8 señales de que no consumes suficiente proteína

Por Kiwilimón - Mayo 2017
  Normalmente, hacemos énfasis en la importancia de las grasas buenas, las calorías y la fibra, pero pocas veces nos ponemos a pensar en cuánta proteína estamos consumiendo o si los alimentos que comemos son una fuente suficiente de proteína para nuestro organismo. ¿Estás segura de que consumes suficiente proteína? Descúbrelo respondiendo estas preguntas:
  • ¿Tienes problemas para perder peso?
  • ¿Te ejercitas pero no logras aumentar tu masa muscular?
  • ¿Te sientes cansada constantemente?
  • ¿Se te dificulta concentrarte?
  • ¿Experimentas cambios de humor frecuentemente?
Aunque existen múltiples factores que pueden provocar síntomas similares a estos, si respondiste afirmativamente a la mayoría, es probable que no estés consumiendo suficiente proteína. A continuación te enlistamos las principales señales que tu cuerpo manda cuando no estás comiendo suficientes alimentos con proteína.
  1. Te sientes ansiosa y sufres cambios de humor.

    Los aminoácidos de las proteínas construyen los neurotransmisores, los cuales ayudan al cerebro a sintetizar las hormonas, como la dopamina o la serotonina.
via GIPHY
  1. No duermes bien.

    Las proteínas ayudan a mantener niveles de azúcar en la sangre estables. Ante la falta de proteína, surgen cambios de los niveles de azúcar que pueden durar hasta la noche, impidiendo un buen descanso.
via GIPHY
  1. Se te dificulta concentrarte.

    Un estado constante de distracción puede indicar un bajo desempeño de los neurotransmisores, los cuales se sintetizan en el cerebro usando aminoácidos.
via GIPHY
  1. Tu ciclo menstrual es irregular.

    El balance de las hormonas femeninas controla la regularidad del ciclo. Cuando se lleva una dieta baja en proteínas y alta en carbohidratos se puede afectar el equilibrio hormonal.
via GIPHY
  1. Tienes altos niveles de colesterol.

    Aunque no suelas comer alimentos grasosos, un régimen basado en comidas con carbohidratos refinados puede hacer que tu hígado procese las grasas de manera menos eficiente.
via GIPHY
  1. Haces ejercicio, pero no ves resultados.

    Las proteínas ayudan a reparar y construir nuevos músculos. Si no consumes suficientes aminoácidos, te sentirás cansada, tus músculos se debilitarán y probablemente no verás cambio en tu físico.
via GIPHY
  1. Te sientes inflamada y tienes problemas para ir al baño.

    Aunque la fibra y el agua son importantes, las funciones digestivas también dependen de los aminoácidos.
via GIPHY
  1. Estás subiendo de peso inexplicablemente.

    Tal vez cuentas tus calorías, pero no todas las calorías cuentan igual. Los alimentos ricos en proteínas por lo general contienen más calorías que los carbohidratos, pero con la diferencia de te harán sentir llena por más tiempo, evitando que comas de más.
via GIPHY   Si has experimentado alguna de estas situaciones, es probable que un mayor consumo de proteínas sea la solución a tus problemas.

Aumenta tu consumo de aminoácidos con estas deliciosas recetas:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Hace bebidas, ensaladas, sopas, carnes y termina todas sus recetas con un ‘miau’. Conocido como Meow Chef, su cuenta de Instagram @thatlittlepuff tiene más de 25 mil seguidores y con sólo ver unos cuantos videos, te das cuenta de que este gato cocina mejor que tú.En todos los videos vemos sólo sus patitas afelpadas cortando alimentos, removiendo y mezclando, así que claro que nos derrite de ternura.Este chef gatuno ganó su popularidad en TikTok, por supuesto, pues durante estos meses, ha sido esta red social la que parece haberse apoderado de los teléfonos de todos, con videos de bailes, trucos de cocina y ahora, un gatito que cocina.Los gatos e internet siempre son una combinación ganadora y este gatito chef en poco tiempo alcanzó la fama, pues apenas el 2 de julio fue su primera aparición en Instagram con una imagen para presentarlo.Su primera receta es una bebida detox, con rodajas de pepino, hielos, refresco de limón, jugo de pepino. Meow Chef prepara principalmente bebidas refrescantes de verano, como smoothies de frutas y deliciosos cócteles, pero este gato también usa sus patitas para hacer comidas completas.Aunque puedes seguir estas recetas fáciles de preparar e inspirarte para hacer tus propios platillos, lo mejor de esta cuenta es ver a Meow Chef usar sus pequeñas patas para picar fruta y revolver bebidas mientras, por supuesto, maúlla y ronronea.¿Amas a los perros también? Acá te dejamos una lista de alimentos seguros y con beneficios para ellos.
Tener un árbol de durazno es el sueño de muchos, pero lograr plantar un hueso de durazno que dé frutos no es tan sencillo, pues hay muchos tipos de duraznos y de ellos dependerá si el hueso da fruto o no, y su sabor también.También del tipo de hueso de durazno del que deriva dependerá si la semilla de durazno germina o no, así que será una tarea de prueba y error con varios tipos de duraznos. Lo mejor será asegurarte de que ese durazno provenía de tu país, pues así tendrá más chance de adaptarse a la tierra y el clima. La mayoría de los duraznos necesitan una temperatura constante inferior a 7 grados Celsius para poder dar fruto.La primera forma de cómo plantar un hueso de durazno puede ser directamente en la tierra durante el otoño y esperar la germinación en la primavera de manera natural. Para preparar las semillas de durazno, frótalas con un cepillo suave en agua limpia. Si el durazno estaba tan maduro que el hueso se ha abierto, se revelará la semilla real en su interior. Si no, puedes quitar la capa dura externa y simplemente plantar el grano de semilla. Siempre maneja las semillas con cuidado, pues contienen cianuro y son altamente venenosas.Si lograste sacar con éxito la semilla sin dañarla, el proceso de germinación se acelerará después de la siembra. Sin embargo, esto no es necesario, porque pequeños árboles crecen de muchos de los huesos duros.Puedes plantar los huesos de durazno directamente en el suelo del jardín si vives en un área donde los inviernos son largos y fríos, pero espera a que haya pasado el calor del verano. Puedes guardar tus semillas en el refrigerador durante al menos 8 semanas o desde el otoño hasta la primavera y tendrán mucha más probabilidad de germinar.Haz un hoyo de aproximadamente 7.6 centímetros (3 pulgadas) de profundidad y planta el hueso de durazno al aire libre en otoño, en un suelo bien drenado y fértil, con un pH de alrededor de 6. Coloca la tierra firmemente alrededor del hueso y asegúrate que esté ligeramente húmeda y de no regar de más.Foto de Joanna Stolowicz, Unsplash.Cómo germinar un hueso de duraznoPara no tener que esperar el proceso natural hasta la primavera y en caso de que vivas en un lugar cálido, puedes germinar el hueso de un durazno a través de un tratamiento frío o estratificación. Después de limpiar los huesos y retirar las semillas, colócalos en una bolsa de plástico con tierra ligeramente húmeda. Deben estar húmedos, pero no mojados durante su período de enfriamiento (estratificación). Guárdalos en refrigerador (o congelador) a una temperatura de 1.1 a 5.6 grados Celsius.Cuando hayan pasado seis semanas, revisa si el hueso de durazno germinó. No te desanimes si aún no sucede, las semillas pueden tardar más de tres meses en germinar.Una vez que el hueso haya desarrollado una raíz de al menos 1.3 centímetros de largo, plántalo en el suelo en una maceta hasta que llegue la primavera, entonces trasplanta tu árbol al aire libre en primavera.Plantar un durazno y verlo florecer tomará entre tres y cinco años, así que no desesperes y siempre germina más de un hueso de diferentes tipos de durazno para aumentar tus posibilidades.¿Esto te produjo antojo de duraznos? Prueba estas recetas:Volteado de duraznoMermelada de durazno caseraCarlota de durazno
Los chiles en nogada son uno de los platillos mexicanos más esperados durante todo el año, pues la deliciosa combinación de chile poblano, carne con nogada, nueces y granada es un manjar al que nadie se puede resistir. ¡Son un platillo tan icónico que todos queremos saber de dónde son los chiles en nogada y cuál es su verdadero origen! A pesar de que no existe un registro histórico oficial acerca del origen de esta receta de comida mexicana, a continuación te presentamos 4 versiones diferentes que intentan explicar cómo surgieron los los chiles en nogada.Un platillo hecho con amor Quizás la más romántica de las leyendas cuenta que dentro del Ejército Trigarante, existían tres soldados cuyas novias los esperaban ansiosas en Puebla. Al terminar la Independencia y para celebrar el regreso de sus amores, las mujeres se encomendaron a la Virgen del Rosario y les cocinaron un guisado especial con ingredientes que representaban cada color de dicho ejército, el chile poblano, verde; la salsa de nogada, blanca y la granada, roja. Un regalo tricolor para Agustín Se dice que los chiles en nogada surgieron cuando las monjas agustinas del convento de Santa Mónica, en Puebla, decidieron crear un platillo para celebrar la Independencia de México pero sobre todo, para ofrecerle un regalo inigualable a Agustín de Iturbide por su cumpleaños. Una receta histórica De igual manera, se rumora que los chiles en nogada en realidad datan del siglo XVII y que quienes los crearon fueron las monjas clarisas, pero no fue sino hasta 1821 que la receta resurgió a manos de las damas de la alta alcurnia en Puebla. Estas mujeres le obsequiaron un festín con chiles en nogada a Agustín de Iturbide tras firmar los Tratados de Córdoba con Juan O’Donoju. El mito de los chiles en nogada y la bandera de las tres garantías Si bien las versiones anteriores no han sido confirmadas, el arqueólogo y divulgador cultural Eduardo Merlo, escribió un artículo donde se encargó de desmentirlas y explicar que el verdadero origen del chile en nogada no es un guisado, sino un postre. De acuerdo a "El mito de los chiles en nogada y la bandera de las tres garantías" de Merlo, el chile en nogada se remonta a la época del Virreinato en la Nueva España. En ese entonces, las monjas inventaron un postre que, de manera fortuita, nació como lo que ahora conocemos como chile en nogada: un pimiento capeado y relleno de fruta fresca. Años más tarde, cuando Agustín de Iturbide proclamó el Plan de Iguala y llegó triunfante a Puebla, las monjas prepararon el ya existente postre para ofrecerlo en el banquete de celebración. Lo bañaron en salsa de nuez de Castilla y le pusieron el perejil verde y la granada roja. Así lo presentaron con los colores de la bandera de las Tres Garantías. Puede que ninguna historia contenga la verdad absoluta acerca del origen del chile en nogada, sin embargo, todas concuerdan en que se originó en el estado de Puebla. ¿Tú qué opinas? ¿Con qué versión te quedas?
La gastronomía argentina es un ejemplo perfecto cuando hablamos de sabores inolvidables y es que está repleta de recetas que mezclan ingredientes de los pueblos originarios de América, con la cocina de España en la época colonial y unos toques de la cultura africana. Así que si quieres probar el delicioso resultado de la combinación de varias culturas en tu hogar, no te pierdas estos platillos típicos de Argentina. Choripán El choripán es uno de los platos tradicionales más populares de Argentina debido a su inigualable sabor y fácil preparación. Como lo dice su nombre, está compuesto por chorizo asado a la parrilla en medio de un pan, con un toque de chimichurri. El choripán está catalogado como un antojito callejero y es como una tortita asada que podemos encontrar en las esquinas de México. Empanadas argentinas Las empanadas argentinas, a diferencia de los pastes o las empanadas tradicionales mexicanas, están hechas con una masa delgada a base de harina de trigo y van rellenas de carne sazonada con comino y cebolla aunque también pueden ser de jamón, queso, verduras o pollo. Existen diferentes estilos, pero las favoritas son las empanadas tucumanas, las de Buenos Aires y las jujeñas. Preparar empanadas argentinas en casa es uno de los gustos más ricos que te puedes dar. Asado argentino La carne argentina es de excelente sabor y calidad, razón por la que no debe sorprendernos que los asados de carne o barbacoas, sean típicos del país. En el asado se preparan diferentes tipos de carne como chorizos, morcillas, chinchulines, matambre de vaca o de cerdo y costillas. Éstos se asan a fuego muy bajo para que los cortes queden más tiernos. ¡Atrévete a hacer una reunión diferente con un asado argentino en familia! Locro Otro de los platillos típicos de Argentina que puedes hacer en casa es el locro, un tipo de sopa espesa hecha de maíz, frijoles, papas, calabazas y carne, sazonada con comino, laurel, ajo y perejil, entre otras hierbas. Para prepararlo debes tener paciencia, ya que debe durar unas cuatro horas a fuego bajo para su cocción. Además, la carne se cocina por separado para luego agregarla cuando esté blanda al resto del caldo. Alfajores Por su puesto no podían faltar los alfajores, ese dulce típico de Argentina que secretamente se originó en Andalucía, España pero se introdujo a América durante la época colonial. Los alfajores básicamente son dos galletas de forma redonda, hechas a base de harina, maicena, azúcar, mantequilla, vainilla, y huevo, que van rellenas de crema de leche en forma de sándwich. ¡Tienes que probarlos! Estos 5 platillos típicos de Argentina que debes preparar en casa son ideales para armar un menú diferente y disfrutarlo con la familia un fin de semana. ¿Conoces algún otro plato argentino que te gustaría agregar a la lista?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD