Alimentos para un vientre plano

Por Kiwilimón - Mayo 2015

El tipo de alimentos, tu forma de cocinar y hasta tu manera de comer pueden marcar la diferencia entre un vientre ligero y plano, a uno inflamado, con ardores y a una inadecuada metabolización de las grasas.

El secreto está en una buena digestión, la cual consiste en un proceso complejo que se produce gracias a sustancias que segregan los órganos digestivos, determinadas hormonas y el sistema nervioso.

La nutrición cumple un papel decisivo en este proceso: tanto los alimentos que se eligen como su calidad, cantidad, el modo de combinarlos y el orden en que los consumes.

Un vientre hinchado puede radicar en la acumulación de gases por malas digestiones causadas por comer muy rápido, comer y hablar a la vez, masticar poco los alimentos o por una alteración de la flora intestinal.

Recomendaciones:

  1. Evita las bebidas con gas
  2. Disminuye el consumo de legumbres (las lentejas y la soya son las más digestivas) y añade comino e hinojo a la cocción
  3. Mastica y come con tranquilidad
  4. No hables mientras comes
  5. Cuida tu flora intestinal
  6. Evita el estreñimiento
  7. Ingerir alimentos compatibles (no mezclar demasiados hidratos con proteínas)

Claves para mejorar tu digestión

  1. Come verduras y hortalizas crudas, que son regeneradoras de la flora intestinal, así como frutas de color rojo, ricas en betacaroteno
  2. Consume legumbres y cereales germinados (como la alfalfa), ricos en minerales, aminoácidos y enzimas
  3. Ingiere alimentos fermentados, como yogur, kéfir, chucrut y miso, que ayudan a producir células benéficas para la salud.
  4. Toma cereales como la avena, que equilibra el sistema nervioso y soluciona los malestares digestivos, así como otros cereales integrales
  5. Toma polen de abejas, suero de leche o levadura de cerveza
  6. Comienza cada comida con un plato de ensalada
  7. La piña y la papaya te ayudarán a mejorar la digestión tras una comida abundante

Otros alimentos saludables

Tu estómago se sentirá más cómodo si aumentas el consumo de proteínas vegetales, más sanas y con menos calorías. Por ejemplo:

  1. Legumbres con cereales. Lentejas con arroz integral o alubias con maíz, son combinaciones que te aportan mucha fibra (para combatir el estreñimiento) y energía, además de saciar el hambre durante horas.
  2. Semillas de soya. Al igual que la carne, contienen aminoácidos esenciales, pero con menos grasas y calorías. También te pueden ayudar  los derivados de la soja (tofu, yogures, leche).
  3. Levadura de cerveza y germen de trigo. Agrégalos a los cereales del desayuno, a las ensaladas o los yogures.
  4. Lácteos con cereales. Descremados o de soya, son perfectos para un desayuno o una cena: pan integral con queso, yogur con muesli, leche con cereales.
  5. Semillas de sésamo y girasol. Ideales para añadir a las ensaladas o comer entre horas. Aportan vitaminas y minerales, y el sésamo es rico en calcio (mézclalo con yogur o cereal).
  6. Algas. Ricos en minerales y oligoelementos, te alimentan, aportan pocas calorías y tienen 14 veces más calcio que la leche.

¿Te gustaría tener un vientre plano?

Ver artículo original.

Notas recomendadas

  TIPS DE SALUD KIWILIMON  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Por qué en kiwilimón celebramos con tostadas mexicanas?
Todo cabe en una tostada. O nada. Apenas un trozo sin nada basta para amainar la picazón ansiosa del hambre. La tostada solita ya es sinuosidad que le dice a los ojos ¡ven! A la boca habla del maíz y de la grasita inequívoca de su fritura. Pero quizás lo mejor sea su sonido al romperse, al morderse. Ese ¡crack!, que no se parece al crujir de una baguette, ni al de una galleta de mantequilla, suena a un México de mesas de aluminio y gente vitoreando, a guisos cremosos, a una palapa húmeda en la playa.Sobre el origen, la editora gastronómica de Larousse, Verónica Rico Mar, afirma que quizás hayan surgido –como casi todo lo que vale la pena en la cocina– a partir de una errata: “a alguien se le quedó la tortilla más tiempo en el comal y eso hizo que se secara y se hiciera crujiente”. Otra pudo ser que, para darles una segunda vida a los sobrantes de tortilla del día anterior, se pasaran por aceite caliente. También están las tostadas horneadas, o las raspadas –originarias de Colima y Jalisco–, que son tortillas que, antes de estar bien cocidas, les quitan la capa finita que se les hace encima. Posteriormente las vuelven a pasar por el metate y las fríen.El mexicano ama las tostadas. Eso sí, nos gustan poco menos que los tacos, porque las tortillas fritas se rompen, por que si no te las comes a tiempo, se aguadan, porque tacos before vatos. Pero nadie puede negar que untadas con una simple crema de rancho son festín. La editora gastronómica acota además que, a diferencia de los tacos, sobre las tostadas pueden ir elementos calientes, tibios o frescos como el salpicón, el ceviche o la ensalada de atún. “Puede haber tacos de picadillo y puede haber tostadas de picadillo, pero lo que jamás va a haber va a ser un taco de pata”.A diferencia del rey del antojito, en la tostada el guiso va picado, desmenuzado, en tiritas, desfragmentado. Como en el sope, puede llevar una base de frijoles refritos en manteca, una mayonesa o una base cremosa que mantenga el guiso picado adherido al centro. Porque, ¿ya dijimos que la tostada también es utensilio de cocina? Esta tortilla crujiente y cóncava se convierte en un plato biológico al que no hay que lavar sino devorar, o como dice Verónica Rico, “es tu cubierto porque la rompes en pedacitos y vas comiendo con ella”. En su anatomía también está la altura. La preparación debe estar dispuesta en cumbre, en Popocatépetl junto a su Iztaccíhuatl. Vestirán el paisaje la zanahoria finamente cortada en brunoise, la cebolla en trocitos, el cilantro, los granos de elote. La bandera sobre la cima es una flor de aguacate, una lechuga cortada en julianas, nieve de queso, deshielo de crema, ríos de salsa verde, roja o pico de gallo.En la tostada la democracia del guiso es bienvenido. Todo va y todo viene. Sólo basta cegar las preparaciones cremosas y aderezadas de las caldosas porque podría humedecerlas. Y aquí otra de sus extravagancias: atajarla correctamente requiere concentración, equilibrio, algo de suerte. A la primera mordida desenfadada, el montículo de *ponga su guiso favorito, aquí*, crema, lechuga y queso, corre el riesgo de colapsar como deshielo en el Polo Norte. Si eso pasara, todo estará perdido, o encontrado, pero en el bolsillo de la camisa, el pétalo del mantel floreado, el piso. ¡Y eso está de la tostada!, como se dice coloquialmente.Si se te antojó armar una tostadiza económica y divertida para dar el grito, estás leyendo el texto correcto. De las 119 recetas que contamos en kiwilimón seleccioné mis seis favoritas. Las puedes acompañar con aguas frescas cremosas, cantaritos locos, con bombas de michelada o bien, con los vinos que te propongo. Celebremos juntos la tradición de este platito de maíz comestible en el que cabe todo México.  Tostada de tinga de pollo con chipotleLa petit syrah de la bodega Henri Lurton acompaña armoniosamente el toque de chipotle de esta receta infaltable. Tostada de picadillo de tres carnesCombina este clásico carnívoro con la mezcla mexicana de cabernet sauvignon, petite syrah y merlot de Ala Rota.Tostada de rajas cremosas con champiñonesPara el toque ligeramente ahumado de las rajas con crema te recomendamos la acidez balanceada de Quinta Monasterio Tempranillo.Tostada de pata Que no falte la tostada fresca y vinagrosa, favorita de Verónica Rica, con un rosé de la bodega Norte 32.Tostada de mole con pollo El clásico de clásicos se marida bien con la mezcla de cabernet sauvignon y syrah de la bodega de Parras, Coahuila, Hacienda Florida.Tostada de cochinita pibilDale un complemento perfumado y floral a tu tostada yucateca con Balero Rosado.
Mitos y realidades sobre el gluten
En los últimos años, muchas personas han dejado atrás los alimentos con gluten a pesar de no padecer la enfermedad celíaca, también conocida como celiaquía, debido a que ha circulado mucha información negativa sobre esta sustancia. En Kiwilimón te contamos los mitos y realidades alrededor de esta proteína, para que determines si debes o no seguir una dieta sin gluten. ¿Qué es el gluten?El gluten es una proteína presente en muchos cereales, tales como el trigo, la cebada y el centeno, así como en alimentos como pasta, pan, pizza y salsa de soya, entre otros productos. En el caso de las personas celiacas, estas no pueden ingerir alimentos con gluten, pues esto les causará inflamación, daño en el intestino y otras reacciones en el cuerpo. También puedes leer: 4 razones por las que el lunes sin carne es una buena idea¿Quién debe adoptar una dieta libre de gluten?De acuerdo con la Facultad de Medicina de Harvard, las personas que deben evitar los alimentos con gluten son aquellas que padecen la enfermedad celíaca, pues esto será esencial para mantenerse saludable. Por otro lado, hay personas que, aunque no son alérgicas, si presentan intolerancia al gluten. Estas personas registran síntomas como inflamación, diarrea y dolor en el estómago cuando ingieren alimentos que contienen esta proteína. Por lo tanto, hay dos grupos que no deben adoptar una dieta libre de gluten: los celiacos y las personas que registran molestias después de comer este tipo de alimentos. En cualquier caso, lo más recomendable es acudir con un especialista, quien determinará si puedes o no comer gluten. ¿Qué tiene de malo el gluten?Según los expertos, el gluten no es malo, pues hasta hoy en día no existen estudios científicos que demuestren que consumir alimentos sin gluten mejorará tu salud o ayudará a prevenir varias enfermedades. También puedes leer: 10 alimentos para reforzar tu sistema inmunitario¿Es malo dejar de comer gluten?Aunque este tipo de dieta puede tener muchos beneficios para ciertas personas, dejar de consumir productos con gluten puede tener un efecto adverso en tu salud, ya que estos alimentos suelen contener vitaminas y minerales tales como el hierro y el ácido fólico. Por otro lado, expertos de la Universidad de Harvard indican que los alimentos libres de esta proteína suelen ser más altos en azúcar y grasa, mientras que contienen menos fibra. Además, estudios recientes señalan que las personas que siguen dietas libres de gluten aumentan de peso. Los beneficios del glutenAunque hoy está de moda optar por todo tipo de alimentos libres de esta sustancia, los cuales son más caros, los estudios científicos confirman los beneficios de comer gluten. Una investigación publicada en 2017, la cual contó con la participación de 100,000 personas sin alergias a esta proteína, no encontró evidencia de que una dieta que incluyera gluten estuviera asociada a enfermedades cardiacas. Por el contrario, el estudio señala que las personas que no consumen este tipo de alimentos tienen más probabilidades de padecer enfermedades del corazón. Por si fuera poco, varios estudios han ligado el consumo de cereales con una mejor salid. Las personas que consumen más granos integrales son menos propensas a padecer diabetes tipo 2, derrames cerebrales y otras enfermedades de cardiacas.Ahora que ya sabes que el gluten no es tan malo como parece y si estás seguro de que padeces la enfermedad celíaca o eres intolerante al gluten, es importante que evites esta proteína. Lo más recomendable es acudir con un especialista y mantener una dieta saludable y rica en vegetales, frutas, proteína, leguminosas, semillas, nueces, proteína animal y alimentos libres de gluten, tales como la quínoa, el arroz integral, el amaranto, el maíz, la avena y el trigo sarraceno. También puedes leer:Los múltiples beneficios de comer col Recetas sin glutenEn Kiwilimón nos preocupamos por tu salud, por eso tenemos para ti una amplia selección de recetas libres de gluten para cualquier ocasión, atrévete a probarlas. Postres sin glutenPanes sin glutenRecetas sin glutenGuarniciones sin gluten
3 remedios caseros para evitar el frizz del cabello
El frizz en el cabello es uno de los males más comunes en las melenas, sin importar que sean lacias o rizadas, ni nada en el medio, pero así como podemos usar muchos remedios caseros para la piel, también podemos elaborar algunos para el pelo.El frizz parece inevitable y cepillar mucho el cabello no suele rendir frutos, pues por lo general es el resultado de un régimen de cuidado del cabello inadecuado; por fortuna, un poco de atención adicional es todo lo que se necesita para solucionar el problema y no requiere de gastar dinero en productos costosos ni en tratamientos de salón.El frizz es causado principalmente por resequedad y daño, es decir, el cabello está deshidratado y por eso la parte externa del tallo del cabello que está formada por células muertas que mantienen tu cabello sano y protegido llamada cutícula se eleva, con el fin de dejar entrar la humedad. La atmósfera hace que tu cabello se hinche y se encrespa y eso es el frizz. Esta deshidratación constante provoca daños y por eso el cabello suele lucir encrespado y sin vida. Así que estas son algunas formas caseras de hidratar tu melena.Cómo quitar el frizz del cabello con remedios caserosEl frizz requiere de nutrición y humedad, y existen muchas formas de controlarlo, desde comer bien y beber suficiente agua, hasta preparar mascarillas para el cabello como remedios naturales para tratar el frizz.Mascarilla de huevo y aceite de almendraEl aceite de almendras actúa como emoliente, mientras que el huevo repara los daños en el tallo del cabello con su alto contenido en proteínas. Este es uno de los mejores remedios para el frizz, lo puedes usar una vez a la semana y para hacerlo necesitas:1/4 de taza de aceite de almendra1 huevoCombina el aceite de almendras y el huevo hasta obtener una mezcla suave. Divide tu cabello y comience a aplicar la mezcla sobre el cuero cabelludo y después a lo largo del cabello. Deja actuar por 40 minutos y luego lava con champú y acondicionador, preferiblemente sin sulfatos.Mascarilla de aguacateEsta mascarilla capilar a base de aguacate es un remedio económico y muy eficaz para controlar el frizz, pues contiene vitaminas B y E que nutren el cabello y reparan los daños, mientras que el yogurt limpia y acondiciona profundamente tu cabello.1 aguacate maduro1 taza de yogurtCorta el aguacate y quítale el hueso, luego tritura la pulpa y mezcla con el yogur para obtener una pasta suave y cremosa. Aplícala en tu cabello y déjala reposar durante 40 a 45 minutos. Después lava bien con champú y usa acondicionador. Puedes usar esta mascarilla de una a dos veces por semana.Mascarilla de plátanoLos plátanos son excelentes para acondicionar el cabello, especialmente cuando se combinan con miel, que es un gran humectante. Esta mascarilla de plátano para el cabello se puede usar una vez a la semana y funciona muy bien para el cabello con frizz extremo.1 plátano maduro2 cucharaditas de miel1/3 de taza de aceite de coco o de almendrasTritura el plátano hasta que no queden grumos y entonces agrega la miel y el aceite para formar una pasta suave. Aplica en todo el cuero cabelludo y el cabello, y dejar actuar durante 20 a 25 minutos. Enjuague y lava con champú y después usa acondicionador.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD