8 postres irresistibles con mango
Recomendaciones de Cocina

8 postres irresistibles con mango

Por Kiwilimón - Junio 2017
De todas las frutas tropicales, el mango parece tener un lugar especial en nuestro corazón. Puede que sea esa combinación entre dulce y acidito, pero nos encanta comerlo al natural así como hacer preparaciones de postres deliciosas para toda la familia. Si a ti también te encanta el mango tanto como a nosotros, entonces estarás feliz con estas 8 recetas irresistibles con una de nuestras frutas favoritas. via GIPHY

Mousse de mango

Aquí tienes una explosión de sabores y texturas de mango. Se trata de un ligero y aterciopelado mousse que viene acompañado con cubitos de mango fresco y una salsa hecha de la misma fruta para celebrar el delicioso sabor tropical.

Gelatina de mango con salsa de Jamaica

Últimamente está haciendo mucho calor, y requerimos postres que no sean pesados y densos, sino vibrantes y ligeros. Justo en esa categoría cae esta gelatina multicolor que antojará a todos con esos matices de amarillo brillantes y rojo profundo que da la Jamaica.

Cheesecake de mango

Para hacer este pastel de queso con mango no necesitas horno, se hace en frío con galleta, almendras, mermelada de durazno y grenetina. Puedes usarlo tanto para el día a día o para una cena con los amigos ya que puedes decorarlo muy bonito.

Muffins de mango

Todo lo que necesitas son mangos maduros para empezar con esta receta deliciosa que no sólo funciona como postre, sino también como desayuno para el fin de semana. ¡Sólo acompaña los panquecitos con un poco de miel de maple y disfruta!

Semifredo de mango

Este delicioso postre de origen italiano resulta en un pastel helado con una textura suave. Es ideal para tardes calurosas de verano pues es frío y ligero, además de dulce gracias a la pulpa de mango y a la crema chantilly.

Pudín de chía con coco, dátiles y mango

Es súper rápido de hacer y lo puedes disfrutar como postre o como snack de media tarde por si quieres matar el antojo pero sin culpabilidad. Se endulza gracias a los dátiles, mientras que la textura la dan los trozos de mango y las almendras fileteadas.

Sorbete de mango

Nada más rico para una tarde calurosa que un helado fresco. Acá sólo necesitas cuatro ingredientes para preparar un sorbete con intenso sabor a mango que puedes guardar en el congelador para que te dure un buen rato.

Yogurt de mango

Más simple imposible, sólo debes juntar yogurt natural, mango picado y un poco de miel de abeja. Este postre te saca de cualquier apuro pues no te toma más de cinco minutos hacerlo, pero el sabor es igual o mejor que el de una receta mucho más compleja.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
Michoacán es un estado abundante en riqueza cultural, con un legado arquitectónico casi tan impresionante como su pasado histórico, ¡y qué decir de su contexto artístico! Pero si hay algo por lo que destaca el estado de Michoacán, es por su maravillosa gastronomía tradicional, no por nada en 2010 la comida mexicana fue declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) bajo el paradigma de Michoacán. La cocina tradicional michoacana está conformada por platillos clásicos como la sopa tarasca, las corundas y, por supuesto, las famosas enchiladas morelianas, entre otros. Dichas recetas se constituyen por ingredientes oriundos de la región del campo, de sus lagos y hasta del mar. Algunos de los que más destacan son los aguacates, los pescados de sus abundantes lagos, los hongos de las montañas y las truchas de los ríos. Estos ingredientes sólo podrían ser transformados en auténticos manjares por las cocineras tradicionales, quienes nos han compartido sus secretos culinarios a través de Morelia en Boca, el Festival Internacional de Gastronomía y Vino de México, uno de los más importantes del país donde confluyen productos regionales de gran calidad, recetas irresistibles y muy creativas y conceptos gastronómicos locales y nacionales. Disfruta exclusivamente para ti, suscriptor de KiwiPro, la cocina tradicional michoacana, que las cocineras más pro de Michoacán, México, tienen para ti.
La flor de nochebuena, una planta nativa de México, es una de las más hermosas gracias a su profundo color rojo, pues es perfecta para adornar nuestras casas durante la época de Navidad. Sin embargo, la flor no siempre ha estado asociada con celebraciones católicas. Antes de la colonización, esa flor roja se utilizaba con fines medicinales y era un elemento muy importante en los rituales de los guerreros, pues adornaba los altares de aquellos que morían en batalla. Por otro lado, para los mexicas, la flor de nochebuena también simbolizaba la sangre que se derramaba durante los sacrificios que se realizaban en honor al sol. Años más tarde, en el siglo XVII, los colonizadores adoptaron el uso de la flor para adornar los pesebres. Posteriormente, se comenzó a asociar a las nochebuenas con la Navidad, por lo que se convirtió en un símbolo de las festividades decembrinas. En náhuatl se le conoce como cuetlaxóchitl, que significa “la flor que se marchita”. En nuestro país, la Ciudad de México, Morelos, Puebla y Michoacán son los principales productores de nochebuena, de la cual existen más de 30 variedades. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre los usos medicinales de esta flor mexicana. También puedes leer: ¿Se puede consumir la flor de nochebuena?Propiedades medicinales de la nochebuenaLa Conabio señala que la nochebuena, una planta ornamental muy popular en México y todo el mundo, se asocia al tratamiento de padecimientos en la piel y procesos inflamatorios. Por otro lado, según la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana, algunas personas usan la flor de nochebuena para incrementar la producción de leche materna. En este caso, se hierven los pétalos en agua para preparar un té. El Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana indica que, en Puebla, Michoacán, Guanajuato y el Estado de México, la flor de nochebuena se emplea en el tratamiento de herias, llagas, infecciones, fuegos en la boca, verrugas y mezquinos. En el caso de las enfermedades respiratorias como la tos y las anginas, se prepara la flor para preparar infusiones, las cuales suelen combinarse con bugambilia y gordolobo. En otros casos se utiliza para aliviar las paperas, la rabia y los problemas del corazón. Aunque aún deben realizarse varios estudios, la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana indica que se “detectó la actividad antibiótica de un extracto etanólico frente a Bacillus cereus, Bacillus megaterium y Staphylococcus albus”. También puedes leer: Beneficios medicinales y usos del cempasúchilLa nochebuena, una planta con una larga historiaAunque hoy en día usamos la flor de nochebuena para adornar nuestras casas durante la Navidad, esta hermosa flor tiene una historia que va mucho más allá de las fiestas decembrinas. En el siglo XVI, Bernardino de Sahagún señaló que la bella flor roja se empleaba para incrementar la producción de leche materna en su libro Historia general de las cosas de Nueva España. Posteriormente, Francisco Hernández reafirmó los dichos de Sahagún, pues señaló que las nodrizas consumían la flor para producir más leche. La Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana también menciona que, durante el siglo XIX, la Sociedad Mexicana de Historia Natural la utilizó para tratar “enfermedades exantemáticas, como galatógeno, galagtóforo y resolutivo”. Sin embargo, es importante mencionar que la ingesta de esta flor en grandes cantidades puede ser tóxica y causar vómito, diarrea y delirios. También debe mantenerse lejos del alcance de animales de compañía como perros y gatos. Recuerda que este artículo busca promover la cultura de nuestro país, por lo que no se recomienda el consumo de estos remedios. Acude a tu médico en casa de padecer cualquier enfermedad.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD