Cómo hacer la mejor pierna adobada para Navidad
Recetas

Cómo hacer la mejor pierna adobada para Navidad

Por Kiwilimón - Diciembre 2020
La pierna adobada es una receta clásica de la Navidad mexicana, pero para que este año te quede suave y jugosa, te dejamos esta inforreceta con todos los puntos necesarios para lograrlo y el mejor tip incluido: usar tu cuchillo con alveolos Victorinox®.


Califica esta receta
Calificaciones (7)
Faby Ramos
14/12/2020 16:33:17
Riquísima
Jessica Pacheco
14/12/2020 15:28:05
Buenisima
Martin Miguel Pajarito Limon
14/12/2020 13:16:39
Así haré la pierna, pero también la mechare.
Amparo Moreno
14/12/2020 06:33:35
Con estos ingredientes sabe más sabroso el sabor la cocinare pāra fin de año.
Obi Sosa
10/12/2020 11:02:40
Se, antoja, pero no me gusta mucho el chile pasilla, pero lo voy a preparar, gracias
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
Exfoliar la piel puede ser una gran forma de darle luminosidad y hacer exfoliantes caseros con azúcar morena es súper sencillo y lo más probable es que no necesitarás comprar ingredientes extra, pues puedes usar los que tienes en casa.La azúcar morena es un gran exfoliante por el tamaño pequeño de sus granos, gracias a los cuales afloja los enlaces de las células de la piel, elimina las células muertas y promueve que salgan las células nuevas.Por otra parte, la azúcar morena es un humectante natural para mantener la piel suave e hidratada, es más suave que la sal para la piel, ideal para pieles sensibles, además de que es un ingrediente económico.Cómo hacer un exfoliante casero con azúcar morenaLos gránulos de azúcar pueden hacer que la piel se sienta pegajosa, así que asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte con este remedio casero para pieles sensibles.Necesitarás:1/2 taza de azúcar morena1/2 taza de aceite vegetal que puede ser coco, jojoba, oliva, almendra o semilla de uvaMezcla la azúcar morena con el aceite en un tazón y si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia adecuada. Si lo deseas también puedes añadir una o dos gotas de tu aceite esencial favorito en la mezcla. Es importante lograr la consistencia adecuada, esto significa que no debe quedar demasiado líquida, porque esto puede dificultar poder tomarla con las manos, pero tampoco debe quedar muy seca y desmoronarse demasiado.Una vez listo, aplica el exfoliante casero de azúcar morena con movimientos circulares suaves sobre la piel y después enjuaga con agua tibia.Lo recomendables es hacerlo dos o tres veces por semana y evitar hacerlo diario, pues exfoliar demasiado la piel puede dejarla seca, sensible e irritada. Si tu piel está seca y sensible, lo mejor es hacerlo solo una vez a la semana y si tienes una afección cutánea o no estás seguro de la frecuencia con la que debes exfoliar tu piel, habla con tu dermatólogo.
Llegó la temporada de otoño y con ella también arrancan las festividades de cierre del año en Norteamérica, empezando por el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving Day.Esta celebración es una variante de los festivales que se observan alrededor del mundo con motivo de la cosecha. El primer Día de Acción de Gracias se remonta a un banquete entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los wampanoag que tuvo lugar en 1621. La tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra, sin embargo, no fue hasta 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual.El Thanksgiving Day se celebra el cuarto jueves de noviembre en los Estados Unidos y está catalogada como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias.La cena se caracteriza por una serie de platillos reconfortantes y especiados, entre los que destacan el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y el característico pavo acompañado de gravy y de su relleno. Sin lugar a dudas, el pavo es el platillo que protagoniza la cena de Acción de Gracias, pues un Thanksgiving sin un pavo al centro de la mesa es prácticamente inconcebible. Pero lo que muy pocas personas saben es que esta ave tuvo su origen en lo que hoy es México.El guajolote, el primer animal domesticado en el México PrehispánicoDe acuerdo con el artículo titulado “Origen y dispersión del guajolote doméstico en Mesoamérica. Una conjunción de factores ambientales y culturales”, el guajolote fue el primer animal que entró en un esquema de domesticación en el México prehispánico. Los académicos señalan que los bosques de pino y encino de la cuenca de México fueron el primer hábitat de la subespecie M. Gallopavo, el guajolote silvestre del que derivó la forma doméstica.Existen registros de guajolotes domésticos en la Cuenca de México—al sur de la altiplanicie mexicana y en el borde de los bosques de pino y encino—, sin embargo, los restos más antiguos de guajolotes se encontraron en ofrendas funerarias prehispánicas de 1200 y 500 A.C. Diferentes investigaciones apuntan que el pavo fue llevado a España después de la conquista y de ahí se diseminó por toda Europa. Un par de siglos más tarde—y después de haber sido seleccionado genéticamente hasta convertirlo en la especie que conocemos actualmente—los peregrinos que emigraron de Inglaterra llevaron el pavo de regreso al continente americano.Hoy en día el pavo engalana millones de mesas alrededor del mundo durante el Día de Acción de Gracias y Navidad. 
Hoy en día, es de vital importancia mantener una buena salud, pues esto nos ayuda a combatir todo tipo de enfermedades a través del sistema inmune. Sin embargo, también debemos preocuparnos por otras partes del cuerpo, como el cerebro. En esta ocasión, te contamos sobre los alimentos que protegen y fortalecen nuestro cerebro, te sorprenderás.Los 10 mejores alimentos para el cerebroSi quieres mejorar tu memoria y proteger el cerebro, lo único que tienes que hacer es incluir estos alimentos nutritivos y saludables en tu dieta, notarás la diferencia en poco tiempo. ¡No te pierdas estos alimentos que ayudan al cerebro!1. NuecesLas nueces son ricas en proteína y grasas saludables, por lo que son tu mejor opción para preparar copas de yogur con granola, ensaladas y sopas. Cabe mencionar que las nueces son una excelente fuente de omega-3, vitamina E y antioxidantes, por lo que su consumo es benéfico para tu cerebro y corazón.2. PescadoEste tipo de pescado es rico en omega-3, un tipo de grasa que no es dañina y que tiene efectos benéficos sobre el cerebro, ya que este nutriente ayuda a construir células en el cerebro y, además, estos ácidos grasos también mejoran la memoria. Por otro lado, diferentes estudios científicos indican que el omega-3 podría proteger al cerebro del Alzheimer y los problemas cognitivos que vienen con la edad. Para aprovechar todos los beneficios de este alimento, lo más recomendable es consumirlo al menos dos veces por semana. Recuerda que debes elegir pescados como el salmón, atún, trucha, sardinas o bacalao.3. ChocolateSI te gusta el chocolate, entonces esto te hará muy feliz, pues ahora tienes otra gran razón para prepararte una taza de chocolate caliente. La cocoa y el chocolate oscuro son ricos en cafeína, antioxidantes y flavonoides. Todos estos nutrientes ayudan a mejorar la memoria, el proceso de aprendizaje y el estado de ánimo. Sin embargo, recuerda que debes elegir chocolate con al menos 70% de cacao y no agregar demasiada azúcar.4. Moras azulesEste tipo de bayas es tu mejor opción para proteger y fortalecer tu cerebro, pues los flavonoides no solo le dan su característico sabor, también son ideales para mejorar la memoria.5. Vegetales de hoja verdeGracias a que los vegetales de hoja verde, tales como las espinacas, el kale y las acelgas son ricos en vitamina K, ácido fólico y luteína, son la mejor opción para preparar deliciosas ensaladas, sopas y guisados, los cuales tendrán muchos beneficios para tu cerebro.También puedes leer: Colaciones para mejorar la memoria de tus pequeños6. Café y téLos rumores eran ciertos, la cafeína te ayudará a estar más despierto, pero también a pensar mejor, a mejorar tu memoria. Por si fuera poco, la el café también contiene antioxidantes, los cuales tiene beneficios para tu cerebro, pero también para tu salud en general. En el caso del té verde, esta también es una excelente opción para comenzar tu día, pues mejora el funcionamiento de tu cerebro, la memoria y la concentración, además te hará sentir más alerta.7. BrócoliEste vegetal es rico en vitamina K y antioxidantes, dos nutrientes esenciales para una vida saludable. Recuerda que la vitamina K se relaciona con una mejora en la memoria, mientras que los antioxidantes protegen contra los radicales libres.8. Pepitas de calabazaOtra increíble opción para cuidar tu cerebro son las pepitas de calabaza, pues además de ser deliciosas, también son muy nutritivas. Los expertos señalan que estas semillas protegen al cerebro de los daños causados por los radicales libres, pero también son una maravillosa fuente de minerales como zinc, magnesio y hierro. Todos estos nutrientes son esenciales para mantener un cerebro fuerte y sano.9. Naranjas¡Esta es la excusa perfecta para preparar un fresco jugo de naranja por las mañanas! Recuerda que al contener vitamina C, esta fruta es tu mejor opción para prevenir el deterioro mental, sin embargo, esta vitamina también te ayudará a mejorar la concentración, la memoria y la atención.10. HuevoEn kiwilimón te damos más razones para preparar huevos cada mañana. Debido a que son ricos en vitamina B6 y B12, son un alimento ideal para fortalecer tu cerebro. Ya lo sabes, en kiwilimón te decimos cómo proteger al cerebro a través de tu alimentación.También puedes leer: Alimentos con beneficios para el cerebro de los niños
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD