10 Snacks saludables para la oficina
Recomendaciones de Cocina

10 Snacks saludables para la oficina

Por Kiwilimón - Febrero 2016
Comprar frecuentemente papitas fritas, galletas o pan en la máquina expendedora de tu trabajo, podría no traerte muchos beneficios. Así que para esos momentos de antojo frente a la computadora, te traemos estas opciones ricas, fáciles y sobre todo saludables. ¡Chécalas!
  1. Manzana con mantequilla de maní
Esta combinación se ha vuelto un clásico entre las recomendaciones de los nutriólogos. Aquí obtendrás algo de fibra y proteína que necesitas.
  1. Almendras
Son muy fáciles de llevar a la oficina, además tienen omega-9, un ácido graso muy bueno para la salud del corazón. Con unas 10 sería suficiente. Leer: Cocina tu propia mantequilla de maní
  1. Palitos de apio o zanahorias con hummus
Los vegetales están llenos de nutrientes, y el hummus generalmente se hace con aceite de oliva, el cual tiene grasas ‘buenas’ para el corazón.
  1. Palomitas de maíz caseras
Estos granos contienen una buena cantidad de fibra, la cual te ayuda a sentirte satisfecha por más tiempo. En vez de sal, podrías agregarles queso parmesano. Leer: Prueba estas zanahorias con hummus de garbanzo
  1. Barritas con pocas calorías
Entre menos azúcar tengan y más ingredientes naturales, mejor. Lo ideal sería que tú misma las prepararas en casa para que evitar los ingredientes añadidos de las barritas comerciales.
  1. Pepinos con queso feta
Los primeros tienen mucho agua y son casi cero calorías, mientras que el queso podría aportarte una buena ración de proteínas. Leer: Prepara estas barritas nutritivas
  1. Yogur con fruta
Si quieres algo más dulce, elige esta opción nutritiva. Solo procura que el yogur sea natural o griego y que la fruta sea fresca. Puedes picar manzana y después añadirle el yogur.
  1. Avena instantánea
Cuando tengas ganas de un tazón de cereal, evita los azucarados y mejor come un sobrecito de avena instantánea que tenga la menor cantidad de endulzantes. La avena tiene fibra y puede reducir los niveles de triglicéridos. Leer: Disfruta estas copas de yogur con fruta
  1. Mix de semillas
Pepitas de girasol o calabaza. Un puñado ambas te aportaría ácidos grasos esenciales y también podría ayudar a mantener en condiciones óptimas tus niveles de azúcar en la sangre.
  1. Chocolate negro u oscuro
Esta es otra opción para saciar tu antojo por algo dulce. Recuerda que debe tener más del 70% del cacao puro y una mínima parte de azucares adicionales. Este chocolate también te ayudaría a mantenerte concentrada. Leer: Aprende a tostar las semillas de calabaza    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Imagínate viajar a un universo lleno de magia, donde el color y el sabor se apoderen de tus sentidos en cada mordida. Pues así se siente probar un helado de Gelatoscopio, la heladería más creativa y divertida en la Ciudad de México. En Gelatoscopio podrás encontrar una amplia variedad de helados que individualmente representan un mundo distinto, pues no solamente basan su esencia en un sabor, como la mayoría de los helados, sino que están constituidos por otros ingredientes con formas y colores increíbles que los convierten en una experiencia culinaria diferente. La creadora de esta maravillosa firma de postres es la chef repostera Fernanda Prado, quien gracias a su perseverancia, energía y determinación se ha convertido en un referente de máxima calidad en la cocina dulce. Entre los helados más populares, y por supuesto, irresistibles, podemos encontrar a ChocoPunk, un cono de cacao con helado de chocolate con avellanas y merenguitos de cacao; Brownilla, con un cono de cacao, helado de vainilla con caramelo y grandes trozos de brownie y mi favorito, Nubrefresónico, un helado de fresas con crema, con fresas naturales, malvaviscos de frambuesa y berries deshidratados. Tampoco puedes perderte los deliciosos flotantes, sorbetes frescos, sándwiches de helado y malteadas cremosas. De verdad que cada helado cuenta una historia distinta y los hay para todos los gustos y paladares. Puedes encontrar a Gelatoscopio en la colonia Roma y Polanco en un horario de 12 pm a 8 pm, de lunes a domingo. ¡Atrévete a probarlos! Facebook: https://www.facebook.com/GelatoscopioInstagram:https://www.instagram.com/gelatoscopio/Sitio web: http://gelatoscopio.mx/
Durante la época de frío, es esencial cuidar tu piel, pues esta puede resecarse debido a las bajas temperaturas. Además de lavarlas con agua y jabón, usar protector solar aplicar crema, también es importante que consumas frutas, verduras y otros alimentos que la mantengan hidratada y eviten otros daños. Si quieres cuidar e hidratar tu piel de manera natural y a través de lo que comes, aquí te decimos cuáles son los alimentos que debes consumir. Por otro lado, recuerda que la piel seca no solo es un problema estético, pues puede enfatizar la falta de ciertas vitaminas en tu dieta:SelenioVitamina AVitamina C Vitamina DVitamina EZincTambién puedes leer: Crema humectante de chocolate paso a pasoAlimentos para hidratar tu pielCuidar tu piel es muy fácil y económico, pues no necesitas comprar cremas caras. Al contrario, lo mejor es adoptar una dieta sana y ricas en frutas, verduras, semillas, nueces y proteína. Si tu piel es seca, esto puede empeorar aún más durante el otoño y el invierno, por eso te aconsejamos incluir todos estos alimentos en tu dieta, notarás la diferencia de inmediato. Aquí te aconsejamos cómo hidratar tu piel a través de tu dieta, te sorprenderás.PepinoEl pepino no solo es un alimento ideal para preparar todo tipo de ricas botanas, también tiene muchos beneficios para nuestra piel. Gracias a que contiene más de 95% de agua, es una excelente opción para mantener nuestra piel hidratada.Chocolate oscuroSi te gusta el chocolate, tenemos grandes noticias para ti. Gracias a que la cocoa es rica en antioxidantes, este alimento te ayudará mantener tu piel hidratada y a fortalecerla. Por otro lado, un estudio científico reveló que las personas que comían alrededor de 20 gramos de chocolate oscuro al día resistían dos veces más la radiación UV que las personas que consumían este tipo de chocolate. Así que ya lo sabes, si quieres tener una piel hidratada y mucho más resistente, prepárate un chocolate caliente o come chocolate oscuro, pero recuerda, este debe contener al menos 70% de cacao y no contener azúcar.Alimentos ricos en vitamina B3Esta vitamina, también conocida como niacina, ayuda a retener la hidratación en la piel por más tiempo, así como a mejorar la textura de tu piel y a tratar las manchas y la hiperpigmentación. Si quieres aprovechar todos estos beneficios, debes consumir alimentos ricos en niacina:PolloChampiñonesAtúnChícharosAguacateEl aguacate es un ingrediente esencial en la cocina mexicana, pues con él podemos preparar el delicioso guacamole y otras salsas. Sin embargo, el aguacate no solo es delicioso, también es un alimento rico en omega-3, complejo B, vitamina C, vitamina E y minerales, por lo que se convierte en una excelente opción para nutrir tu piel, mantenerla hidratada y fortalecerla. Ahora que ya sabes todos los beneficios que el aguacate tiene para ti, procura añadir un poco a todos tus platillos, serán aún más deliciosos y nutritivos.PepitasAdemás de ser un snack muy accesible y delicioso, las pepitas de calabaza son tu mejor opción si quieres mantener tu piel hidratada de manera fácil y sencilla, ya que es una semilla rica en vitamina A, un nutriente asociado con la hidratación de la piel y con la prevención de la aparición de los signos de la edad. También puedes leer: Cómo hacer polvo de arroz para que la cara no se vea brillosaFrutas con un alto porcentaje de aguaComer frutas que contienen una cantidad importante de agua es buena idea si quieres tener una piel bien hidratada, ya que además contiene vitaminas, minerales y nutrientes. Las frutas ideales para ti son las frambuesas, moras azules, zarzamoras, fresas y kiwis.NuecesLas nueces no solo son ideales para mejorar tu memoria y combatir los niveles altos de colesterol, también son excelentes para cuidar tu piel y mantenerla hidratada. Debido a que son ricas en omega-3, antioxidantes, minerales y vitaminas A, B y E, las nueces serán tu mejor aliado para el cuidado de la piel.HuevoSi te gustan los huevos para el desayuno o el almuerzo, aquí tenemos otra gran razón para consumirlos de manera regular. Los huevos contienen una buena cantidad de proteína y luteína, los cuales mantendrán tu piel bien hidratada.Cítricos ¡En kiwilimón te damos otra excusa para preparar una rica limonada! Como ya sabes, todos los cítricos son ricos en vitamina C, un nutriente que promueve la producción de colágeno, una sustancia que hidrata la piel y previene la aparición de arrugas. Ya lo sabes, para tener una piel radiante, incluye más toronja, naranja, limón y mandarina en tu dieta.Aceite de oliva extra virgenSi estás buscando los mejores alimentos para cuidar de tu piel, el aceite de oliva extra virgen te sorprenderá con todos los beneficios que tiene para ti. Gracias a que es rico en vitamina E y grasas buenas, este tipo de aceite hidratará tu piel de manera natural.CamoteEl camote no solo es un ingrediente ideal para preparar dulces y ensaladas, también es uno de los alimentos más saludables que existen, pues es rico en vitamina A y C. Estos nutrientes mantendrán tu piel hidratada durante la época de frío.
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
Uno de los regímenes alimenticios que ha cobrado relevancia en los últimos años por sus beneficios visibles en la reducción y mantenimiento del peso es la “Dieta Paleo”, que se refiere a un tipo de alimentación basado en lo que se consumía en la prehistoria –justamente en la era paleolítica, de ahí su nombre–, antes de que existiera la agricultura, es decir, en lo que se obtenía mediante la caza y la recolección, como carnes, pescado, frutas, verduras, semillas y frutos secos. Su fundador, el Dr. Loren Cordain, profesor en la Universidad Estatal de Colorado, señala que su concepto es extremadamente simple y lo resume así: “debemos comer alimentos similares a aquellos en los que evolucionamos y debemos evitar los alimentos que no fueron parte de nuestra evolución”. Aunque muchos de los alimentos que consumía el hombre ancestral ya no existen, este movimiento explica que “la Dieta Paleo moderna imita los alimentos que hubiéramos consumido en nuestro pasado histórico. Es lo más cercano que podemos llegar a una dieta no adulterada por métodos agrícolas modernos, cría de animales o alimentos procesados”. ¿Y por qué evitarlos? Este movimiento considera que gracias a la incorporación de los alimentos provenientes de la agricultura, como los lácteos, cereales y leguminosas, ahora tenemos enfermedades como obesidad, diabetes y padecimientos cardiacos, por eso convendría retomar esta dieta primaria. Voltear o no hacia un régimen “Paleo” Pero, ¿qué tan sencillo sería trasladar esta idea a nuestras condiciones actuales de vida? La nutrióloga del deporte Raquel Pérez de León García señala que el fundamento de esta dieta es que “el cuerpo está genéticamente preparado para una alimentación paleolítica”. Sin embargo, agrega la experta, aunque este régimen incluye alimentos base de un estilo de vida saludable, la ausencia de cereales integrales y leguminosas, que son buenas fuentes de fibra, vitaminas y otros nutrientes, podría generar deficiencias. En general, la Dieta Paleo es un régimen muy saludable, sin embargo no es para todos, aclara la especialista Pérez de León García: “una dieta correcta es la que incluye todos los grupos de alimentos y, por ejemplo, si eres una persona físicamente activa, puede ser que con el régimen Paleo no cubras tus requerimientos y que tu rendimiento baje al excluir muchos alimentos que son ricos en hidratos de carbono y fibra, como los cereales y las leguminosas”. De hecho, médicos, nutriólogos y diversas investigaciones sugieren que se pueden obtener los mismos beneficios de esta dieta si se come de todo pero de manera equilibrada y haciendo ejercicio. Si en tus planes está seguir la “Dieta Paleo”, ten en cuenta sus beneficios y posibles inconvenientes, aunque lo mejor que puedes hacer es acercarte con un nutriólogo para que pueda orientarte: Pros y contras de la Dieta Paleo Beneficios Se alcanza un peso saludable al evitarse casi todos los alimentos que son ricos en hidratos de carbono y que realmente son los que nos hacen subir de peso: harinas, azúcares, pastas y todos los alimentos procesados. Ayuda a controlar los niveles de glucosa y triglicéridos en sangre, así como la presión arterial, lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiometabólicas como la diabetes tipo 2, sobrepeso, obesidad y padecimientos del del corazón, aunque en los estudios clínicos que se han realizado con ella, todavía no hay resultados a largo plazo de los posibles riesgos y beneficios de la dieta. Inconvenientes Seguir la Dieta Paleo no es algo muy práctico, ya que no se puede consumir ningún alimento procesado o empacado. Aunque implica comer más natural, lo cual es muy bueno, explica la nutrióloga Pérez de León García, necesitarás mayor tiempo para preparar tus alimentos, además de que deberás buscar formas para adaptarte en caso de que te inviten a comer o tengas alguna reunión social. Es mucho más caro comer así, por eso no está al alcance de todos. Si la dejas de hacer y empiezas a comer harinas, cereales y azúcares, puede venir el efecto rebote (si no lo haces correctamente).Lo que sí y lo que no en un régimen Paleo Alimentos permitidos Frutas Verduras Semillas Frutos secos Carnes bajas en grasa Pescado Aceites de oliva, aguacate, macadamia y coco Agua y tés herbales Raíces Alimentos prohibidos Cereales como el trigo, avena y cebada Leguminosas como las habas, lentejas, garbanzos y alubias Productos lácteos como leche y yogur Azúcar Comida procesada Sal Muy rara vez puedes comer o beber Café Vino y cerveza Azúcares naturales como la miel Harina de almendra o coco ¡Aliméntate en serio con Santander!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD