No más cubiertos de plástico para Francia
Medio ambiente

No más cubiertos de plástico para Francia

Por Kiwilimón - October 2016

Que todos nosotros como individuos reciclemos y hagamos un esfuerzo por llevar una vida sustentable ayuda, pero que la decisión de dar una vuelta de 180º hacia el bien del planeta venga de tu propio país como ley es importantísimo.

Esto es lo que ha pasado en Francia, país que ha hecho una declaración contra la contaminación al dejar de usar utensilios que se ven en todos lados del mundo.

Cucharas, cuchillo y tenedores de plástico han desaparecido de Francia. Su venta y uso es ilegal, pues el país galo hace un esfuerzo para ayudar como pueden a detener el cambio climático.

A menos de que el producto que uses para comer sea hecho de materiales biodegradables, ya no es permitido.

Ahora, la ley entrará en efecto en 2020, como parte de la iniciativa Energy Transition for Green Growth, que es a su vez una pieza clave del esfuerzo europeo por disminuir el impacto humano en el ambiente. Resulta además que no todo será tan fácil pues compañías productoras de plástico como Pack2Go de Bruselas planean demandar esta ley y pedirle a la Unión Europea que tome cartas en el asunto.

Éste asunto promete alargarse pues por una parte no es sólo Francia quien empieza a tomar medidas contra el cambio climático pues países como España y Alemania también tratarán de implementar nuevas leyes en los años que vienen.

El problema es que los intereses industriales de Europa no dejarán que esto pase tan fácilmente. De hecho, los empresarios dicen que la nueva ley francesa incluso traerá más basura, pues las personas pensarán que pueden dejar sus cubiertos biodegradables donde sea.

A final de cuentas esto es una tendencia, una región de India llamada Karnataka ya ha prohibido el uso de plástico en todo el estado. En San Francisco se han quitado las bolsas de plásticos en los súper mercados desde 2007 y en el Reino Unido el uso de cada bolsa en la que quieran llevar sus compras sube el precio por 5c por unidad.

Si es que vas de picnic o disfrutas de algo rico en el parque, te recomendamos algunos platillo que se comen sin utensilios, para que disfrutes también de ayudar al planeta.

Brochetas de queso y aceitunas

Sándwich de espárragos

Panini de jamón serrano

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La papaya es una de las frutas favoritas para el desayuno gracias a su delicioso sabor y múltiples beneficios para la salud, pero si de verdad quieres sacarle provecho, debes aprender cómo hacer que se conserve. Así que no te pierdas estos sencillos consejos para mantener la papaya fresca por más tiempo. ¿Cómo escoger la papaya más fresca? Uno de los secretos clave a la hora de mantener la papaya fresca por más tiempo es prestar atención a su cáscara para saber si podrás consumirla ese mismo día o si te servirá para después en la semana. Si notas que la cáscara de la papaya es de tono naranja uniforme, libre de manchas y tonos cafés, además de tener textura firme y suave pero no demasiado blanda, entonces está lista para ser consumida. En caso de tener tonalidades verdes o manchas amarillas, será mejor que esperes entre 4 y 5 días antes de comerla. Recuerda limpiarla totalmente y guardarla en un lugar fresco, seco y alejada de la humedad y la luz. ¿Cómo conservar la papaya fresca por más tiempo? Una vez que hayas cortado la papaya y desees almacenarla para después, envuélvela en papel film y colócala boca debajo de donde la cortaste dentro del refrigerador. También puedes cubrirla con un trapo de cocina limpio o papel con cera de abeja y guardarla dentro de un tupper con tapa hermética. Recuerda colocar la papaya en el lugar donde haga menos frío dentro del refrigerador. Cada que cortes un pedazo de papaya, deberás repetir este proceso para que se conserve fresca más tiempo. Si lo haces correctamente, podría durarte hasta una semana. ¿Conoces algún otro consejo para mantener fresca la papaya?
Existen de antojos a antojos. Uno que tiene mucho arraigo en Jalisco y estados colindantes es la birria: una receta consistente a base de carne cocida en horno, tradicionalmente de piedra o al hoyo, bañada en una salsa o adobo donde los chiles son claves.  Sobre su origen hay varias versiones, y en todas se unen los saberes en técnicas de cocción de los locales mexicanos con los ingredientes introducidos por los españoles, en especial la res, el cerdo y el chivo. Justo una de las versiones habla sobre la popularidad que tuvo el chivo a mediados de 1800, en la zona de Jalisco y Zacatecas, antes llamada Nueva Galicia, donde estos animales se multiplicaron a tal grado que los ganaderos optaron por regalarlos a sus trabajadores.  Estos hombres y mujeres decidieron no sólo aprovechar la leche, como los españoles, sino todo el animal cociéndolo bajo tierra o en horno de piedra como lo hacían con otras carnes. Para enriquecer la receta untaron un adobo enchilado que generalmente empleaban para cocinar aves, y el resultado al paso de los años es la birria como la conocemos y disfrutamos hoy.  Otra versión sobre el origen de la birria me la compartió la investigadora Maru Toledo, quien ha dedicado más de 20 años al estudio de la cocina de la zona occidente. Datos que nos llevan al municipio jalisciense de Ameca, donde gracias al registro de las jornadas laborales de los vaqueros se sabe de una preparación que hacían bajo tierra con algunas de las reses que tenían al alcance y que los caporales seleccionaban para alimentar a todas sus cuadrillas.  Maru me aclara que esta preparación sólo iba untada con grasa, de donde viene el término birriar, que para los peninsulares hacía alusión a algo sucio o embarrado, por como veían que aderezaban el animal. Sea cual sea la versión, lo popular a la birria nadie se lo quita, y por ello al extenderse su consumo por otros estados como Aguascalientes, Michoacán, Zacatecas, Nayarit y Colima, y en el mismo Jalisco, los lugareños fueron imprimiendo su toque a la carne, al adobo y ajustado sus formas de cocinar, según sus posibilidades. Ahora no sólo el chivo y la res son protagonistas, existen zonas en estos estados que la preparan con cerdo, borrego, conejo, armadillo, iguana, pollo, ternera, pescado bagre y mixtas. Perfectas proteínas que cobijan con un mundo de adobos compuestos por chiles y especias que obedecen también a los ingredientes al alcance, aunque el chile guajillo y el jengibre seco son constantes. A la colorada versión se suma la llamada birria blanca que aún sobrevive en el Occidente; generalmente es de res y se condimenta con algunas hierbas de olor para cocinarse bajo tierra o en horno, métodos tradicionales a los que se han sumado la birria al vapor o hasta hecha como carne cocida. Por último, no nos olvidemos de la birria tatemada: proceso que consiste en volver a poner la carne ya cocida al calor del horno y dejar que se haga una costrita, que al menos en Jalisco encanta, junto a unas tortillas recién hechas y un extra de caldito por un lado. Fotos: Gilberto Hernández.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD