6 formas de combatir el estreñimiento
Recomendaciones de Cocina

6 formas de combatir el estreñimiento

Por Kiwilimón - Diciembre 2014
Una parte fundamental del proceso de la digestión consiste en eliminar los productos de desecho de los alimentos que consumimos.  Es una función necesaria para la salud del organismo que para muchos implica dolor y molestia. Cuando esos productos de desecho pasan del intestino delgado al grueso (el colon), éste absorbe el exceso de agua y la materia restante se convierte en heces fecales.  Las contracciones rítmicas del colon van empujando las heces hasta que llegan al recto en donde permanecen hasta que ocurre una evacuación o deposición. Recomendamos: Cómo tener vientre plano en tres días No existe un número mágico de evacuaciones o deposiciones para todas las personas, ya que no es el mismo para todas.  El rango de lo “normal” o saludable puede oscilar entre más de una vez al día para algunos a tres veces a la semana para otros.  Menos de tres, ya se considera estreñimiento, que ocurre debido a una de las siguientes causas o a la combinación de ambas:
  • El colon absorbe demasiada agua, de manera que las heces se resecan y se endurecen demasiado
  • Los músculos del colon se contraen y relajan muy lentamente, por lo que las heces no se mueven tan rápidamente como debieran
Las evacuaciones o deposiciones poco frecuentes van acompañadas de otros síntomas, entre ellos:
  • Heces duras y secas
  • Dolor al defecar
  • Necesidad de pujar para expulsar las heces
  • Sensación de no poder vaciar el recto
  • Abdomen distendido (inflamado)
Recomendamos: Beneficios del Aceite de Oliva ¿Y por qué ocurre? Si sufres de estreñimiento, éste puede deberse a una o más de las causas siguientes:
  • No consumir suficiente fibra en la dieta
  • No beber suficiente agua o estar deshidratado. Beber bebidas ricas en cafeína, como sodas o café, y el alcohol, podrían empeorar la deshidratación
  • Poca o ninguna actividad física
  • Tomar ciertos medicamentos (como sedantes, narcóticos y algunas medicinas para bajar la presión arterial)
  • Algunos cambios como el embarazo
  • Condiciones de salud como el hipotiroidismo y la diabetes u otras que afectan el funcionamiento del sistema digestivo (como el síndrome del colon irritable)
  • Exceso de laxantes
Recomendamos: Cómo limpiar los oídos El estreñimiento puede aliviarse temporalmente mediante el uso de laxantes. Los hay de diferentes tipos y generalmente, pueden adquirirse sin receta.  Entre los más comunes están:
  • Los laxantes formadores de masa: añaden fibra de tipo soluble a las heces.  Esto causa que las heces absorban más agua, se suavicen y sean más grandes. Al aumentar de tamaño, hacen que los intestinos se contraigan y las empujen más fácilmente hacia afuera. Estos tipos de laxantes son los más seguros y pueden incluir como elemento activo el psyllium (como el Metamucil), el policarbofil (como el FiberCon) o la tetilcelulosa (como el Citrucel).  Para evitar efectos secundarios negativos, se debe comenzar lentamente y tomar mucho líquido, e ir aumentando la dosis, hasta llegar a la frecuencia deseada.
  • Laxantes lubricantes, como los supositorios de glicerina, que recubren la superficie de las heces para que resbalen y puedan salir del cuerpo con facilidad.
  • Los ablandadores de heces, que añaden humedad a las heces para suavizarlas y puedan salir del recto sin causar dolor.
  • Los laxantes de tipo osmótico, por su parte, hacen que el intestino retenga más líquidos, lográndose entonces que las heces se suavicen y se expulsen más fácilmente (entre ellos están el glicol polietileno, o Miralax, y la solución de hidróxido de magnesio, comúnmente conocida como leche magnesia).
  • Los laxantes estimulantes son los más agresivos y causan que el intestino se contraiga con más fuerza para expulsar las heces. Este tipo de laxante no se deben tomar por mucho tiempo para evitar que el colon pierda la capacidad de funcionar por sí mismo.
Recomendamos: Remedios caseros para aliviar las hemorroides Cualquiera que sea el laxante que se utilice, se deben seguir estrictamente las recomendaciones del producto y no excederse ni en la dosis ni en el tiempo máximo continuo de uso.  Consulta con tu médico si decides usar un laxante de tipo estimulante, no solamente para que te recomiende un producto específico y el tiempo que debes tomarlo, sino para que descarte una posible interacción con otro medicamento que estés tomando. Además, en el caso de niños o las personas diabéticas o con falla renal el doctor debe supervisar que los laxantes no le causen un desbalance en los electrolitos (los minerales) del cuerpo. Recomendamos: Jugo Verde para quemar grasa Una buena fórmula: los cambios a largo plazo Como te expliqué, el alivio que proporcionan los laxantes tiende a ser por un plazo corto, ya que no te conviene prolongar su uso durante muchos tiempo. Lo más efectivo es hacer pequeños cambio en tu vida diaria que en conjunto ayudan a combatir el estreñimiento, como los que siguen a continuación: 1.  Bebe suficiente agua, al menos de 6 a 8 vasos al día.  Este paso es absolutamente necesario, no solamente para mantenerte bien hidratado, sino para que las heces se suavicen y se humedezcan. Lleva contigo un recipiente que puedas rellenar de preferencia con agua. Evita bebidas que contengan cafeína, como las sodas, el café y el té que tienen un efecto diurético y pueden aumentar la deshidratación. 2.  Ve al baño tan pronto como sientas ganas de evacuar.  No conviene “aguantar” o posponer las ganas de defecar, especialmente si padeces de estreñimiento.  Lo ideal es que puedas acostumbrar a tu cuerpo a evacuar en un horario determinado, en la mañana después del desayuno, por ejemplo, o a cualquier otra hora que te resulte más conveniente.  Trata de disponer del tiempo suficiente para que ocurra la deposición, sin apuro y estrés que dificulte todavía más el proceso. 3.  Aumenta la fibra en tu dieta.  La fibra ayuda a prevenir el estreñimiento al cambiar la composición de las heces. Por lo regular los adultos necesitan de 25 a 35 gramos de fibra tanto soluble como no soluble:
  • Fibra no soluble: absorbe el agua y añade volumen a las heces de forma que puedan moverse con facilidad a través del colon. Entre las fuentes de este tipo de fibra están los vegetales como el maíz, la zanahoria, salvado de trigo, granos integrales, nueces y frutas como las uvas.
  • Fibra soluble: se disuelve en agua y forma una especie de pasta, que evita que las heces se sequen y endurezcan. Pero como este tipo de fibra hace más lento el paso del estómago a los intestinos, conviene combinar su consumo con alimentos ricos en fibra no soluble. Entre los alimentos que contienen fibra soluble está la avena, los granos y frijoles (habichuelas) guisantes (arvejas o chícharos) y frutas como la manzana, las naranjas, y las ciruelas.
Recomendamos: Remedios caseros para colitis Consulta con el médico si te conviene utilizar un suplemento de fibra. En ese caso, deja que te indique el que considera más adecuado. 4.  Haz más ejercicio. La inactividad conduce al estreñimiento y su opuesto, lo evita. El ejercicio diario ayuda que tus intestinos se contraigan regularmente y contribuye a disminuir el estrés.  El ejercicio de tipo aeróbico, como caminar, aumenta la respiración y el ritmo cardíaco, lo que también estimula el movimiento de los intestinos. Trata de ejercitarte la mayoría de los días de la semana, aunque sólo sea una caminata de pocos minutos. 5.  Reduce el estrés. Las tensiones de la vida diaria pueden afectar el funcionamiento del colon. Para contrarrestar ese efecto negativo, dale prioridad al sueño y al descanso. Intenta dormir al menos 7 horas al día y establece un horario de sueño, incluso durante los fines de semana. Cualquier tipo de ejercicio también te ayuda a controlar el estrés, pero el yoga y los ejercicios de respiración profunda son particularmente efectivos. 6.  Evita alimentos muy procesados y la comida chatarra.  El consumo de este tipo de alimentos puede empeorar el estreñimiento ya que son bajos en contenido de fibra y muy altos en contenido de grasa. Evita los panes de harina blanca, los pasteles, las papas fritas y en general, la comida “rápida”. Si padeces de estreñimiento, comienza a realizar estos cambios desde ahora, pero si no notas mejoría, consulta con tu médico. Podrías tener algún otro problema. Es importante evitar el estreñimiento porque además de molestias, evitarás otras complicaciones como fisuras en el área del ano o las dolorosas hemorroides.  Evacuar es una función vital, si padeces de estreñimiento, los cambios que mencionamos podrían ayudarte a que lo logres más eficazmente.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El café diario, la botella de agua, el antojo de media tarde, las propinas y demás gastos casi invisibles que diariamente se fugan de nuestras carteras están derrumbando tus finanzas personales, a pesar de que parecieran inofensivos.A estas pequeñas fugas de dinero se les denomina gastos hormiga, pues aunque son gastos menores, si los sumas pueden representar hasta más del 10 por ciento de tu salario. Lo peor de estos gastos hormiga es lo cotidiano que son, porque están siempre presentes en nuestra vida, a todas horas, y por eso es tan fácil gastar sin que nos demos cuenta.Para evitar estos gastos, aquí te proponemos estos tips para cuidar tu cartera.Identifica los gastosPara poder controlarnos, es necesario identificar cuáles son los gastos y seleccionar aquellos de los que podemos prescindir. Haz una lista de todo lo que gastas diariamente y reflexiona si es algo vital para tu día a día o no. Anota todo lo que recibes y gastasUna vez que hayas identificado los gastos fijos, te sugerimos que lleves un control estricto de tu presupuesto, tanto de lo que recibes, como de lo que gastas, así no darás pie a que haya “lagunas” y siempre tendrás tus cuentas claras. Existen varias apps en las que puedes llevar el control de tus finanzas, lo mejor es que seas disciplinada en hacer todos tus registros y te sorprenderás de los resultados. Ponte una meta de ahorroSiempre hemos sabido que es muy importante ahorrar, pero a veces es difícil hacerlo. Seamos sinceros, estamos acostumbrados a ahorrar únicamente lo que nos “sobra”, pero lo ideal es que una vez que recibas una entrada de dinero, destines una parte hacia el ahorro, así lo verás como algo fijo. Organiza y prepara tus comidasUna vez que hayas identificado tus egresos, te darás cuenta de que en lo que más gastas es comer fuera de casa. Organizar y preparar tus comidas no sólo te ayudará a evitar fugas de dinero, además te asegurarás de estar recibiendo alimentos de calidad y de comer más sano. Mide tus antojos Este punto va muy ligado al anterior, porque no sólo gastamos en la comida, también lo hacemos en el café de la mañana, el antojo en la oficina, las ganas de un dulce a media tarde y hasta un snack después de hacer ejercicio. Esto no sólo afecta a tu figura, sino que le hace daño a tus bolsillos. Si te organizas también puedes planear tus snacks y tener más control de tu alimentación y cartera. Cancela servicios innecesariosSeguramente por ahí tienes algún servicio que se te ha olvidado cancelar. Deja la desidia y pon orden a tus gastos para que dejes de “regalar” tu dinero. Ahorrar no es tarea imposible, es cuestión de voluntad y esfuerzo, y te aseguramos que vale la pena hacerlo. Sigue estos tips para que sea más fácil y verás que tendrás unas finanzas personales muy sanas.
A lo largo de nuestra vida hemos escuchado muchos mitos alrededor de la necesidad de bajar de peso. Una de las teorías que de un tiempo para acá ha cobrado importancia es sobre que el alcohol engorda pero, ¿qué pensarías si te decimos que esto no es un mito, sino verdad? Aquí te va una verdad que puede doler: las bebidas alcohólicas no sólo están saboteando tu dieta, además te están haciendo engordar y todo esto tiene una explicación que nos lleva directo al alcohol que contienen, pues este interrumpe la oxidación de las grasas e hidratos de carbono y, en lugar de quemarlos, los almacenemos. Además, el alcohol contiene etanol, una sustancia nociva para el sistema nervioso central si se consume en grandes cantidades, la cual afecta el funcionamiento del hígado. Por ejemplo, cada gramo de etanol aporta 7 Kcal y las bebidas además pueden contener azúcares y otras fuentes de calorías que también impactan en el organismo. Así que si estás buscando bajar de peso, considera moderar y, de ser posible, evitar el consumo de alcohol, porque además de las calorías vacías que te aporta, solemos tener malos hábitos alimenticios cuando consumimos este tipo de bebidas y eso es una bomba para nuestro cuerpo.Y si toda esta información no te ha bastado para dejar el alcohol, aquí te dejamos datos que te harán pensar dos veces antes de tomarte esa copita:● Una cerveza regular tiene aproximadamente 150 calorías por un vaso de 355 ml.● Una cerveza light, aproximadamente 100 calorías por un vaso de 355 ml.● El vino contiene aproximadamente 100 calorías por una copa de 145 ml.● El alcohol destilado (ginebra, ron, vodka, whiskey), aproximadamente 100 calorías por 45 ml.● Un martini tiene aproximadamente 140 calorías por una copa de 65 ml.● Una piña colada, aproximadamente 500 calorías en 205 ml.Y a algunas de esas bebidas hay que sumarle las calorías de las sustancias con las que se mezclan, como jugos, refrescos, jarabes.Por último, recuerda que la mejor manera de controlar las calorías es limitar la cantidad de alcohol que tomas. Antes de salir, establece un límite y apégate a él. Es válido rechazar una bebida que no quieres o negarse a que te sirvan una segunda copa de vino, todo está en tus decisiones y en la conciencia de ellas.
No hay amor más sincero que el que uno le puede tener a la comida y este es aún mayor si se trata de tacos al pastor. Aunque pueda parecernos algo casi obvio, los tacos al pastor son oficialmente el mejor platillo del mundo, según Taste Atlas, la plataforma en la que puedes descubrir ingredientes, platillos locales y restaurantes auténticos alrededor del mundo, que además te permite calificarlos.Con un puntaje de 4.5 de 5, el poema hecho comida llamado tacos al pastor le ganó a otras comidas deliciosas (pero no tanto como nuestros taquitos), como la pizza italiana, el sushi japonés, o el fish and chips inglés, y hasta otros platillos mexicanos, como las enchiladas.Así que, a pesar de que no necesitamos de razones para saber que los tacos al pastor son lo mejor del mundo, decidimos darte algunas más para que puedas contarle a tus amigos que no siguen a este pastor.1. Su origen es mexicanoSí, los taquitos al pastor son 100% orgullo mexicano, pues aunque su origen se encuentra en el shawarma libanés, las modificaciones que se le han hecho para derivar en el taco actual, como cambiar la carne de cordero por carne de cerdo, el remplazo del pan árabe por tortilla y, obvio, la añadidura de chile y achiote, lo han hecho un platillo con el sello “Hecho en México”.2. Su nombre característico y peculiarEn México, hay tacos con nombres definitivamente geniales y peculiares, y los de pastor son uno de ellos. Se dice que se llaman así porque antes la carne era de cordero y esos animalitos se pastorean, pero también son conocidos como “de adobada” o “de trompo”.3. El pastor se puede comer en tortaUna torta de pastor es tan gloriosa como los tacos, pero más llenadora. Además, si lleva quesito, es como ponerle alas a un ángel.4. Y también con tortillas de harinaY entonces, con queso y servido en tortilla de harina, se convierte en una gringa, para aquellos que no tienen suficiente de la tortilla pequeñita en la que suelen ir.5. La piña le va bienA diferencia del debate de la pizza y la piña, los tacos al pastor tienen una buena razón para llevar piña: no sólo combina bien con los jugos cítricos del adobo que llevan, sino que además funciona como ablandador natural de carnes.6. Todos tenemos nuestra taquería con los mejores tacos al pastorSon el mejor platillo del mundo, pero definitivamente, todos tenemos nuestro lugar predilecto para comer los mejores tacos al pastor. Entre los lugares más populares según medios expertos en México, se encuentran El Vilsito, El Huequito, Juan Bisteces, los Tacos Manolo o los Orinoco.No importa dónde ni cuándo, siempre es buen momento para unos taquitos al pastor.Si quieres hacerlos en casa, puedes probar con estas recetas:Tacos al Pastor MexicanosTacos de Atún al PastorTrompo al PastorTacos de Huachinango al Pastor
Dicen que si quieres conocer a una ciudad y su sociedad, no hay nada mejor que recorrer sus mercados, ya que son puntos de encuentro para las personas, en los que se reúnen a comprar y vender los productos que son base en sus hogares. En la Ciudad de México, en cada colonia nos podamos encontrar al menos uno, cuyo colorido y diversidad te va a enamorar. Pero hay algunos mercados que por su trascendencia y prestigio tienes que conocer y visitar.Mercado de JamaicaEste mercado, famoso por su variedad de flores y hermoso colorido está ubicado en la calle Guillermo Prieto 45, Venustiano Carranza, Jamaica, a unos pasos del metro Jamaica, llamado así en su honor. Visitar el Mercado de Jamaica es toda una experiencia sensorial, visual y olfativa, es transportarte a un paraíso lleno de las variadas y maravillosas flores que son lo más característico del mercado, ya que ahí se ofrecen unos cinco mil tipos de flores y plantas; sin embargo, no es lo único que hay, pues también puedes encontrar frutas y verduras, piñatas, dulces, abarrotes, jarciería, además de ropa y calzado.La MercedEste mercado es el más antiguo de la CDMX y es un gran centro de abasto de alimentos. Diablitos, carpas de colores, antojitos, artículos de cocina, dulces típicos y todo para tu negocio de comida es lo que puedes encontrar en los pasillos de este tradicional lugar. El Mercado de la Merced es el mayor mercado de la Ciudad de México. Cuenta en su interior con una estación de metro (Metro Merced) y genera casi 500 toneladas de basura en un día. ¡Imagínate! Con su gran diversidad de productos, satisface todas las necesidades del cliente nacional y extranjeros que diariamente lo visitan. Mercado de SonoraEste lugar tiene un sinfín de productos esotéricos y de brujería para todo tipo de cultos: santería, chamanismo, para fieles de la Santa Muerte, de San Judas, San Charbel y otras veneraciones. Miles de personas acuden diariamente a hacerse limpias o consultas de cartas, tarot y otras adivinaciones. También encuentras animales exóticos, plantas medicinales y hierbas, veladoras para conseguir trabajo, para “atraer” al ser amado y para cortar la mala vibra.Mercado de San JuanEste mercado es un recorrido imprescindible en la Ciudad de México, ya sea para turistear, comer delicioso o tomar fotos. De hecho, es ya un sitio especial para gente local y extranjeros por su increíble diversidad de comestibles finos, exóticos y productos gourmet.Por ejemplo, carne de león, lechón, cabrito, conejo, codorniz, arrachera, armadillo, venado, búfalo, alacrán, escamoles, chapulines, jumiles, acosiles y comida que parece sacada de una película es algo de lo que puedes encontrar en este impresionante mercado. Te recomendamos comer en alguna charcutería y probar los quesos finos.Si hay un lugar mágico en todas las ciudades sin duda son los mercados, y si aún no conoces estos lugares especiales, ¡tienes que visitarlos para que te enamores de lo que ahí puedes encontrar!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD