Increíbles formas de cocinar con vino que no conocías
Recetas

Increíbles formas de cocinar con vino que no conocías

Por Kiwilimón - Febrero 2019
Tinto, blanco, rosado o espumoso, no importa. El vino es delicioso en todas sus versiones. Para disfrutarlo no solamente puedes recurrir al famoso maridaje entre la bebida y tus alimentos. El vino también puede servirte para preparar platillos espectaculares. ¿Te gustaría aprovechar hasta la última gota de tu botella favorita? Descubre las formas más originales de cocinar con vino.

Cocimiento a fuego lento

Usa un vino tinto con más taninos o un blanco un poco más ácido para cocinar a fuego lento carne, pollo o pescados. Si compras el vino exclusivamente para cocinar, evita usar variedades añejadas o de alta calidad. Las tonalidades de estos vinos se pierden en la cocción, así que no tiene caso invertir en una botella cara.

Marinado

Otra manera increíble de usar el vino en la cocina es el marinado. Aparte de darle un sabor muy especial a los
alimentos, el proceso de marinado suaviza la carne y le da una textura más tierna. Puedes agregar un chorrito de vinagre para intensificar los sabores. Recuerda que debes darle vueltas a la carne para que el marinado sea uniforme.




Cocción corta

Otra técnica de cocina que incluye el uso de vino es la cocción breve. A diferencia de las primeras dos opciones, en esta el vino entra en contacto con los alimentos por un corto periodo. Por lo general se usa una taza de un vino con más cuerpo para darle una mayor gama de sabores al platillo sin que tenga que pasar demasiado tiempo.

Pochado

El vino es un ingrediente excelente para los platillos que incluyen frutas. En lugar de preparar unos simples tejocotes en almíbar puedes cocinarlos en una mezcla de vino, azúcar y especias. Después de que las frutas estén cocidas, puedes retirarlas del fuego y dejar que la salsa se reduzca hasta formar una especie de jarabe. Este sirope es perfecto para acompañar tus postres.

RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:
Pollo al Vino Tinto Clásico
Crema de dos quesos con Arándano y Vino Blanco
Pechuga de Pollo con Vino Marsala
Alubias Rojas al Vino Tinto

Horneado

La combinación de vino y chocolate es uno de esos maridajes legendarios que nunca falla. Para aprovechar este delicioso dúo puedes usar el vino en la preparación de pasteles, brownies, cupcakes o cualquier postre de chocolate que deba hornearse. Sin necesidad de agregar una botella entera notarás cómo el vino le da un gusto muy especial al chocolate.

Salsas y aderezos

Probablemente la manera más sencilla de utilizar el vino en la cocina es haciendo salsas o aderezos. En el caso de las salsas lo más común es que se incluya un proceso de cocción, mientras que los aderezos suelen prepararse en crudo, únicamente añadiendo aceites, jugos (cítricos, casi siempre) y especias.

Pasta impregnada

Esta es una versión similar a las frutas pochadas, solo que en este caso se hace con pasta. Para esta preparación lo único que debes hacer es poner a cocinar la pasta de tu elección en una mezcla de agua y vino a partes iguales. No hay necesidad de que hagas algún
otro ajuste a la receta que usualmente sigues.

Mermeladas

Finalmente, otra manera original de usar el vino en la cocina es preparar mermeladas. En este caso particular puedes aprovechar cualquier tipo de vino (tinto, blanco o rosado) y añadir algunas frutas, si se te antojan. Si no, con un poco de pectina y azúcar puedes hacer una deliciosa mermelada de vino.

No desperdicies el vino. Usa tu creatividad en la cocina y aprovecha cada gota de tu vino favorito.


Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los nutriólogos sugieren llevar una dieta balanceada en la que se incluya el consumo diario de frutas y verduras. Siguiendo esta recomendación podemos tener una mejor salud, controlar el peso, prevenir ciertas enfermedades, entre otras cosas.Si bien los beneficios de comer frutas son muchísimos, la manera en que nuestro organismo aprovecha estos nutrientes depende mucho del momento del día en que las consumimos. Por esta razón te contaremos en esta entrada cuáles son los mejores horarios para comer fruta.A primera hora en la mañana.Cuando has pasado algunas horas sin comer, tu digestión es más eficiente. Las frutas por la mañana se digieren mejor, ya que las enzimas necesarias para este proceso no tienen que trabajar con otros alimentos. De esta manera, tu cuerpo puede aprovechar aún más los múltiples beneficios de las frutas, entre ellos los antioxidantes y las vitaminas.30 minutos antes o después de comer.Para evitar una mala digestión es recomendable dejar pasar media hora antes y después de tus comidas en caso de que quieras ingerir alguna fruta. Si decides acompañar tus alimentos con frutas corres el riesgo de padecer alguna molestia estomacal, como inflamación o indigestión.Antes de hacer ejercicio.Para poder realizar alguna actividad física debes contar con el combustible necesario. Las frutas pueden darte esa energía que tanto necesitas gracias a su aporte de azúcar y carbohidratos. Lo bueno de comer frutas antes de hacer ejercicio es que son un alimento ligero, por lo que no te dejarán una sensación de pesadez o incomodidad.Después de hacer ejercicio.Al terminar una rutina de ejercicios es muy importante que proporciones a tu cuerpo los alimentos ideales para reponer los electrolitos perdidos. Con esto te aseguras de que tu organismo recibirá la energía y los nutrientes que requiere para que los músculos se recuperen.Estas recomendaciones son generales. Debes recordar que los requerimientos de cada persona varían dependiendo de su edad, actividad física y condiciones de salud. A menos que tu doctor te lo indique, te sugerimos no consumir frutas justo antes de irte a dormir. Estos alimentos tienen suficiente azúcar como para reactivar tu cuerpo y evitar que tengas una buena noche de descanso.Recetas con frutas que puedes preparar:JicanieveCheesecake de Fresa Bajo en AzúcarJicaloca
¿La celulitis de tus piernas no te deja andar a gusto en tu traje de baño? ¡No te preocupes! Existen muchos remedios que pueden ayudarte a librarte de la piel de naranja, pero antes de que pongas manos a la obra debes saber qué es exactamente la celulitis y cuáles son las razones por las que aparece. La celulitis es la acumulación de grasa en forma de cavidades justo debajo de la superficie de la piel. Suele presentarse más frecuentemente en las zonas de los muslos, caderas y glúteos, pero también hay ocasiones en las que puede haber celulitis en la zona abdominal y los brazos. Las causas de la celulitis son muchas. Factores genéticos, cambios hormonales y el uso de ciertos medicamentos pueden propiciar la aparición de la piel de naranja. Pero, eso no es todo. Hay algunos hábitos que, aunque parezcan irrelevantes para el cuidado de tu piel, pueden estar causándote celulitis. Estas son las causas más comúnes por las que sale celulitis:  Permanecer en la misma posición mucho tiempoEl estar de pie o sentada por largos periodos afecta la circulación en las piernas. Esto, además de provocarte várices, puede propiciar la aparición de la celulitis. Procura cambiar de postura constantemente y caminar todos los días.Llevar una mala alimentaciónLos alimentos procesados y el azúcar refinado hacen que sea más difícil que el cuerpo elimine las toxinas. Entonces, si comes muchos alimentos chatarra las toxinas comienzan a acumularse y surge la piel de naranja.No tomar suficiente aguaNuestro cuerpo está mayoritariamente compuesto por agua, así que cuando no bebemos suficiente agua (por lo menos dos litros al día), la piel se debilita y las células adiposas no se metabolizan correctamente.Usar ropa muy ajustadaLos pantalones muy apretados impiden que la sangre circule bien por las piernas, con lo cual los muslos, las caderas y los glúteos no reciben suficiente oxígeno. Esto provoca que se acumulen toxinas y salga celulitis.Fumar y beber alcohol en excesoLas personas que fuman tienen más probabilidades de desarrollar celulitis, y esto se debe a la falta de oxigenación y a las toxinas que entran al organismo a través del humo del tabaco. Y el alcohol tiene un efecto similar. Su consumo excesivo aumenta la presencia de ácidos grasos y toxinas, dando como resultado una piel menos lisa.Tener un estilo de vida sedentarioLa falta de actividad física también influye en la apariencia de la piel. Si nunca haces nada de ejercicio, es más probable que tarde o temprano tengas piel de naranja o que se agrave su aspecto si ya la tienes.Hacer dietas muy estrictasLos regímenes alimenticios que se enfocan en perder mucho peso en poco tiempo muchas veces hacen que el propio organismo se alimente del músculo y almacene más grasa. Por lo cual provocan la formación de celulitis.Comer mucha salLa sal tiene muchos beneficios para la salud, pero cuando se consume en exceso puede provocar daños en el organismo. Uno de los principales efectos negativos que tiene es la deshidratación, lo que provoca celulitis.Beber demasiado caféAunque es cierto que los productos a base de cafeína o las exfoliaciones con café pueden ayudar a mejorar la apariencia de la piel, beber mucho café hace que se acumulen toxinas debajo de la piel, así que mide tu consumo diario.Tener altos niveles de estrésEstar constantemente bajo situaciones de mucha presión hace que el cuerpo genere más cortisol. Esta hormona, además de prepararnos para enfrentar momentos estresantes, hace que aumenten los depósitos de grasa en el cuerpo.Combate la celulitis con estas recetas:Wrap cremoso de pechuga de pavo y quesoAguacates rellenos de cóctel de camarónEnchiladas de Nopales bajas en carbohidratosSopa de Pasta con pollo
Cuando horneas un pastel por primera vez, te imaginas que será perfecto, esponjocito y apetitoso, digno para una fotografía de alta repostería; pero la verdad no siempre pasa eso. Pero, no te preocupes, esto tiene solución. Haz que tus pasteles queden esponjosos siempre con estos 5 trucos para hornear.Sigue la receta al pie de la letra. Parece algo muy obvio, pero en la repostería este consejo no está de más. La cocina es un proceso químico y como tal, la alteración de los ingredientes sí que modificará el resultado. Es muy común improvisar o sustituir ingredientes, algo así como aplicar un "se me hizo fácil" o eso de colocar cantidades al tanteo. Al preparar platillos salados esto quizá tenga buenos resultados, pero en la repostería es casi un hecho que acabará siendo una mala idea. Así que, pesar bien los ingredientes y seguir paso a paso la receta es un buen inicio para conseguir que quede esponjoso. Templa los ingredientes.La temperatura de los ingredientes es esencial para el proceso de mezcla e integración. Por esta razón es súper importante que todos tus ingredientes estén a temperatura ambiente, principalmente la leche, los huevos y la mantequilla. Bastará sacarlos del refrigerador un ratito antes de comenzar.Da aire, mucho aire.La masa de un pastel requiere mucho aire para esponjarse, y esto se consigue batiendo muy bien los huevos. El batido puede realizarse de manera manual o con batidora, separando las yemas de claras. Sea como sea que lo hagas, debes batir y seguir batiendo hasta que el contenido triplique su volumen y luzca como un mousse blanco.Tamiza la harina.Suena como un proceso complejo, pero no es más que pasar la harina por un colador. La harina es protagonista de la masa y, por lo tanto, necesita estar libre de grumos, ser suave y contener aire suficiente para facilitar la mezcla e integración con el resto de ingredientes y obtener así, una mejor consistencia.Cuida el proceso de horneado.Algunas de las cosas más importantes que debes tomar en cuenta a la hora de hornear son:*Precalentar el horno antes de introducir tu molde.*Colocar el molde en el centro del horno para una cocción más uniforme.*No abrir el horno antes de tiempo. Si bien hay un momento para corroborar el punto de cocción, este jamás será antes de los dos tercios de tiempo total.Ahora que ya sabes estos trucos para que un pastel esponje, es momento de ponerlos en práctica. Te dejemos aquí unas recetas de deliciosos pasteles:Pastel de pan de elotePastel de Chocolate sin HarinaRosca de CanelaRosca de Conchas
¿La celulitis de tus piernas no te deja andar a gusto en tu traje de baño? ¡No te preocupes! Existen muchos remedios que pueden ayudarte a librarte de la piel de naranja, pero antes de que pongas manos a la obra debes saber qué es exactamente la celulitis y cuáles son las razones por las que aparece. La celulitis es la acumulación de grasa en forma de cavidades justo debajo de la superficie de la piel. Suele presentarse más frecuentemente en las zonas de los muslos, caderas y glúteos, pero también hay ocasiones en las que puede haber celulitis en la zona abdominal y los brazos. Las causas de la celulitis son muchas. Factores genéticos, cambios hormonales y el uso de ciertos medicamentos pueden propiciar la aparición de la piel de naranja. Pero, eso no es todo. Hay algunos hábitos que, aunque parezcan irrelevantes para el cuidado de tu piel, pueden estar causándote celulitis. Estas son las causas más comúnes por las que sale celulitis:  Permanecer en la misma posición mucho tiempoEl estar de pie o sentada por largos periodos afecta la circulación en las piernas. Esto, además de provocarte várices, puede propiciar la aparición de la celulitis. Procura cambiar de postura constantemente y caminar todos los días.Llevar una mala alimentaciónLos alimentos procesados y el azúcar refinado hacen que sea más difícil que el cuerpo elimine las toxinas. Entonces, si comes muchos alimentos chatarra las toxinas comienzan a acumularse y surge la piel de naranja.No tomar suficiente aguaNuestro cuerpo está mayoritariamente compuesto por agua, así que cuando no bebemos suficiente agua (por lo menos dos litros al día), la piel se debilita y las células adiposas no se metabolizan correctamente.Usar ropa muy ajustadaLos pantalones muy apretados impiden que la sangre circule bien por las piernas, con lo cual los muslos, las caderas y los glúteos no reciben suficiente oxígeno. Esto provoca que se acumulen toxinas y salga celulitis.Fumar y beber alcohol en excesoLas personas que fuman tienen más probabilidades de desarrollar celulitis, y esto se debe a la falta de oxigenación y a las toxinas que entran al organismo a través del humo del tabaco. Y el alcohol tiene un efecto similar. Su consumo excesivo aumenta la presencia de ácidos grasos y toxinas, dando como resultado una piel menos lisa.Tener un estilo de vida sedentarioLa falta de actividad física también influye en la apariencia de la piel. Si nunca haces nada de ejercicio, es más probable que tarde o temprano tengas piel de naranja o que se agrave su aspecto si ya la tienes.Hacer dietas muy estrictasLos regímenes alimenticios que se enfocan en perder mucho peso en poco tiempo muchas veces hacen que el propio organismo se alimente del músculo y almacene más grasa. Por lo cual provocan la formación de celulitis.Comer mucha salLa sal tiene muchos beneficios para la salud, pero cuando se consume en exceso puede provocar daños en el organismo. Uno de los principales efectos negativos que tiene es la deshidratación, lo que provoca celulitis.Beber demasiado caféAunque es cierto que los productos a base de cafeína o las exfoliaciones con café pueden ayudar a mejorar la apariencia de la piel, beber mucho café hace que se acumulen toxinas debajo de la piel, así que mide tu consumo diario.Tener altos niveles de estrésEstar constantemente bajo situaciones de mucha presión hace que el cuerpo genere más cortisol. Esta hormona, además de prepararnos para enfrentar momentos estresantes, hace que aumenten los depósitos de grasa en el cuerpo.Combate la celulitis con estas recetas:Wrap cremoso de pechuga de pavo y quesoAguacates rellenos de cóctel de camarónEnchiladas de Nopales bajas en carbohidratosSopa de Pasta con pollo
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD