Los 14 cheesecakes favoritos de los lectores de Kiwilimón
Recomendaciones de Bebidas

Los 14 cheesecakes favoritos de los lectores de Kiwilimón

Por Kiwilimón - Septiembre 2017
¿Con fresas, solo, horneado, sin huevo? ¿Cuál de todas las versiones de cheesecake es tu favorita? Les preguntamos a nuestros lectores y descubrimos cuáles son sus recetas favoritas. Te compartimos los 14 cheesecakes favoritos en Kiwilimón. Si te interesa conocer la receta de alguno, recuerda dar clic en el título de cada uno:

Cupcake de cheesecake marmoleados con frambuesa 

Esta versión individual del cheesecake es ideal para reuniones grandes por ser muy rendidora. Te sugerimos revisar el sabor de la salsa de frambuesa antes de agregarla a la mezcla. Si las frambuesas están muy ácidas, pueden darle un sabor agrio al cupcake.

Cheesecake marmoleado de fresa 

El queso y la mermelada hacen la pareja perfecta en esta receta. Aunque puedes preparar este cheesecake con mermelada comercial, te sugerimos hacerlo con mermelada casera. Créenos, ¡notarás la diferencia!

Cheesecake con fresas 

En esta receta usamos también fresas, pero sin integrarlas a la mezcla. De esta manera, las fresas cumplen la doble función de sabor y presentación. Si te preocupan un poco las calorías, recuerda que puedes sustituir algunos ingredientes sin afectar el sabor.

Cheesecake multicolor sin horno 

Originalmente, esta receta se prepara con mermelada de zarzamora, por lo que se sugiere añadir colorante vegetal morado. Pero, ¡no te limites! Combina tus ingredientes favoritos y haz tu propia versión de este cheesecake multicolor sin horno.

Cheesecake tradicional

Para evitar que tu pay de queso quede seco, vigila constantemente el horno y saca el cheesecake cuando el borde esté firme pero el centro se mueva ligeramente. No olvides la ralladura de limón para darle un toque fresco a tu postre.

Cheesecake de galletas de chispas de chocolate y yogurt 

Si no tienes a la mano frutas o mermeladas, puedes darle un toque diferente a tu cheesecake añadiendo galleta triturada al final. Aunque las galletas de chispas de chocolate siempre son deliciosas, también puedes probar con galletas de canela.

Cheesecake helado de fresa de yogurt griego 

Este riquísimo cheesecake no lleva huevo, por lo que no es necesario hornearlo. Pero de todos modos, te sugerimos prepararlo con anticipación para que tenga la textura deseada cuando recibas a tus invitados.

Cheesecake con pistaches garapiñados sin horno 

La combinación de la cremosidad del cheesecake con lo crujiente de los pistaches lleva este postre a otro nivel. Dale el toque final preparando un rico caramelo para los pistaches garapiñados. Aquí te decimos cómo hacerlo.

Cheesecake de queso y fresa fácil 

Ahórrate el tiempo de horneado con esta receta súper sencilla de cheesecake.  Asegúrate de que la mezcla quede uniforme y sin grumos hidratando previamente la grenetina antes de incorporarla al resto de los ingredientes.

Cheesecake de chocolate y avellanas 

Este es definitivamente uno de los cheesecakes que se encuentra dentro del top 5 de los favoritos de nuestros lectores. No sabemos si es la costra de galleta con avellana, el relleno de queso con chocolate o la cobertura de ganache, pero esta receta vuelve locos a todos.

Vasos de cheesecake de nutella 

Para esas ocasiones en las que te llegan visitas de improvisto o que no tienes mucho tiempo para preparar la comida, estos vasitos te pueden sacar del apuro. Si no tienes a la mano crema de avellanas, puedes usar chocolate amargo derretido con crema de leche.

Cheesecake de calabaza 

Si eres de las personas que todo el año está añorando que regrese el otoño, este postre puede ser tu mejor consuelo. Te aseguramos que la mezcla de calabaza con nuez moscada y canela te hará recordar esta hermosa época del año.

Cheesecake marmoleado

Cuando no puedas decidirte entre un pay de queso y uno de chocolate, lo mejor es que te consientas con un postre doblemente delicioso, como este cheesecake marmoleado. Usa chocolate amargo o semiamargo para que contraste con el sabor dulce del queso.  

Cheesecake sin horno 

Esta es la receta consentida de las personas que les gusta disfrutar de un delicioso postre sin complicaciones. Si te parece demasiado dulce este cheesecake, puedes rebajar la leche condensada con un poco de leche evaporada. Ahora que ya conoces los cheesecakes favoritos de nuestros lectores, ¿cuál se te antoja probar este fin de semana? Recuerda compartirnos tus recetas y opiniones en www.kiwilimon.com
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cómo limpiar tu lavadora usando ingredientes caseros
Aunque parezca difícil de creer, debes limpiar tu lavadora cada cierto tiempo, pues aunque esté en constante contacto con detergente y otros productos de limpieza, te podría sorprender lo sucia que puede estar. En Kiwilimón te decimos cómo limpiar tu lavadora fácil y rápidamente, usando ingredientes que seguramente ya tienes en casa. ¿Por qué es importante limpiar tu lavadora?Según los expertos en limpieza, las lavadoras necesitan una limpieza profunda de vez en cuando, ya que acumulan residuos de detergente, productos de limpieza, grasa y mugre, por lo tanto, es importante remover todo esto, ya que es necesario para que tu lavadora funcione correctamente. Por otro lado, mantener tu lavadora en óptimas condiciones será importante para alargar la vida útil de este electrodoméstico, pues es uno de los más caros. También puedes leer: 7 formas de blanquear tu ropa con ingredientes naturales¿Cada cuándo debes limpiar tu lavadora?La buena noticia es que limpiar tu lavadora es muy fácil, pues no necesitas productos especiales o gastar mucho dinero, ¡en Kiwilimón te decimos cómo! Lo primero es determinar qué tan seguido debes limpiarla, esto dependerá de que tan frecuente la uses y qué tipo de productos utilizas. Si usas detergente, cloro y suavizante convencional, los cuales contienen diferentes químicos, deberás limpiar tu lavadora cada tres meses. Por el contrario, si usas productos amigables con el medio ambiente, los cuales no contienen químicos, solo deberás limpiarla una vez al año. Cómo limpiar tu lavadora con ingredientes caseros¡Tenemos excelentes noticias para ti! Si nunca has limpiado tu lavadora, no te preocupes, aquí te decimos cuáles son los ingredientes que debes usar y el proceso paso a paso, no podrás creer lo fácil que es. Los expertos en limpieza recomiendan utilizar dos ingredientes caseros para dejar tu lavadora rechinando de limpia: vinagre y bicarbonato de sodio. Recuerda que es dos ingredientes naturales tiene muchísimos usos en la cocina, pero también a la hora de limpiar toda tu casa. También puedes leer: Cómo hacer que tu ropa salga bien exprimida de la lavadoraLimpiar tu lavadora con vinagre y carbonatoOlvídate de los malos olores y los residuos en tu lavadora en un dos por tres. Ingredientes Vinagre blancoBicarbonato de sodioTrapo limpio y secoAtomizadorCepillo de dientes nuevoInstrucciones Vierte el vinagre blanco en el atomizador y cierra.Rocía el interior de la lavadora con el atomizador y limpia con el trapo. Esto removerá pelusas, residuos, grasa y cualquier otra sustancia.Aplica un poco de la mezcla en la tapa de la lavadora y limpiar muy bien, seguramente encontrarás cabellos, pelusas y todo tipo de suciedad.Vierte alrededor de 2 tazas de vinagre blanco en el dispensador de detergente y enciende la lavadora en el ciclo más largo y selecciona la opción de agua caliente.Añade media taza de bicarbonato de sodio dentro de la lavadora y vuelve a seleccionar el ciclo más largo y el agua caliente.Una vez que termine el ciclo de lavado, limpia las paredes y la puerta de la lavadora con un trapo limpio.Deja la puerta de la lavadora abierta hasta que esté seca por completo.También puedes leer: Cómo elegir la temperatura de la lavadoraMás consejos para mantener tu lavadora limpiaAdemás de usar vinagre blanco y carbonato para mantener tu lavadora limpia y libre de malos olores, también puedes seguir estas recomendaciones. Saca la ropa de la lavadora tan pronto como termine el ciclo de lavado, de esta manera no se quedará con un olor a humedad.Limpia y enjuaga los dispensadores de detergente, cloro y suavizante cada tres usos.Limpia el interior y el exterior de la lavadora con un trapo limpio y húmedo al menos una vez a la semana.Cuando termines de usar la lavadora, recuerda mantener la puerta abierta para que se seque por completo.
3 maneras de hacer exfoliantes caseros y sencillos
Exfoliar la piel no es algo que tengamos que hacer diario, pero de vez en cuando, el órgano que recubre nuestro cuerpo puede beneficiarse mucho de esto y qué mejor si podemos hacerlo con ingredientes naturales y de forma casera.La exfoliación puede ayudar a mejorar la salud y la apariencia de la piel de varias maneras, por ejemplo, puede darle a la piel un aspecto más brillante porque elimina la capa superior de células muertas y también puede estimular la producción de colágeno, para que la piel se mantenga firme y radiante.Otro beneficio de la exfoliación casera es que puede mejorar la eficacia de cualquier crema que uses posterior a hacerlo, así que si exfolias tu piel antes de aplicar una crema, esta penetrará profundamente en lugar de asentarse en la superficie.Por último, estas opciones para hacer exfoliantes caseros y sencillos te permitirán tener un momento de relajación, para poder masajear tu piel, cualquier día que estés cansada o estresada. La forma más fácil aplicar un exfoliante corporal es durante el baño y sólo implica masajear suavemente el exfoliante sobre la piel con movimientos circulares y enjuagar bien con agua tibia.Exfoliante casero con azúcar morena o mascabadoEl azúcar moreno o mascabado es un ingrediente económico y accesible que es más suave para la piel que la sal marina o la sal de Epsom, lo cual lo hace un ingrediente ideal para pieles sensibles. Asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte, para que tu piel no se sienta pegajosa.1/2 taza de azúcar morena o mascabado1/2 taza de aceite de coco (también puedes usar aceite de oliva o de almendra)Mezcla bien el azúcar moreno con el aceite en un tazón. Si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia correcta; también puedes añadir una o dos gotas de un aceite esencial en la mezcla. Cuando estés satisfecha con la consistencia y fragancia del exfoliante, pásalo a un recipiente con tapa, para conservarlo más tiempo.Exfoliante casero de té verdeRico en propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el té verde tiene varios beneficios para la piel, además de que se puede agregar fácilmente a un exfoliante corporal casero junto con otros ingredientes nutritivos.2 bolsas de té verde1/2 taza de agua caliente1 taza de azúcar moreno o mascabado1/4 taza de aceite de coco derretidoColoca las bolsitas de té en el agua caliente y deja reposar hasta que se enfríe. Mientras el té se enfría, coloca el azúcar moreno en un tazón y mezcla con el aceite de coco derretido. Agrega el té frío a la mezcla (es importante que el té esté frío para que el azúcar no se disuelva).Si la mezcla se desmorona demasiado, añade más aceite de coco; si está demasiado líquida, agrega más azúcar morena. Cuando hayas alcanzado la consistencia deseada, coloca el exfoliante en un frasco.Exfoliante casero de caféEl café es uno de los ingredientes más comunes entre los exfoliantes corporales caseros, pues los gránulos son suaves para la piel, pero siguen siendo eficaces para eliminar las células muertas de la superficie de la piel. 1/2 taza de posos de café2 cucharadas de agua caliente1 cucharada de aceite de coco, tibioMezcla los posos de café con el agua caliente y luego agrega el aceite de coco. Si es necesario, agrega más café molido o más aceite para obtener la consistencia correcta y finalmente, pasa la mezcla en un recipiente.Es importante mencionar que estos exfoliantes caseros sólo deben usarse en el cuerpo, no en la cara, pues esta es más sensible que la piel del resto del cuerpo. Además, evita exfoliar la piel si está quemada por el sol, agrietada o rota, enrojecida, hinchada, o recuperándose de una exfoliación química.Si decides agregar algún aceite esencial a tu exfoliante corporal casero, primero haz una prueba de parche con el aceite diluido en la piel para asegurarte de que no te hará reacción en la piel y si tienes la piel sensible o muy seca, habla con tu médico o dermatólogo para averiguar si la exfoliación con un exfoliante corporal es adecuada para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD