13 increíbles maneras de comer pastel de zanahoria
Recomendaciones de Cocina

13 increíbles maneras de comer pastel de zanahoria

Por Kiwilimón - September 2017
¿Te gusta el queso crema? ¿Eres fan de la zanahoria? ¿Le quieres poner canela a todo? ¡El pastel de zanahoria es TU postre! Como sabemos que una sola receta de pastel de zanahoria no es suficiente, reunimos 13 increíbles maneras de disfrutar este exquisito postre. Prueba estas deliciosas versiones del tradicional pastel de zanahoria y deléitate con todo el sabor de sus ingredientes:

Pastel de zanahoria

Si apenas empiezas a hacer tus pininos en la cocina, te recomendamos que pruebes esta receta. Es muy sencilla y no tienes que preocuparte por alguna preparación especial (básicamente lo único que tienes que hacer es mezclar todos los ingredientes y hornearlos).

Pastel de zanahoria y nuez 

Esta receta es un poco más sofisticada que la anterior (aunque no lo parezca, agregar solo dos ingredientes más puede cambiar muchísimo el sabor). Antes de que embetunes tu pastel, deja que se enfríe para que no se derrita el glaseado.

Galletas de pastel de zanahoria 

Con esta preparación te demostramos fácilmente la magia de la cocina: agrega avena a la receta del pastel de zanahoria de toda la vida y ¡voilá! Disfruta unas riquísimas galletas con el sabor de tu pastel favorito.

Rosca de pastel de zanahoria 

Existen algunos ingredientes que pueden ayudarte a aligerar tus postres, por ejemplo el yogurt griego. De igual manera, puedes realzar los sabores de los postres agregando ingredientes que jamás te habrías imaginado, como pimienta.

Rollo de pastel de zanahoria 

Si quieres lucirte con un postre rico y vistoso, este rollo es una excelente opción. Para evitar problemas al momento de enrollarlo, lo mejor es que pongas poca mezcla en la charola y así quede más delgado el bizcocho.

Pastel de zanahoria sin horno 

Si de plano le huyes a todas las recetas que requieren horno o no tienes mucho tiempo, este pastel de zanahoria sin horno será tu favorito. Elige un panqué de vainilla o nuez para que combinen mejor los sabores de los ingredientes.

Pastel de zanahoria con glaseado 

Para decorar un pastel con un glaseado rico no necesitas más que dos ingredientes, y esta receta es la prueba. No olvides cernir los ingredientes secos antes de mezclarlos para evitar grumos en la masa.

Carlota royal de pastel de zanahoria 

¿Te encanta el pastel de zanahoria, pero quieres consentir a tus comensales con un postre muy especial? Esta carlota es todo lo que estás buscando: ingredientes ricos y accesibles más una presentación espectacular. ¡Tienes que probarla!

Pastel de zanahoria clásico 

Aunque la receta del pastel de zanahoria ya es de por sí una de las opciones más saludables dentro del universo de los postres, esta versión incluye ingredientes como puré de manzana y arándanos que aumentan su aporte nutrimental

Carrot cupcakes 

Tal vez tengan un sabor muy similar, pero la textura de los cupcakes es mucho más ligera y esponjosa. ¿Cuál es el secreto? Batir los huevos a punto de nieve para que tengan mucho aire y la mezcla no quede apelmazada.

Pastel de zanahoria y yogurt 

Cuando tengas antojo de un postre, pero te remuerda la conciencia por romper la dieta, recuerda que existen opciones saludables a las recetas tradicionales. Este pastel es muy ligero y además lleva germen de trigo, semillas de girasol y harina integral para una dosis extra de fibra.

Pastel de zanahoria relleno de cheesecake 

A todas alguna vez nos ha pasado que nos cuesta escoger entre un postre y otro (una de las decisiones más difíciles de la vida), pero ese ya no será un problema. Esta receta combina dos de tus consentidos: el pastel de zanahoria y el cheesecake.

Betún de queso crema 

Finalmente, te compartimos una receta muy sencilla pero increíblemente deliciosa de betún de queso crema. Unta un poco de esta delicia sobre un pan de zanahoria y convierte la bollería más sencilla en un postre espectacular. Pastel, rollo, cupcakes, sin horno, con harina integral, sin huevo… el pastel de zanahoria es delicioso en todas sus versiones. ¿Qué esperas para experimentar en tu cocina con estas exquisitas recetas?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El invierno llega y por fin podemos usar nuestros suéteres más cómodos y calientitos, comer los platillos de temporada y disfrutar de las cenas con amigos y familiares (aunque este año probablemente sean virtuales), pero además de todos estos pros, este cambio de estación trae consigo un ambiente más seco y frío, que hace que nuestra piel y cabello se reseque.Si por fin tienes un poquito de tiempo libre, pero un presupuesto limitado, no te preocupes, porque con esta mascarilla casera para el pelo, tendrás una melena envidiable y tan hidratada como si fuera verano.Mascarilla casera de jojoba y coco para el cabello resecoEl aceite de jojoba se extrae del fruto de una planta abundante y perenne que en climas duros y desérticos, y aun así, también produce una nuez con muchas propiedades curativas. Es esta nuez de la planta de jojoba la cual se puede convertir en aceite.El aceite de jojoba es lo suficientemente suave como para usarlo como aceite portador para mezclarlo con otros aceites esenciales, pero también puedes usarlo solo. Muchas personas usan aceite de jojoba como parte de su rutina de cuidado de la piel, pues existe mucha evidencia que respalda el uso de aceite de jojoba puro como remedio para el acné, la piel seca e innumerables otras afecciones de la piel.Para hacer esta mascarilla necesitarás sólo 1 cucharada de aceite de coco y 1 cucharadita de aceite de jojoba. Simplemente mezcla los aceites en un recipiente apto para microondas, luego calienta durante unos 30 segundos y estará listo para aplicar. Masajea el aceite en las puntas de tu cabello (pues es ahí donde el cabello generalmente está más dañado) y sube hasta las raíces. Puedes aplicar el tratamiento en el cabello seco o húmedo, pero quizá obtendrás mejores resultados al hacerlo en el cabello húmedo, después de secarlo con una toalla. Ponte un gorro de baño para cubrir el pelo y déjalo reposar al menos 30 minutos para permitir que los aceites hagan su magia. Luego lava tu pelo con champú, enjuaga los aceites y acondiciona como de costumbre. Puede usar esta mascarilla casera para el pelo reseco de 1 a 2 veces por semana.
El delicioso ponche navideño siempre cuenta con una porción de caña, que a todos nos gusta mordisquear para sacarle el sabor, pedacitos de manzana, de guayaba, pero también suele traer una fruta que muchos hacemos de lado: el tejocote.Nativo de México y de Guatemala, el tejocote crece en un árbol llamado manzanillo y aquí en México se produce en Guerrero, Oaxaca, Jalisco, Michoacán y Durango. También es conocido como manzanita o manzana de la inda y aunque puede que no sea tu fruta favorita, si este diciembre te lo encuentras en un ponche, no le hagas el feo, porque tiene muchos beneficios para ti.Beneficios del tejocoteComo fruta, el tejocote cuenta con varios elementos nutritivos y beneficiosos para el cuerpo humano: Contiene vitamina C. Los tejocotes son ricos en vitamina C, la cual está relacionada con la mejora de las defensas y el sistema inmune que previene enfermedades.Contiene calcio. El calcio es un mineral indispensable para nuestro cuerpo, pues está relacionado con varios procesos importantes, como la contracción muscular o el funcionamiento del sistema nervioso, por ejemplo.Contiene vitaminas del complejo B. Entre sus funciones, estas vitaminas ayudan a formar los glóbulos rojos y ayudan a prevenir enfermedades.Contiene hierro. Entre las funciones del hierro se encuentra una principal: llevar el oxígeno a todo el cuerpo y formar glóbulos rojos.Pero el tejocote no sólo es muy nutritivo, también tiene otros usos medicinales e incluso cosméticos, farmacéuticos y textiles debido a su alto contenido en pectina.Los otros usos del tejocote incluyen alimentos para el ganado (para los cuales se utilizan las hojas y frutos) y usos medicinales tradicionales; por ejemplo, la infusión de raíz del tejocote se usa como diurético y como remedio para la diarrea, y las preparaciones a base de la fruta son un remedio para la tos.Aunque es pequeña, esta fruta mexicana típica de la temporada decembrina contiene grandes beneficios, usos y propiedades que seguro no imaginabas.
Las legumbres son el alimento ideal para aquellos que quieren comer de manera saludable, equilibrada y económica. De hecho son tan buenas que se recomienda que formen parte del 25% de proteína que se debe consumir diariamente. Así que si quieres añadir más nutrientes a tu dieta, estas son las 5 legumbres que no te puedes perder. Garbanzos Los garbanzos son una legumbre sumamente importante ya que contienen todos los aminoácidos esenciales, además de ser una importante fuente de proteína natural. Lo mejor de los garbanzos es que se pueden comer de mil formas como en tlacoyos, ceviche y hasta en hummus. Lentejas Las lentejas son un alimento muy saludable, económico y fácil de conseguir. Estas legumbres altas en fibra, pueden cocinarse de diferentes maneras como en sopa, en ensaladas y en tortitas. Soya Al igual que los garbanzos, la soya es una fuente importante de proteínas de buena calidad con los aminoácidos indispensables y lo mejor es que en ella también encontramos ácidos grasos, omega 3,6,9 y vitamina E, así como fibra soluble e insoluble. Frijoles Los frijoles son una excelente fuente de fibra, minerales y antioxidantes. Contienen carbohidratos de absorción lenta, un alto contenido en ácido fólico, tiamina, riboflavina y niacina. Además, también aportan magnesio, potasio, zinc, calcio y fósforo al cuerpo. ¡Son un manjar completo y delicioso! Cacahuates Para la sorpresa de muchos, los cacahuates son legumbres y también tienen importantes nutrimentos para la salud. Los cacahuates son portadores de grasas saludables, vitaminas del complejo B, vitamina E, minerales como el potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, hierro y zinc. ¿Ya consumes estas legumbres nutritivas?
Pensar en comer más vegetales es en realidad una tarea titánica, pues la variedad es tan amplia, que se expande hasta el jardín submarino. Sí, existen algas comestibles ricas en vitamina A, C y del grupo B, además de que algunas incluso aportan proteína y grandes dosis de minerales.Si comer algas marinas te parece lo más extraño, lo más probable es que ya las hayas probado al menos en el sushi o en una sopa miso, por ejemplo, pues sin duda son los japoneses quienes han sacado provecho a los vegetales acuáticos, pero estas algas están por todos lados, desde Asia, pasando por Europa, hasta Sudamérica.En Perú, el yuyo suele comerse fresco y acompañar al ceviche y al chilcano. De hecho, han sido consumidas desde la época prehispánica, pues hay registros del consumo de esta alga en regiones de Caral y el valle de Moche.Se trata de un alga roja que habita las costas frías de este país. Esta alga tiene un alto valor nutricional, además de que es económica y pueden ser comidas hervidas, deshidratadas o frescas, como ya mencionamos.Gracias a sus propiedades, el yuyo es en especial bueno para los niños y las mujeres embarazadas, pues su contenido de ácidos grasos esenciales, es decir, omega-3 y omega-6, es mayor que el de las plantas terrestres.También posee un alto contenido de fibra y es fuente de vitaminas A, C, D, E y algunas del grupo B, así como minerales, entre los cuales podemos mencionar sodio, calcio, potasio, cloro, fósforo, yodo, hierro, zinc, y son fuente principal de yodo.En Perú se consiguen sin problemas en el mercado, pero en otros países también existen, como cochayuyo en Chile. ¿Conocías estas algas? ¿Qué otras algas se comen en tu país?Con información de Voz Populi y Andina
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD