10 curiosidades que no sabías sobre el ponche
Bebidas

10 curiosidades que no sabías sobre el ponche

Por Kiwilimón - Diciembre 2016
Estamos a tan solo unos días de arrancar el famoso Maratón Lupe-Reyes y con él inician las posadas. Pero, ¿qué sería de estas famosas festividades sin un delicioso vaso de ponche? A continuación te presentamos 10 datos que seguramente desconocías de esta tradicional bebida mexicana. 1. Actualmente, usamos ingredientes originarios de México, sin embargo, la primera vez que se preparó una bebida similar al ponche fue en India. 2. Justamente, la palabra “ponche” viene de “pãc”, del idioma hindi que significa cinco (por la cantidad de ingredientes que llevaba en un principio). 3. El tejocote, uno de los ingredientes principales del ponche en México, es rico en calcio, hierro, vitamina C y vitamina B. Si te sientes un poco mal por un resfriado, un vaso de ponche calientito puede ayudarte a sentirte mejor. 4. El piloncillo tiene esa forma característica de cono porque se hace en los mismos moldes de las veladoras. 5. El ponche de frutas suele incluirse en la dieta de los astronautas que están en misión en el espacio, debido a su gran aporte vitamínico y calórico. 6. La caña contiene altos niveles de antioxidantes, los cuales ayudan a combatir infecciones y fortalecer el sistema inmunológico. 7. La bebida más popular en las posadas es el ponche. 8. Aunque la receta del ponche puede variar de una región a otra, en general se puede considerar un gran aliado contra el estreñimiento, por la cantidad de fibra de sus ingredientes: ciruela pasa, manzana, tamarindo, etc. 9. A pesar de que tiene grandes propiedades, el ponche también es altamente calórico (aproximadamente 350 calorías por vaso). Así que modera tu consumo. 10. El ponche es una de esas cosas que sabe mejor recalentado. Antes de servirlo, déjalo reposando un par de horas. Los sabores y aromas de los ingredientes se integrarán mucho mejor. El ponche está lleno de vitaminas y minerales, y además sabe delicioso. ¿Necesitas alguna otra razón para tomarlo?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El mundo moderno está en constante descubrimiento de ingredientes que aporten más a nuestra salud, por ejemplo, usar ghee para cocinar, pero ¿qué es ghee y cómo se usa esta ‘mantequilla’?Antes del ghee, vino el aceite de coco, con beneficios como que es una ‘grasa buena’, que no contiene colesterol, pero el ghee además contiene ácidos grasos Omega-3 y ácido butírico, un ácido graso de cadena corta que se considera bueno para el tracto gastrointestinal.Por otra parte, lo que hace destacar al ghee de entre todas las grasas que están disponibles es su sabor ligeramente dulce y a nuez.¿Qué es ghee?El ghee es mantequilla clarificada, es decir, es el resultado de cocinar y reducir a fuego lento mantequilla para eliminar toda el agua, hasta que los sólidos lácteos comienzan a dorarse ligeramente, lo cual le da un toque acaramelado y ligeramente a nuez. Ya que los sólidos lácteos son colados y sólo resta un aceite de cocina dorado y claro, el ghee es ideal para personas intolerantes a la lactosa.Así, esta mantequilla clarificada queda como un concentrado de grasas saturadas, cuyas propiedades incluyen ácidos grasos Omega-3m, ácido linoléico conjugado (que puede tener un efecto anticancerígeno) y ácido butírico.Además, aporta vitaminas liposolubles, en específico vitamina A, E, K2 y B12, pero esta última en una cantidad pequeña; minerales como fósforo, calcio, cinc, cobre y selenio, y ya que es un alimento graso, tiene un aporte calórico alto.El ghee ha sido utilizado desde hace mucho tiempo en países como India y tiene un papel clave en el Ayurveda, la medicina tradicional de la India en la cual es apreciado por sus propiedades antiinflamatorias, digestivas y terapéuticas.Por ejemplo, en Ayurveda se usa para aliviar el estreñimiento o incluso como remedio tópico en quemaduras o afecciones de la piel.Entre los usos más frecuentes de esta mantequilla clarificada se encuentra el de hacer panes, pero el ghee funciona tanto en recetas saladas como en recetas dulces. Por ejemplo, puedes usar ghee para un pollo estofado con cítricos, para dorar unas papas cambray, para hacer curry o para hacer la famosa receta ayurvédica de leche de luna. Puedes conseguir ghee en tiendas de productos orgánicos o incluso hacerlo tú mismo a partir de mantequilla de buena calidad, pero lo importante es que te animes a probar este tipo de grasa que puede guardarse en la alacena, sin necesidad de refrigerarse, y que aguanta temperaturas altas sin quemarse.
Para muchos, la noticia de que Oaxaca haya sido nombrada la mejor ciudad del mundo para viajar no es una sorpresa, porque ¿quién no querría ir a la increíble Oaxaca y disfrutar de su gastronomía y bellos lugares?Ahora esto es oficial después de que la revista Travel and Leisure publicara los resultados de sus premios World Best’s, la edición número 25 de su encuesta a lectores que evalúa experiencias de viaje en todo el mundo.Oaxaca ganó el nombramiento luego de ser calificada a partir de sus lugares de interés (el zócalo, obvio), monumentos (el templo de Santo Domingo, por supuesto), cultura (sus murales), cocina (claramente su mole), la amabilidad, las compras que se pueden hacer ahí y su valor general.La comida en Oaxaca ha sido desde siempre un gran atractivo y en 2008, sus platillos típicos fueron nombrados “Patrimonio cultural inmaterial del Estado de Oaxaca”. Entre ellos, cuenta con 7 variedades de mole, de allá es el característico quesillo (el cual también es conocido como queso Oaxaca), allá se hacen las mejores tlayudas, hay tamales, tasajo, chapulines y nieves y aguas de sabores para refrescarse.De hecho, la lista de este año está encabezada por dos ciudades mexicanas, Oaxaca y San Miguel de Allende, mientras que la tercera posición se encuentra en Vietnam (Hoy An), luego Tailandia (Chiang Mai) y seguida de Italia (Florencia).También tiene mención en el conteo la honorable Ciudad de México en la posición 11 y la hermosa Mérida, en el lugar 24.Así que ahora que poco a poco se reabren los lugares, apuesta por viajes locales y no dudes en ir a conocer o volver a visitar estos increíbles destinos en México, y claro, no dejes de disfrutar de todas las opciones gastronómicas que tienen para ti.
“Esos platones tricolores duraron muy poco tiempo: en un abrir y cerrar de ojos, los chiles desaparecieron de las charolas... Qué lejano estaba el día que Tita se había sentido como un chile que se deja por decencia para no demostrar la gula”, escribía Laura Esquivel en Como Agua para Chocolate. Yo amo este libro, pero sinceramente no concibo el tiempo en el que los chiles en nogada se dejaban olvidados en el fondo de un plato. No sé si para ustedes pero para mí, sería pecado capital ignorar las cinco horas que, por ejemplo, le tomaba a mi abuelo Toyo pelar las nueces de Castilla. Un gancho al hígado a las tres horas que a Doña Mago, la ayudante de mi amada abuela, le tomaba asar, desvenar y pelar los chiles. Ni qué pensar de las otras cinco horas que le tomaba a mi abuelita preparar la nogada, picar todos los elementos del picadillo, cocinarlos y rellenar cada chile. La recuerdo sentada, tomando con sus manos una bolita de picadillo y metiéndola, con todo cuidado, en el interior de un chile. “Si lo haces con cuchara te salen flacos”, decía ella, una persona que perdonaba todo, menos mal comer. En total le tomaba trece horas completar el platillo: ¿a alguien le queda duda de lo mucho que valían la pena?El por qué los chiles en nogada son tan importantes en la gastronomía de México tiene un poco que ver con la sobada y no comprobada historia de Agustín de Iturbide, en cuyo honor las monjas agustinas del convento poblano de Santa Mónica crearon el platillo, o al escritor Artemio de Valle Arizpe con su relato sobre las tres novias, los tres soldados y un plato para recibirlos que llevara los colores de la bandera trigarante. Tal vez el recuento de los chiles en nogada y su importancia merezca un viaje anterior. Uno de conquistas y mestizajes conjugados dentro de un platillo barroco en ingredientes, técnicas y sabores: la carne picada y especiada con sus recuerdos moriscos; los chiles, el tomate y el acitrón (procedente de la biznaga, hoy en peligro de extinción), legado del Nuevo Mundo; las nueces de Castilla y el jerez importados desde España; las especias traídas de Oriente. La importancia del chile en nogada también podría llevarlos a las elegantes cenas de Porfirio Díaz, con sus gustos afrancesados y acentos nacionales. Se dice que el oaxaqueño era un adepto al platillo y lo pedía en la celebración de su cumpleaños. Nadie lo culpa. El chile en nogada nunca deja cortos los deseos del alma.Gerardo Vázquez Lugo, amo y señor de Nicos, –el restaurante consagrado de la lista de los World’s 50 Best Restaurants– dice que la importancia del chile en nogada son sus ingredientes y su origen. Cada platillo salido de su cocina en Azcapotzalco es un mapa que traza una línea recta hacia los productos y los productores de Zacatlán, del Valle de Tehuacán o de Calpan en el estado de Puebla. Hasta sus platones de talavera hacen honor a la zona. El chile en nogada para él es un platillo que, además, “no desperdicia, es de temporada y usa todo lo que hay disponible en ese momento en una región: las manzanas panocheras, el chile poblano, la pera, la granada”. Para el chef Gerardo Vázquez Lugo no hay UNA sacrosanta receta, esa a la que le daríamos por nombre “La buena”. Existen, en cambio, un sinfín de posibilidades que se adaptan a los tiempos y a los hallazgos de cada familia hasta culminar en una receta que se hereda con más emoción que un collar de perlas. Y de ahí su verdadera relevancia: tal como la cocina tradicional mexicana declarada Patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO –un mérito en el que él y muchos otros investigadores y cocineros nacionales tuvieron que ver– “el chile en nogada es cultura ancestral, viva y colectiva de gran orgullo”. Comer un chile en nogada es devorar cultura. Prepararlo, también. Es un momento de unión, de fiesta. Es una suerte de Noche Buena a la mexicana. Para el chef Gerardo, “implica tradición, temporalidad e ingredientes”. Y mejor aún, “nos reúne alrededor de la cocina. Esa es la celebración”. En los próximos días y hasta el quince de septiembre seguiremos hablando de la importancia de los chiles en nogada. Les daremos algunos tips y sugerencias de cómo hacerlos en casa. Hablaremos de sus ingredientes y de algunas leyendas de su preparación como el chef Gerardo Vázquez Lugo y muchos otros investigadores férreos de la culinaria mexicana. Que comiencen los juegos del chile en nogada y que la caminadora nos agarre prevenidos.Recetas en nogada para iniciar la temporada:Chile en nogada capeadoChile en nogada sin capear
Durante esta pandemia, el uso del cubrebocas se traduce en empatía hacia los demás, pues al portarlo no sólo vemos por nuestra salud, sino también por la de las personas que nos rodean.No obstante, muchos creen que no sirve de nada o, peor aún, otros tantos no creen que el coronavirus covid-19 sea real. Esto sucede no sólo en México, sino también en Estados Unidos y otras partes del mundo.Ante una falta tan grave e importante, nada mejor que combatirlo con ciencia, por lo que el científico más genial de la tele decidió comprobar su eficacia, con un video en Tik Tok que ya se ha vuelto viral.Ya existe un cubrebocas transparente y autosanitizante, conoce todo sobre él aquí.Con ejemplos sencillos para que todos entendamos, Bill Nye, el científico, demostró con una vela, una bufanda y un cubrebocas que usarlo sí ayuda a prevenir la propagación del nuevo coronavirus.Para demostrar cómo los cubrebocas “evitan que las partículas de mi sistema respiratorio entren en el aire y luego entren en tu sistema respiratorio”, Nye explica que lo que hacen los también llamados barbijos es bloquear el movimiento del aire.Una bufanda, por ejemplo, está diseñada para bloquear el movimiento del aire alrededor de la garganta para mantener el cuerpo caliente, pero una bufanda no es particularmente efectiva para bloquear las partículas respiratorias y el científico lo comprobó apagando fácilmente una vela encendida mientras sostenía una sobre su boca. Nye prueba después un cubrebocas de tela casero, hecho con dos capas de tela y con un limpiapipas alrededor del puente de la nariz. “Bloquea el movimiento del aire de manera muy efectiva”, dice el científico luego de intentar apagar la vela repetidamente mientras lo lleva sobre su boca y nariz. “Si usas uno de estos, te estás protegiendo a ti mismo y a quienes te rodean”.Finalmente, hace la misma prueba con la vela, pero usando una mascarilla N95 y la llama ni siquiera titila.Bill Nye concluye con algo muy sencillo: Sí, usar un cubrebocas te protege a ti, “pero la razón principal por la que queremos que uses uno es para protegerme yo de ti, y de las partículas de tu sistema respiratorio que pueden entrar en mi sistema respiratorio”, dice muy seriamente.Como el científico dice, este es un tema de vida o muerte, literalmente, así que cuando salgas a la calle y estés en lugares públicos, por favor, ¡usa un cubrebocas!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD