5 razones por las que debes conocer Puerto Vallarta
Recomendaciones de Cocina

5 razones por las que debes conocer Puerto Vallarta

Por Kiwilimón - Julio 2013
¿Por qué visitar Puerto Vallarta en lugar de Cancún, Los Cabos o algún otro lugar turístico de México? La respuesta es ¿Por qué no? Puerto Vallarta es un pueblo mágico, con hermosas playas, cultura y gran oferta gastronómica.  

1.       Las playas Con más de 26 playas en la Bahía de Banderas, Puerto Vallarta ofrece algo para cada tipo de persona. En la playa de Los Muertos  podrás disfrutar de la puesta de sol, en donde encontrarás familias y lunamieleros disfrutando del mar, sí estás buscando una playa con más privacidad podrás ir a  Garza Blanca, uno de los lugares con la arena dorada, el mar cristalino y sin comerciantes a tu alrededor, sí lo que te gusta son los deportes acuáticos como las motos acuáticas, los paracaídas o nadar en el mar  no dejes de ir a la Playa de Oro, para bucear puedes visitar el Parque Marino Nacional Los Arcos. Sin lugar a dudas, en las playas de Puerto Vallarta podrás encontrar una especial para ti, entre Mismaloya, Conchas Chinas, playa Las Gemelas, Yelapa, Cabo Corrientes; no te alcanzarán los días para visitarlas todas.  

2.       El mar

¿Cuál es el punto de ir a un lugar turístico de playa? El mar es uno de los atractivos más importantes de Puerto Vallarta, en donde podrás apreciar toda la gama de colores que van desde el azul hasta el verde esmeralda,  que hacen contraste con la arena blanca y tonos dorados, con una textura casi sedosa. El oleaje del mar de Puerto Vallarta no es muy fuerte, así que los niños pueden jugar a la orilla del mar sin preocupaciones, además de que la temperatura del agua es casi templada haciendo irresistible el querer meterse a nadar o remojar los pies. Además podrás apreciar uno de los fenómenos de la naturaleza más bellos, el paso de las ballenas jorobadas en su hábitat natural, podrás observar los increíbles saltos que realizan para deleite de los turistas. También podrás divertirte con la pesca deportiva, en la que podrás encontrar todo tipo de especies a lo largo del año y encontrar el tour que más se acomode a lo que estás buscando.  

3.       Las actividades de aventura

Visitar Puerto Vallarta no significa ir a tomar el sol nada más y si eres una persona aventurera que le gustan las actividades deportivas éste será el lugar ideal porque además podrás disfrutar de todo tipo de paisajes como la playa, la selva o la montaña. Desde muy temprano podrás escoger las actividades que quieras, desde el salto en tirolesa, práctica de kayak que puedes escoger para dos personas, el rafting, que libera la adrenalina que tenías guardada y también el rappel o caída libre. Además podrás subirte al paracaídas, mientras observas todo lo que el mar tiene para ofrecer o el buceo, si prefieres quedarte  bajo el mar que en las alturas.    

4.        El malecón

Cuando visites Puerto Vallarta, no puedes dejar de visitar su museo al aire libre. Estamos hablando del malecón, en donde podrás observar a orillas del mar, una fila de esculturas formadas en bronce, hierro o resinas. Puedes iniciar tu caminata por los distintivos “Arcos” y recorrer hacia el norte toda la oferta de obras de arte que numerosos artistas han trabajado para ofrecer un  inigualable paisaje de arte, enmarcado por los colores del mar de fondo y los rayos del sol que descansan sobre las palmeras. Y no solo encontrarás la belleza natural de los paisajes, también hallarás una oferta impresionante de tiendas en toda su extensión y para descansar de la caminata, podrás relajarte y disfrutar de la gastronomía local en sus numerosos restaurantes con una hermosa vista a la Bahía de Banderas.  

5.       La gastronomía

    Por situarse dentro del Estado de Jalisco, nos ofrece una oferta gastronómica muy mexicana, así como los platillos que evocan todas las influencias europeas que ha tenido Puerto Vallarta a lo largo de su historia. Si visitas este lugar encantado, no puedes dejar de probar el pescado embarazado, que no se trata de un pescado relleno, se trata de un pescado en vara asado, cubierto con una salsa  y cocinado a las brasas que le da un sabor riquísimo. También encontrarás toda variedad de platillos de pescados y mariscos, como los ceviches, que el de atractivo local es el de mojarra, los pescados zarandeados, las albóndigas de pescado y ricas aguas frescas. Si no eres mucho de pescado, no te preocupes, también puedes encontrar muchos lugares con las típicas tortas ahogadas.   Para que disfrutes de los sabores de Puerto Vallarta en tu casa, te dejamos dos recetas tradicionales de este hermoso lugar turístico.  

Recetas de cocina

  Capirotada Puerto Vallarta La capirotada es un dulce típico de Jalisco, lo puedes encontrar en Puerto Vallarta y aunque existen muchas maneras de prepararla, ésta es la más fácil. Ingredientes:
  • 4 tazas de agua
  • 2 conos de piloncillo
  • 2 rajas de canela
  • 8 bolillos duros rebanados
  • 4 cucharadas de aceite
  • 1 taza de pasas
  • 1 taza de cacahuates naturales
  • 2 tazas de queso fresco
  • 2 cucharadas de grajeas de colores
  • 8 tortillas de maíz
  • 2 cucharadas de manteca
  • 2 clavos de olor enteros
  • 2 estrellas de anís
Para ver el modo de preparación de esta receta, haz click aquí   Ceviche de Mojarra El ceviche de mojarra es típico de Puerto Vallarta porque es el pescado de la zona. Tiene un sabor fresco y delicioso. Ingredientes:
  • ½ kilo de mojarra fresca
  • ½ kilo de limón verde
  • 1 cebolla
  • 3 jitomates
  • 2 pepinos
  • ½ manojo de cilantro
  • 2 chiles jalapeños
  • Sal y pimienta
Para ver el modo de preparación de esta receta, haz click aquí   ¿Después de todo lo que te hemos contado, aún tienes dudas de ir a Puerto Vallarta? Esperamos que no, porque además de todo lo que hemos mencionado, también tiene atractivos naturales como nadar con delfines, observar el paso de las ballenas e infinidad de aves. También puedes aprovechar los festivales gastronómicos, tanto de vino, como de comida. Así que no dejes de visitar Puerto Vallarta, en cualquier época del año, sin duda es uno de los mejores lugares turísticos de nuestro país.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía de Bolivia es un diamante en bruto que definitivamente debes conocer, ya que posee deliciosos platillos con la extravagante influencia de los Andes, lo cual les otorga un característico sabor difícil de encontrar. Por eso te invitamos a conocer algunos de los mejores platillos andinos típicos de Bolivia. Silpancho El silpancho es una irresistible milanesa de carne empanizada de gran tamaño, cubierta con huevos estrellados, papas y acompañada de arroz con ensalada. El silpancho es originario de Cochabamba, en los valles de Bolivia. Anticucho Similar a las espadas brasileñas, el anticucho se trata de una brocheta de corazón de res a la parrilla. Generalmente se acompañan con papas y una tradicional salsa de cacahuate bien picosita. Sándwich de chola Uno de los platillos tradicionales de la capital bolivia, es sin duda, el sándwich de chola. Este emparedado de jamón crujiente, con chicharrón de puerco, encurtido de cebolla, ají y salsa picante es un irresistible antojito que seguro te encantará. Humintas El equivalente a los tamales mexicanos, las humintas son tamales dulces hechas con maíz rallado, que se mezcla con canela, pasas, azúcar y queso en el centro. Puede tener sus variaciones dependiendo de la región, pero siempre se come durante el desayuno o como snack durante el día. Salteñas bolivianes Las salteñas son unas empanadas originarias de la región de Salta, al norte de Bolivia. Su relleno puede variar entre jugosas carnes de ternera, pollo y otros tipos. Cuñapés Los cuñapés son unos deliciosos panecillos con quesos, ideales para acompañar con café caliente. Son bollos calientes hechos con harina de yuca que provienen de Santa Cruz, al oriente de Bolivia. ¿Qué platillos bolivianos se te antojan más?
El Día del Niño es un momento para honrar a aquellos cuya fresca línea del tiempo está enmarcada por los aprendizajes y por el derecho a sentirse cuidados y protegidos. Pero, ¿qué es para un niño sentirse seguro? No es vaciar en ellos el compendio de necesidades maslowianas. Es hacerlos sentir amor, cercanía y sí, ponerles algunas reglas. A la hora de la comida, los límites no se salvan. Más allá de las medidas de convivencia, importa más el qué que el cómo. Lo que aprenden sobre la alimentación en sus primeros años es una suerte de herencia. La cosa está así: si los educamos a comer sano muy probablemente les regalaremos salud en el futuro. Y eso no es poca cosa. Eso sí, sin privarles el derecho a ser niños: no hay pizza mala si aparece mágicamente en la sala de la tele de vez en cuando. El tema de ser padre no es fácil. Imagino el dilema de muchos que desean lograr que sus hijos coman sano sin que los miren feo. Al final la mejor lección es el ejemplo. Ya lo decía Juan Gabriel: lo que se ve no se pregunta. En ese sentido hablarles de comer saludable no será tan poderoso como que te vean disfrutando de un plato desbordado en verduras. Jennifer Asencio, una de las nutriólogas de Kiwi Te cuida, numeró algunos consejos que te ayudarán en esa titánica y elemental tarea: la de crear buenos hábitos alimenticios en los niños para regalarles salud.1. El mejor desayuno, comida o cena es el que contiene los tres grupos de alimentos: carbohidratos, proteínas y lípidos. De los cereales hay que usar de preferencia los que son de bajo índice glucémico, como las tortillas. “Acostumbra a tus hijos a comer tortillas, a comer tostadas horneadas; evita que coman harinas procesadas como pan porque además son adictivas”, comenta Jennifer. Un buen desayuno sería un huevito estrellado sobre una tortilla al comal y decorado con rebanadas de aguacate y jitomate en forma de palmera. Rico y vistoso. 2. Los niños siempre nos pedirán comida chatarra y postres. Todo depende de la cantidad que les demos. Hazles las porciones más pequeñas, raciona para la semana. Invítalos a cuidarse y a comerlos una o dos veces por semana. 3. Enséñales a tener otro tipo de postres: una fruta es un postre, unos cacahuates, unas nueces, almendras o pistaches, también lo son. “Tenemos que cambiar la mentalidad de nuestros hijos. No por nada México ocupa el primer lugar en obesidad infantil”.4. Crea buenos hábitos alimenticios y horarios: que desayunen antes de empezar sus clases. Dales un refrigerio a media mañana, una comida completa por la tarde, un pequeño snack a la mitad de la tarde y la cena. Así estarán saciados antes de que se les ocurra pensar en comida chatarra. “Opta por snacks saludables: puedes picarles jícama entre comidas, preparar palomitas naturales sin mantequilla”, recomienda Jennifer. 5. La dieta de un niño es más que deditos empanizados y nuggets 24/7. Después de los tres años un niño puede comer de todo. “Si no los acostumbras desde pequeños, los niños no querrán comer, por ejemplo, un pescado a las finas hierbas”. 6. Inventa formas de comer. Hazles divertido el momento. Permite que toquen sus alimentos, los huelan. Dale forma y color a los platillos. “Hay que enseñarles que no le tengan miedo a la comida, que la disfruten, que la saboreen, que la tomen entre sus dedos para que empiecen a tener una relación amable y amistosa con ella”.7. Invita a tu hijo a la cocina. Entablar una comunión entre tu hijo y la comida lo hará acercarse a ella positivamente. “Dense oportunidad de comer un poco de chocolate mientras cocinan, disfruten el momento”. Ponles tareas fáciles que además los ayuden en su coordinación motora como revolver el huevo, hacer las bolitas en unas tortitas de atún o unas albóndigas. 8. Sé prudente con los alimentos azucarados. Un pan con leche no es un desayuno sano para todos los días. 9. Elige alimentos reales. No bases tu dieta ni la de tus hijos en alimentos procesados. “No está mal darles pizza de vez en cuando. Nada mejor que prepararla en casa haciendo tú misma la masa mientras ellos hacen el mismo procedimiento en su mesita. Pongan juntos los ingredientes y disfruten. Así crearán un lindo momento y comerán menos calorías”.10. Enséñales a relacionarse sanamente con los alimentos: de preferencia no establezcas con ella premios o castigos. Es importante que sepan que los dulces son pequeños lujos que les darás a veces, porque deseas cuidar de ellos. Si ya te dio ganas de cocinar junto a tus hijos, aquí te dejo algunas ideas divertidas. No te preocupes. El resto de la semana ya les prepararás recetas saludables que seguro les van a encantar. 
La próxima semana se celebra el Día del Niño y es una oportunidad perfecta para disfrutar con plenitud de tus pequeños. Una buena comida, un buen restaurante o una buena receta son grandes opciones para sorprenderlos.Según datos de la OMS, son 129 millones los niños y adolescentes que padecen de obesidad en el mundo, lo que ya alertó al organismo mundial. Por ello, nosotros desde casa podemos aportar, intentando alimentar a nuestros pequeños de la mejor manera. Los vegetales nunca pueden faltar, ya que aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Se pueden incorporar verduras en sus guisos, cremas o ensaladas. La fruta también es muy importante, pero procura dársela en trozos enteros, no en zumo. La carne y los pescados también aportarán grandes cosas a los niños, pues son fuente de hierro, proteínas y ayudan a prevenir enfermedades en un futuro. También deberás integrar cereales integrales, legumbres y frutos secos. En tanto que deberás evitar en tus hijos los alimentos procesados, azúcares añadidos y harinas refinadas. Aquí les dejo algunos tips para introducir a los niños al mundo gourmet:Permitirles escoger algunos de los ingredientes y el resto escogerlos lo más gourmet posible para irlos introduciendo a nuevos sabores.Contarles historias reales con un toque de fantasía sobre el origen de los ingredientes que llevan los platillos.El tenedor de los papas es el platillo de los niños, así lo que les gusta lo piden.Darles a probar de todo pero no obligarlos a comer, respeto es la base.Procura llevarlos a los mismos restaurantes que tú, así sea un taco en la calle o un restaurante fino para educar el paladar. Evita las cadenas comerciales para niños.Desde el principio enseñarles que un gourmet disfruta todo lo que tenga calidad y sepa rico, así también serán exigentes.El resto vine desde casa, es importante promulgar con el ejemplo y respetar a los meseros y dejar buena propina si es que los atendieron bien.Estas son algunas reglas básicas para enseñarle a tus hijos a que disfruten más de la comida que finalmente lo que buscamos es que sepa sabroso sea lo que sea.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD