15 tips para reducir el consumo de grasa
Recomendaciones de Cocina

15 tips para reducir el consumo de grasa

Por Kiwilimón - Noviembre 2015
Una de las costumbres más peligrosas en cuanto a comer es el consumir demasiada grasa. Hacerlo por un tiempo extendido puede llevar a enfermedades crónicas, problemas de corazón y un deterioro rápido de la salud en general. Sabemos que a muchos les es difícil disminuir su consumo de grasa pero por eso hoy tenemos 15 tips para reducir el consumo de grasa en tu dieta. 1.- Come más pescado y pollo, tienen mucho menos grasa que la carne roja. Utiliza pavo molido en lugar de carne de res picada y quítale la piel al pollo cuando lo consumas.   2.- Pídele a tu carnicero que retire todos los rastros de grasa de tu carne de res y cerdo. De esta manera cocinarás con un producto magro con mucho menos tóxicos.   3.- Cocina al horno o a la parrilla en vez de freí, esto reduce el uso de aceites y grasas animales.   4.- Cocina tus vegetales y arroces al vapor, esto nulifica casi al 100% el uso de grasas en tu preparación.   5.-Sustituye cada huevo completo que usas por dos claras. La parte de la yema tiene proteína sí, pero también bastante colesterol.   6.- Usa leche descremada o light, sigue teniendo el calcio que ayuda a los huesos pero sin mucha de la grasa que existe en la leche entera.   7.- Si vas a usar aceites usa de olivo o de canola y trata de evitar grasas animales como la mantequilla y la manteca que añaden mucha grasa a tus alimentos.   8.- Al comer en restaurantes pide que te sirvan las salsas y aderezos por separado, así podrás controlar tu consumo de estos ingredientes que, normalmente, llevan mucha grasa.   9.- Sustituye la mantequilla y margarina con hierbas y especias para darle sabor a tus platillos sin llenarlos de grasa.  
  1. Lee las etiquetas, aunque algunos productos digan que son light la realidad es que mucho son bajos en azúcar pero igual de pesados en grasas.
 
  1. Cuidado con las grasas escondidas
A veces hay ingredientes que no deberían ser grasosos pero que lo son por cómo los prepararon. Un ejemplo claro son los frijoles refritos.  
  1. Cambia de proteínas
Trata de consumir, cuando puedas, frijol, soya y tofu en vez de carnes animales como res, cerdo o pollo.  
  1. Consume quesos frescos
Los quesos maduros tienen más grasa pero los frescos como el cottage o el panela tienen un monto mucho menor.  
  1. Come fruta de postre
Cuando salgas trata de no ordenar pasteles ni helados, en vez escoge postres de fruta o yogurt para reducir tu consumo de grasas.  
  1. Refrigera salsas, sopas y guisados
Al refrigerar estas preparaciones la grasa se irá hacia arriba, sólo quítasela y come, así te desharás de mucha de la grasa que contenían. También te dejamos algunas recetas bajas en grasa para que disfrutes sin remordimiento: Huevos estrellados sin grasa Postre de tapioca light Arroz al vapor Pescado al horno Wrap de pavo
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
Para disfrutar de un delicioso y jugoso pavo en la cena de Navidad es importante que cuides la manera en que lo inyectas. Descubre paso a paso cómo inyectar un pavo para que la carne no se reseque y los jugos no se salgan cuando lo horneas. Paso 1: Coloca el pavo sobre una bandeja.En  este punto el Pavo ya debe estar listo, es decir, limpio, amarrado y con la pechuga hacia arriba.Paso 2: Llena la jeringa con el marinado.Usa líquidos que no contengan pedacitos que puedan obstruir la aguja. Si preparas una salsa con frutas o el marinado no está completamente líquido, pásalo por un colador o por una tela de algodón.PUEDES VER: VIDEO-RELLENOS PARA EL PAVOPaso 3: Inyecta el pavo.Presta  mucha atención a este paso. El marinado debe inyectarse uniformemente en la pechuga, muslos y alas.Inserta la jeringa e inyecta el líquido en la carne. Jala la jeringa sin sacarla completamente y dirige la aguja hacia otra parte del pavo. Inyecta nuevamente y continúa así hasta completar todo el pavo. Procura no hacer más de cuatro perforaciones.Paso 4: Masajea el pavo. Después de que has inyectado todo el marinado, masajea suavemente la carne del Pavo. Esto ayudará a que el  líquido se distribuya por todas las partes del ave.Paso 5: Verifica que todo esté bien.Revisa que el Pavo no se encuentre empapado por fuera.  Si ves que en la superficie en la que está el pavo hay  manchas del marinado, lo más seguro es que no hayas inyectado la carne. Recuerda que el Pavo está hueco, por lo que debes de tener cuidado de dirigir la aguja hacia la carne y no al centro que está vacío.Paso 6: Deja reposar. Dependiendo de la receta, se recomienda dejar reposar el Pavo entre 2 y 12 horas. Recuerda que entre más tiempo pase marinándose, mejor sabor tendrá. Sigue estos sencillos pasos y prepara un exquisito pavo para tu cena de Navidad.TE RECOMENDAMOS: VIDEO-PAVO ROSTIZADO A LA MANTEQUILLAVIDEO-PAVO CON MIELVIDEO-PAVO GLASEADO CON CÍTRICOS Y GRAVY DE CHIPOTLE
¿Sin planes para este fin de semana? Descubre todo acerca de la comida con estos documentales súper interesantes. Si te animas a verlos, prepárate para sentir un antojo terrible de tus platillos favoritos.Jiro dreams of sushi Ver este documental cambiará tu percepción del sushi, ya que se enfoca en la búsqueda de la perfección en la cocina japonesa.  El documental está inspirado en la vida de un importante chef japonés y su restaurante. A lo largo del documental se habla del esfuerzo y la preparación que se requieren para llegar a ese nivel. Lo puedes encontrar en Netflix.Adictos a la comida Este documental es un poco diferente al resto debido a que se enfoca en el lado negativo de la comida. Adictos a la comida explica cómo algunas personas comienzan a desarrollar una necesidad por comer más, incluso cuando ya están satisfechos. Aunque la producción es francesa, puedes verlo doblado al español en YouTube.For Grace Todos los que amamos la cocina hemos soñado con tener nuestro propio restaurante, pero ¿conoces todos los retos que tienen que enfrentarse? Este documental trata sobre la vida de Curtis Duffy y todo lo que tuvo que pasar para crear su propio restaurante comenzando desde cero. Velo en Netflix.Cooked Este documental muestra la forma en que comemos a nivel global, ya que explora la historia culinaria entre distintos países. Habla sobre las preparaciones más básicas y tradicionales de la comida, pero también hace una crítica a las grandes compañías de comida rápida. Cooked trata de hacerte analizar la relación de la comida con todos los productos que dañan tu salud y de conectarte con las tradiciones culinarias. Puedes verlo en Netflix.La comida preparada, ¿qué esconde? Este documental debe ser visto por todas las personas que comen comida enlatada o congelada frecuentemente. A lo largo de los casi 52 minutos que dura el documental se habla sobre los distintos aditivos que encontramos en la comida preparada y su posible impacto en la salud. Para verlo solo tienes que buscarlo en YouTube.Somm Es un documental de Netflix que habla de 4 sommeliers (expertos en vino) que tienen que presentar su examen final y todo el arduo proceso que esto representa. Sin duda, esta es una gran elección para todas aquellas personas que disfrutan de su platillo favorito acompañado de un buen vino.Y tú ¿conoces algún otro documental que te inspire a cocinar? Compártenos tus comentarios.Estas recetas te pueden interesar:Filete de res relleno de plátano machoCamarones zarandeados al sartén con chiles largos Mermelada de habaneroSpaghetti Alfredo con hongos al horno
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD