5 comidas que no debes refrigerar

Por Kiwilimón - Marzo 2015
Ahorita con el tema fuerte de la alimentación me preguntaron en una plática: ¿Y tú qué verduras metes al refri y cuáles no? Qué rara pregunta, pero la verdad yo aprendí a meter al refri lo que veía en mi casa que ellos refrigeraban. Bueno, en esta plática me di cuenta que unas cosas eran totalmente erróneas, y que al no estar bien informada lo único que estaba logrando era que mis verduras perdieran sus propiedades nutricionales. Te paso las comidas que muchas veces refrigeramos y que no lo deberíamos hacer: Tomates: No sabía pero los tomates aman el calor y generalmente mueren con temperaturas frías, así que si lo guardas en el refri lo único que lograrás es disminuir su sabor como su consistencia. Es mucho mejor tenerlos en un cajón exterior. Papas: Las papas a diferencia de los tomates, les gusta lo húmedo más no lo frío. Lo ideal es guardar las papas en una caja de cartón o bien una bolsa de papel. Aunque mejor es una bolsa de papel porque ésta no generará humedad que pueda pudrir a la papa. ¿Y por qué no en el refri en el cajón húmedo de verduras? La humedad y el frío convierten el almidón de las papas en azúcar, alterando su composición, sabor y textura así como la forma en que se cocinarán. Cebollas: No sé si sea costumbre que parta alguna verdura o fruta y ya de inmediato al refri, pero no es lo correcto. La cebolla no va en el refri, pero ojo el cebollín y las cebollitas de rabo, que tienen una mayor cantidad de agua son perfectas para guardar en el refri. Aguacates: Los aguacates no se maduran sino hasta que son cortados del árbol, así que si compraste un aguacate que está duro, jamás lo metas en el refrigerador pues interrumpirás su proceso de maduración. Un tip es que cuando lo compres lo envuelvas en periódico y lo metas al horno, para que maduren más rápido. Pero en el caso de que tu aguacate esté maduro y quieras retrasar el proceso de maduración, mételo al refri. Ver artículo original. Artículo cortesía de Me lo DIjo Lola

Notas recomendadas

  tips_de_belleza  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cómo lavar distintos vegetales?
En kiwilimón sabemos que llevar una dieta balanceada es muy importante, por lo que es esencial que consumas una cantidad adecuada de proteína, granos, cereales, frutas y verduras. No hay mejor manera de mejorar tu dieta que cocinando platillos balanceados, sin embargo, antes de comenzar a cocinar, es muy importante que laves y desinfectes las verduras correctamente. Aunque puede sonar un poco tedioso, en realidad es muy fácil. ¡Aquí te decimos cómo desinfectar las verduras de la forma correcta! ¿Por qué es importante lavar y desinfectar las verduras?Es de suma importancia que todos los vegetales que uses estén 100% limpios, pues de acuerdo con los expertos, estos podrían estar contaminados con listeria, cólera y salmonela, bacterias que provocan enfermedades severas. Por otro lado, también podrías encontrarte con huevecillos e insectos, por lo que lo más recomendable es mantener un régimen estricto de limpieza cuando se trata de tu cocina y los alimentos que consumes. También puedes leer: ¿Cómo lavar el brócoli para eliminar bacterias y gérmenes?Antes de comprar tus verdurasAntes de acudir al mercado o a tiendas de autoservicio, debes recordar que las frutas y verduras pasan por muchas personas antes de llegar a ti, por lo que es vital que las laves y desinfectes una vez que llegues a casa. De acuerdo con la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), los vegetales pueden contaminarse con bacterias a través del contacto con animales o sustancias nocivas en la tierra o el agua. Por otro lado, este tipo de alimentos también pueden contaminarse al guardarlos de manera incorrecta o a la hora de prepararlos. A la hora de comprar verduras, los expertos recomiendan escoger aquellas que no estén maltratadas, mientras que en el caso de los productos que ya están cortados, como en el caso de las ensaladas, debemos asegurarnos de que estén en refrigeración. ¿Las verduras se lavan con jabón?Aunque en países como Estados Unidos se recomienda enjuagar las frutas y verduras con agua y no usar jabón, en México sí se recomienda el uso de jabón y desinfectantes. Por su parte, el gobierno federal indica que “los alimentos de origen vegetal se lavan en forma individual o en manojos pequeños con agua potable, estropajo o cepillo (si es necesario), jabón o detergente, se enjuagan con agua potable y desinfectan”. En caso de que utilices desinfectantes para alimentos, es importante que sigas las instrucciones del producto al pie de la letra. También es esencial que este producto esté autorizado por la Secretaría de Salud. También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?¿Cómo se deben lavar las verduras?En general, los expertos recomiendan una serie de consejos básicos de higiene para que tus verduras estén perfectamente limpias y las puedas cocinar:Lávate las manos con agua y jabón, por lo menos durante 20 segundos, antes de tocar las verduras.Si las verduras tienen alguna magulladura, corta esta parte antes de consumirla o usarla para preparar algún platillo.En el caso de las verduras que se pelan, debes lavarlas muy bien antes de quitar la cáscara, pues las bacterias podrían adherirse a la verdura.Si la verdura tiene una superficie porosa, como en el caso del apio, lo más recomendable es utilizar un pequeño cepillo para lavar este tipo de alimentos.Una vez que los alimentos estén limpios, debemos secarlos con un trapo limpio o una toalla de papel, para eliminar cualquier residuo.En el caso de los vegetales con abundantes hojas, como la lechuga y la col, deberás remover las hojas que estén dañadas, lavarlas y luego desinfectarlas.Recuerda que es muy importante que enjuagues todas las verduras con abundante agua para eliminar cualquier resto de jabón, pues su consumo es dañino.¿Cómo lavar distintos vegetales?Aunque las autoridades recomiendan el uso de jabón y abundante agua, hay algunas consideraciones que debes tomar en cuenta en el caso de cada alimento. AjoEl ajo es sumamente importante en la cocina mexicana, pues le da un toque extra de sabor a todo tipo de guisados, salsas y sopas. Para limpiarlo, lo único que debes hacer es remover la cáscara de la cabeza de ajo y también debes pelar los ajos de vayas a utilizar para tu receta. ApioDebido a que el apio tiene una textura llena de surcos, lo más recomendable es utilizar un pequeño cepillo para eliminar la tierra, polvo o cualquier otra sustancia. Recuerda enjuagar muy bien, así como quitar las hojas y cortar las puntas, ya que están suelen estar maltratadas. BetabelEl betabel, también conocido como remolacha, es un excelente ingrediente para preparar ensaladas frescas y botanas picositas. Sin embargo, debes lavarlo muy bien, pues suele tener mucha tierra. Una vez que esté lavado y seco, puedes pelarlo y remover el tallo. BrócoliNo hay nada más reconfortante que una crema de brócoli con queso, pues este vegetal tiene muchos beneficios para la salud. Debido a que está formado por pequeños árboles, es aconsejable cortar el brócoli en piezas y luego lavarlas con abundante agua y jabón. Coloca los árboles de brócoli en una coladera y deja escurrir y secar. No olvides remover las partes que estén dañadas. CalabazaLa calabaza es una excelente opción para preparar platillos económicos, rendidores y saludables. Antes de poner manos a la obra, deberás lavar muy bien calabazas, pero con mucho cuidado, pues pueden aplastarse fácilmente. CebollaLa cebolla es otro ingrediente vital dentro de la gastronomía mexicana, pues les da un gran sabor a los frijoles de la olla, los bisteces encebollados, las ensaladas de nopales, salsas y caldillos. Para limpiarlas, se aconseja remover la capa exterior, pues está suele estar maltratada y contiene polvo o tierra. ChampiñonesLos beneficios de comer champiñones son muchos, por eso se recomienda incluirlos en tu dieta diaria. Además, son un alimento muy versátil, pues puedes preparar pastas, sopas, ensaladas y otros deliciosos guisados con champiñones. Para lavarlos, lo primero que debes hacer es retirar la tierra que se adhirió a este vegetal y el tallo, pues ahí es donde se almacena la mayor cantidad de tierra. Después deberás lavarlos con suficiente agua y jabón, puedes utilizar un cepillo pequeño o tus manos. Es importante que los seques muy bien. Recuerda que no debes dejar los champiñones remojándose en agua o guardarlos cuando aún estén húmedos.También puedes leer: ¿Cómo limpiar tu horno usando bicarbonato de sodio?Col, espinaca y lechugaSi quieres mejorar tu alimentación, lo mejor que puedes hacer es incluir deliciosas y frescas ensaladas en tu menú semanal, no te arrepentirás, pero antes de prepararlas, deberás lavar y desinfectar los ingredientes muy bien. En el caso de los vegetales de hojas como la col, la espinaca, el kale y la arúgula, es muy importante que los laves con cuidado, pues pueden tener insectos, tierra y polvo. Debes comenzar por quitar un par de hojas, pues estás suelen contener la mayor cantidad de tierra. Después, separa las hojas y lávalas con jabón y agua. Recuerda enjuagar muy bien para remover todo el jabón. Posteriormente, desinfecta las hojas siguiendo las instrucciones del producto. Una vez que los vegetales estén limpios y desinfectados, deja que se sequen y estarán listos para preparar nutritivas ensaladas.ColiflorAl igual que en el caso del brócoli, lo mejor es cortar la coliflor en pequeños árboles, para después lavarlos con agua y jabón. Una vez secos, puedes preparar unos crujientes boneless de coliflor o el platillo que más se te antoje. Flores comestibles, hierbas de olor y quelitesEn el caso de alimentos como la flor de calabaza, el cilantro, el perejil y todos los quelites, es importante que los laves y desinfectes muy bien antes de su consumo. Antes de lavar las hojas, remueve las que ya estén marchitas y recuerda que se deben escurrir y secar muy bien antes de usarlas. JitomateEl jitomate es vital dentro de las cocinas, pues es un ingrediente esencial para salsas, guisados, moles y todo tipo de platillos. Para lavarlos, solo debes usar un poco de jabón y agua, pero debes tener cuidado, pues podrías aplastarlos fácilmente. PapasSi quieres preparar un cremoso puré de papas o unas crujientes papas a la francesa, primero debes lavar muy bien estos tubérculos. Después, usa un cepillo pequeño para remover toda la tierra y polvo. Deja secar antes de usar. Pimiento morrónEl pimiento morrón es una excelente opción para preparar deliciosos platillos, pues se pueden rellenar con arroz, quinoa y carne. Antes de preparar cualquier platillo, deberás lavar muy bien los pimientos, pues polvo y tierra suele acumularse en el tallo. Recuerda que debes lavarlos con mucho cuidado, pues pueden dañarse fácilmente. ZanahoriaLa zanahoria no puede faltar para preparar un caldo de camarón o de pollo, sin embargo, debido a que crecen bajo tierra, es muy importante que las laves con abundante agua y jabón. Puedes usar un cepillo para remover toda la tierra de los surcos. Antes de lavar tus verdurasEs muy importante que recuerdes que no debes lavar y desinfectar las frutas y verduras hasta que las vayas a comer o preparar, pues si las lavas mucho tiempo antes y las guardas en el refrigerador, es más probable que crezcan bacterias y se echen a perder.
3 maneras de hacer exfoliantes caseros y sencillos
Exfoliar la piel no es algo que tengamos que hacer diario, pero de vez en cuando, el órgano que recubre nuestro cuerpo puede beneficiarse mucho de esto y qué mejor si podemos hacerlo con ingredientes naturales y de forma casera.La exfoliación puede ayudar a mejorar la salud y la apariencia de la piel de varias maneras, por ejemplo, puede darle a la piel un aspecto más brillante porque elimina la capa superior de células muertas y también puede estimular la producción de colágeno, para que la piel se mantenga firme y radiante.Otro beneficio de la exfoliación casera es que puede mejorar la eficacia de cualquier crema que uses posterior a hacerlo, así que si exfolias tu piel antes de aplicar una crema, esta penetrará profundamente en lugar de asentarse en la superficie.Por último, estas opciones para hacer exfoliantes caseros y sencillos te permitirán tener un momento de relajación, para poder masajear tu piel, cualquier día que estés cansada o estresada. La forma más fácil aplicar un exfoliante corporal es durante el baño y sólo implica masajear suavemente el exfoliante sobre la piel con movimientos circulares y enjuagar bien con agua tibia.Exfoliante casero con azúcar morena o mascabadoEl azúcar moreno o mascabado es un ingrediente económico y accesible que es más suave para la piel que la sal marina o la sal de Epsom, lo cual lo hace un ingrediente ideal para pieles sensibles. Asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte, para que tu piel no se sienta pegajosa.1/2 taza de azúcar morena o mascabado1/2 taza de aceite de coco (también puedes usar aceite de oliva o de almendra)Mezcla bien el azúcar moreno con el aceite en un tazón. Si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia correcta; también puedes añadir una o dos gotas de un aceite esencial en la mezcla. Cuando estés satisfecha con la consistencia y fragancia del exfoliante, pásalo a un recipiente con tapa, para conservarlo más tiempo.Exfoliante casero de té verdeRico en propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el té verde tiene varios beneficios para la piel, además de que se puede agregar fácilmente a un exfoliante corporal casero junto con otros ingredientes nutritivos.2 bolsas de té verde1/2 taza de agua caliente1 taza de azúcar moreno o mascabado1/4 taza de aceite de coco derretidoColoca las bolsitas de té en el agua caliente y deja reposar hasta que se enfríe. Mientras el té se enfría, coloca el azúcar moreno en un tazón y mezcla con el aceite de coco derretido. Agrega el té frío a la mezcla (es importante que el té esté frío para que el azúcar no se disuelva).Si la mezcla se desmorona demasiado, añade más aceite de coco; si está demasiado líquida, agrega más azúcar morena. Cuando hayas alcanzado la consistencia deseada, coloca el exfoliante en un frasco.Exfoliante casero de caféEl café es uno de los ingredientes más comunes entre los exfoliantes corporales caseros, pues los gránulos son suaves para la piel, pero siguen siendo eficaces para eliminar las células muertas de la superficie de la piel. 1/2 taza de posos de café2 cucharadas de agua caliente1 cucharada de aceite de coco, tibioMezcla los posos de café con el agua caliente y luego agrega el aceite de coco. Si es necesario, agrega más café molido o más aceite para obtener la consistencia correcta y finalmente, pasa la mezcla en un recipiente.Es importante mencionar que estos exfoliantes caseros sólo deben usarse en el cuerpo, no en la cara, pues esta es más sensible que la piel del resto del cuerpo. Además, evita exfoliar la piel si está quemada por el sol, agrietada o rota, enrojecida, hinchada, o recuperándose de una exfoliación química.Si decides agregar algún aceite esencial a tu exfoliante corporal casero, primero haz una prueba de parche con el aceite diluido en la piel para asegurarte de que no te hará reacción en la piel y si tienes la piel sensible o muy seca, habla con tu médico o dermatólogo para averiguar si la exfoliación con un exfoliante corporal es adecuada para ti.
Extravaganza, el KiwiFav de la semana
Extravaganza es una cafetería ubicada en el corazón de Texcoco, en el Estado de México, la cual ofrece una amplia carta de cafés con una calidad excepcional, además utilizan varios métodos de extracción, entre ellos el Kalita. Usando granos de Coatepec, se obtiene el café más perfumado y apetecible. Cuando tomas el primer sorbo, este envuelve todos tus sentidos. Por si fuera poco, esta cafetería ha logrado integrar los productos de la más alta gama disponibles en México. Con una amplia “expertise” en el área de cafés, tanto nacionales como internacionales, no solo le han dado paso al café, sino también al cacao con sus majestuosas bebidas que, sin la intención de ser pretenciosas, te deslumbran y te dejan sin palabras en cada sorbo. Mi favorito es el chocolate fermentado, pero también ofrecen chocolate frío y semiamargo. Si lo tuyo son las bebidas con piquete, Extravaganza también tiene una carta de cócteles con café, lo mejor de 2 mundos en un solo lugar. Prueba el Red Tonic Salvaje, un cold brew con un toque de Campari. ¡Vas a querer pedir dos! En esta cafetería será imposible resistirte a probar el clásico café espresso acompañado de un delicioso chocolatín o croissant, aunque si prefieres también puedes disfrutar de una hogaza hecha con masa madre o una concha de cardamomo. Si lo tuyo es la simpleza, puedes pedir una hogaza de pan de caja para hacer los mejores sándwiches desde la comodidad de tu casa. Durante esta temporada, este café ofrece “Xonotli”, un aromático pan de muerto de fermentación prolongada y elaborado con masa azul, te hará suspirar a la primera mordida. No dejes de probar el “Cacahoatl”, un pan de cacao con piloncillo o si prefieres algo más novedoso, el “Mulli” llenará todos tus sentidos con su sabor almendrado y un toque de hoja santa. Sin lugar a dudas, Extravaganza es un lugar que puedes visitar con amigos, tu pareja y hasta la familia, especialmente los domingos, pues ofrecen desayunos como la torta ahogada de sopecitos o la típica torta ahogada. Este lugar es la mejor opción para probar bebidas nuevas.
3 maneras de hacer exfoliantes caseros y sencillos
Exfoliar la piel no es algo que tengamos que hacer diario, pero de vez en cuando, el órgano que recubre nuestro cuerpo puede beneficiarse mucho de esto y qué mejor si podemos hacerlo con ingredientes naturales y de forma casera.La exfoliación puede ayudar a mejorar la salud y la apariencia de la piel de varias maneras, por ejemplo, puede darle a la piel un aspecto más brillante porque elimina la capa superior de células muertas y también puede estimular la producción de colágeno, para que la piel se mantenga firme y radiante.Otro beneficio de la exfoliación casera es que puede mejorar la eficacia de cualquier crema que uses posterior a hacerlo, así que si exfolias tu piel antes de aplicar una crema, esta penetrará profundamente en lugar de asentarse en la superficie.Por último, estas opciones para hacer exfoliantes caseros y sencillos te permitirán tener un momento de relajación, para poder masajear tu piel, cualquier día que estés cansada o estresada. La forma más fácil aplicar un exfoliante corporal es durante el baño y sólo implica masajear suavemente el exfoliante sobre la piel con movimientos circulares y enjuagar bien con agua tibia.Exfoliante casero con azúcar morena o mascabadoEl azúcar moreno o mascabado es un ingrediente económico y accesible que es más suave para la piel que la sal marina o la sal de Epsom, lo cual lo hace un ingrediente ideal para pieles sensibles. Asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte, para que tu piel no se sienta pegajosa.1/2 taza de azúcar morena o mascabado1/2 taza de aceite de coco (también puedes usar aceite de oliva o de almendra)Mezcla bien el azúcar moreno con el aceite en un tazón. Si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia correcta; también puedes añadir una o dos gotas de un aceite esencial en la mezcla. Cuando estés satisfecha con la consistencia y fragancia del exfoliante, pásalo a un recipiente con tapa, para conservarlo más tiempo.Exfoliante casero de té verdeRico en propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el té verde tiene varios beneficios para la piel, además de que se puede agregar fácilmente a un exfoliante corporal casero junto con otros ingredientes nutritivos.2 bolsas de té verde1/2 taza de agua caliente1 taza de azúcar moreno o mascabado1/4 taza de aceite de coco derretidoColoca las bolsitas de té en el agua caliente y deja reposar hasta que se enfríe. Mientras el té se enfría, coloca el azúcar moreno en un tazón y mezcla con el aceite de coco derretido. Agrega el té frío a la mezcla (es importante que el té esté frío para que el azúcar no se disuelva).Si la mezcla se desmorona demasiado, añade más aceite de coco; si está demasiado líquida, agrega más azúcar morena. Cuando hayas alcanzado la consistencia deseada, coloca el exfoliante en un frasco.Exfoliante casero de caféEl café es uno de los ingredientes más comunes entre los exfoliantes corporales caseros, pues los gránulos son suaves para la piel, pero siguen siendo eficaces para eliminar las células muertas de la superficie de la piel. 1/2 taza de posos de café2 cucharadas de agua caliente1 cucharada de aceite de coco, tibioMezcla los posos de café con el agua caliente y luego agrega el aceite de coco. Si es necesario, agrega más café molido o más aceite para obtener la consistencia correcta y finalmente, pasa la mezcla en un recipiente.Es importante mencionar que estos exfoliantes caseros sólo deben usarse en el cuerpo, no en la cara, pues esta es más sensible que la piel del resto del cuerpo. Además, evita exfoliar la piel si está quemada por el sol, agrietada o rota, enrojecida, hinchada, o recuperándose de una exfoliación química.Si decides agregar algún aceite esencial a tu exfoliante corporal casero, primero haz una prueba de parche con el aceite diluido en la piel para asegurarte de que no te hará reacción en la piel y si tienes la piel sensible o muy seca, habla con tu médico o dermatólogo para averiguar si la exfoliación con un exfoliante corporal es adecuada para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD