7 deliciosas recetas de ceviche para todos los gustos
Recomendaciones de Cocina

7 deliciosas recetas de ceviche para todos los gustos

Por Kiwilimón - June 2017
  Con el calorcito del verano se antojan unos ricos cocteles y, por supuesto, unas buenas tostadas de ceviche. ¿No te gustan los mariscos? ¡No importa! Hicimos una selección de las recetas más ricas de ceviche para todos los gustos. Prepárate para disfrutar el sabor del verano con estos riquísimos ceviches:

Ceviche mixto peruano 

Este ceviche trae de todo: pulpo, camarón, elote, ¡hasta camote! La frescura del limón combinada con los sabores de los mariscos te transportará inmediatamente a un ambiente playero. Acompaña tu ceviche con un mojito o un gin tonic.

Ceviche tradicional 

Si prefieres los platillos más clásicos, este ceviche te va a encantar. Puedes usar el pescado de tu preferencia, solamente asegúrate de que no tenga espinas. Un tip: para hacer que rinda más, puedes agregar zanahoria rallada a la mezcla.

Ceviche oriental 

Cuando tengas antojo de un platillo fresco con toques orientales, te recomendamos probar esta receta. Recuerda limpiar bien el pescado y cortarlo en cubos pequeños para que el marinado logre “cocerlo”.

Ceviche de frijol y palmitos 

Ya que si lo tuyo no son el pescado o los mariscos, esta versión vegana de ceviche seguramente te gustará. El chile habanero le da un sabor muy sabroso a la mezcla, pero ten cuidado de no excederte en las porciones.

Cucharitas de ceviche de pescado 

El ceviche tiene la particularidad de usar pescado o mariscos crudos o parcialmente “cocidos” con el jugo de limón. En caso de que no te sientas muy cómoda consumiendo frutos del mar medio crudos, te recomendamos probar esta receta.

Ceviche de pulpo 

Esta receta es para los que no les gusta andar con medias tintas y prefieren irse de lleno por el pulpo. Para que el ceviche no quede “chicloso”, ablanda la carne del pulpo presionándolo con un machacador de frijoles antes de ponerlo a hervir.

Ceviche de champiñones 

Una opción más para las personas que prefieren abstenerse de probar pescado o mariscos. Aunque su ingrediente principal son los champiñones, las algas le dan un sabor sutil de mar. Si no encuentras germen de alfalfa, usa de soya.

Admítelo: se te hizo agua la boca leyendo estas exquisitas recetas para preparar ceviche. ¿Cuál de todas las opciones se te antoja más?

 
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
Cocinar puede ser una actividad divertida y hasta relajante. Sin embargo, cuando hay niños involucrados de por medio, esto se convierte en una faena estresante y desafiante. Aprovecha los días libres para involucrar poco a poco a tus pequeños en las labores culinarias. Aquí te compartimos 10 tips que debes seguir cuando cocines con niñosHaz que sea simpleReserva tus recetas especiales, con miles de ingredientes y procesos laboriosos para una ocasión en la que tengas mucho tiempo y no haya que supervisar a nadie más en la cocina.Asigna tareas específicasLos niños, por su curiosidad e inquietud, siempre quieren participar. Déjalos que te ayuden haciendo cosas muy sencillas, como partir la lechuga (con sus manitas, obviamente) o mezclar algo.Organízate antes de empezarNo es lo mismo cuando una sola persona cocina a cuando hay varias manos, sobre todo cuando son de niños. Revisa con anticipación la receta y coloca los  ingredientes en el orden en el que vayan a usarlos.Que sea divertidoA veces el caos surge no tanto por los niños sino por la falta de espacio. Si te es posible, asigna diferentes áreas en tu cocina para que no haya problema y no  se estorben los unos a los otros. Pídele su opiniónEl objetivo de involucrar a los niños es que disfruten cocinar y desarrollen un interés por esto. Si ellos sienten que son parte importante y que pueden tomar  decisiones, será más sencillo que más adelante quieran cocinar solos.Crea tradiciones en torno a la cocinaConvierte cada experiencia en la cocina en un momento muy especial para tus hijos. Tal vez puedes contarles un cuento mientras van preparando la comida o hacer algún juego usando las letras de los ingredientes. Añade poco a poco  de ingredientes nuevosEste tip es buenísimo para los  picky eaters. Si tu hijo es remilgoso y no prueba cualquier cosa, comienza a presentarle nuevos alimentos a través de las recetas. Hazlo poco a poco y de manera sutil para que tu niño no los rechace.No trates de controlar todoOlvídate de mantener tu cocina impoluta y de preparar un platillo perfecto. Cuando cocinas con tus hijos lo más importante es que ellos disfruten la experiencia y comiencen a sentir interés por la cocina.Deja que experimenten con la comidaAdemás de aprender a cocinar, el manipular los alimentos les da la oportunidad a los niños de experimentar con todos sus sentidos. No te enojes si ves que se llevan los deditos a la boca, solo enséñales la importancia de la limpieza en la cocina. Aprovecha para reforzar sus conocimientosCocinar también es una manera de estudiar. Pídeles que te ayuden a leer la receta, que cuenten los ingredientes, que revisen los pasos. Así reforzarás sus habilidades de lectura, comprensión y numéricas.¿Tienes algún otro tip para cocinar con niños? Compártelo en los comentarios.Anímate a preparar estas recetas con tus pequeños:Ensalada cremosa de atúnPay de fresa fácilRica Sandia LocaCarlota de Guayaba
En la cocina existen muchas técnicas que pueden elevar el nivel de un platillo en solo unos pasos, y el empanizado es definitivamente una de las más importantes. Empanizar unos filetes, unas tortitas o unas piezas de verdura hace que hasta la receta más sencilla se transforme en un platillo con una variedad de sabores y texturas mucho más interesante. Dale un toque especial a tus recetas con estas formas para empanizar.HarinaEsta es la versión más conocida (y fácil) para empanizar. Básicamente lo que debes hacer es colocar la carne (o lo que sea que vayas a empanizar) dentro de un plato con harina y cubrirla bien para que se forme una capa ligera. Inmediatamente después hay que pasarla por huevo y otra vez por harina.Pan molidoAunque es una técnica muy similar a la anterior, con esta versión se obtiene una textura más crocante. Lo primero que hay que hacer es moler un poco de pan y colocarlo dentro de un plan extendido. Después, los pasos son los mismos: harina, huevo y al final el pan molido. Para que quede bien el empanizado el pan debe estar bien adherido a la superficie con el huevo.CerealesUna forma muy original y por supuesto muy saludable de empanizar es sustituir la harina o el pan con cereales. Pon dentro del procesador una taza de avena y tritúrala sin que quede completamente pulverizada. Para esta versión de empanizado solo necesitarás el huevo y el cereal que vayas a utilizar.Frutos secosOtraopción para un empanizado gourmet es usar frutos secos, como nueces, cacahuates o almendras. En este caso puedes usar una licuadora, mortero, procesador o simplemente un cuchillo para picar los frutos. A diferencia de los otros tipos de empanizado, en esta versión no se busca conseguir una capa uniforme, sino una textura más crocante, así que no debes preocuparte por moler perfectamente los frutos.  SemillasFinalmente, una opción diferente para empanizar son las semillas. Mientras que en las otras ersiones se necesita huevo para fijar el empanizado, en el caso de las semillas puedes usar algún líquido o salsa (miel, mostaza, salsa de soya) para adherirlas a la superficie del alimento.Recomendaciones generalesSin importar qué método elijas para empanizar, te sugerimos considerar estas recomendaciones para obtener un mejor resultado:Usa aceite bien caliente para que los alimentos no absorban demasiada grasa.Siempre deja que los alimentos empanizados escurran sobre una servilleta de papel para retirar el exceso de aceite.Bate las claras primero y después agrega las yemas para que el empanizado quede un poco más esponjoso.Prueba tu nueva técnica, con estas recetas fáciles: Croquetas de Papa Rellenas de Queso con TocinoAlitas Crujientes PicositasCroquetas de Camarón con Salsa de Habanero
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD