6 ingredientes que no sabías que puedes agregar a tu hamburguesa
Recomendaciones de Cocina

6 ingredientes que no sabías que puedes agregar a tu hamburguesa

Por Kiwilimón - Julio 2015
  Lo divertido de un platillo como la hamburguesa es que es personalizable. Puedes usar muchísimos ingredientes para darle sabores y texturas muy diferentes a las de la hamburguesa habitual. Puede ser que la acompañes con un condimento para sazonar más la carne, incluso algún elemento frito que le de más textura, o tal vez otra proteína que la haga más llenadora. Para que empieces a soltar la imaginación, te recomendamos 7 ingredientes que no sabías que puedes agregar a tu hamburguesa.

Aros de cebolla

Crujientes y al mismo tiempo ligeros, son una adición excelente para tu hamburguesa. Puede que ya le pongas cebolla a tu receta, pero te aseguramos que al capearla la llevará a otra dimensión. Hay diferentes formas de freír este ingrediente, una manera muy popular es crear el capeado con cerveza oscura, esto le da un sabor profundo y acaramelado. Otro detalle importante es que le da mucho más volumen a la hamburguesa y se ve como de revista. Aros de cebolla empanizados: http://www.kiwilimon.com/receta/guarniciones/verduras/cebolla/aros-de-cebolla-empanizados

 

Betabel

Si lo que buscas es consistencia y color, el betabel es una alternativa excelente. Lo bueno es que no tienes que hacer demasiado con este producto, puedes servirlo crudo dentro de la hamburguesa, o incluso horneado con un poco de sal y aceite para que esté más doradito. Otra modalidad es rebanar el betabel súper fino y hornearlo, así obtendrás betabel frito que puede sustituir las papas a la francesa.  

Guacamole

No hay hamburguesa versión mexicana que no tenga este delicioso ingrediente. Además de darle un visto mucho más apetitoso, el guacamole agrega un poco de acidez, suntuosidad, y por supuesto, todos esos nutrientes que vienen dentro de las grasas buenas del aguacate. Muchos lo ponen sobre la carne, pero esto puede causar que sea difícil de comer, más bien te lo recomendamos como condimento en ambos panes. Guacamole rápido: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/dips/guacamole-rapido  

Hummus

Otra opción parecida al guacamole en cuanto a textura, pero que le da un sabor totalmente diferente. El hummus o garbanza es una alternativa súper saludable para mejorar tu hamburguesa y además, es extremadamente versatil: puedes preparar el hummus con polvo de chile, diferentes vegetales, jugo de limón, etc. Hummus fácil: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/dips/hummus-facil  

Huevo estrellado

Para que tu hamburguesa sea súper decadente no basta con el queso, el tocino y sus respectivos condimentos, agregar un huevo frito es señal de que vas en serio. Te recomendamos agregarlo con la clara frita pero la yema cruda, la idea es que, al cortar la hamburguesa, o morderla, esa yema fluya e impregne la carne para darle mucho más sabor y una textura sedosa.  

Dip de alcachofa

Si creías que este dip sólo se servía con zanahorias y jícamas, piensa de nuevo. Ese delicioso y ligero sabor de alcachofa corta muy bien la riqueza de la carne de la hamburguesa. En este caso no te recomendamos usar queso amarillo o cheddar, sino un queso más acidito que vaya con el dip en tu hamburguesa. Tal vez uno de cabra o incluso queso azul. Dip de alcachofa con espinaca: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/dip-de-alcachofa-con-espinaca  

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si hay algo de lo que hemos escuchado ya mucho, los superfoods, sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y la pobre calidad de los alimentos que consumimos está entre los temas principales. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. El ritmo de vida que se vive actualmente es muy vertiginoso y estresante, y esto influye en la calidad de sueño, lo cual a la vez, tiene repercusiones en la salud.Quizá muchas personas no lo sepan, pero dormir bien es igual de importante que una correcta alimentación. Un mal descanso puede dañar seriamente tu bienestar, influir en el humor y tener otras repercusiones negativas, como cansancio, somnolencia, déficit de atención y concentración, irritabilidad y lentitud de pensamiento. Además, un mal sueño puede propiciar desórdenes y enfermedades como la ansiedad y la depresión, e incluso derivar en problemas mucho más severos como hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.Así que para mejorar la calidad de tu sueño por la noche y evitar todos estos problemas te tenemos estos consejos.Cuida lo que comes y tomas antes de dormir: Hay que limitar las bebidas con cafeína como refrescos, cafés y tés. Tampoco consumas alcohol por las noches, ni comidas irritantes ni grasosas, ya que esto puede generarte indigestión e interrumpir tus horas de sueño. Crea hábitos saludables: Acuéstate en un horario regular todas las noches para crear una rutina y acostumbrar a tu cuerpo a las horas de descanso. También trata de despertarte siempre a la misma hora. Realiza ejercicio habitualmente: Realizar alguna actividad física, además de ser bueno para tu salud, favorece el descanso durante la noche; sin embargo, procura hacerlo durante el día y no antes de dormir. Limita el uso de tu celular antes de dormir: La luz del celular y otros dispositivos, además de las emociones y pensamientos que provocan las redes sociales, correo electrónico y mensajería instantánea, hacen que sea difícil conciliar el sueño. Trata de meditar un poco: Prepara el cuerpo para descansar y realiza cosas relajantes antes de acostarse. Puedes hacer meditación, respiraciones profundas, estiramientos, leer un libro o tomar un baño de agua tibia como antesala para dormir. Limita las actividades en la cama: No es bueno que utilices la cama para realizar otras actividades además de dormir, te recomendamos no trabajar, ver la tele o comer en la cama. Mantén ordenado y limpio tu cuarto: Dicen que el caos llama al caos, y si tienes un desastre en tu cuarto, no podrás tener paz y descansar de manera adecuada. Tener orden y limpieza tranquilizará tu mente. No hagas siestas de más de 30 minutos: Si bien las siestas son muy benéficas para la salud, hacerlas por un tiempo prolongado puede ser contraproducente y “espantarte” el sueño por las noches. Intenta seguir estos consejos y verás como te despiertas fresco, descansado y feliz.
Uno de los platillos más representativos y deliciosos de la comida mexicana es, sin duda alguna, el pozole.Con cebollita, chile, orégano, rábanos, lechuga, mucho limón y de pollo, carne, verduras o como lo prefieras, el pozole es el platillo que no puede faltar en la mesa de los mexicanos sobre todo en septiembre, el mes patrio. ¿Pero alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición?La palabra pozole es una derivación del náhuatl pozolli: potzonalli, apotzontli, que significan espuma o espumoso. En sus orígenes era un plato ritual de los mexicas y se consumía durante las ceremonias nahuas a Xipe Totéc: Nuestro Señor el Desollado. Entre los años 1325 y 152, se preparaba con la carne de los prisioneros sacrificados durante la celebración y se le daba un uso ceremonial, pues era servido sólo a los nobles o sacerdotes.Xipe Totéc era una deidad mexica asociada a la guerra, al maíz y a la renovación vegetal. Para desgranar al maíz había que "desollarlo" y quitarle sus hojas. Así, de la misma forma, para preparar el pozole se tenían que desollar los granos del maíz llamado cacahuacintle. Para lograr esto, ponían los granos a reposar en agua con cal durante algunas horas. Después de la llegada de los españoles, el canibalismo se prohibió y se sustituyó la carne de humano por carne de cerdo y así, el proceso del pozole ha ido cambiado a lo largo de la historia de México. En la actualidad, el pozole es diferente de acuerdo con la región donde se prepara: en el estado de Guerrero se prepara el blanco y el verde, que lleva esa tonalidad por el tomate verde o la pepita molida y en algunos lugares se le agrega chicharrón, mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco se consume la variante roja. En algunas otras zonas costeras se le agregan mariscos y pescado. Ya sea que lo prefieras con maciza, de surtida o de pollo; rojo, verde o blanco, estas Fiestas Patrias a la hora de disfrutar un increíble pozole ya sabrás de dónde surgió esta tradición.
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados. Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio. ¿Qué comer antes de entrenar?Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia. Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación. ¿Qué comer después de entrenar?Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD