5 Pizzas para ver el Mundial de Futbol 2014
Recomendaciones de Cocina

5 Pizzas para ver el Mundial de Futbol 2014

Por Kiwilimón - Junio 2014
El Mundial de Futbol 2014 nos ha traído muchas sorpresas. Además nos damos tiempo de compartir con los amigos y familiares esos momentos de emoción viendo jugar a nuestras selecciones nacionales. Usualmente buscamos reunirnos y disfrutar de una deliciosa comida acompañados de todos los presentes. Por ello consideramos importante recomendarles una lista de 5 recetas de pizzas para preparar en casa y compartir con los invitados, y de esta forma difrutar juntos los partidos del Mundial. (Para ver la receta completa haz click en la imagen) Si tu apoyo es incondicional a la Selección Mexicana, esta receta es la ideal para que la prepares en casa y junto con todos los accesorios mexicanos y alguna que otra botana grites ¡México! ¡México! en cada uno de los partidos en los que participa. Para ver más detalles de la receta haz click aquí. Para quienes son fans de la Selección Italiana, una pizza de pepperoni no está nada mal para preparar y compartir con los amigos. Es fácil de preparar y además se puede combinar con algunas deliciosas bebidas. Para ver más detalles de la receta haz click aquí. Para aquellos que siguen cada detalle de la Selección de Inglaterra, una pizza mediterránea de atún es una perfecta opción. Vístete con la playera inglesa y prepara una deliciosa pizza para disfrutar los triunfos de tu equipo favorito. Para ver más detalles de la receta haz click aquí. Una deliciosa pizza hawaiana es lo mejor que puedes preparar para apoyar a la Selección de Estados Unidos en sus participaciones en el Mundial del Futbol. Una receta fácil de preparar y deliciosa es lo que podrás compartir con tus amigos. Para ver más detalles de la receta haz click aquí. Apoya a la Selección de España junto con tus amigos o familiares. Vístete con la playera del equipo y prepara esta buenísima receta que te harán sentir en ambiente. Es fácil de preparar y deliciosa. Para ver más detalles de la receta haz click aquí.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Lo femenino es un adjetivo que describe una realidad biológica, sociológica y gramatical. Eso sí, el sustantivo al que se lo colgamos tiene que ver con una concepción ideológica. En la cocina, lo femenino se ha generalizado a dos actividades: a la informal, que termina derrumbando el zaguán de una casa por necesidad, para trasladarse a un puesto callejero; y la dulce, la de los pasteles y las galletas con royal icing, la de la estación de postres en los restaurantes con duela encerada. Pero ya hay más. Las mujeres hemos llenado la canasta de lo femenino con frutos inesperados.En el rewind de la vida, la tierra y el fuego fueron los elementos iniciáticos de lo femenino. En nosotras estaba la responsabilidad de resguardar el hogar, de encender y mantener la hoguera –del latín focus, fuego– en las cuevas originarias. En cada una, el brasero era monumento a la vida, pues alejaba animales salvajes y resguardaba el calor familiar.La civilización evolucionó, no así el destino de las de nuestro género. El fuego de la brasa se mantuvo prendido en el hogar sin el derecho a volverlo oficio. Eso sí, en la historia no faltaron las hechiceras que prepararon encantamientos culinarios, cocineras de corte, mujeres que alimentaban soldados, amas de cría y reinas que colonizaron con recetas los terruños de su lazo matrimonial. Por supuesto, estaban las monjas, las guardianas del saber teológico y culinario. Bajo el son del ora et labora se especializaron en la creación culinaria, la repostería, la confección del chocolate. A nadie extrañó que los libros de cocina y las gacetas culinarias del renacimiento y barroco ni por equivocación tuvieran el nombre de una mujer. En el siglo XVIII, momento histórico en el que la palabra gastrónomo se puso de moda, la versión gramatical en femenino brilló por su ausencia. En la nouvelle cuisine del siglo XX, en la cocina moderna de August Escoffier, a la mujer se le confinó a la mesa. Nada nuevo. Capítulos que retrataron, como en otros ámbitos, el machismo como devenir histórico. Se nos vio débiles para cargar ollas, mal agüero si estábamos en nuestro periodo. Y luego llegaron mujeres que no pidieron perdón por ser talentosas: las Eugénie Brazier –la primera mujer en obtener tres estrellas en la Guía Roja–, las Julia Child –cocinera que popularizó la cocina francesa en Estados Unidos por sus libros y programas de televisión–, las Alice Waters –la madre de la cocina californiana en su Chez Panisse de los setenta–.Gracias a las de delante y detrás, la cocina actual es un campo de batalla donde lo femenino se resignifica cada jornada. Como Gabriela Cámara, que se hizo restaurantera con menos de treinta años y ha sabido romperla en México y Estados Unidos. Como Celia Florián, cocinera de las Quince Letras, que preserva saberes regionales en su restaurante y es voz de otras cocineras tradicionales en Oaxaca. Como Martha Ortiz Chapa o Elena Reygadas, que supieron amalgamar el talento artístico con el fine dining. Como Norma Listman de Masala y Maíz que conceptualiza lo mismo una barbacoa especiada que un texto incendiario. Como Pía Quintana, Titita o Margarita Carrillo que picaron piedra, documentaron y replicaron para dignificar lo que hoy se come sobre manteles largos.  Lo femenino aterrizó entonces en los magueyes pulqueros de Hidalgo, en los de mezcal con Lala Noriega; se expandió en los campos de agave azul con la tequilera Melly Barajas Cárdenas; se sirvió en una copa martinera en la mano de Fátima León o Mafer Tejada. Es el sabor detrás de grandes cervezas con Diana Arcos, química de Wendlant. Ha sido nariz en el vino junto a Georgina Estrada, a Claudia Juárez y a Michelle Carlín y es el espíritu de los viñedos que cuida la enóloga Lourdes Martínez en Bruma. Taqueras, torteras, pescadoras, tamaleras, carniceras, dueñas de fonditas, embajadoras de bebidas, emprendedoras de proyectos comunitarios, creadoras de conceptos restauranteros, productoras gourmet, agrónomas, meseras, garroteras, conservacionistas de cultura comestible, fotógrafas culinarias, cocineras medicina, escritoras de experiencias sápidas que nos la han puesto difícil al definir lo femenino en la cocina y que han hecho que no quede vocación allá fuera sin el latido de una mujer.
La temporada de cuaresma es perfecta para experimentar con platillos del mar y su mejor maridaje siempre será con cerveza. Ésta resaltará los sabores y notas de este tipo de preparaciones, por lo que reunimos una guía de cinco cervezas mexicanas para que le saques jugo a esta rica temporada: Mareta, joya tropicalDe Cervecería La Costa, esta cerveza estilo pale lager presenta increíbles aromas y sabores cítricos y herbales en cada trago. Es una cerveza refrescante con sutiles notas florales que acompañará perfecto tu siguiente mariscada, ya sea en cócteles, aguachiles o ceviches. Sugoi, una cerveza fusión Se trata de una ale clara producida por Monstruo de Agua, la cual tiene en boca un sabor cítrico ligeramente mieloso, seguido de un amargor herbal que termina con notas de jengibre y té de limón. Sugoi es una palabra japonesa que se puede traducir al slang chilango como "chidísimo", pues sus cerveceros quieren reconocer los ingredientes de Asia que usamos en México. Esta cerveza refrescante y fácil de beber combinará magistralmente con una tostada de atún, calamares en su tinta o un taco gobernador. Cerveza Rrëy White, la regia refrescante Producida por Cerveza Rrëy, de Monterrey, es un estilo White, elaborado con cáscara de naranja, cilantro y levadura belga. Tiene notas de miel y cítricos, lo que la hacen la cerveza perfecta para acompañar platillos hechos a base de salmón o bien pescados con salsas ácidas. Polaris, para las tardes de calorEs una pacific pale ale producida por Cervecería Tres Casas. Está elaborada con malta de cebada y trigo, y solamente un tipo de lúpulo que le da un aroma tropical con toques frutales y notas cítricas. Tiene un sabor fresco y cuerpo ligero, ideal para maridar con un buen aguachile de camarón o unas pescadillas. Haka Negui Consup, exótica tribal De la cervecería jalisciense Tiny Bastards en colaboración con cervecería Gardenia, es una cerveza estilo new zealand pilsner. Sus maestros cerveceros la describen como exótica con personalidad tribal, porque su estilo está inspirado en las cervezas Czech Pilsner pero con lúpulos de Nueva Zelanda. Es fresca y fácil de tomar, perfecta para acompañar ensaladas o arroces con mariscos. 
Tener uñas fuertes no sólo es bueno para traer el mejor manicure, sino que además es un signo de que buena salud. Lo mejor de todo es que también hay remedios naturales para endurecer las uñas que puedes hacer desde casa.Con pequeños cambios en nuestro estilo de vida y hábitos, podemos lograr fortalecer las uñas y tenerlas como siempre habías soñado. Por ejemplo, beber suficiente agua ayuda a retener la humedad y a mantenerlas fuertes, pero también puedes darte masajes con aceites para cuidarlas. Aquí hay algunos consejos que puedes utilizar para ayudar a fortalecer las uñas en poco tiempo.Aceite de oliva con jugo de limónMezcla una cucharadita de aceite de oliva con unas gotas de jugo de limón. Toma pequeñas porciones de la mezcla y aplícala en tus uñas con un masaje, ponte unos guantes suaves y déjalo reposar durante la noche. Puedes hacer esto dos veces por semana para obtener mejores resultados.Masajea con aceite de cocoCalienta un poco unas cucharaditas de aceite de coco y aplícalo en tus uñas y manos con un masaje suave. Además de fortalecer las uñas, el aceite de coco también mejorará la circulación sanguínea mientras las mantiene hidratadas. También puedes mezclar el aceite de coco tibio con unas gotas de jugo de limón, remojar las uñas en esta mezcla y luego masajear suavemente. Sal de marLa sal de mar no sólo ayudará a fortalecer las uñas quebradizas, sino que también puede suavizar las cutículas y agregar brillo a las uñas. Para este remedio natural sólo tienes que mezclar un par de cucharaditas de sal de mar de grano fino en un tazón pequeño con agua tibia y dos gotas de aceite de germen de trigo, aceite de incienso y unas gotas de aceite de limón. Remoja las uñas en la mezcla de 10 a 15 minutos y enjuaga con agua tibia, seca y aplica una crema de manos para hidratar.Recuerda que además de estos remedios naturales para fortalecer la uñas, mantenerlas hidratadas con crema, cuidarlas de detergentes y sobre todo, llevar una dieta apropiada, pues esto tiene mucho que ver con qué tan fuertes o quebradizas son sus uñas. Si no consumes suficientes proteínas, grasas, vitaminas y minerales, es posible que ningún remedio casero te ayude.Una dieta sana y equilibrada que incluya vitaminas A, C, D, E, así como muchas vitaminas del grupo B, ácido fólico, zinc, hierro, calcio y biotina puede reducir el riesgo de uñas quebradizas. Con esto no sólo te crecerán uñas más fuertes, también podrás ver mejoras en la piel, cabello y te sentirás más saludable desde adentro.Foto de portada de Damir Spanic, en Unsplash.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD