característico del pesto necesitarás dientes de ajo junto, un puñado de piñones y un manojo de albahaca para crear una pasta. Luego se le añade queso de cabra seco rallado y aceite de oliva poco a poco hasta conseguir una crema espesa, además de un chorro de agua con la que herviste la pasta para que quede un poco más liquida y añadirla a la pasta una vez que esté en el plato. Este Pesto también puede ser rojo, únicamente cambia la albahaca por jitomates secos.En caso de que tus salsas queden muy aguadas, puedes aplicar los siguientes consejos para espesarlas.- Cuando estés hirviéndola, déjala a fuego lento sin taparla, esto estimulará la evaporación del agua adicional. Este método no cambiará el sabor.- En caso de que no quieras evaporar el agua, podrías agregarle una cucharadita de maicena para espaguetis y cambiará la consistencia.- Otra forma de espesar es terminar de cocinar la pasta con la salsa. El almidón de la pasta hará que la salsa espese y de paso, tu espagueti esté bien cubierto.Seguramente en más de una ocasión has recurrido a las pastas, así que esperamos que estos tips te hayan servido para prepararlas como toda una experta.
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD