8 señales de que no consumes suficiente proteína

Por Kiwilimón - Mayo 2017
  Normalmente, hacemos énfasis en la importancia de las grasas buenas, las calorías y la fibra, pero pocas veces nos ponemos a pensar en cuánta proteína estamos consumiendo o si los alimentos que comemos son una fuente suficiente de proteína para nuestro organismo. ¿Estás segura de que consumes suficiente proteína? Descúbrelo respondiendo estas preguntas:
  • ¿Tienes problemas para perder peso?
  • ¿Te ejercitas pero no logras aumentar tu masa muscular?
  • ¿Te sientes cansada constantemente?
  • ¿Se te dificulta concentrarte?
  • ¿Experimentas cambios de humor frecuentemente?
Aunque existen múltiples factores que pueden provocar síntomas similares a estos, si respondiste afirmativamente a la mayoría, es probable que no estés consumiendo suficiente proteína. A continuación te enlistamos las principales señales que tu cuerpo manda cuando no estás comiendo suficientes alimentos con proteína.
  1. Te sientes ansiosa y sufres cambios de humor.

    Los aminoácidos de las proteínas construyen los neurotransmisores, los cuales ayudan al cerebro a sintetizar las hormonas, como la dopamina o la serotonina.
via GIPHY
  1. No duermes bien.

    Las proteínas ayudan a mantener niveles de azúcar en la sangre estables. Ante la falta de proteína, surgen cambios de los niveles de azúcar que pueden durar hasta la noche, impidiendo un buen descanso.
via GIPHY
  1. Se te dificulta concentrarte.

    Un estado constante de distracción puede indicar un bajo desempeño de los neurotransmisores, los cuales se sintetizan en el cerebro usando aminoácidos.
via GIPHY
  1. Tu ciclo menstrual es irregular.

    El balance de las hormonas femeninas controla la regularidad del ciclo. Cuando se lleva una dieta baja en proteínas y alta en carbohidratos se puede afectar el equilibrio hormonal.
via GIPHY
  1. Tienes altos niveles de colesterol.

    Aunque no suelas comer alimentos grasosos, un régimen basado en comidas con carbohidratos refinados puede hacer que tu hígado procese las grasas de manera menos eficiente.
via GIPHY
  1. Haces ejercicio, pero no ves resultados.

    Las proteínas ayudan a reparar y construir nuevos músculos. Si no consumes suficientes aminoácidos, te sentirás cansada, tus músculos se debilitarán y probablemente no verás cambio en tu físico.
via GIPHY
  1. Te sientes inflamada y tienes problemas para ir al baño.

    Aunque la fibra y el agua son importantes, las funciones digestivas también dependen de los aminoácidos.
via GIPHY
  1. Estás subiendo de peso inexplicablemente.

    Tal vez cuentas tus calorías, pero no todas las calorías cuentan igual. Los alimentos ricos en proteínas por lo general contienen más calorías que los carbohidratos, pero con la diferencia de te harán sentir llena por más tiempo, evitando que comas de más.
via GIPHY   Si has experimentado alguna de estas situaciones, es probable que un mayor consumo de proteínas sea la solución a tus problemas.

Aumenta tu consumo de aminoácidos con estas deliciosas recetas:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Un toque de vino siempre le da un gran giro a los platillos y es una gran forma de hacer especial una comida o una cena, porque además se puede integrar en bebidas, postres o platos fuertes. Pero quizá la duda sobre qué vino usar para cocinar llega cada que quieres preparar un menú diferente.Para ayudarte a resolver esta duda, te contaremos un poco sobre los usos del vino en la cocina y lo mejor de todo, te damos las mejores recetas para poner manos a la obra. El vino tiene tres usos principales en la cocina: como ingrediente para marinar, como líquido de cocción y como aromatizante en un plato terminado.Su principal función al momento de añadirlo en un platillo es intensificar, realzar y acentuar el sabor y el aroma de la comida, es decir, no buscamos un vino para enmascarar el sabor de lo que cocinamos, sino para fortalecerlo. Quizá por eso Vinos California son una gran opción para preparar, por ejemplo, un pulpo a las brasas con vino tinto.Como principio general que aplica igual con cualquier condimento que se usa para cocinar, hay que tener cuidado con la cantidad de vino que se usa, pues añadir muy poco no nos dará resultado, pero demasiado será abrumador. Una pequeña cantidad de vino realzará el sabor del plato.Por otra parte, si te preocupa que tu comida sepa demasiado a alcohol, el alcohol del vino se evapora mientras se cocina la comida y solo queda el sabor, y si lo hierves, se concentra el sabor, incluida su acidez y su dulzor. Es así como se usa para hacer Pulpo Braseado en Vino, un platillo que queda delicioso gracias a que combina Vino Tinto y Vino Blanco California.Finalmente, la última recomendación para obtener mejores resultados al usar vino para cocinar es que jamás lo agregues a un plato justo antes de servir. El vino debe hervir a fuego lento con la comida o la salsa para realzar el sabor del plato; a medida que el vino se cuece y se reduce, se convierte en un extracto que aromatiza. Además, necesitará tiempo para soltar su sabor en tu platillo, así que espere unos 10 minutos o más, pruébalo y entonces decide si necesitas agregar más vino.Si quieres preparar un Pulpo Braseado en Vino, una pasta al vino tinto con champiñones, chorizo y tocino, o unas carnitas con vino, la opción sencilla y que le dejará un gran sabor a estas comidas sin duda es Vinos California, porque no sólo podrás incluir vino tinto, sino también blanco y rosado, con sus recetas deliciosas y su paso a paso de la mano de la gran chef mexicana Zahie Tellez.
¡Estrenamos recetario exclusivo en KiwiPro con el restaurante El Mural de los Poblanos! Conoce la historia de este restaurante icónico de Puebla.Desde hace más de 40 años una casona construida en el siglo XVII y ubicada en la Calle 16 de Septiembre en el corazón de la Angelópolis, albergó restaurantes con distintas propuestas gastronómicas. Fue en 1994 cuando el poblano Juan Cué Moran comenzó a escribir la historia de El Mural de los Poblanos, cuando abrió sus puertas como El Mural y ofreció a sus comensales una cocina de sabores españoles y poblanos. Estos 25 años le han valido consolidarse como uno de los recintos gastronómicos más reconocidos por su cocina 100% poblana. Desde entonces y hasta hoy su misión ha sido compartir y enaltecer la cocina poblana tradicional y de vanguardia haciendo un arduo y constante trabajo de investigación gastronómica, además de darle valor a Puebla y sus personas, por lo que utilizan productos mexicanos, en su mayoría locales. A lo largo del año El Mural de los Poblanos desarrolla diversos festivales gastronómicos. Entre los principales se encuentra el Festival Gastronómico del Pulque, en enero, en el que cocinan platillos con pulque; su temporada de Cuaresma; el Festival de Bichos con Los Danzantes, en el mes de junio; la temporada de Chiles en Nogada, entre la primera y segunda semana de julio; y la Temporada de Huaxmole (Mole de Caderas), a mediados de octubre aproximadamente, cuando comienza la matanza de chivos en Tehuacán. Ya sea que lo visites en esta temporada o en cualquier otro momento, encontrarás una carta con 100 etiquetas de mezcales artesanales, 130 de vinos mexicanos y una variada oferta de cervezas artesanales para hacer tu experiencia memorable.¡Por toda esta rica tradición culinaria, El Mural de Los Poblanos es nuestro nuevo recetario exclusivo para suscriptores de KiwiPro! Suscríbete ya. Dirección: Calle 16 de Septiembre, número 506. Centro Histórico. CP.72000. Puebla, Puebla.www.elmuraldelospoblanos.com
Existen de antojos a antojos. Uno que tiene mucho arraigo en Jalisco y estados colindantes es la birria: una receta consistente a base de carne cocida en horno, tradicionalmente de piedra o al hoyo, bañada en una salsa o adobo donde los chiles son claves.  Sobre su origen hay varias versiones, y en todas se unen los saberes en técnicas de cocción de los locales mexicanos con los ingredientes introducidos por los españoles, en especial la res, el cerdo y el chivo. Justo una de las versiones habla sobre la popularidad que tuvo el chivo a mediados de 1800, en la zona de Jalisco y Zacatecas, antes llamada Nueva Galicia, donde estos animales se multiplicaron a tal grado que los ganaderos optaron por regalarlos a sus trabajadores.  Estos hombres y mujeres decidieron no sólo aprovechar la leche, como los españoles, sino todo el animal cociéndolo bajo tierra o en horno de piedra como lo hacían con otras carnes. Para enriquecer la receta untaron un adobo enchilado que generalmente empleaban para cocinar aves, y el resultado al paso de los años es la birria como la conocemos y disfrutamos hoy.  Otra versión sobre el origen de la birria me la compartió la investigadora Maru Toledo, quien ha dedicado más de 20 años al estudio de la cocina de la zona occidente. Datos que nos llevan al municipio jalisciense de Ameca, donde gracias al registro de las jornadas laborales de los vaqueros se sabe de una preparación que hacían bajo tierra con algunas de las reses que tenían al alcance y que los caporales seleccionaban para alimentar a todas sus cuadrillas.  Maru me aclara que esta preparación sólo iba untada con grasa, de donde viene el término birriar, que para los peninsulares hacía alusión a algo sucio o embarrado, por como veían que aderezaban el animal. Sea cual sea la versión, lo popular a la birria nadie se lo quita, y por ello al extenderse su consumo por otros estados como Aguascalientes, Michoacán, Zacatecas, Nayarit y Colima, y en el mismo Jalisco, los lugareños fueron imprimiendo su toque a la carne, al adobo y ajustado sus formas de cocinar, según sus posibilidades. Ahora no sólo el chivo y la res son protagonistas, existen zonas en estos estados que la preparan con cerdo, borrego, conejo, armadillo, iguana, pollo, ternera, pescado bagre y mixtas. Perfectas proteínas que cobijan con un mundo de adobos compuestos por chiles y especias que obedecen también a los ingredientes al alcance, aunque el chile guajillo y el jengibre seco son constantes. A la colorada versión se suma la llamada birria blanca que aún sobrevive en el Occidente; generalmente es de res y se condimenta con algunas hierbas de olor para cocinarse bajo tierra o en horno, métodos tradicionales a los que se han sumado la birria al vapor o hasta hecha como carne cocida. Por último, no nos olvidemos de la birria tatemada: proceso que consiste en volver a poner la carne ya cocida al calor del horno y dejar que se haga una costrita, que al menos en Jalisco encanta, junto a unas tortillas recién hechas y un extra de caldito por un lado. Fotos: Gilberto Hernández.
Este 10 de mayo sorprende a mamá con su bebida favorita y la historia que hay detrás de cada una. A continuación presentamos algunos de los destilados y licores que estamos seguros que le encantarán: Tequila Es una de las bebidas favoritas de todos los tiempos. Es un destilado de Agave tequilana Weber Variedad Azul y fue el primer producto mexicano en recibir una Denominación de Origen. Los estados que tienen la DO tequila son Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas, aunque el principal productor es Jalisco. Existen 5 tipos de tequila: tequila blanco o plata, tequila joven o tequila oro; tequila reposado, añejo y extra añejo. Cada uno con una personalidad definida.AnísOriginario de Europa, es elaborado con la destilación del anís, con badian e hinojo. En su destilación, la semilla se introduce en agua y alcohol, se deja reposar por días para después calentarlo. Este proceso crea un vapor que se mete en un conducto donde se refrigera para convertirlo en líquido de nuevo. El anís es altamente reconocido por los beneficios que tiene para el estómago, además de por ese sabor especiado inolvidable. Licor 43De Cartagena, España, es un licor dulce, hecho con 43 ingredientes, entre hierbas, frutas y cítricos. Para producirlo, se maceran los frutos y el líquido se obtiene por un proceso de maduración, para posteriormente exponerlo a temperaturas bajo cero. Este licor es el alma de uno de los cócteles más solicitados para la sobremesa: el carajillo. Rompope Esta es una de las bebidas alcohólicas favoritas de las mamis. Preparada a base de leche, yemas de huevo, brandy y vainilla es perfecta para acompañar las tardes de calor o de antojos dulces. ¡Lo mejor es que puedes prepararlo tú mismo en casa! Sólo sigue esta fácil receta de rompope casero. Baileys Es la crema irlandesa más popular del mundo. Se prepara también con leche y whisky irlandés. Te invitamos a que le prepares a mamá esta deliciosa receta de Baileys casero, aparte de super rico, fresco y dulce, es ideal para después de comer. También puedes agregar diferentes sabores como cajeta y dulce de leche. ¡Cuéntanos con qué bebida celebrarás a mamá!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD