7 bebidas con whisky que querrás preparar en esta cuarentena
Bebidas

7 bebidas con whisky que querrás preparar en esta cuarentena

Por Kiwilimón - Abril 2020
Ser tu propio barman en casa puede ser un gran forma para sacar los talentos que llevas dentro, o para sorprender con la preparación de alguna de estas bebidas con whisky, más allá de mezclarlo sólo con un refresco.

Si todavía no lo sabes, una de las mejores opciones para curar corazones rotos o cambiar de mood por completo es, sin lugar a duda, preparar alimentos y eso incluye bebidas con o sin alcohol. ¿Por qué sucede esto? Debbie Mandel, autora de "Addicted to Stress", explica que esto "sirve como una salida creativa".

Así que, dicho lo anterior, queremos guiarte con esta lista de 6 bebidas con whisky que querrás preparar cualquier día, para refrescarte o pasar el rato.

Para hacer algún cóctel como el de tu bar favorito, puedes usar Johnnie Walker, una marca de whisky que ha conquistado los corazones y paladares más exigentes.

Para preparar un Johnnie Lemon, vamos a necesitar los siguientes ingredientes: 50 ml de Johnnie Walker Red, refresco de limón y para servir, cáscara y una rodaja de naranja.



Si lo que quieres es preparar una opción más clásica, puedes optar por el Johnnie Sour, que lleva tan sólo 45 ml de Johnnie Walker Red, 30 ml de limón, 25 ml de jarabe natural Top Agua Mineral; para decorar, algo muy sutil como una rodaja de limón.

Para una bebida más atrevida con esta variedad, prepara un Johnnie Fire, que lleva 30 ml de Johnnie Walker Red, 20 ml Smirnoff Tamarindo, refresco de toronja y una rodaja de toronja y naranja.



Por otro lado, si tú eres de las personas que prefiere la presentación Johnnie Walker Black, puedes arriesgarte con un Johnnie Beer que tiene un sencillo paso a paso en el que sólo mezclas 50 ml JW Black con 25 ml jarabe natural, 20 ml jugo de limón (shakeado con jengibre) y cerveza clara, ¿te atreverías a probarlo?



Sabemos que a algunas personas les gusta la coctelería más enfocada en sabores frutales, por lo que una bebida con whisky ideal ellas podría ser esta, que lleva un toque de durazno. Hablamos del Johnnie Peach, que se prepara con 50 ml Johnnie Walker Black, 10 ml jugo de limón, 10 ml licor de durazno medio vaso con agua mineral y medio vaso con té de durazno (artificial tipo Lipton) y una ramita de tomillo.



En la misma línea de las bebidas frutales que tengan whisky, puedes optar por el Johnnie Pinneapple, que lleva como ingredientes 50 ml Johnnie Walker Black, 30 ml jugo de piña, limón amarillo, 15 ml de miel de agave y 10 ml de jerez.





Lo mejor de todo es que, cuando prepares tu bebida favorita para refrescarte y compartir con una persona especial o con tu familia, podrás acompañarla con alguna botana casera y seguramente será un gran ejercicio lúdico en tu día.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las dietas detox han ganado popularidad, pues con este tipo de plan alimenticio a corto plazo se pueden eliminar toxinas del cuerpo, por medio de ayuno y dieta estricta de frutas, verduras, jugos de frutas y agua, por ejemplo.Entrevistado por la editora en jefe de kiwilimón, Shadia Asencio, el experto en trofología Israel Chirino indica que lo ideal sería practicar un detox tres veces al año, pero de no ser posible, al menos una.Las terapias de desintoxicación se recomiendan con mayor frecuencia debido a la posible exposición a sustancias químicas tóxicas, ya sea en el medio ambiente o en la dieta, por ejemplo, con los alimentos procesados, los cuales pueden incluir contaminantes, productos químicos sintéticos, metales pesados y otros compuestos nocivos.Los alimentos procesados son cualquier alimento que haya sido enlatado, cocinado, congelado, pasteurizado o empacado. Si bien muchos de estos muchos alimentos procesados pueden ser parte de una dieta saludable, algunos altamente procesados están cargados de sal, azúcar, aditivos y conservadores que pueden dañar la salud.Con esto en mente, reducir el consumo de estos alimentos altamente procesados y así desintoxicar el cuerpo de ellos puede ser una forma efectiva de mejorar no sólo la salud, sino también la calidad de tu dieta, puedes empezar de a poco, con nuestro reto detox, por ejemplo, pero a continuación también te dejamos algunas otras formas de eliminarlos.Prepara versiones caserasPreparar tus alimentos procesados favoritos en casa te da un control total de lo que pones en tu plato, además de que te permite experimentar con nuevos ingredientes. Por ejemplo, puedes hacer chips de verduras, palomitas de maíz, barras de granola, salsa para pasta y hasta tu propia mayonesa o queso crema.Bebe más aguaLas bebidas azucaradas como los refrescos, el té dulce, los jugos de frutas y las bebidas deportivas tienen un alto contenido de azúcar y calorías, pero un bajo contenido de nutrientes esenciales. Si estás acostumbrado a beberlas constantemente, cambiar gradualmente estas bebidas por agua a lo largo del día será una gran forma de reducir los procesados y mejorar la calidad general de tu dieta.Puedes probar con agua con gas o saborizada con frutas o hierbas, si el agua simple no es su bebida favorita. Haz cambios sencillos en tus comidasHay muchos intercambios saludables que puedes hacer para dejar de comer productos procesados. Por ejemplo:Cambiar el cereal azucarado por un tazón de avena con fruta fresca.Prepara tus propias palomitas de maíz en la estufa en lugar de hacer palomitas de microondas.Prepara vinagretas caseras con aceite de oliva y vinagre para ensaladas en lugar de usar aderezos procesados.Haz una mezcla de frutos secos, semillas y frutas secas como una alternativa saludable a las variedades compradas en la tienda.Comienza con los cambios poco a poco o prueba nuestro reto de 10 días y comprueba los beneficios que una desintoxicación de alimentos procesados puede tener para ti y la salud de tu cuerpo.
En diciembre no sólo nos reunimos para compartir alimentos, también suele ser un mes en el que bebemos mucho. Así que para empezar el año de cero, con un poco más de dinero y energía, quizá quieras poner en práctica enero sin alcohol.Un mes sin consumir tiene varios beneficios, por ejemplo, te ayuda a resetear tu relación con este tipo de bebidas, además de que también puede ayudarte a bajar de peso o incluso con tus niveles de azúcar.Enero seco (Dry January en inglés) o enero sin alcohol comenzó en 2012 como una iniciativa de Alcohol Change UK, una organización benéfica británica, con el fin de "deshacerse de la resaca, reducir la cintura y ahorrar mucho dinero al dejar el alcohol durante 31 días".Ahora millones de personas participan en este reto y este desafío se ha expandido a Estados Unidos, donde más estadounidenses se dan cuenta cada año de los beneficios de probar la sobriedad por un mes.La creciente conciencia surge cuando estudios recientes no han encontrado evidencia de que el consumo ligero de alcohol pueda ayudar a mantener a las personas saludables. De hecho, más de cinco tragos a la semana en promedio pueden quitar años de vida a una persona, según descubrieron los investigadores.Dejar un hábito sólo toma tres semanas y probar con un mes sin alcohol podría darte los siguientes beneficios y marcar una gran diferencia:Por ejemplo, un estudio descubrió que los bebedores habituales que se abstuvieron de beber alcohol durante solo un mes tenían una “disminución rápida” de ciertos mensajeros químicos en la sangre que están asociados con la progresión del cáncer. Los participantes también vieron mejoras en su resistencia a la insulina, peso y presión arterial.Casi las tres cuartas partes (71 %) de las personas que participaron en Enero Seco dijeron que dormían mejor y 67 % tenía más energía, según un estudio de la Universidad de Sussex. Más de la mitad, 58 %, perdió peso y 54 % reportó una mejor piel.Así que si entre tus propósitos de año nuevo incluiste beber menos o bajar de peso, probar con este reto de un mes sería una gran forma de poner en práctica lo que quieres conseguir. También puedes seguir nuestro reto détox, el cual las nutriólogas de kiwilimón Te cuida diseñaron para que le des a tu cuerpo un respiro de los procesados, con alimentos nutritivos y ligeros.
El pan de masa madre ha existido desde hace miles de años, sin embargo, comenzó a ganar popularidad desde hace un par de años hasta convertirse en todo un fenómeno durante la pandemia de COVID-19, cuando miles o millones de personas en todo el mundo comenzaron a experimentar con la fermentación y el proceso de preparación de este tipo de pan desde casa. De acuerdo con los expertos, todo indica que el pan de masa madre se originó en Egipto alrededor del año 1500 a. C., pues cabe recordar que en esos años no existía la lavadura que ahora usan los panaderos para fermentar la masa de una manera industrial, un método mucho más rápido que el artesanal. A diferencia de la manera en que se prepara el pan más comercial, el pan de masa madre se elabora a través de un proceso mucho más largo y laborioso, en el cual las bacterias y el ácido láctico presentes en la masa comienza un proceso de fermentación natural. Si preparas este tipo de masa, notarás que la masa comienza a tener burbujas y se expande poco a poco. También puedes leer: Diferencias entre probióticos y prebióticosAhora que el pan de masa madre es mucho más popular y accesible, en kiwilimón te contamos más sobre este tipo de pan, cuáles son los nutrientes que contiene y si es más saludable que el pan normal o de caja. ¡Te sorprenderán sus muchos beneficios para la salud!¿Qué nutrientes contiene la masa madre?Según los expertos, este tipo de pan contiene todo tipo de nutrientes, como podrás ver a continuación:Ácido fólico Fibra Hierro Manganeso Proteína Selenio Vitamina B3También puedes leer: Pan tostado con requesón, el nuevo desayuno viralLos beneficios de comer pan de masa madreGracias al proceso natural de fermentación, el pan de masa madre tiene muchos beneficios para la salud, a continuación te contamos cuáles son.No eleva tus niveles de azúcar en la sangreA diferencia del pan de caja o el pan convencional, los cuales contienen una gran cantidad de azúcar y no es muy nutritivo, el pan de masa madre no tiene un índice glucémico tan alto como el pan normal y el azúcar no entra de manera tan repentina a la sangre. A lo largo de los años se han realizado estudios sobre los efectos de este tipo de pan, los cuales han demostrado que los participantes que consumían pan de masa madre tenían niveles de azúcar e insulina mucho más bajos que aquellos que consumían pan que se había fermentado con levadura seca. Cabe mencionar que aún falta más evidencia científica que explique este fenómeno, sin embargo, algunos expertos han señalado que es posible que se deba a que, durante la fermentación, la masa madre produce ácidos, los cuales podrían ser los responsables de que este tipo de pan no incremente los niveles de azúcar en la sangre.Un pan rico en antioxidantesOtro de los grandes beneficios del pan de masa madre es que es rico en antioxidantes, pues diferentes estudios científicos han señalado que este pan contiene péptidos, un tipo de antioxidantes que podría ayudar a combatir todo tipo de enfermedades. También puedes leer: 5 tips para mantener el pan frescoEl pan de masa madre mejora la digestiónEl ácido láctico y las levaduras naturales presentes en la masa madre realizan procesos químicos que te ayudarán a digerir los alimentos, especialmente los granos, de una mejor manera. Por si fuera poco, se cree que el proceso de fermentación podría resultar en la producción de prebióticos, un tipo de fibra que es esencial para una buena salud intestinal. En general, la fermentación de la masa también es un proceso durante el cual se descomponen los compuestos presentes en los granos, lo que hace que se digieran de una manera más fácil.¿El pan de masa madre es más nutritivo que el pan normal?Después de aprender que este tipo de pan es rico en nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes, podemos afirmar que si es más saludable. Por otro lado, es una buena opción para las personas que no pueden consumir grandes cantidades de azúcares, pero cabe mencionar que debe consumirse con moderación. Además, este pan también es rico en antioxidantes, probióticos y mejora la digestión, por lo que es una gran opción para mantener una dieta saludable.
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD