7 recetas con sandía que nunca habías probado
Recomendaciones de Cocina

7 recetas con sandía que nunca habías probado

Por Kiwilimón - July 2017
  La sandía es una fruta de temporada, muy jugosa y con un sabor muy especial. Por lo general, se usa para preparar cocteles de fruta o bebidas refrescantes, sin embargo, esta exquisita fruta roja tiene mucho más potencial. Si te gusta la sandía pero quieres probarla en platillos con combinaciones más exóticas, estas recetas te sorprenderán:

Sopa fría de sandía y jitomate 

Esta versión tropical del gazpacho español está llena de antioxidantes. Aunque en la receta se indica que debe colarse, puedes dejar la sopa entera y agregar algunos cubos de sandía para darle una mayor textura al platillo.

Ensalada de sandía y queso feta

Este es un platillo salado muy fresco que no requiere cocción. La sandía y el queso feta hacen una combinación explosiva en el paladar, pero si no te animas a probarla, puedes usar panela en lugar del feta. No olvides sazonar con la vinagreta.

Betún de sandía 

Olvídate del betún de fresa, lo de hoy es la sandía. Puedes aprovechar esta receta para hacer combinaciones diferentes en tus postres: pan de vainilla, relleno de crema y betún de sandía, o pan de fresa, relleno de queso crema y betún de sandía. ¿Qué te parece?

Cubos de sandía picante con queso fresco 

Si te gusta el aguachile, esta receta te va a fascinar. Para que los sabores se integren mejor, te sugerimos dejar la preparación en reposo un par de minutos antes de servirla. Estos cubos pueden ser una rica botana o acompañar un plato fuerte de pescado.

Sorbete rojo

Este postre puede ser el broche de oro que cierre una cena elegante en casa. Asegúrate de retirar todas las semillas de la sandía para evitar encontrarte con sorpresas. Si no tienes champagne, puedes usar algún vino rosado espumoso.

Sandía loca 

Ofrece a tus invitados una versión más saludable de botana que la bandeja de frituras y chicharrones. Corta la sandía con cuidado para que puedas poner en ella el resto de los alimentos. No quites demasiada pulpa, sino no podrás insertar las brochetas.

Ensalada de sandía y jícama

La combinación de sandía y jícama te mantendrá fresca durante todo el día, ya que estos dos alimentos están conformados principalmente por agua. Si no encuentras echalote, puedes usar un poco de cebolla en su lugar. Te aseguramos que después de probar algunas de estas recetas, no volverás a ver la sandía de la misma manera. ¿Con qué combinación se te antoja más probarla?
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El caldo de camarón es una entrada común en muchas mesas mexicanas en las fiestas decembrinas, con su sabor picoso y su calor, es perfecto para este tipo de celebraciones o para cualquier día especial.Pero el caldo de camarón no es la única receta con este marisco que es un gran platillo para celebrar en familia. Los carídeos, gambas o esquilas van muy bien con pastas, por ejemplo, que también son platos muy fáciles de preparar y combinar con las cenas decembrinas. A continuación, te dejamos algunas ideas de recetas navideñas con este marisco.Pasta con camarones al ajilloLa pasta farfalle es la que comúnmente conocemos como moñitos, así que esta receta queda espectacular para la cena de Navidad, además de que es fácil, práctica y sobre todo, rendidora. Esta pasta tiene ese toque gourmet especial para la ocasión.Paella de marisco y carneAsí como el bacalao, la paella es una receta española que bien puede maridarse con tu cena navideña, pues el arroz rendirá mucho, tiene ingredientes sencillos y fáciles de conseguir y lleva carne, camarones y almejas.Empanadas de camarónOtra opción de entrada con camarones además del caldo son unas deliciosas empanadas, fritas y servidas con mayonesa, salsa cátsup, salsa picante, aguacate y limón. Además de empanadas de camarón, puedes aprovechar la masa con otros rellenos y así tener mucha variedad en el primer tiempo de la cena.Ensalada verde con camaronesOtra opción más ligera con camarones es esta ensalada baja en calorías y baja en carbohidratos, que no sólo funciona bien como entrada, sino también como guarnición para tu cena. Lleva lechuga, espinacas y arúgula, así que además es muy nutritiva.Camarones en salsa de mango y chipotleSi pensabas que ya habías probado todas las recetas con camarón, entonces tienes que probar esta, en la que los camarones van glaseados con una salsa cremosa y tienen un sabor único. Esta es una de las recetas fáciles de camarones que podrás preparar en tan sólo ¡20 minutos! ¿Te imaginas tener uno de lo platillos de la cena Navideña en tan poco tiempo?Como entradas, platos fuertes o guarniciones, estas recetas con camarones son una opción diferente para esta Navidad, si eres de los que comen caldo de camarón en estas fechas.
En Perú me enamoré dos veces. La primera fue con las montañas, en el camino de seis meses que tracé de Cusco a Chiclayo. La segunda, más reciente, en una visita de diez días a Lima y Nazca. El motivo era casi contrario: en esta ocasión quería comerme la capital a mordidas. A la par extrañaba el acento, los huaynos, la cerveza Cusqueña, los chifles de la calle; en fin, extrañaba mi Perú. Pasadas las primeras veinticuatro horas de mi llegada no había duda: la cocina peruana me había reconquistado. En ese entonces su gastronomía ya había explotado como bomba ante la crítica mundial: por todos lados era reconocida como una de las más complejas y, claro, como una de las mejores. Después de recorrer prácticamente todo el país entre mi primera y segunda visita, lo que más añoro de la cocina peruana son los sabores del humo de la serranía. La pachamanca (manjar de carnes y verduras cocinadas bajo la tierra) me sabe a los Andes cuando sus picos inasequibles eran la cobija de mis noches. Lo relaciono con el recuerdo de las edificaciones monumentales incas, con su energía mística y abrumadora. Ahí, a más de 2400 m de altura, la cultura podía disfrutarse en un potaje denso donde no faltaba la papa, el ají, el huacatay. Jamás me he comido una palta (aguacate) más grande o una piña más dulce que las que probé allá en las alturas.Pero las regiones en Perú dividen los hallazgos. La accidentada geografía, los asentamientos y las migraciones terminaron por agrupar sus preparaciones: las hay marinas, las hay fusión –chifa y nikkei– andinas, criollas, africanas, amazónicas... Rico por donde se le vea. La más laureada quizá sea la cocina marina:es una ceremonia rendida al inmejorable producto de las corrientes frías de Humboldt en el Pacífico y adicionada casi siempre con toques orientales. Como en todos los países lo esencial se concentra en la capital. Hay que esquivar puestos y personas en las banquetas para llegar al ceviche o la leche de tigre más fresca en el Mercado no. 1 de Surquillo. Para un buen comilón de cocina china se toma camino al centro y se llega a San Joy Lao –imperdible el arroz chaufa de charqui y chanchito–. En barrios como Miraflores y San Isidro están las joyas intelectualizadas de los grandes chefs locales como Virgilio Martínez de Central, Pía León de Kjolle o mi gran favorito, Mitsuharu Tsumura de Maido, que lleva a la cumbre los sabores nikkei (mitad peruanos, mitad japoneses). Imposible dejar de mencionar a Astrid y Gastón de Gastón Acurio, el gran caudillo de la gastronomía peruana por el mundo; los sitios relativamente nuevos como Osso o los de siempre como Fiesta.Atrás nunca se quedan los guisos de las picanterías, los picarones que se consiguen en las tiendas cuando es temporada, y los anticuchos de las esquinas que lo encuentran a uno cuando lleva puesta la madrugada. Su olor a carne especiada hecha al carbón llama lo mismo que un anuncio gigante de neones. En las picanterías convergen los saberes de la cocina popular. Me da nostalgia pensar en sus chicharrones, sus chupes (caldos)– y sus patitas de chancho. En estos pequeños locales generalmente resguardados por una matriarca se recoge el génesis de la gran gastronomía peruana y las técnicas transmitidas por generaciones. Son de tanto valor las picanterías que varios distritos las han declarado Patrimonio Cultural de la Nación. La cocina peruana no se salva de lo exótico, lo intrincado. ¿Alguna vez han probado carne de llama, alpaca o cuy? En algunas zonas de Perú son un manjar. Y es que la textura de la alpaca es inigualable, se deshace a penas se le hinca el tenedor. Para mí era todo lo que pedía –y uno o dos pisco sours– tan pronto volvía al Cusco cada viernes, después de una semana internada en las montañas. A la cuenta faltan mil guisos, decenas de bebidas, postres que hacen suspirar y las preparaciones de regiones como Chiclayo o Arequipa. Trataré de hablar de todo en otras cartas editoriales. Tal vez con palabras pueda expresar todo el amor que siento por esta cultura y su comida. Mientras tanto, les comparto con todo cariño y respeto, una receta originaria de la ciudad de Huancayo y un imperdible de los restaurantes de Lima: la papa a la huancaína. La preparación original lleva obviamente ají amarillo, aunque aquí la hicimos con pimiento amarillo para que las cocineras de casa pudieran encontrarlo fácilmente. ¿Les digo algo? ¡Quedó buenaza!
La tradición de colocar un altar de muertos dicta que, entre otros elementos como velas o incienso, la ofrenda debe llevar la comida y bebida favorita de la persona a quien está dedicada, así que los aguardientes mexicanos no faltan.Existen varios tipos de aguardientes en el mundo, pero los mexicanos sin duda son muy representativos a nivel mundial (sí, estamos hablando del tequila) y aquí te presentamos algunas opciones de aguardientes mexicanos ideales para tu altar.¿Cuáles son los aguardientes mexicanos?El aguardiente es una bebida alcohólica destilada a partir de un fermentado, por ejemplo, de frutas, cereales, granos y hortalizas como el agave. El principio básico del aguardiente es alcohol diluido en agua, de ahí su nombre, que en latín refiere a su baja inflamabilidad, aunque también se cree que se debe a la sensación que provoca.Existen aguardientes simples a los cuales no se les añade nada y cuatro de ellos son muy conocidos: el ron, el brandy, el whisky y el tequila mexicano.Así, el tequila es el aguardiente mexicano más famoso, fermentado y destilado del agave azul, y con denominación de origen en cinco estados del país: Guanajuato, Michoacán, Nayarit, Tamaulipas y Jalisco.De la misma forma que el tequila, el mezcal es otro aguardiente mexicano, fermentado y destilado del agave, que en los últimos años ha ganado terreno para volverse casi tan relevante como el tequila.A partir del mezcal, hay otros aguardientes que quizá también conozcas. Uno de ellos es el bacanora, originario de Sonora; el sotol, producido en Chihuahua, Durango y Coahuila, y la raicilla, de la Sierra Madre Occidental.En cuanto a aguardientes mexicanos a partir del jugo de la caña de azúcar, tenemos la charanda, típica del estado de Michoacán y cuyo nombre viene del purépecha, que significa tierra colorada, en honor al cerro La Charanda.Todos estos aguardientes son regionales, por lo que no encontrarás bebidas más mexicanas que estas para tu altar de Día de Muertos.
Las papas son un ingrediente sencillo y que solemos tener en la cocina porque son versátiles a la hora de cocinar, pero también por resultan útiles con otras aplicaciones, por ejemplo, para quemaduras.Este tubérculo subterráneo conocido también como solanum tuberosum crece en las raíces de la planta y es por lo general barato, fácil de cultivar y contiene una gran variedad de nutrientes. Descubre todos sus usos y beneficios aquí.Beneficios de la papaGracias a las papas tenemos uno de nuestros snacks favoritos: las papas fritas. Aunque este plato no es tan saludable como debería ser, muchos otros platos con papas como ingredientes lo son y con ellos puedes aprovechar sus beneficios.NutrientesAunque el contenido nutricional de las papas puede diferir según la variedad y cómo se preparan, las papas están llenas de nutrientes y una papa mediana al horno (alrededor de 173 gramos), incluida la piel, proporciona:Calorías: 161Grasa: 0,2 gramosProteína: 4,3 gramosCarbohidratos: 36,6 gramosFibra: 3,8 gramosVitamina C: 28% de la IDRVitamina B6: 27% de la IDRPotasio: 26% de la IDRManganeso: 19% de la IDRMagnesio: 12% de la IDRFósforo: 12% de la IDRNiacina: 12% de la IDRFolato: 12% de la IDRContiene antioxidantesLas papas son ricas en compuestos como flavonoides, carotenoides y ácidos fenólicos, los cuales actúan como antioxidantes en el cuerpo al neutralizar moléculas potencialmente dañinas conocidas como radicales libres. Cuando los radicales libres se acumulan, pueden aumentar el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer. Sin embargo, la mayor parte de la evidencia científica proviene de estudios de probeta, por lo que aún falta más investigación en humanos.Sin glutenLas papas están naturalmente libres de gluten, lo que las convierte en una excelente opción para las personas con enfermedad celíaca o con sensibilidad al gluten no celíaca.Te dejan satisfechoAdemás de ser nutritivas, las papas también son increíblemente llenadoras y los alimentos que llenan pueden ayudarte a regular o perder peso, ya que controlas mejor el hambre.Además, alguna evidencia muestra que cierta proteína de la papa, conocida como inhibidor de proteinasa de papa 2 (PI2), puede frenar el apetito. Esta proteína parece mejorar la liberación de colecistoquinina (CCK), una hormona que promueve la sensación de saciedad.¿Cuántas calorías tiene la papa?Las papas tienen alrededor de 100 calorías, pero son muy nutritivas y es su “mala reputación” proviene de la forma en la que la cocinamos. Además, también contienen fibra, potasio y vitaminas C y B6, las cuales son excelentes para la salud del corazón.Aplicaciones de la papaLas papas no solo son saludables, sino que también son deliciosas y versátiles. Se pueden preparar de muchas maneras: hervidas, horneadas o al vapor. Sin embargo, ten en consideración que freírlas puede aumentar drásticamente su contenido calórico si usas mucho aceite.Como alternativa, intenta cortar las papas en rodajas y luego asarlas en el horno con un chorrito de aceite de oliva extra virgen y un poco de romero. Asegúrate de no quitarles la piel, ya que la mayoría de los nutrientes se encuentran allí. Esto asegurará que reciba la máxima cantidad de nutrientes de la papa.Además de sus aplicaciones en la cocina, aprovecha estos usos que funcionan como remedios caseros útiles con papa:Limpiar plataUse el agua en la que herviste papas para limpiar plata, por ejemplo, cubiertos deslustrados. Deja enfriar el agua, sumerge la plata en ella durante 30 minutos, luego lava y seca.Remedio para quemaduras Este es una aplicación muy popular de la papa, en la cual sólo tienes que frotar suavemente una rodaja de papa sobre el área quemada. Se dice que el almidón neutraliza la quemadura y ayuda a prevenir las cicatrices, y el frescor de la papa ayudará a aliviar la quemadura.Remedio casero para desinflamar los ojosUn par de rodajas de papa cruda ayudará a reducir la hinchazón inflamación de los ojos. Colócalas sobre tus ojos y relájate durante 10 minutos para obtener este beneficio.Remedio casero de papa y aceite de oliva para la piel secaRalla 1 o 2 papas pequeñas y remójalas en aceite de oliva durante veinte minutos. Coloca la mezcla en tus manos secas y déjala actuar durante al menos 10 minutos. Luego enjuágate las manos y notarás la suavidad.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD