7 recetas con sandía que nunca habías probado
Recomendaciones de Cocina

7 recetas con sandía que nunca habías probado

Por Kiwilimón - July 2017
  La sandía es una fruta de temporada, muy jugosa y con un sabor muy especial. Por lo general, se usa para preparar cocteles de fruta o bebidas refrescantes, sin embargo, esta exquisita fruta roja tiene mucho más potencial. Si te gusta la sandía pero quieres probarla en platillos con combinaciones más exóticas, estas recetas te sorprenderán:

Sopa fría de sandía y jitomate 

Esta versión tropical del gazpacho español está llena de antioxidantes. Aunque en la receta se indica que debe colarse, puedes dejar la sopa entera y agregar algunos cubos de sandía para darle una mayor textura al platillo.

Ensalada de sandía y queso feta

Este es un platillo salado muy fresco que no requiere cocción. La sandía y el queso feta hacen una combinación explosiva en el paladar, pero si no te animas a probarla, puedes usar panela en lugar del feta. No olvides sazonar con la vinagreta.

Betún de sandía 

Olvídate del betún de fresa, lo de hoy es la sandía. Puedes aprovechar esta receta para hacer combinaciones diferentes en tus postres: pan de vainilla, relleno de crema y betún de sandía, o pan de fresa, relleno de queso crema y betún de sandía. ¿Qué te parece?

Cubos de sandía picante con queso fresco 

Si te gusta el aguachile, esta receta te va a fascinar. Para que los sabores se integren mejor, te sugerimos dejar la preparación en reposo un par de minutos antes de servirla. Estos cubos pueden ser una rica botana o acompañar un plato fuerte de pescado.

Sorbete rojo

Este postre puede ser el broche de oro que cierre una cena elegante en casa. Asegúrate de retirar todas las semillas de la sandía para evitar encontrarte con sorpresas. Si no tienes champagne, puedes usar algún vino rosado espumoso.

Sandía loca 

Ofrece a tus invitados una versión más saludable de botana que la bandeja de frituras y chicharrones. Corta la sandía con cuidado para que puedas poner en ella el resto de los alimentos. No quites demasiada pulpa, sino no podrás insertar las brochetas.

Ensalada de sandía y jícama

La combinación de sandía y jícama te mantendrá fresca durante todo el día, ya que estos dos alimentos están conformados principalmente por agua. Si no encuentras echalote, puedes usar un poco de cebolla en su lugar. Te aseguramos que después de probar algunas de estas recetas, no volverás a ver la sandía de la misma manera. ¿Con qué combinación se te antoja más probarla?
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Congelar tu comida puede cambiarte la vida. Eso es cierto. Sin embargo, hay algunos alimentos que no debes guardar en el congelador porque podrías afectar su consistencia. Conoce cuál es la comida que debes mantener fuera del congelador.Verduras verdesLa lechuga, kale, apio, espinaca pierden su natural textura crujiente cuando se almacenan en el congelador. Por si fuera poco, su sabor también pierde mucha intensidad cuando las hojas verdes son sometidas a temperaturas bajo cero. Además, como algunas tienen grandes cantidades de agua, pasan por el temido efecto de qudar "quemados"; que quiere decir que su consistencia se volverá un poco arrugada y escurrirán demasiado. Algunos lácteosLa leche, el queso suave, el yogurt y la crema jamás deben congelarse. Y la razón es muy sencilla. La grasa presente en estos alimentos tiende a separarse cuando se congela, entonces al entrar en temperatura ambiente el resultado es una sustancia un tanto desagradable. Aunque puedes usar los lácteos descongelados para cocinar, te aseguramos que no se te antojará comerlos solos.  Alimentos fritosLas papas a la francesa o el pollo frito jamás deben meterse al congelador. Las bajas temperaturas hacen que la textura crujiente se convierta en una consistencia suave y aguada. Además, este proceso hace que el aceite se impregne aún más en los alimentos, por lo que será más difícil quitar el exceso de grasa con toallas de papel.HuevosUn gran error que se comete muy seguido es el congelar los huevos cuando están aún dentro del cascarón. Recuerda que los líquidos se expanden al congelarse, por lo que los huevos pueden explotar y estar expuestos a las bacterias. En caso de que necesites guardar huevos en el congelador, rómpelos y ponlos dentro de recipientes herméticos.PapasAl igual que las hojas verdes, las papas pierden mucha textura cuando se congelan. Si quieres preparar papas fritas, nunca las congelen antes de hacerlas. En caso de que vayas a hacer sopas o caldos, no importa mucho el cambio en la consistencia de las papas.Frutas y verduras crudasEl alto contenido de líquido que tienen las frutas y verduras sin cocer hace que sean alimentos prácticamente prohibidos en el congelador. Solamente te recomendamos que congeles las frutas cuando vayas a preparar un licuado o un smoothie.Arroz y pasta No arruines un delicioso plato de arroz o pasta al guardarlo en el congelador. A menos que quieras recalentar un platillo de consistencia aguada, mejor mantén alejados el arroz y la pasta de esta parte del refrigerador.Estas recetas te podrían interesar:Pasta cremosa al cilantroPescado con papas a la cremaPapa al horno con champiñones Deliciosos huevos divorciados
La celulitis es uno de los temas de belleza que más problemas da a las mujeres. De hecho, se calcula que alrededor del 90% de las mujeres tienen celulitis en alguna parte de su cuerpo. Precisamente su alta incidencia hace que sea muy común encontrar cremas, tratamientos y demás para combatirla. Pero, ¿sabes si realmente funcionan? Sigue leyendo para descubrir cómo puedes reducir efectivamente la celulitis. ¿Por qué sale celulitis?Para combatir la piel de naranja y poder deshacerte de ella de una vez por todas lo primero es saber exactamente por qué sale la celulitis. Como mencionamos en este artículo pasado, existen diferentes hábitos que pueden provocarte celulitis: usar ropa muy apretada, fumar, someterte a largos periodos de estrés, etc. Es cierto: hay cientos de cosas que hacemos todos los días que pueden estar afectando directa o indirectamente el aspecto de nuestra piel. Sin embargo, no hay que olvidar que la celulitis es básicamente grasa acumulada en las últimas capas de la piel. Esto significa que tanto nuestros hábitos alimenticios como el nivel de actividad física que realizamos diariamente tienen un impacto fuerte en la celulitis.Seamos realistas. Puedes aplicar varios tratamientos tópicos al día o incluso invertir en masajes, pero si no haces cambios fundamentales en la manera en que te alimentas o no haces más ejercicio, será más difícil eliminar la piel de naranja. Así que, antes de que compres un nuevo tratamiento anticelulitis, ponte a analizar tus comportamientos y determina qué puede estar provocándote la piel de naranja: ¿haces ejercicio?, ¿tomas suficiente agua?, ¿bebes demasiado alcohol?, ¿ingieres muchos alimentos grasosos? ¿Cómopuedes reducir la celulitis?No queremos desanimarte, pero no existe un tratamiento que por sí solo pueda eliminar completamente la celulitis. No obstante, hay una gran variedad de opciones y remedios que combinados pueden ayudar a mejorar considerablemente el aspecto de la piel. Estas son algunas de las medidas que pueden reducir la celulitis:Pérdida de peso: el exceso de peso hace que la grasa debajo de la piel sea más visible. Así que, si pierdes algunos kilos y te mantienes en un peso saludable, puedes reducir la piel de naranja. Ejercicio: la actividad física hace que quemes grasa, pero también te ayuda a desarrollar tus músculos. Si logras sustituir la grasa de tu cuerpo con masa muscular la celulitis será menos notoria.Tratamientos con cafeína: las cremas, lociones y exfoliantes que contienen cafeína han demostrado ser efectivos en la reducción de celulitis, ya que estos deshidratan las células, haciendo que la celulitis sea menos visible.¿Qué cambios debes hacer en tu rutina para combatir la celulitis?Disminuye tu consumo de sal. Deja de fumar.Reduce la ingesta de bebidas alcohólicas.Bebe por lo menos dos litros de agua natural al día.Haz ejercicio diariamente, por lo menos 30 minutos.No uses ropa demasiado ajustada.Procura mantener un peso saludable.Incluye en tu dieta alimentos con fibra.Baja el consumo de alimentos procesados y grasosos.Recetas saludables que te pueden interesar:Bowl de chía con frutaBarras congeladas de yoghurt con fruta Ensalada caliente de lentejas Pan tostado con aguacate y esquites  
¿No importa qué prepares, siempre terminas tirando la comida que tus hijos no se acaban? Deja de sufrir por el desperdicio de alimentos. Con estos tips no volverás a batallar a la hora de la comida por estas cosas.No exageres en las cantidadesDependiendo de la edad, tamaño y nivel de actividad física, los niños pequeños requieren aproximadamente entre mil y 1400 calorías al día. Si le sirves a tu hijo de 4 años lo mismo que a ti, es obvio que el niño no se va a acabar la comida.Almacena por porcionesSi preparas la comida con anticipación, te recomendamos congelarla en porciones individuales. De esta manera, solo tendrás que descongelar y calentar la cantidad que tu pequeño vaya a comer en realidad.Aprovecha la comida del día anteriorOrganiza tu menú para que puedas aprovechar lo que te sobre de un día para preparar la comida de otro. Por ejemplo, si un día haces picadillo de pollo casero  después puedes preparar calabacitas rellenas de picadillo o con lo que te haya quedado del día anterior. Prepara porciones pequeñasEs muy importante que consideres que el apetito y el antojo de los niños pueden cambiar de un momento a otro. Si te piden molletes,prepara solo uno y espera hasta que lo acaben para ver si querrán otro más. Nunca te adelantes porque podrías terminar desperdiciando comida. Reserva la salsa sólo para su platilloA algunos niños les encanta bañar el arroz en salsa de tomate y los hot cakes en jarabe. Para evitar que se arruine toda la cacerola de comida, lo mejor es que solo pongas un poquito de la salsa preferida de tu pequeño en su plato. Así, el resto de la comida se mantendrá intacto. Sirve de manera divertidaEl problema con muchos niños es que se dejan llevar por la vista y muchas veces rechazan un platillo solo por su aspecto. Enamora a tus pequeños decorando su comida de manera atractiva. No te preocupes, no tienes que hacer mucho. A veces con que agregues un conejo de chocolate es suficienteEnséñale a comer lo que hayRecuerda esto siempre: si cedes una vez, ya perdiste. Educa a tus hijos para que aprendan que se debe comer lo que hay en casa. Si preparas enmoladas de chorizo de soyas, eso es lo que va a comeer.No les des la opción de elegir otra cosa, si no siempre estarás tirando lo que ellos no quieren.Visita nuestra sección de comida para niños y descubre deliciosas recetas que les encantarán a tus niños.
En la cocina existen muchas técnicas que pueden elevar el nivel de un platillo en solo unos pasos, y el empanizado es definitivamente una de las más importantes. Empanizar unos filetes, unas tortitas o unas piezas de verdura hace que hasta la receta más sencilla se transforme en un platillo con una variedad de sabores y texturas mucho más interesante. Dale un toque especial a tus recetas con estas formas para empanizar.HarinaEsta es la versión más conocida (y fácil) para empanizar. Básicamente lo que debes hacer es colocar la carne (o lo que sea que vayas a empanizar) dentro de un plato con harina y cubrirla bien para que se forme una capa ligera. Inmediatamente después hay que pasarla por huevo y otra vez por harina.Pan molidoAunque es una técnica muy similar a la anterior, con esta versión se obtiene una textura más crocante. Lo primero que hay que hacer es moler un poco de pan y colocarlo dentro de un plan extendido. Después, los pasos son los mismos: harina, huevo y al final el pan molido. Para que quede bien el empanizado el pan debe estar bien adherido a la superficie con el huevo.CerealesUna forma muy original y por supuesto muy saludable de empanizar es sustituir la harina o el pan con cereales. Pon dentro del procesador una taza de avena y tritúrala sin que quede completamente pulverizada. Para esta versión de empanizado solo necesitarás el huevo y el cereal que vayas a utilizar.Frutos secosOtraopción para un empanizado gourmet es usar frutos secos, como nueces, cacahuates o almendras. En este caso puedes usar una licuadora, mortero, procesador o simplemente un cuchillo para picar los frutos. A diferencia de los otros tipos de empanizado, en esta versión no se busca conseguir una capa uniforme, sino una textura más crocante, así que no debes preocuparte por moler perfectamente los frutos.  SemillasFinalmente, una opción diferente para empanizar son las semillas. Mientras que en las otras ersiones se necesita huevo para fijar el empanizado, en el caso de las semillas puedes usar algún líquido o salsa (miel, mostaza, salsa de soya) para adherirlas a la superficie del alimento.Recomendaciones generalesSin importar qué método elijas para empanizar, te sugerimos considerar estas recomendaciones para obtener un mejor resultado:Usa aceite bien caliente para que los alimentos no absorban demasiada grasa.Siempre deja que los alimentos empanizados escurran sobre una servilleta de papel para retirar el exceso de aceite.Bate las claras primero y después agrega las yemas para que el empanizado quede un poco más esponjoso.Prueba tu nueva técnica, con estas recetas fáciles: Croquetas de Papa Rellenas de Queso con TocinoAlitas Crujientes PicositasCroquetas de Camarón con Salsa de Habanero
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD