8 señales de que no consumes suficiente proteína

Por Kiwilimón - Mayo 2017
  Normalmente, hacemos énfasis en la importancia de las grasas buenas, las calorías y la fibra, pero pocas veces nos ponemos a pensar en cuánta proteína estamos consumiendo o si los alimentos que comemos son una fuente suficiente de proteína para nuestro organismo. ¿Estás segura de que consumes suficiente proteína? Descúbrelo respondiendo estas preguntas:
  • ¿Tienes problemas para perder peso?
  • ¿Te ejercitas pero no logras aumentar tu masa muscular?
  • ¿Te sientes cansada constantemente?
  • ¿Se te dificulta concentrarte?
  • ¿Experimentas cambios de humor frecuentemente?
Aunque existen múltiples factores que pueden provocar síntomas similares a estos, si respondiste afirmativamente a la mayoría, es probable que no estés consumiendo suficiente proteína. A continuación te enlistamos las principales señales que tu cuerpo manda cuando no estás comiendo suficientes alimentos con proteína.
  1. Te sientes ansiosa y sufres cambios de humor.

    Los aminoácidos de las proteínas construyen los neurotransmisores, los cuales ayudan al cerebro a sintetizar las hormonas, como la dopamina o la serotonina.
via GIPHY
  1. No duermes bien.

    Las proteínas ayudan a mantener niveles de azúcar en la sangre estables. Ante la falta de proteína, surgen cambios de los niveles de azúcar que pueden durar hasta la noche, impidiendo un buen descanso.
via GIPHY
  1. Se te dificulta concentrarte.

    Un estado constante de distracción puede indicar un bajo desempeño de los neurotransmisores, los cuales se sintetizan en el cerebro usando aminoácidos.
via GIPHY
  1. Tu ciclo menstrual es irregular.

    El balance de las hormonas femeninas controla la regularidad del ciclo. Cuando se lleva una dieta baja en proteínas y alta en carbohidratos se puede afectar el equilibrio hormonal.
via GIPHY
  1. Tienes altos niveles de colesterol.

    Aunque no suelas comer alimentos grasosos, un régimen basado en comidas con carbohidratos refinados puede hacer que tu hígado procese las grasas de manera menos eficiente.
via GIPHY
  1. Haces ejercicio, pero no ves resultados.

    Las proteínas ayudan a reparar y construir nuevos músculos. Si no consumes suficientes aminoácidos, te sentirás cansada, tus músculos se debilitarán y probablemente no verás cambio en tu físico.
via GIPHY
  1. Te sientes inflamada y tienes problemas para ir al baño.

    Aunque la fibra y el agua son importantes, las funciones digestivas también dependen de los aminoácidos.
via GIPHY
  1. Estás subiendo de peso inexplicablemente.

    Tal vez cuentas tus calorías, pero no todas las calorías cuentan igual. Los alimentos ricos en proteínas por lo general contienen más calorías que los carbohidratos, pero con la diferencia de te harán sentir llena por más tiempo, evitando que comas de más.
via GIPHY   Si has experimentado alguna de estas situaciones, es probable que un mayor consumo de proteínas sea la solución a tus problemas.

Aumenta tu consumo de aminoácidos con estas deliciosas recetas:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Porque el 14 de febrero es la ocasión perfecta para sorprender a tu pareja, no te pierdas la oportunidad para consentirla y cocinar la cena de sus sueños. Para facilitarte el proceso, te ayudamos con estas 3 fáciles pero deliciosas opciones para preparar el menú ideal de una cena romántica de San Valentín. Menú romántico con platillos del mar Las recetas con mariscos son un verdadero manjar, así que si te quieres lucir con tu pareja, prepárale este delicioso menú romántico con platillos del mar. ¡Sin duda lo dejará más que enamorado!Entrada: Pasta a la crema con mariscos Plato fuerte: Salmón a la naranja Bebida: Mojito sin alcohol de té verde con piña rostizada Postre: Cheesecake Red Velvet con FresasMenú elegante con cordero Si tú y tu pareja son de los que prefieren un buen pedazo de carne, entonces este menú elegante es la opción ideal para tu cena romántica. ¡Día de San Valentín jamás sabrá tan bien!Entrada: Farfalle con espinacas, champiñones y cebolla caramelizada Plato fuerte: Cordero en reducción de vinagre balsámicoBebida: Raspado de fresa con vino espumoso Postre: Pastelitos de lava con chocolateMenú ligero del amor Porque el amor y la dieta no están peleados, atrévete a probar esta deliciosa opción de menú ligero que te hará sentir más enamorados que nunca.Entrada: Ensalada de frutos rojos con queso de cabra y vinagreta de romero Plato fuerte: Chimichurri de aguacate con atún sellado Bebida: Mojito de fresa najo en calorías Postre: Peras al vino tinto sin azúcar ¿Qué menú completo para una cena romántica de San Valentín elegirás?
Para las mañanas, hay personas que prefieren un jugo fresco para acompañar su desayuno y otras que religiosamente se preparan un licuado o smoothie en la licuadora para empezar el día con todo, pero, ¿será que una u otra técnica proporciona más beneficios?Lo cierto es que incrementar tu consumo de frutas y verduras es bueno para ti y de acuerdo con información de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, “menos del 50% de la población estudiada consumió verduras diariamente”, así que aquí te contaremos un poco sobre los beneficios de hacerlo ya sea en forma de jugo o en forma de licuado o smoothie.Beneficios de consumir frutas y verduras a través de jugos y licuadosPrimero hablaremos sobre los jugos. Para hacer jugos, se lleva a cabo un proceso en el que la parte líquida de la fruta o verdura se separa de la pulpa o fibra, de esta forma se obtiene un producto líquido acuoso y concentrado que contiene vitaminas, minerales y otros fitonutrientes, que son compuestos bioactivos derivados de plantas asociados con efectos positivos para la salud. Por su parte, para hacer un licuado se usa la fruta o verdura entera, es decir, lo que pones en la licuadora es lo que consumes. El volumen de la bebida, que actualmente también se conoce como smoothie, será mayor que el de un jugo elaborado con la misma cantidad de frutas o verduras. Como en todo, ambas técnicas para hacer bebidas a base de frutas y verduras tienen ventajas y desventajas. Por ejemplo, los jugos proporcionan una bebida muy rica en nutrientes en una cantidad menor de líquido y para aquellos que necesitan una dieta baja en fibra, los jugos pueden ser una mejor opción. Sin embargo, el tamaño de la porción de jugo debe ser más pequeño que el de una bebida licuada, porque de lo contrario estarías consumiendo muchas calorías de azúcar en esa taza de jugo. Con los licuados conservas la fibra de la fruta o la verdura, lo que puede ayudarte a sentirte más lleno y mejorar tu salud digestiva. Además, puedes agregar otros tipos de alimentos a los batidos como nueces, semillas, cereales, o yogures para aumentar la ingesta de proteínas y grasas saludables. Cualquiera de los dos procesos puede ayudarlo a aumentar su consumo de frutas y verduras y generar menos desechos en la cocina, pues muchas veces compramos frutas que se echan a perder en el frutero, o verduras que se quedan rezagadas en el cajón del refri, porque no tuvimos tiempo de cocinar una comida o preparar la ensalada que estábamos planeando.Ya sea que elijas jugos o licuados, aquí te dejamos varias opciones para que comiences a intentarlo: Jugo verde clásicoJugo antigripalLicuado de fresa, plátano y amarantoLicuado de chocolate, amaranto y plátano
La hoja santa es uno de los ingredientes más populares dentro de la cocina mexicana, ya que se puede utilizar para preparar tamales, salsas, caldos, pescados y muchos otros guisados tradicionales. Sin embargo, esta maravillosa hierba también tiene algunas propiedades medicinales que la hacen muy valiosa, por lo que debes conocer cuáles son los beneficios del té de hoja santa. ¿Qué es la hoja santa? Para entender los beneficios del té de hoja santa, primero debemos conocer el origen de esta increíble planta. La hoja santa, también conocida como acuyo o hierba santa, es una planta aromática que crece en zonas tropicales y se utiliza mucho en la gastronomía mexicana, especialmente en la cocina oaxaqueña y veracruzana. La hoja santa, cuyas hojas tienen forma de corazón y un fuerte olor penetrante, se destacó como planta medicinal entre diferentes quelites y otras hierbas aromáticas desde la época prehispánica gracias a que los sacerdotes españoles la usaban para tratar diversos malestares. Beneficios del té de hoja santa Los beneficios de la hoja santa han sido comprobados a lo largo del tiempo y la forma más común de consumirla es a través de una infusión. De hecho, la Secretaría de Agricultura afirma que dentro de los usos y beneficios del té de hoja santa, es un excelente aliado contra los siguientes malestares.El té de hoja santa ayuda a disminuir la fiebre.Ayuda a combatir los nervios frente a situaciones complejas.Funciona como relajante natural, por lo que alivia el insomnio.Regula el sistema digestivo y ayuda a mantenerlo sano.Combate el dolor estomacal, estreñimiento y diarrea.Puede aliviar los síntomas de asma y hasta bronquitis.Tiene alto contenido en safrol, un buen aliado para disminuir el dolor de cabeza.Como mencionamos anteriormente, puedes preparar un té de hoja santa al hervir las hojas limpias en un pocillo y exprimir hasta la última gota. De igual manera, las puedes utilizar en licuados o jugos verdes. Recuerda que a pesar de que el té de hoja santa ayuda a aliviar los síntomas de algunas enfermedades respiratorias, éste NO cura el covid-19.Su uso excesivo puede traer efectos contraproducentes para la salud, así que asegúrate de consultar con un experto cuál es la medida recomendable para que puedas aprovechar todos los beneficios del té de hoja santa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD