3 cenas ligeras para días pesados

Por Kiwilimón - Abril 2015
  Fuente del artículohttp://bit.ly/1GO1qBS Seguramente después de un día con mucho trabajo llegas a casa y estás tan cansado que prepararte algo de cenar suena imposible, o bien, tu desayuno y comida fueron muy ligeros y a la hora de la cena tienes un hambre voraz. No importa cuál sea el caso, recuerda que en la noche nuestro cuerpo consume muy pocas calorías y el metabolismo se vuelve más lento, por lo que no necesitamos comidas muy ligeras. La nutrióloga Sonia Ruenes nos ofrece tres recetas fáciles para convertir nuestras cenas en una opción deliciosa y saludable: 1) Huarache de nopal: • Asar dos nopales. • Sobre ellos untar frijoles bayos o negros molidos, no refritos. • Agregar 100 g., un puñado grande o una taza de pollo desmenuzado o queso fresco rallado. • Añadir tres rebanadas delgadas de aguacate. • Añadir verdura al gusto como lechuga, cebolla y jitomate. 2) Tacos de atún en lechuga: • Picar jitomate y cebolla. • Utilizar una lata de atún en agua y mezclar con las verduras. • Añadir a la mezcla limón, vinagre y una cucharadita de aceite de olivo. • Colocar la mezcla sobre hojas de lechuga romana como tortillas. • Se recomienda acompañar con un poco de arroz blanco cocido o al vapor. 3) Pizzas de berenjenaSeguramente después de un día con mucho trabajo llegas a casa y estás tan cansado que prepararte algo de cenar suena imposible, o bien, tu desayuno y comida fueron muy ligeros y a la hora de la cena tienes un hambre voraz. No importa cuál sea el caso, recuerda que en la noche nuestro cuerpo consume muy pocas calorías y el metabolismo se vuelve más lento, por lo que no necesitamos comidas muy ligeras. La nutrióloga Sonia Ruenes nos ofrece tres recetas fáciles para convertir nuestras cenas en una opción deliciosa y saludable: 1) Huarache de nopal: • Asar dos nopales. • Sobre ellos untar frijoles bayos o negros molidos, no refritos. • Agregar 100 g., un puñado grande o una taza de pollo desmenuzado o queso fresco rallado. • Añadir tres rebanadas delgadas de aguacate. • Añadir verdura al gusto como lechuga, cebolla y jitomate. 2) Tacos de atún en lechuga: • Picar jitomate y cebolla. • Utilizar una lata de atún en agua y mezclar con las verduras. • Añadir a la mezcla limón, vinagre y una cucharadita de aceite de olivo. • Colocar la mezcla sobre hojas de lechuga romana como tortillas. • Se recomienda acompañar con un poco de arroz blanco cocido o al vapor. 3) Pizzas de berenjena • Cocer una berenjena en agua con sal. • Cortar la berenjena en rodajas. • Asar las rodajas por algunos minutos sobre una parrilla con poco aceite vegetal. • Colocar sobre las rodajas rebanadas de queso Oaxaca, mitades de jitomate cherry y hojas de albahaca. Esto último se puede hacer mientras la berenjena se sigue asando o después en el horno por menos de un minuto en el horno de microondas. Si desarrollas el buen hábito de cenar ligero, tu cuerpo te lo agradecerá. Tus sueños serán reparadores, producirás hormonas que retrasen el envejecimiento y tendrás la energía suficiente para recuperarte de un día agotador, así como la energía suficiente para enfrentar un nuevo día. • Cocer una berenjena en agua con sal. • Cortar la berenjena en rodajas. • Asar las rodajas por algunos minutos sobre una parrilla con poco aceite vegetal. • Colocar sobre las rodajas rebanadas de queso Oaxaca, mitades de jitomate cherry y hojas de albahaca. Esto último se puede hacer mientras la berenjena se sigue asando o después en el horno por menos de un minuto en el horno de microondas. Si desarrollas el buen hábito de cenar ligero, tu cuerpo te lo agradecerá. Tus sueños serán reparadores, producirás hormonas que retrasen el envejecimiento y tendrás la energía suficiente para recuperarte de un día agotador, así como la energía suficiente para enfrentar un nuevo día.   banner_recetas_de_cocina  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sabemos que en gastronomía de la vista nace el amor, y más si la comida se sirve en un plato hermoso. Desde las cocinas de las abuelas hasta sus exposiciones de piezas artísticas en Zona Maco, son pocos los mexicanos que no conozcan o hayan disfrutado un delicioso platillo en vajillas Anfora. Es una empresa de cerámica mexicana que ha sorteado mil batallas y sigue en pie, engalanando nuestras mesas ¡desde hace cien años!La herencia culinaria de México se ha reinventado a la par de sus vajillas, por eso te contamos algunos secretos de una empresa que ha conquistado el corazón de los mexicanos, en el marco de sus 100 años. Orgullo nacionalAnfora fue una de las tres primeras empresas que llevaron la producción cerámica a una escala masiva en México. Comenzaron en 1920 con una fábrica ubicada a espaldas de la Penitenciaría de Lecumberri, en la Ciudad de México. Durante sus primeras décadas, el gobierno alentaba a los ciudadanos a comer en sus vajillas, ya que destacaban por utilizar pastas nacionales de muy buena calidad, a la altura de cualquier producto de importación. Renombre internacionalPara los años 60, Anfora vestía las mesas no sólo de nuestros hogares, sino de los mejores hoteles y restaurantes de la capital, como el San Ángel Inn, el Centro Gallego, Sanborns y el Danubio. También los atletas de la Villa Olímpica probaron en sus piezas auténticos platillos mexicanos durante las Olimpiadas de 1968, e incluso Marilyn Monroe fue retratada frente un plato Anfora durante su visita a México. Nueva eraEn 1994 la empresa trasladó la fábrica a su ubicación actual en Pachuca, Hidalgo. Los nuevos tiempos requerían una gran celebración y a la inauguración de las nuevas instalaciones asistió el presidente Ernesto Zedillo. Un par de años después llegó un encargo peculiar desde Rosarito, Baja California. Se trataba de una réplica de vajillas antiguas para la taquillera película Titanic, del director James Cameron. A pesar de la entrada a gran escala de cerámica china, Anfora ha sabido adaptarse a los tiempos sin perder su calidad. Hoy nos sigue sorprendiendo con piezas duraderas y diseños que honran la creatividad de las nuevas generaciones. Visita aquí su catálogo, su tienda en línea o sus vajillas en Amazon para engalanar tu hogar.
Para celebrar el Día de Muertos en México, nunca falta el altar que se decora con alimentos, pan de muerto y calaveras de azúcar, elementos indispensables para recordar a los fieles difuntos, pero, ¿alguna vez te has puesto a pensar qué significan las calaveritas de azúcar? Origen de las calaveritas de azúcar Para comprender la importancia de las calaveras de azúcar, debemos recordar que esta tradición se originó en la época prehispánica, donde se percibía a la muerte como la culminación de una etapa de la vida que desembocaba en otro nivel, por lo que utilizaban los cráneos de los sacrificados a los dioses, para adornar el “Tzompantli”, un altar que simbolizaba el paso de lo terrenal a lo espiritual. Significado de las calaveritas en el altar de muertos El Tzompantli era una ofrenda para el dios del inframundo, Mictlatecuhtli, que aseguraba el paso de las personas a otros los niveles una vez que terminaban su ciclo de vida, sin embargo, con la llegada de los españoles y la evangelización, estos rituales fueron prohibidos. Para poder conservar las costumbres, se sustituyeron los cráneos por calaveritas de azúcar y un altar de muertos para honrar y recordar a las personas que ya no se encuentran con nosotros. ¿De qué están hechas las calaveritas de azúcar? Las calaveritas de dulce se elaboran con alfeñique, una mezcla originalmente árabe pero traída a México por los españoles. El alfeñique es una especie de dulce derivado de la caña de azúcar, hecho también con huevo, jugo de limón y una planta llamada chaucle, aunque ahora también podemos encontrar calaveritas de amaranto y chocolate, entre otros ingredientes Las calaveritas de azúcar, entre los aromas del copal, el cempasúchil y las veladoras, adornan y alegran el altar que dará la bienvenida a nuestros fieles difuntos, por eso en esta temporada de Día de Muertos no pueden faltar en casa.
La pimienta negra no sólo le da mucho sabor a tus alimentos, también posee muchas propiedades para la salud de quien la consume, más allá de simplemente ayudarte a bajar de peso.También conocida como la reina de las especias, la pimienta negra tiene una gran cantidad de beneficios, pues es buena para la digestión, te ayuda a absorber nutrientes, contiene antioxidantes y puede mejorar los niveles de colesterol, el control del azúcar en sangre y la salud cerebral. Descubre con nosotros si realmente sirve para bajar de peso y sus propiedades benéficas.1. AntioxidantesLa pimienta negra es rica en un compuesto vegetal llamado piperina, que según estudios de probeta tiene potentes propiedades antioxidantes. Esto significa que te ayuda a combatir los radicales libres, aquellas moléculas inestables que pueden dañar las células, causantes de envejecimiento prematuro o enfermedades cardíacas, por ejemplo.Algunas investigaciones sugieren que una dieta rica en antioxidantes puede ayudar a prevenir o retrasar los efectos dañinos de los radicales libres, mientras que otros estudios de probeta y en roedores han observado que los suplementos de piperina y pimienta negra molida pueden reducir el daño de los radicales libres.2. Propiedades antiinflamatoriasMuchos estudios de laboratorio sugieren que la piperina, el principal compuesto activo de la pimienta negra, puede combatir eficazmente la inflamación, un factor relevante en muchas afecciones, como artritis, enfermedades cardíacas o diabetes. Sin embargo, los efectos antiinflamatorios de la pimienta negra y la piperina aún no se han estudiado ampliamente en personas.3. Puede ayudar a mejorar la salud intestinalInvestigaciones preliminares han sugerido que la pimienta negra puede aumentar las bacterias buenas en su intestino, y esto se ha relacionado con la función inmunológica, el estado de ánimo, las enfermedades crónicas. 4. Puede mejorar los niveles de azúcar en la sangreLos estudios que se han realizado en animales, como ratas alimentadas extracto de pimienta negra, sugieren que la piperina puede ayudar a mejorar el metabolismo del azúcar en sangre. Además, 86 personas con sobrepeso que tomaron un suplemento que contenía piperina y otros compuestos durante 8 semanas experimentaron mejoras significativas en la sensibilidad a la insulina, una medida de qué tan bien la hormona insulina elimina la glucosa del torrente sanguíneo.Sin embargo, no hay evidencia de si se producirían los mismos efectos con la pimienta negra sola, ya que en este estudio se utilizó una combinación de muchos compuestos vegetales activos.Pimienta negra para bajar de pesoSe cree que si se añade pimienta negra al té verde y si toma varias veces al día, esta especia y su basto contenido de fitonutrientes ayuda a descomponer el exceso de grasa, a mejorar el metabolismo y, finalmente, ayudar a perder peso. Sin embargo, no hay evidencia científica que respalde esto.Lo que sí ha sido relevante es el uso de compuestos de la pimienta llamados alcamidas y piperamidas como “bactericidas, fungicidas, antiinflamatorios, anestésicos e incluso antivirales”, los cuales ayudarían a combatir la enfermedad covid-19, de acuerdo con un estudio reciente del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav).Según declaraciones del Centro de Investigación, Mercedes G. López y Jorge Molina Torres identificaron “un tipo de piperamidas que pueden contener la propagación del SARS-CoV-2 en el organismo”, pero aún falta para que esta investigación sea conclusiva.
La dieta alcalina: otra vereda de la nutrición que asegura ser el “mejor tipo de alimentación”. Su existencia se basa en la creencia de que las enfermedades aparecen en un cuerpo con acidez alta. Para prevenirlas, esta dieta propone alcalinizarnos –recordarán sus clases de química en la secundaria, sobre los ácidos y las bases– a través de alimentos que aumentan el pH en el organismo.Así, los adeptos a la dieta alcalina llenan sus refrigeradores con leguminosas, vegetales y hortalizas. En cambio, los alimentos de origen animal y los lácteos son enviados a la esquina de la vergüenza. ¿Cafecito en la mañana, chocolate en la tarde? Nunca más. Esto porque las dietas ricas en cloruro y sodio promueven la creación de un medio más ácido, mientras que las dietas ricas en potasio y bicarbonato alcalinizan mejor.El principio suena lógico, sin embargo, el Centro de Investigación en Alimento y Desarrollo dice que no hay evidencia científica que confirme la efectividad de la dieta alcalina. Y aquí algo maravilloso: el cuerpo humano ya viene equipado para logar un balance en el pH a través de mecanismos renales y hasta respiratorios. (Por eso la meditación ayuda no sólo a la mente, sino también al cuerpo.) Mientras que los partidarios de la dieta alcalina aseguran que puede vencer varias enfermedades como el cáncer, el Centro de Investigación en Alimento y Desarrollo afirma que ¡las células cancerígenas no pueden vivir en un ambiente alcalino como tampoco lo pueden hacer otras células del cuerpo!Para no quedarme con más dudas y explorar los pros y los contras de la dieta alcalina, hablé con una de nuestras nutriólogas de casa, experta en bioquímica, Jennifer Asencio. Esto fue lo que me dijo. Pros:• Efectivamente un pH alcalino puede reducir la inflamación por el alto consumo de vegetales –sí, también consumir demasiados vegetales puede ser contraproducente–.• La dieta acciona buenas prácticas como eliminar alimentos ultraprocesados, harinas refinadas y azúcares añadidos –responsables de la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares– mientras que impulsa el consumo de alimentos saludables como las legumbres, verduras y hortalizas. • Existen algunas evidencias de que la acidosis inducida por alimentos ácidos podría causar eventos moleculares asociados con la carcinogénesis (cáncer).Contras:• Hasta el momento no está probado que se pueda regular la acidez mediante el consumo de diferentes alimentos.• La dieta alcalina produce falsas expectativas pues a veces las personas esperan que los resultados sean como los de un détox –aunque Jennifer asegura que sí iremos al baño con mayor regularidad y evitaremos el estreñimiento–.• Esta no es una dieta “milagro”; si bajamos o no dependerá de la cantidad de calorías que consumamos.• El organismo es tan perfecto que ya cuenta con sistemas funcionales para mantener la acidez y la alcalinidad.• El pH en nuestro organismo varía de un área a otra, por ejemplo: necesitamos una mayor acidez en el estómago (pH de 1.35 a 3.5) para ayudar a una mejor digestión y a protegernos contra microorganismos oportunistas. Sin embargo, se requiere que la capa que cubre el epitelio sea alcalina para prevenir lesiones de la mucosa. Lo mismo sucede en la piel, en la orina, etcétera.Al final, nada como responsabilizarnos por nuestras elecciones de comida. No hay una dieta como llevar una alimentación balanceada que escuche las necesidades y deficiencias del cuerpo y nos conecte con él.
NEWSLETTER
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD