8 espectaculares piecakens que no podrás resistir

Por Kiwilimón - Junio 2016
Llega el momento del postre y no sabes qué hacer, hay una decisión que tomar y no será fácil. La buena noticia es que ya no tienes que escoger, pues cuando se te antoje un pastel y también un pie, lo único que debes hornear es un indulgente piecaken. Así es, el dios de la metacomida nos ha regalado una idea rica y original donde dos de los postres más buscados se unen para convertirse en algo mucho más grande que sus partes individuales. Para que te antojes, te dejamos 8 espectaculares piecakens que no podrás resistir. ¿Qué tal este pastel de manzana con relleno de pie de calabaza?

Release the Caken! Pie's + Cake = #PieCaken #tistheseason #dessert #pie #cake

Una foto publicada por Matt Hagel (@iamhagel) el

¿O este pie de queso enterrado dentro del pastel de chocolate?
“Life is short but sweet for certain.” #PieCaken 📷: @CheatDayEats #regram Una foto publicada por David Burke fabrick (@davidburkefabrick) el
Si te encantan las cereza tienes esta otra opción:

This happened #piecaken

Una foto publicada por jessika jelinek (@vineclimber) el

Cuando venga la Pascua puedes estrenar este paste de zanahoria con relleno de pie de coco:
#piecaken revealed: carrot cake, coconut cream, blood orange-lemon bar. Happy Easter! Una foto publicada por Jason Chiang (@jchiang82) el
¿Tres pies en un solo pastel? Claro que es posible: https://www.instagram.com/p/BDZjYMjLATk/?tagged=piecaken Aunque también puedes ser un poco más conservadora y lucirte con un pastel de chocolate con relleno de pie de blueberry.

#piecaken #cherrypie #baked in a #chocolate #cake!

Una foto publicada por SugarBelle Cakery & DIY Studio (@sugarbellecakerydiy) el

Sólo no olvides que también existe este piecaken de naranja con relleno de pie de caramelo:
Nunca olvides que el picsaken ha llegado para quedarse (naranja y piña):
¿Se te antojó? ¡Aquí te dejamos algunas recetas deliciosas de pies y pasteles para que hagas tus propias combinaciones! Pastel de dos chocolates Pie de limón Pastel alemán Pie de fresas Pastel de zanahoria Pie de crema con nuez
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos, pero también durante la lactancia las mamás tienen necesidades nutricionales especiales, debido a la pérdida de nutrientes que sufre a través de la leche materna.Además, los nutrientes presentes en la leche proceden de la dieta de la madre, por lo que para que tanto bebé como mamá tengan la mejor salud y bienestar, la mujer tiene que aumentar la ingesta de nutrientes.¿Qué frutas son buenas durante la lactancia?En principio, puedes comer todo tipo de frutas ya que ninguna es mala durante la lactancia, aunque es cierto que algunas frutas más ácidas o cítricas le pueden caer mal al bebé y causarle gases o diarrea, por lo que debes estar bastante atenta. También debes tomar en cuenta que algunas frutas como la piña, el kiwi y los cítricos pueden cambiar el sabor de la leche y esto podría provocar que la rechace. En cuanto a qué frutas son las mejores, aunque todas son beneficiosas ya que aportan gran cantidad de nutrientes al bebé, se recomiendan las más dulces y fáciles de digerir, como el mango, la pera, el plátano, el melón o la manzana dulce.Además, puedes consumirlas tanto crudas y enteras, como cocidas o al horno. Y si no te gustan mucho las frutas y te cuesta comerlas, opta por hacerte smoothies o jugos con fruta o mezclarlas en las ensaladas, con yogur. Sea de la manera que sea, recuerda que es importante que consumas unas 3 piezas de fruta al día para que tu dieta durante la lactancia y una vez acabe esta sea sana. Además, deberás beber mucha agua , por lo menos unos 2 litros al día, comer verduras, cereales integrales, legumbres, carnes magras, lácteos, pescado o frutos secos para que tanto tú como el bebé puedan estar en las mejores condiciones.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD