5 trucos de cocina para llevar recetas típicas a un nivel gourmet
Recomendaciones de Cocina

5 trucos de cocina para llevar recetas típicas a un nivel gourmet

Por Kiwilimón - January 2017
El nivel gourmet no está tan lejos como te lo podrías imaginar, de hecho, se trata simplemente de usar excelentes productos y por supuesto, de siempre estar atenta a esos detalles extra que convierten un simple platillo en uno de alta cocina. Lo que nunca debes olvidar es que un cocinero sólo es tan bueno como los utensilios que utiliza, así que debes asegurarte de rodearte de las mejores herramientas para preparar platillos deliciosos. Aquí te van estos 5 trucos de cocina para llevar recetas típicas a un nivel gourmet. Parmesano y trufa Pocos platillos son tan confortantes como el puré de papa, es un clásico de la gastronomía casera, pero sin duda hay maneras de elevarlo a un nivel gourmet. Una manera muy sencilla es agregar queso parmesano y trufa negra rasurada. El queso le dará un sabor suntuoso y un color dorado, por su lado la trufa le dará ese sabor terrino y adictivo que le encanta usar a los chefs. Mientras más suave quede el puré, mejor, así que te recomendamos usar un machacador Tempo Allegro con el que también puedes servir.

Nueva Receta Pure de Papa DELICIOSA#foodporn #lacocinadelety #conpartiendo #puredepapa #papas

Una foto publicada por lety cocina (@lacocinadelety) el

Jamón y pesto Otro platillo usual es una crema de jitomate, siempre es rica, calientita y acidita, le encanta a toda la familia. Lo que puedes hacer para elevarla es, como guarnición, poner unas tiras de jamón serrano tostado o deshidratado para agregar textura y después unos chorritos de pesto de albahaca, para darle un toque verde vibrante, otro perfil de sabor aromático y una consistencia diferente. Un cucharón Tempo Allegro de Vasconia es ideal para servir la crema sin derramar una sola gota.
Portobellos Usar champiñones como acompañamiento nos asegura un delicioso sabor terrino, pero también un elemento sano y rico dentro de nuestra comida. Hay mucho tipos de hongos y cambiar los típicos champiñones por unos portobellos o incluso morcella le dará un toque gourmet a tu comida. Cuando cocinas hongos sueltan mucho líquido pues están llenos de agua, así que asegúrate de servirlos con una cuchara ranurada Tempo Allegro de Vasconia para deshacerte de ese exceso de agua.
Nueces de la india y licor Nadie se le puede negar a unas deliciosas crepas de cajeta, son de por si un postre bastante elegante si te lo sirven flameado, pero sin duda se le pueden agregar un par de detalles. Cambia las nueces normales por nueces de la india, son más densas y crocantes, y además, usa un licor de naranja o café al flamear tu salsa de cajeta para agregarle un perfil adulto y lujoso a tu receta. Al servirlas asegúrate de no dejar rastros de la salsa en el camino, para este propósito una cuchara lisa Tempo Allegro de Vasconia te ayudará a tomar la ración que gustes sin derramar nada.
Especias y ricotta Cuando trates de elevar un postre recuerda que reemplazar ingredientes usuales con algunos que normalmente no usas puede hacer la diferencia. Por ejemplo, en tu próximo cheesecake intercambia la mitad del queso crema que vayas a usar por ricotta (si quieres un toque saladito) o incluso mascarpone (si prefieres algo más denso y dulce). Ya que estas en eso agrega ralladura de nuez moscada a tu base de galleta para perfumarla. Para evitar rayar tus refractarios de hornear y platos corta tu cheesecake con un volteador ranurado Tempo Allegro de Vasconia que no raya y te ayuda a servir.
Para encontrar más recetas que puedes elevar a un nivel gourmet de manera sencilla con estos tips y tu imaginación, te invitamos a nuestro sitio.
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Disfrutar una espumosa taza de chocolate caliente ahora es tan sencillo como calentar un poco de leche y agregar el chocolate de tu preferencia. Sin embargo, para poder llegar a esto tuvieron que pasar muchas cosas. Descubre cómo el consumo de este delicioso alimento de origen americano se ha convertido en toda una tradición del chocolate en México. Orígenes ancestrales El consumo del cacao comenzó en América. De hecho, los mayas y los olmecas fueron los primeros en aprender a cultivarlo. Muy probablemente ellos mismos llevaron el cacao a las otras culturas, entre ellas a los aztecas. Las culturas prehispánicas valoraban tanto estos granos que incluso los usaban como moneda de intercambio. El cacao era tan importante que su consumo se reservaba para ocasiones especiales, como en rituales funerarios. Se han encontrado vasijas con restos de teobromina (compuesto presente en el cacao) que indican su uso tanto en eventos de este tipo como en algunos otros más festivos. Eso sí, casi siempre eran exclusivos para la corte y las clases sociales más altas. El mestizaje del cacao El cacao no se consumía como lo hacemos hoy en día. Con la llegada de los españoles se le agregó leche y azúcar, dando origen al chocolate caliente como lo conocemos en la actualidad. El intercambio de costumbres e ingredientes hizo que la bebida tradicional hecha a base de la manteca del cacao y agua adquiriera nuevas versiones al añadirle especias como canela. Los españoles no tardaron mucho en descubrir los grandes beneficios del cacao. Se dice que Hernán Cortés le aseguró al rey Carlos V que con una taza de esa bebida los soldados de su ejército podían tener energía suficiente para un día entero de trabajo. Con la conquista y fascinación de los españoles por su sabor y propiedades, el chocolate cruzó el Atlántico hasta llegar a Europa. El chocolate en nuestros días Hoy en día cuando pensamos en un chocolate de calidad casi siempre viene a nuestra mente una marca de origen suizo o francés, pero no hay que olvidar que la mayor producción de cacao se hace en América y África. Nuestro país ocupa el lugar número 11 a nivel mundial, siendo Tabasco, Chiapas y Oaxaca los principales estados donde se produce este cultivo. A pesar de contar con una gran tradición y de ser un productor de cacao, el consumo per cápita de chocolate en México es muy bajo. Se calcula que un mexicano come 750 gramos de chocolate al año, mientras que un suizo consume casi 12 kilos. Es tiempo de que comencemos a valorar la riqueza gastronómica de nuestro país y apoyemos a los productores locales de cacao. Además de tener muchas propiedades benéficas para la salud, el chocolate es la herencia de nuestro pasado prehispánico y refleja el mestizaje característico de nuestro país. No esperes a que llegue le temporada de frío para prepararte un rico chocolate caliente. Existen muchas maneras de disfrutar el delicioso sabor del chocolate. Aquí te compartimos algunas ideas para comenzar a usar el chocolate más seguido en tu cocina: Pastel de chocolate sin harina 4 chocolates calientes Pechugas de pollo al chocolate Pastel de chocolate y frijol Mole poblano   Fuentes: Elsiglodetorreon.com.mx Excelsior.com.mx Mexicodestinos.com Expansion.mx
Disfrutar una espumosa taza de chocolate caliente ahora es tan sencillo como calentar un poco de leche y agregar el chocolate de tu preferencia. Sin embargo, para poder llegar a esto tuvieron que pasar muchas cosas. Descubre cómo el consumo de este delicioso alimento de origen americano se ha convertido en toda una tradición del chocolate en México. Orígenes ancestrales El consumo del cacao comenzó en América. De hecho, los mayas y los olmecas fueron los primeros en aprender a cultivarlo. Muy probablemente ellos mismos llevaron el cacao a las otras culturas, entre ellas a los aztecas. Las culturas prehispánicas valoraban tanto estos granos que incluso los usaban como moneda de intercambio. El cacao era tan importante que su consumo se reservaba para ocasiones especiales, como en rituales funerarios. Se han encontrado vasijas con restos de teobromina (compuesto presente en el cacao) que indican su uso tanto en eventos de este tipo como en algunos otros más festivos. Eso sí, casi siempre eran exclusivos para la corte y las clases sociales más altas. El mestizaje del cacao El cacao no se consumía como lo hacemos hoy en día. Con la llegada de los españoles se le agregó leche y azúcar, dando origen al chocolate caliente como lo conocemos en la actualidad. El intercambio de costumbres e ingredientes hizo que la bebida tradicional hecha a base de la manteca del cacao y agua adquiriera nuevas versiones al añadirle especias como canela. Los españoles no tardaron mucho en descubrir los grandes beneficios del cacao. Se dice que Hernán Cortés le aseguró al rey Carlos V que con una taza de esa bebida los soldados de su ejército podían tener energía suficiente para un día entero de trabajo. Con la conquista y fascinación de los españoles por su sabor y propiedades, el chocolate cruzó el Atlántico hasta llegar a Europa. El chocolate en nuestros días Hoy en día cuando pensamos en un chocolate de calidad casi siempre viene a nuestra mente una marca de origen suizo o francés, pero no hay que olvidar que la mayor producción de cacao se hace en América y África. Nuestro país ocupa el lugar número 11 a nivel mundial, siendo Tabasco, Chiapas y Oaxaca los principales estados donde se produce este cultivo. A pesar de contar con una gran tradición y de ser un productor de cacao, el consumo per cápita de chocolate en México es muy bajo. Se calcula que un mexicano come 750 gramos de chocolate al año, mientras que un suizo consume casi 12 kilos. Es tiempo de que comencemos a valorar la riqueza gastronómica de nuestro país y apoyemos a los productores locales de cacao. Además de tener muchas propiedades benéficas para la salud, el chocolate es la herencia de nuestro pasado prehispánico y refleja el mestizaje característico de nuestro país. No esperes a que llegue le temporada de frío para prepararte un rico chocolate caliente. Existen muchas maneras de disfrutar el delicioso sabor del chocolate. Aquí te compartimos algunas ideas para comenzar a usar el chocolate más seguido en tu cocina: Pastel de chocolate sin harina 4 chocolates calientes Pechugas de pollo al chocolate Pastel de chocolate y frijol Mole poblano   Fuentes: Elsiglodetorreon.com.mx Excelsior.com.mx Mexicodestinos.com Expansion.mx
Picar los ingredientes, triturarlos en el molcajete, mezclarlos en un bol, y después, limpiar todo eso. Si nada más de pensar en todo lo que tienes que hacer ya te da flojera preparar la comida, te tenemos una solución: recetas fáciles en licuadora. Cocina usando este maravilloso electrodoméstico y descubre lo sencillo que es disfrutar de una deliciosa comida con tan solo una licuadora. Flan de coco en licuadora No batalles con miles de recipientes. Con esta receta solo necesitas tu licuadora y el refractario donde hornearás el flan. Para que sepa más rico, déjalo en el refrigerador por lo menos media hora antes de servir.   Filetes de pollo en crema de chipotle Esta receta es perfecta para esas ocasiones en las que quieres lucirte, pero no tienes mucho tiempo. Para darle más sabor a la salsa puedes sustituir el agua por caldo de pollo. ¡Quedará súper rico!   Pan de elote sin harina Prepara un pan de elote como el que hacía tu abuelita sin harina y, lo mejor de todo, ¡sin ensuciar montones de cosas! Un tip: si te gusta sentir la textura del elote, no licúes mucho la mezcla. Así quedarán algunos pedacitos más enteros.   Albóndigas de carne en salsa de tomate No te compliques cortando los ingredientes a mano. Solo ponlos en la licuadora y ¡listo! Controla el número de pulsaciones para asegurarte de que tanto las albóndigas como la salsa adquieren la consistencia que buscas.   Huevos florentine con salsa holandesa No tienes que ser un experto en la cocina para preparar exquisitas recetas gourmet. Con tu licuadora es suficiente. Sirve cada huevo con pan tostado en tiritas, cebollín picado o perejil.   Aprovecha tu licuadora y saca a relucir tus habilidades culinarias. ¿Te gustaría saber más recetas con licuadora? Visita Kiwilimón para conocer más ideas.
Típico que llevas semanas planeando tu cena navideña, y a la mera hora se te olvida comprar un ingrediente o preparar la salsa. Con las prisas es muy común que algo termine faltando, por eso hicimos esta lista de las 7 cosas que deben estar sí o sí en tu cena de Navidad. Botana. Aunque las papas fritas, los cacahuates y los chicharrones son la botana predilecta de muchos hogares mexicanos, para la cena de Navidad te sugerimos preparar una opción un poco más elaborada. Tal vez una tabla de quesos con jamón, un dip cremoso o unos canapés.BOTANAS PARA NAVIDADPan. Es cierto que la mayor parte del año en México acompañamos las comidas con tortillas, pero para la cena navideña se antoja más un rico pan recién hecho. Si no tienes tiempo para lucirte con un pan horneado en casa, compra uno en la panadería y mételo unos minutos al horno para que esté tibio al servirlo.PAN QUE PUEDES HACER EN CASAPostres. Esta es una de las cenas más especiales del año, por eso no puede faltar el postre para cerrar la noche con broche de oro. Desde un tradicional pastel de chocolate hasta el típico tronco de Navidad, hay miles de opciones. Para que te sea más sencillo servirlo, prepara el postre en porciones individuales.Dips y Salsas. Para acompañar el puré o la carne, picante o agridulce. Hay muchos tipos de salsas y seguramente hay una que hará que tu menú navideño sepa espectacular. No dejes para el último minuto la preparación de la salsa. Recuerda que muchas preparaciones, sobre todo las calientes, saben mejor cuando reposan.Guarniciones.El pavo o el lomo son platillos muy ricos, pero obviamente no puedes servirlos solos. Puedes elegir pasta, ensalada, papa (en cualquiera de sus modalidades), verduras o ¡lo que se te ocurra! Elige la guarnición a partir del platillo principal para que los sabores hagan buena combinación. DELICIOSAS GUARNICIONES PARA PREPARAR EN CASACena especial. No se trata de cualquier cena, sino de la de Navidad. Ingéniatelas, invierte tiempo y cocina una cena súper especial para esta ocasión tan esperada. Para que tu reunión sea un éxito, te recomendamos comprar con anticipación todos los ingredientes y empezar la preparación desde un día antes.  Bebidas especiales. Aunque es obvio, a veces se nos puede olvidar. Hay que pensar en bebidas para comer, para el aperitivo, para acompañar el postre y, por supuesto, para brindar. Para no batallar puedes servir ponche de frutas, un agua fresca, café y algún tipo de vino espumoso. Así tendrás bebidas para todos los gustos.TOP 10 MEJORES BEBIDAS PARA PREPARAR
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD