Alimentos para un vientre plano

Por Kiwilimón - Mayo 2015

El tipo de alimentos, tu forma de cocinar y hasta tu manera de comer pueden marcar la diferencia entre un vientre ligero y plano, a uno inflamado, con ardores y a una inadecuada metabolización de las grasas.

El secreto está en una buena digestión, la cual consiste en un proceso complejo que se produce gracias a sustancias que segregan los órganos digestivos, determinadas hormonas y el sistema nervioso.

La nutrición cumple un papel decisivo en este proceso: tanto los alimentos que se eligen como su calidad, cantidad, el modo de combinarlos y el orden en que los consumes.

Un vientre hinchado puede radicar en la acumulación de gases por malas digestiones causadas por comer muy rápido, comer y hablar a la vez, masticar poco los alimentos o por una alteración de la flora intestinal.

Recomendaciones:

  1. Evita las bebidas con gas
  2. Disminuye el consumo de legumbres (las lentejas y la soya son las más digestivas) y añade comino e hinojo a la cocción
  3. Mastica y come con tranquilidad
  4. No hables mientras comes
  5. Cuida tu flora intestinal
  6. Evita el estreñimiento
  7. Ingerir alimentos compatibles (no mezclar demasiados hidratos con proteínas)

Claves para mejorar tu digestión

  1. Come verduras y hortalizas crudas, que son regeneradoras de la flora intestinal, así como frutas de color rojo, ricas en betacaroteno
  2. Consume legumbres y cereales germinados (como la alfalfa), ricos en minerales, aminoácidos y enzimas
  3. Ingiere alimentos fermentados, como yogur, kéfir, chucrut y miso, que ayudan a producir células benéficas para la salud.
  4. Toma cereales como la avena, que equilibra el sistema nervioso y soluciona los malestares digestivos, así como otros cereales integrales
  5. Toma polen de abejas, suero de leche o levadura de cerveza
  6. Comienza cada comida con un plato de ensalada
  7. La piña y la papaya te ayudarán a mejorar la digestión tras una comida abundante

Otros alimentos saludables

Tu estómago se sentirá más cómodo si aumentas el consumo de proteínas vegetales, más sanas y con menos calorías. Por ejemplo:

  1. Legumbres con cereales. Lentejas con arroz integral o alubias con maíz, son combinaciones que te aportan mucha fibra (para combatir el estreñimiento) y energía, además de saciar el hambre durante horas.
  2. Semillas de soya. Al igual que la carne, contienen aminoácidos esenciales, pero con menos grasas y calorías. También te pueden ayudar  los derivados de la soja (tofu, yogures, leche).
  3. Levadura de cerveza y germen de trigo. Agrégalos a los cereales del desayuno, a las ensaladas o los yogures.
  4. Lácteos con cereales. Descremados o de soya, son perfectos para un desayuno o una cena: pan integral con queso, yogur con muesli, leche con cereales.
  5. Semillas de sésamo y girasol. Ideales para añadir a las ensaladas o comer entre horas. Aportan vitaminas y minerales, y el sésamo es rico en calcio (mézclalo con yogur o cereal).
  6. Algas. Ricos en minerales y oligoelementos, te alimentan, aportan pocas calorías y tienen 14 veces más calcio que la leche.

¿Te gustaría tener un vientre plano?

Ver artículo original.

Notas recomendadas

  TIPS DE SALUD KIWILIMON  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tener una buena alimentación influye directamente en la salud y en el correcto funcionamiento de todo nuestro organismo y durante el embarazo, la nutrición cobra más importancia que nunca no sólo porque se necesita una mayor cantidad de nutrientes para darle al bebé lo que necesita, sino porque influye directamente en la salud metabólica de tu hijo. Los alimentos deben proveer los nutrientes que tu bebé necesita para formarse y crecer, por ejemplo, el calcio ayuda a desarrollar y mantener los huesos y los dientes fuertes, así que necesitarás más calcio tanto para tu cuerpo como para el bebé en desarrollo. Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition arrojó que la nutrición materna durante el embarazo puede tener un impacto a largo plazo en el peso de los niños y que hay periodos específicos de desarrollo en los que la nutrición influye en el crecimiento de los bebés.Una dieta saludable incluye proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y una correcta hidratación.Proteínas. La proteína es uno de los factores más importantes de la alimentación del embarazo, ya que el bebé crece dentro del útero principalmente a base de proteínas, es decir, de los aminoácidos. Los alimentos ricos en proteínas son las carnes de res, aves, pescado, huevos, granos, nueces, por mencionar algunos.Grasas. Las grasas buenas constituyen uno de los nutrientes esenciales durante el embarazo para el desarrollo del bebé. Alimentos que contienen grasas: aguacate, aceite de oliva, aceite vegetal. Hierro. Una de cada tres embarazadas presenta anemia por falta de hierro durante el último trimestre, ya que es cuando el bebé necesita y absorbe este mineral de los depósitos maternos en mayor cantidad que lo habitual. Algunos de los síntomas que pueden detectarse en una embarazada con carencia de hierro son cansancio, sueño, calambres, y al bebé le llega menor cantidad de oxígeno, lo que puede generar trastornos de diversa gravedad.Calcio. Es necesario para el crecimiento y desarrollo de los huesos y dientes del bebé, para la coagulación de la sangre y para las transmisiones nerviosas. Los alimentos más ricos en calcio son quesos, leche, almendras, entre otros. Otro punto importante es estar bien hidratada. Durante el embarazo, tu cuerpo necesita más agua para ti y tu bebé, por lo que es importante tomar suficientes líquidos todos los días.Durante el periodo de gestación, lo que consumes es la fuente primordial de la nutrición y por lo tanto la formación de tu bebé, es por eso que el vínculo entre lo que tu comes y la salud de tu bebé es tan importante. ¡Cuídate con Santander!LikeU es la nueva tarjeta de crédito sin anualidad de Santander que ofrece beneficios personalizables de acuerdo con tu estilo de vida. Además, ofrece seguridad, apoya a causas y mucho más. Conócela.
Tlaxcala se ubica en un lugar estratégico, justo al centro de la megalópolis mexicana. Su geolocalización, cercana a la capital y a otros estados, históricamente le ha valido bendiciones y una serie de vuelcos a su destino que se tradujeron en el enriquecimiento de la cultura y un sinfín de delicias culinarias que no pasan desapercibidas.El origen de la cocina tlaxcalteca data de más de setecientos años, con el asentamiento de los primeros grupos que conformaron esta gran civilización. “Al estar cerca del eje neo volcánico Tlaxcala recibe muchas aguas de los deshielos que luego se van al subsuelo y que hacen rica y bondadosa a la tierra”, comenta Irad Santacruz, catedrático de la cocina de su entidad por la Culinary Art School. De ahí que la gastronomía emerge entre insumos inmejorables donde la tortilla es reina. No por nada, Tlaxcala significa lugar de tortillas. Para Francisco Molina, uno de los cocineros más emblemáticos del estado y cuyo restaurante Evoka es una parada imperdible en la visita, los ingredientes primordiales de la región son el maíz y el maguey. Este último es el ingrediente que más orgullo le genera: “De él se ocupa todo. Trato de utilizar la filosofía del maguey en mi restaurante”. Del agave se extrae el agua miel y la miel de agave con sus sabores herbáceos; al fermentarlo se produce el pulque; sus pencas se utilizan para cocciones como la barbacoa; hasta con la plaga del maguey, que es el gusano, se elaboran platillos de buena complejidad. Las milpas crecen por las planicies y ofrecen un puñado de ingredientes que terminarán en una buena sopa. Adicionalmente existe el llamado metepantle, un concepto proveniente de la agricultura prehispánica en el que el ecosistema se crea en torno al maguey. “Cada árbol le otorga ciertas características y ciertos nutrientes al piso, dándole una especie de equilibrio a la tierra. Para mí este es básicamente el origen de la cocina tlaxcalteca”, comenta el chef Francisco. No es un secreto que antes de la llegada de los españoles los tlaxcaltecas estaban sometidos a los aztecas. A forma de castigo por querer deslindarse de pagar impuestos a los habitantes de la región se les prohibió la compra de sal y otros insumos. De ahí que los guisos regionales ocupen pocos ingredientes, pero que aunados a la creatividad y las técnicas han hecho posible una buena variedad.“Aproximadamente se obtienen treinta y cinco ingredientes que forman parte de la culinaria tlaxcalteca, de la cocina tradicional” afirma Irad, en los que los más emblemáticos son el mole de ladrillo, el mole prieto y el atole agrio. “El mole prieto es un mole más ceremonial, un mole más líquido que espeso y que se hace con puerco. El mole de ladrillo es un mole también ceremonial de origen otomí”. Por su parte el atole agrio se elabora a partir de especies de maíz rojo y se sirve con un frijol o ayocote en el fondo.El mole que puede encontrarlo a uno en casi todo el estado es el mole de fiesta, pero claro, con ciertas sazones que van mutando en cada comunidad. Junto al estado de México e Hidalgo, comparte la tradición de la mejor barbacoa del país y la técnica del mixiote. De sopas están las tlatlapas, una sopa espesa que se preparara con frijol amarillo, el chileatole verde y la sopa de milpa común en temporada. El insumo predilecto de la época de lluvias es el hongo comestible que es proteína vegetal en guisos y moles típicos. Pero nada de eso terminaría de amalgamar sin el rey de las bebidas milenarias: el pulque. El pulque es cultura, es ingrediente en copiosos platillos, es la predilección de Quetzalcóatl y por lo que tuvo que redimirse en el exilio. En el lado dulce, Tlaxcala es un paraíso por descubrir. “Están los muéganos tradicionales de Humantla, de Santa Ana, de Santa Cruz y de la capital”; pero también están los tlaxcales –tortitas elaboradas con masa de maíz y azúcar–, los dulces de pepita, las conservas de guayaba, de camote, o de cualquier fruta de temporada. No hay que perderse tampoco los burritos –y olvida el gran envoltorio hecho con tortilla de harina–. En Tlaxcala están hechos de maíz a punto de reventar y van cubiertos por aguamiel, piloncillo o azúcar. Otros postres tradicionales son el chacualole, un postre elaborado a partir de calabaza u otras frutas y aromatizado con canela, piel de naranja y clavo, o los buñelos de rodilla y de viento. Por supuesto, en las fiestas patronales, hay que dejarse conducir hasta el aroma de unos panes de feria. Si de gastronomía callejera hay que hablar, el chef Francisco recomienda las tortas de la 2 de abril. “Son unas tortas que vienen con milanesa de cerdo, chalupa, quesadilla de huitlacoche o de queso, todo va frito. Viene con su ensalada, su jitomate y su pan”. Si se prefiere la tortilla por sobre el bolillo, hay que detenerse en una esquina por tacos de canasta, supuestamente originarios de la entidad. Irad recomienda asistir los viernes el mercado alternativo de productores agroecológicos que se instala en el parque de San Nicolás, el tianguis sabatino de Tlaxcala y el de los miércoles de la Loma: “Ahí no solamente encuentras el producto y a las personas, sino que también seguramente vas a comer delicioso en alguno de sus múltiples puestos”. Y es que sí, dar un paseo por este pequeño estado es probar tradiciones bien conservadas en un contexto de haciendas, de leyendas vivas y cruces de camino.
La lechuga es un alimento nutritivo, saludable y muy rendidor, por lo que es el ingrediente perfecto para preparar ensaladas y platillos bajos en calorías y carbohidratos, sin embargo, también se utiliza para darle un toque de frescura a platillos como tacos dorados, pambazos y tostadas de tinga. Sin duda, la lechuga es muy versátil, pues hay opciones para todos los gustos. Cabe mencionar que existen muchos tipos de lechuga, los cuales aportan vitaminas, minerales y otros nutrientes. Entre las variedades más comunes se encuentran las siguientes: lechuga romana, lechuga italiana, lechuga iceberg, lechuga escarola, lechuga morada y lechuga francesa, entre otras. En kiwilimón te contamos sobre todos los beneficios que la lechuga tiene para ti, así como que vitaminas y minerales contiene y por qué es buena idea incluirla en tu dieta. Lechuga: vitaminas y mineralesAunque los beneficios varían dependiendo del tipo de lechuga, en general es un alimento rico en vitaminas y minerales como:Vitamina AVitamina CVitamina KÁcido fólicoCalcioHierroPotasioPor otro lado, la lechuga también contiene fibra, es baja en calorías y sodio y no contiene colesterol, por lo que es el alimento perfecto para aquellas personas que padecen de alguna enfermedad.También puedes leer: ¿Cómo lavar distintos vegetales?Los beneficios de comer lechugaLa lechuga, también conocida como Lactuca sativa, tiene un gran número de efectos positivos para la salud, pues los expertos indican que podría ayudar a combatir la ansiedad y el colesterol, así como a inducir el sueño. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre los beneficios de la lechuga. Lechuga para fortalecer los huesosGracias a que es una buena fuente de vitamina K, la lechuga es el alimento ideal para fortalecer los huesos. Cabe mencionar que la lechuga de hoja roja es la variedad más rica en vitamina K, un nutriente que te ayudará a reducir el riesgo de fracturas. La lechuga contra el colesterolTodo parece indicar que la lechuga es una gran opción para aquellas personas con altos niveles de colesterol, los cuales tienen efectos adversos en el corazón, pues pueden llevarte a tener un ataque al corazón. De acuerdo con estudios en ratones publicados en 2004 y en 2009, la lechuga ayudo a disminuir los niveles de colesterol. AnsiedadUna investigación de 2012 indica que la lechuga contiene propiedades que ayudan a combatir la ansiedad. Por otro lado, el consumo de vegetales de hoja verde también se asocia con la salud cognitiva. HidrataciónDebido a que la lechuga está compuesta por un 95% de agua, es una excelente opción para mantenerte hidratado. Aunque debemos tomar alrededor de 8 vasos de agua al día, una fresca y crujiente ensalada puede contribuir a una mejor hidratación.También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?Mejora la visiónDe acuerdo con los expertos, la lechuga es rica en vitamina A, un nutriente esencial para la vista y los ojos. Cabe resaltar que el consumo de esta vitamina puede reducir el riesgo de padecer cataratas y a prevenir la degeneración macular. ¡Otra buena razón para comer ensaladas y otros platillos con lechuga! Un aliado contra los radicales libresUn estudio reciente señala que la lechuga podría contener antioxidantes, una sustancia que combate a los radicales libres, los cuales son responsable de la aparición de enfermedades como el cáncer. ¿Lechuga para dormir mejor?Los científicos han señalado que diversos extractos de diferentes tipos de lechugas han demostrado que esta sustancia ayuda a promover en sueño, sin embargo, aún hace falta que se realicen más estudios para comprobar su efectividad. Algunos estudios han comparado los efectos de la lechuga sobre el sueño con los del diazepam. Un poderoso antiinflamatorioSegún un estudio publicado en 2010, la lechuga podría tener importantes propiedades antiinflamatorias, lo cual podría ayudar a combatir diferentes enfermedades. Sin embargo, cabe mencionar que aún deben realizarse más estudios. Antes de comer lechugaAntes de preparar cualquier platillo con lechuga, recuerda que es muy importante que laves y desinfectes este ingrediente antes de ingerirlo, pues puede estar contaminado con E. coli u otras bacterias. Una vez que este limpia, guárdala en el refrigerador.También puedes leer: ¿El pollo debe lavarse antes de cocinarlo?¿Cómo preparar la lechuga?Como ya sabes, en kiwilimón tenemos las mejores recetas con lechuga, las cuales son perfectas para cuidar tu salud, cualquier día de la semana. Anímate a probar las recetas que tenemos para ti:Tacos Orientales de AtúnFalafel con EnsaladaEnsalada de Atún con Aderezo de NaranjaSalbutesTacos de Coliflor Estilo BajaEnsalada de Mandarina con Camarón al AjonjolíPapas Rellenas de Ensalada con PolloTacos de Lechuga con Camarón BúfaloEnsalada Alta en Vitamina C
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD