5 smoothies más ricos (y sanos) que un postre
Recomendaciones de Cocina

5 smoothies más ricos (y sanos) que un postre

Por Kiwilimón - Septiembre 2015
Siempre hay lugar para el postre después de comer, de eso no hay duda, pero sabemos que probablemente no sea lo más saludable, ni dietético. Una alternativa para no dejar de satisfacer nuestros antojos dulces pero sin sentirnos tan culpables es la de cambiar aquel pastel, brownie o tarta por un delicioso smoothie que será al mismo tiempo rico y nutritivo. Aquí te dejamos 5 smoothies perfectos para reemplazar postres calóricos durante la comida.

Smoothie de frambuesa y yogurt

 Cuando veas ese pastel de fresas con crema o se te antojen unas ricas fresas bañanadas en leche condensada, detente un momento y piensa en esta receta. Es un smoothie libre de calorías con el que obtendrás todo ese sabor dulce y acidito que tanto nos gusta de las fresas pero sin la culpa. Es muy rápido de hacer y será casi como comer un helado refrescante al final de la comida.  

Smoothie de hierbabuena y limón 

Puede que un rico pay de limón sea muy antojable, o incluso una rica paleta helada refrescante, pero te aseguramos que con éste smoothie tan ligero, dulce, aromático y rico ni siquiera extrañarás. No sólo queda listo en cinco minutos sino que en un día de calor incluso te transportará a la playa por su gusto tan herabl y ese acidito del limón que tanto gusta.  

Smoothie de blueberry

Que los famosos cupcakes no te distraigan, tienes todo lo que necesitas con este sano y rico smoothie de blueberry. Incluso puede funcionar como un desayuno integral ya que contiene proteína, fibra, carbohidratos y grasa no saturada, todo empaquetado dentro un licuado delicioso y dulce que supera cualquier otro postre mucho más calórico.  

Smoothie de kale y plátano

El panqué de plátano o los plátanos con cajeta pueden esperar, qué te parece mejor darle una oportunidad a este licuado tan original y delicioso. Ya que este smoothie lleva leche de almendra es mucho más sano, y además, si lo quieres como desayuno completo entonces puedes añadirle chía o espirulina, con lo que obtendrás todos los nutrientes que necesitas para el día.  

Smoothie de aguacate

Cuando tengas antojo de algo muy chocolatoso recuerda que es mejor ingerir grasas buenas como las que tiene el aguacate. Puede que esta receta te parezca un poco extraña pero pruébala y no dejarás de prepararla tanto como postre como para darte un empujón de energía por la mañana. Si lo sirves con hielos puedes ser muy refrescante y una gran bebida post ejercicio que te ayudará a sanar tus músculos adoloridos.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los platillos más famosos de la gastronomía de Tailandia
Si tienes ganas de algo diferente, no lo pienses más y prueba la comida tailandesa, pues es una de las más vibrantes y deliciosas de todo el mundo. La gastronomía tailandesa es conocida por ser muy rica, pues combina sabores salados, dulces, ácidos y picantes. Por otro lado, sus ingredientes son muy variados: arroz, fideos, cacahuate, tamarindo, cilantro, curry, carne, pollo, camarones y todo tipo de verduras. Si quieres aprender más sobre la comida típica tailandesa, no te puedes perder las siguientes recomendaciones. Pad ThaiEl famoso "pad thai" es el platillo tailandés más conocido en todo el mundo. Se caracteriza por una combinación perfecta de sabores: ácido, dulce y salado. Este platillo se prepara con fideos de arroz, pollo o camarones, germinado de soya, huevo, tofu, cebolla, cacahuates y un toque de limón. Tom Yum GoongEsta sopa picante con camarones es otro platillo imperdible de la cocina tailandesa. Esta aromática sopa se prepara con citronela, chile, galangal, hojas de lima kafir, echalote, camarones, champiñones, salsa de pescado y un toque de limón. ¡Este platillo es el ejemplo perfecto de todos los sabores que combina la gastronomía del país asiático! Som TamSeguramente nunca has probado una ensalada con papaya verde, pero es tan deliciosa que no te podrás resistir a su sabor. Este fresco platillo, uno de los más populares de Tailandia, se prepara con papaya verde, jitomate, zanahoria, camarones secos, azúcar de palma, cacahuates, tamarindo, ajo, jugo de limón y chile. El “som tam” combina increíbles sabores: dulce, salado, picoso, salado y ácido. Khao PadSi te gusta el arroz frito, tienes que probar la versión tailandesa. Se prepara con huevo, ajo, cebolla y alguna proteína. Se acompaña con pepino y chile. CurryEl curry no solo se consume en la India, Tailandia es el ejemplo perfecto, pues ofrece curry rojo, curry verde y curry amarillo. Gaeng Keow Wan: Este curry verde es el más picoso de todos, sin embargo, tiene el balance perfecto. Se prepara con leche de coco, chile verde, jengibre y berenjena. Suele acompañarse con arroz al vapor. Gaeng Ped Gai: Este es el curry rojo con pollo, el cual se prepara con chile rojo, ajo, echalote, galangal, citronela, pollo y leche de coco. Gaeng Massaman Gai: Este curry es diferente a los anteriores, ya que no suele ser caldoso. Esta joya de la cocina tailandesa se prepara con leche de coco, cacahuetes, papas, laurel, cardamomo, canela, azúcar de palma, salsa de pescado y salsa de tamarindo. Tod Mun PlaEstas tortitas de pescado son una gran opción para empezar tu aventura por la gastronomía de Tailandia. Los pequeños bocadillos se preparan con pescado fresco, hojas de lima kafir y albahaca. Suele acompañarse con una salsa picosa y dulce, la cual tiene pepino, chile, echalote, cacahuate, azúcar, salsa de pescado y vinagre. Poh Pia TodEstos rollitos primavera estilo tailandés son imperdibles, pues tienen un gran sabor gracias a ingredientes como carne de cerdo, zanahoria, col, fideos de arroz y cebolla. Kao Niew Ma MuangPara cerrar con broche de oro, te recomendamos probar el postre tailandés por excelencia, el cual se prepara con arroz aglutinado y mango fresco. Recuerda que en la Ciudad de México existen varios restaurantes que ofrecen platillos típicos de la cocina tailandesa, no lo pienses más y visita alguno de ellos.
¿Para qué sirve comer alimentos ricos en omega 3?
Los beneficios para los que sirve el omega 3 son tan populares y variados, que van desde ayudarte a bajar los triglicéridos, hasta ayudar a prevenir el asma o mejorar síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).Los ácidos grasos omega-3 son vitales para la salud y puedes obtenerlos de pescados o mariscos grasos, pero si no los consumes con frecuencia, puedes considerar tomar un suplemento de omega-3, lo cual es una forma sencilla pero eficaz de mejorar tanto su salud física como mental. Además, de que puede ayudarte reducir riesgos de enfermedades.Qué son los ácidos grasos omega 3 y para qué sirven en el cuerpo humanoLos omega-3 son una familia de ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir por sí solo, sino que debe obtenerlos de la dieta diaria, pues desempeñan funciones importantes en el organismo y proporcionan una serie de beneficios para la salud.Existen varios tipos de estos ácidos grasos, pero los tres tipos más importantes son ácido alfa-linolénico (ALA), ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). El ALA se encuentra principalmente en las plantas, mientras que el DHA y el EPA se encuentran principalmente en los alimentos de origen animal y las algas.Los alimentos con alto contenido de ácidos grasos omega-3 más comunes para incluir en tu dieta son los pescados grasos, aceites de pescado, semillas de linaza, semillas de chía, aceite de linaza y las nueces, y si no consumes muchos de estos alimentos, es recomendable tomar un suplemento de omega-3, como aceite de pescado o aceite de algas.Ácido docosahexaenoico DHAEl ácido docosahexaenoico o DHA es el ácido graso omega-3 más importante para tu cuerpo, pues es un componente estructural clave del cerebro, la retina de los ojos y muchas otras partes del cuerpo.Se encuentra principalmente en productos animales como pescados grasos y aceite de pescado, pero la carne, los huevos y los lácteos de animales alimentados con pasto también tienden a contener cantidades significativas.Los vegetarianos y veganos a menudo carecen de DHA y deben tomar suplementos de microalgas para asegurarse de obtener suficiente cantidad de este omega-3.Ácido alfa-linolénico ALAEl ácido alfa-linolénico (ALA) es el ácido graso omega-3 más común y el cuerpo lo usa principalmente para obtener energía, pero también se puede convertir en formas biológicamente activas de omega-3, EPA y DHA, sin embargo, este proceso de conversión es ineficaz y sólo un pequeño porcentaje de ALA se convierte en formularios activos.El ALA se encuentra en alimentos como semillas de lino, aceite de linaza, aceite de canola, semillas de chía, nueces, semillas de cáñamo y soja.Ácido eicosapentaenoico EPAEl ácido eicosapentaenoico (EPA) se encuentra principalmente en productos animales, como pescados grasos y aceite de pescado, pero también algunas microalgas lo contienen. Tiene varias funciones en el cuerpo y parte de él se puede convertir en DHA.Los ácidos grasos omega-3, particularmente el DHA, son vitales para el cerebro y la retina, y en particular, son importantes para las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, ya que puede afectar la salud y la inteligencia del bebé.Entre los beneficios para la salud de los adultos, los estudios indican que una ingesta suficiente de omega-3 puede proteger contra todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer de mama, la depresión, el TDAH y diversas enfermedades inflamatorias.Omega-6 y omega-3Los ácidos grasos omega-6 también tienen funciones en el cuerpo importantes y similares a las de los omega-3. Por ejemplo, ambos se utilizan para producir moléculas de señalización llamadas eicosanoides, que tienen varias funciones relacionadas con la inflamación y la coagulación de la sangre.Sin embargo, los omega-3 son antiinflamatorios y los científicos plantean la hipótesis de que comer demasiado omega-6 contrarresta estos efectos beneficiosos. En la dieta occidental, la ingesta de omega-6 es muy alta en comparación con la de omega-3, por lo que actualmente la proporción está muy sesgada hacia el lado de los omega-6.Mantener un equilibrio entre estas dos grasas puede ser importante para una salud óptima y aunque no existe evidencia suficiente para demostrar que el omega-6 es dañino, la mayoría de los profesionales de la salud están de acuerdo en que obtener suficiente omega-3 es importante para la salud.
¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?
Los aromas son toboganes cuánticos que nos catapultan a otra realidad: a la casa de nuestros padres en la infancia, a nuestro primer beso, a las vacaciones de la adolescencia. “No hay memoria tan precisa, tan vívida y evocadora como la que se recupera a través del olfato, y va tan unida a las sensaciones que se experimentaron junto al olor”, confirma Dolores Redondo, en su Legado en los huesos.Quienes hemos atravesado por COVID nos hacemos conscientes de la fiesta que regalan los sentidos al ánimo y la salud, al cuerpo. Tras algunos días sin aroma y sin gusto me di cuenta de que la nariz está íntimamente conectada a las emociones. Tal vez por eso lo extrañaba quizás más que el gusto. La neuróloga Paola Guraieb me explicó que es porque nuestra capacidad olfatoria incluye unos 3 mil olores, mientras la gustativa es mucho menor. “Si dejas de oler, las alteraciones en el gusto serán predominantes. Lo que sucede es que el virus tiene una alta replicabilidad en el pulmón, en el cerebro, en la sangre y en la nariz. Por eso es común que se merme la olfacción”. Y está claro: sin olfato, perdemos el gusto. La doctora Flor Luna, especialista en urgencias médico-quirúrgicas y consultora sobre Salud Ocupacional en empresas trasnacionales, afirma que existe una constante de 53 por ciento en la alteración del olfato, mientras que en el gusto es de 52 por ciento. “Uno de cada cinco pacientes con coronavirus presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad. Aún no se tiene claro si la prevalencia es distinta con otra cepa”, afirma. Para muchos de nosotros el gusto es literalmente la sal de la vida. En la lengua, el techo de la boca y en la garganta se encuentran las células gustativas, unas pequeñas partículas dentro de las papilas gustativas que se cuentan en 10 mil cuando nacemos y que se van perdiendo a partir de los cincuenta años. Probar un mole, por ejemplo, con ageusia (incapacidad de detectar sabores en los alimentos) es llevar a la boca una salsa sedosa y caliente pero desprovista de alma. Con el tiempo –aunado a una dosis de paciencia y amor a mi proceso de sanación– aprendí a valorar las texturas, las temperaturas, las sensaciones que un alimento dejaba a su paso por la boca. Yo recuperé primero el olfato que el gusto, pero según la doctora Luna, varios estudios elaborados en la Unión Europea han observado una recuperación más rápida del gusto que el olfato. Lo común es que a las tres semanas de un diagnóstico positivo comience la recuperación de ambos sentidos. Si la enfermedad fue severa pueden tardar hasta entre seis y ocho meses. Y sí, existen casos en los que no se recuperan los sentidos o quedan dañados. “Depende de muchos factores, por ejemplo, si la persona es fumadora. Ellos ya per se tienen alteraciones en el gusto y olfato, y posiblemente nunca vuelvan a degustar u oler al 100”, concluye la doctora Luna. ¿Cómo recuperar los sentidos?Las estrategias de tratamiento en las alteraciones del olfato dependen si se trata de una pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del sentido. “En el caso de que la pérdida sea permanente, está indicado el entrenamiento olfatorio”, confirma la doctora Luna. No hay que dejar que el tiempo pase. Para la neuróloga Guraieb, recuperar a tiempo la olfacción puede representar la salud de nuestro cerebro en el futuro: “Cuando existe anosmia tienes que recuperarte en menos de seis meses, pues los epitelios respiratorios están conectados con la memoria”. Lo que sucede es que los aromas conectan con las cortezas cerebrales en las que se localizan las emociones, la memoria episódica. “Está demostrado que pacientes con enfermedades degenerativas han padecido o padecieron problemas del olfato, también se ha observado en pacientes con problemas de Parkinson o Alzheimer”. La solución está en poner a trabajar nuestra nariz y nuestra lengua; entrenarlas, pues. “Como sucedería en un entrenamiento físico, esta técnica consiste en exponer a los pacientes a diferentes olores concentrados en recipientes individuales a diario y durante el tiempo indicado por el especialista”, afirma la doctora Luna. Ella nos da el consejo de realizar el olfateo deliberado diariamente por tres meses. Necesitarás limón, una rosa o un caballito con agua de rosas, algún alimento ahumado, un caballito de vinagre, un caballito de anís y aceite de eucalipto. Practica oler durante 20 segundos cada uno de estos aromas dos veces al día. “Existe clara evidencia científica de que esta exposición sistemática a determinados olores mejora el olfato en patologías neurodegenerativas o traumatismos craneales”, concluye la doctora Luna.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD