7 deliciosos postres de limón sin horno
Recomendaciones de Cocina

7 deliciosos postres de limón sin horno

Por Kiwilimón - Septiembre 2017
El limón es uno de esos ingredientes que nunca puede faltar en tu cocina. Te puede servir para aliñar una rica ensalada, marinar un pescado o preparar frescos postres. Disfruta de los días más calurosos del año con riquísimos postres hechos a base de limón y, (lo mejor de todo) ¡sin tener que usar el horno!

Pastel de limón sin horno 

¿Acaso hay algo mejor para un día caluroso que un postre cremoso y fresco? A pesar de ser muy sencillo y prepararse en menos de una hora, la decoración con el gelée hace que tenga una presentación mucho más atractiva.

Pay de limón con galletas marías 

Originalmente, esta receta se prepara con galletas marías, pero puedes usar las que más te gusten. Te sugerimos probar esta preparación con galletas de canela o nuez. Incluso, puedes experimentar sustituyendo las galletas por bizcocho de limón.

Paletas heladas de limón 

Estas paletas de limón son súper frescas y facilísimas de preparar. Puedes sustituir el azúcar por algún edulcorante y agregar un poco de tuna o kiwi picado para hacer de tu postre un snack fresco y saludable.

Pay rápido de limón 

Para esos antojos rápidos, esta receta es la mejor. Si te preocupan las calorías, puedes rebajar la leche evaporada con una taza de leche light. Refrigéralo 30 minutos, o si quieres que tenga una textura más firme, mételo al congelador.

Carlota de limón fácil 

A diferencia de otras recetas donde las galletas van molidas, en esta carlota se forman capas con las galletas marías. Puedes decorar con rodajas o ralladura de limón, frutos rojos o crema batida, según tu gusto.

Sorbete de limón

No importa si no tienes una máquina para preparar helados. En una bolsa de plástico resellable, mete la mezcla de limón. En una más grande, mezcla hielo con sal. Mete la bolsa más pequeña dentro del hielo con sal y agita lo más que puedas. Al par de minutos, tendrás un delicioso sorbete.

Postre frío de limón

Aunque los principales ingredientes de esta receta son muy similares a los anteriores, la gran diferencia de esta preparación la hacen el queso crema y la grenetina. El resultado es un postre muy cremoso con un sabor fresco.

¿Cuál de todas estas recetas es tu favorita?

Compártenos tus ideas para refrescarte en un día caluroso con una receta hecha con limón.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía cubana, al igual que esta pequeña isla del Caribe, es una verdadera fiesta repleta de sabores, colores, aromas y texturas que todos deberían probar. Por eso te invitamos a viajar a ese exótico país a través de lo mejor de su comida. ¡Descubre los platillos más emblemáticos de Cuba! La comida tradicional de Cuba ha sido influenciada por indígenas de África, árabes, chinos, portugueses y hasta españoles. Es por eso que en ella podemos reconocer los sabores de especias como el ajo, el comino, el orégano, el laurel, mezcladas exquisitamente con otros ingredientes como carne, verduras frescas y frutas. Ropa vieja Uno de los platillos más emblemáticos de Cuba es sin duda la ropa vieja, un guisado hecho con carne de res deshebrada en una salsa de tomate que generalmente se acompaña con arroz y otros vegetales al gusto. Moros y cristianos Los tradicionales moros y cristianos hacen referencia a los suculentos frijoles negros acompañados de un arroz blanco bien esponjoso. Algunos cubanos sirven arroz con frijoles separados y otros lo mezclan, ¿a ti cómo se te antojan más? Vaca frita Muy similar a la ropa vieja, la vaca frita es un guisado con carne deshebrada, pero sin tomates. Ésta se prepara con un poco de cebolla, ajo, limón, sal y res. Puede acompañarse de arroz y unos platanitos fritos bien crujientes. Tostones Al igual que otros países latinos como Colombia, Puerto Rico y Venezuela, los tostones o patacones, son tortitas fritas de plátano macho que pueden combinarse con otros ingredientes como pescado o carne. Sándwich cubano Aunque este platillo se originó dentro de las comunidades cubanas en Estados Unidos, es un platillo cubano muy popular que consiste de un emparedado con jamón, cerdo asado, queso suizo, encurtidos, mostaza y, a veces, salami en pan cubano. Se puede prensar y calentar en una plancha. Ajíaco El ajiaco es un platillo originario del siglo XVI que se trata de un caldo con carne seca, arrachera, carne de cerdo, espigas de maíz, malanga, plátanos verde, yuca, calabaza, limas, sal y pimienta. Muchos lo aman a pesar de que podría parecer un poco fuerte para quien tenga estómago sensible. Caldosa La caldosa es un platillo tradicional cubano muy parecido al sancocho colombiano, pero éste se prepara con carne de pollo, con viandas como calabaza, plátano verde, yuca, malanga, papa, especias; además de vinagre, o limón, ajo, puré de tomate. ¿Qué platillo de Cuba se te antoja más?
Seguramente has escuchado que la belleza que importa es la de adentro y no podemos estar más de acuerdo, pues el cómo luces tiene que ver con el estilo de vida que llevas y sobre todo con el tipo de alimentación que ingieres. Si crees que es tiempo de ponerte botox o de someterte a procedimientos cosméticos, pues en tu piel ya se ven signos de la edad, es porque el colágeno y la elastina, las dos proteínas principales de tu piel, comienzan a escasear con el tiempo. Hábitos como estar expuesto a los rayos del sol, fumar y comer alimentos pocos nutritivos generan moléculas adicionales de radicales libres que dañan aún más la piel y provocan que luzca más frágil y seca, y magnifica las arrugas de tu rostro y líneas de expresión.Sin embargo, con una buena alimentación podemos hacer que la piel mejore significamente sin procedimientos estéticos: "Hay investigaciones que sugieren que una dieta saludable con nutrientes específicos puede ayudar a reducir los signos del envejecimiento", dice la Dra. Patricia Farris, dermatóloga y portavoz de la Academia Estadounidense de Dermatología.Estos son algunos alimentos que pueden ayudar y ser más efectivos que el bótox:Kiwis, Fresas, Cítricos, BrócoliDe acuerdo con diversos estudios de la nutricosmética, la vitamina C puede ayudar a regenerar las células de la piel, reducir las arrugas y luchar contra el envejecimiento de la piel cuando se expone a la luz solar, además ayuda a producir colágeno, por lo que comer alimentos que la contengan, puede ser muy beneficioso para nuestra apariencia. Nueces, almendras y aceitesEl ácido linoleico es el más abundante que tenemos en la piel, por lo que tener una dieta alta en este ácido reducirá el adelgazamiento de la piel y las arrugas que delatan la edad. Huevo, pescados, carne, quesosEl colágeno es una proteína que puedes encontrar en alimentos de origen animal como las aves y la carne. Juega un papel importante en el fortalecimiento de la piel, y además puede beneficiar la elasticidad y la hidratación para prevenir resequedad de la piel y a la formación de arrugas.El tiempo es algo que no podemos frenar, pero sin duda, sí podemos prevenir que se refleje en nuestra piel, recuerda: todo parte de una buena alimentación. ¡Aliméntate en serio con Santander!
Ya sabemos que no es malo comer huevo diario cuando llevemos una dieta balanceada, pero si somos esa persona que desayuna huevo todos los días, quizá es interesante saber cuál es la mejor forma de comerlo para aprovechar todos sus beneficios.El huevo es un ingrediente básico, sencillo y muy versátil en la cocina, por lo que las formas de comerlo son muchísimas, desde cocido, hasta frito, y también puede combinarse con ingredientes como verduras. Cocinar el huevo hace que sea más seguro comerlo y que algunos nutrientes sean más digeribles, por ejemplo, la proteína se vuelve más digerible cuando se calienta y un estudio probó que el cuerpo humano podría usar 91% de la proteína si los huevos estaban cocidos, pero solo 51% si estaban crudos. La hipótesis es que este cambio en la digestibilidad se debe a que el calor provoca cambios estructurales en las proteínas del huevo. Un huevo cocido también es mejor en cuanto a la disponibilidad del micronutriente biotina, pero aunque cocinar huevos hace que algunos nutrientes sean más digeribles, puede dañar otros.Esto no ocurre sólo con el huevo, pues el simple hecho de cocinar la mayoría de los alimentos conlleva siempre a una reducción de algunos nutrientes, pero esto pasa especialmente si se cocinan a altas temperaturas durante un período prolongado.En general, se ha demostrado que los tiempos de cocción más cortos (incluso a altas temperaturas) retienen más nutrientes y, por ejemplo, la ciencia ha demostrado que cuando los huevos se hornean durante 40 minutos, pueden perder hasta 61% de su vitamina D, en comparación con hasta el 18% cuando se fríen o se hierven durante un período de tiempo más corto.Sin embargo, aunque cocinar huevos reduce estos nutrientes, los huevos siguen siendo una fuente muy rica de vitaminas y antioxidantes. Así que para que al cocinarlos aproveches más sus beneficios, hazlos más saludables con estos consejos:Procura cocinarlos con un método de cocción bajo en calorías, como huevos escalfados o cocidos, pues así no agregas calorías extra de grasa.Prepara huevos revueltos con verduras y úsalos para aumentar la ingesta de vegetales, agregar fibra y vitaminas adicionales a tu comida o simplemente cocine los huevos de la forma que desee y agregue verduras.Si los preparas fritos, usa un aceite que sea estable a altas temperaturas. Por ejemplo, los mejores aceites para cocinar a fuego alto son aquellos que permanecen estables a altas temperaturas y no se oxidan fácilmente para formar radicales libres dañinos, como el aceite de aguacate o el aceite de girasol. Procura comprar huevos más nutritivos, por ejemplo, en general se cree que los huevos orgánicos son nutricionalmente superiores a los que provienen de gallinas enjauladas, producidos convencionalmente.No los cocines demasiado, porque entre más tiempo y más calientes prepares los huevos, más nutrientes perderán. Además, usar una temperatura más alta durante más tiempo también puede aumentar la cantidad de colesterol oxidado que contienen, lo cual es particularmente cierto al freír en sartén.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD