7 destilados típicos que tienes que conocer de América Latina
Bebidas

7 destilados típicos que tienes que conocer de América Latina

Por Eloísa Carmona - Julio 2020
Hay muchas bebidas famosas que son referentes para sus países, por ejemplo, un pisco sour, para Chile, o un mojito, para Cuba. Pero más que mezclas, también hay destilados que valen mucho la pena en América Latina.

Antes, tienes que saber qué es un destilado. Los destilados son fermentados que pueden obtenerse de cereales (cebada, centeno o arroz), tubérculos (papa), frutas (manzana), así que ahora que sabes de dónde provienen, tienes que conocer y probar estos, de América Latina.

1. Mezcal

El mezcal es 100 por ciento mexicano y proviene del agave. Existen muchos tipos de mezcal: minero, espadín, pechuga, pero lo importante es que se toma solo y se suele acompañar de rodajas de naranja y sal de gusano.

2. Pisco

Este destilado es referente de dos países, Chile, Perú, y se obtiene de dos tipos de uvas que se dan en esa región, llamadas uvas pisqueras.

3. Tequila

Otro famoso y con Denominación de Origen es el tequila, que se produce en ciertas regiones de México, como Tequila, Jalisco, pero también en Nayarit, Michoacán, Guanajuato y Tamaulipas. Por supuesto, viene del agave y los cuatro tipos de tequila que puedes encontrar son blanco, reposado, añejo y extra añejo.

4. Grappamiel

Esta bebida se hace a partir de grappa, un destilado de las semillas, tallos y cáscaras de uvas, y miel. Se toma solo y con mucho hielo en el verano, y es típica de Uruguay.

5. Cachaza

Originaria de Brasil, la cachaza se hace de caña, como el ron, pero la bebida brasileña se hace a partir del jugo fermentado y luego destilado. La bebida que ha llevado a la cachaza a la fama mundial es la caipirinha.

6. Aguardiente

Derivado de la caña de azúcar, pero tratado con anís, el aguardiente es el sello de Colombia en cuanto a destilados. Posee un sabor un tanto dulce y se toma solo, mezclado con agua mineral y muchos hielos.

7. Ron

Aunque realmente es originario de Medio Oriente, pero cuando llegó la caña a América, este destilado se consolidó en Cuba y ahora es más latino y mundialmente conocido por los deliciosos mojitos. A diferencia de la cachaza, el ron se hace a partir de la melaza de caña.

¿Qué otros destilados conoces y cómo se toman?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las recetas de ceviche de pescado no suelen variar mucho en sus ingredientes y su paso a paso, pero lo que sí puede ser diferente es el tipo de pescado que se puede usar.El ceviche es un platillo con mucha historia, perfecto para el verano y muy fácil de hacer, originario de Perú, aunque también tiene versiones en Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, incluso México, pero sólo en Perú es considerado patrimonio cultural.Para preparar este fresco platillo que no se cocina con calor, se requiere de marinar el pescado (aunque también se hace ceviche de mariscos) en cítricos como limón y lima ácida, y se llegó a usar naranja agria también. La mayoría de las versiones lleva además chile, cilantro, cebolla y tomate.Por ejemplo, nuestra receta de ceviche tradicional señala en los ingredientes una taza de filete de pescado, 1/2 tazas de jitomate, dos cucharaditas de cebolla, dos cucharadas de chile serrano, tres cucharadas de cilantro fresco, una cucharadita de pimienta negra molida, el jugo de 5 limones y una cucharada de sal.¿Pero qué pescado es el que se requiere comprar? Los tipos de pescados para comer son varios, por ejemplo, hay pescados azules (como el atún, las sardinas y el salmón), pescados blancos (como el bacalao, la merluza o el cazo) y pescados semigrasos (como la trucha). A continuación, te explicamos cuáles son los ideales para hacer ceviche.Qué pescado comprar para hacer cevicheDe acuerdo con Yamilette González, coordinadora de chefs de Kiwilimón, los mejores pescados para hacer ceviche son el filete de mojarra, mero, tilapia, huachinango, corvina o blanco del Nilo.Cualquiera que elijas, lo más importante es que compres el pescado lo más fresco posible, pues esto hará que tu ceviche tenga un sabor fresco. Otro punto importante es que marines el pescado ya cortado en cubos, que lo dejes reposar en el marinado por lo menos 20 minutos y que lo hagas en refrigeración.Todo esto te asegurará un ceviche delicioso, perfecto para comer en verano y con todo el sabor del pescado que elijas.Pon a prueba estos consejos y prepara uno de estos ceviches en casa:Ceviche de pescado  Ceviche de pescado al tamarindoCeviche de pescado con naranja
El té negro es una de las bebidas más populares en todo el mundo, pues entre sus propiedades cuenta con cafeína, antioxidantes y flavonoides, por ejemplo, además de que sirve para mejorar la atención.Está hecho de las hojas de un arbusto llamado Camellia sinensis y a través de un proceso llamado oxidación (donde las hojas son expuestas a aire húmedo y rico en oxígeno) consigue su color negro parduzco. ¿Para qué sirve el té negro?El uso más común del té negro es para estar alerta y tener energía, por lo que muchas personas lo toman en lugar del café. Además, existe suficiente evidencia científica que demuestra que sí funciona de esta forma, pues el té negro contiene cafeína y también un poco de una sustancia estimulante llamada teofilina. Ambos pueden acelerar tu ritmo cardíaco y hacerte sentir más alerta.Otra de las propiedades del té negro es que está lleno de polifenoles, antioxidantes que pueden ayudar a proteger tus células del daño del ADN y que sirven para ayudar a prevenir diversas enfermedades, sobre todo relacionadas con el corazón. De acuerdo con la evidencia científica, los antioxidantes en el té negro pueden reducir la aterosclerosis (arterias obstruidas), especialmente en las mujeres y también pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco o enfermedad cardiovascular.Como sucede con muchos otros elementos naturales, el té negro aún requiere de mucha más investigación para sacar conclusiones concretas sobre sus beneficios, pero hasta ahora, hay indicios de que beber té negro regularmente puede ayudar también a reducir el riesgo de diabetes, colesterol alto, cálculos renales, enfermedad de Parkinson y osteoporosis.Cómo se toma el té negroCuando se habla de beber una cantidad moderada de té negro, esto por lo general se refiere a tomar de una a cuatro tazas al día. Por lo general, se encuentra fácilmente en los supermercados y puedes beberlo caliente o frío para obtener sus beneficios.Para evitar efectos secundarios indeseados relacionados con la cafeína, se recomienda no tomar más de cuatro o cinco tazas al día, pues podría provocar ansiedad y dificultad para dormir, respiración agitada o dolor de cabeza, entre otros.Aparte de eso, el té negro es un gran aliado para cuando buscas una bebida energética sin endulzar y con menos cafeína que el café.Su sabor es fuerte y único, así que no tomarlo será igual de fácil que aprovechar sus beneficios. Prueba el té de canela para aprovechar beneficios antioxidantes, al igual que con el té verde o el té negro.
Definitivamente, cocinar no es para todos o al menos, no para todos los momentos, porque a cualquiera le llega ese día en el que no tiene ganadas de nada, mucho menos de ponerse a cocer pollo, verduras o carne, aunque mueras de hambre.Pero la comida es tan noble que hasta para esos momentos tiene cosas deliciosas que ofrecerte y, de hecho, puedes crear una comida completa con varios ‘snacks’, porque la diferencia principal entre un snack, tentempié o bocadillo es cultural, más que nutricional.Claro, cabe mencionar que si sólo comes una manzana con un poco de crema de cacahuate, eso sigue siendo un bocadillo. La clave para preparar una comida que te mantenga lleno y con energía durante tres o cuatro horas, como una comida normal, es incluir una variedad de nutrientes y alimentos. Lo más sencillo es combinar al menos cuatro alimentos diferentes, y tres o cuatro grupos de alimentos. Esto te ayudará a garantizar que estás comiendo lo suficiente, así como un buen equilibrio de grasas, proteínas, carbohidratos y fibra.El otro truco para lograr convertir snacks en comida es servirlos juntos en un plato, en lugar de sólo picotear cosas una por una. Ahora, para inspirarte un poco, te dejamos estos ejemplos, pero recuerda que comer balanceado implica conocerte, conocer tu cuerpo y, sobre todo, tener una guía de un profesional cuando quieres realizar cambios en tu dieta.1. BaguetteUn almuerzo sencillo puede estar inspirado en un baguette, con el que puedes aprovechar los distintos estilos y sabores del pan (centeno, ajo, natural) y añadir queso crema, vegetales, como pepino, tomate, pimientos, aceitunas, y finalmente agrega salmón ahumado o un huevo duro. Si llevas una dieta vegana, puedes omitir el salmón y usar queso crema a base de tofu.2. Bowl de yogurtUn bowl de yogurt es ideal para cuando tienes hambre, quieres una comida que no se cocine y tienes antojo de algo dulce. Para hacerlo sólo cubre yogurt natural con una cucharada de crema de nuez (como almendras o cacahuate) un plátano en rodajas, nueces picadas o almendras, avena, semillas y frutas secas, granola, además de un puñado de fruta fresca, si te hace falta un poco de dulce, añade un poco de miel.3. SmoothieSi te detienes a pensarlo, la mayoría de los smoothies son en realidad un montón de snacks diferentes, como frutas, lácteos y nueces, que sólo mezclas en la licuadora.Para convertirlos en un desayuno abundante y energizante, mezclar kéfir con plátano, bayas, granola y crema de nueces. Puede usar cualquier fruta fresca o congelada y no dudes en añadir yogurt, queso cottage o leche para el kéfir; nueces enteras para la crema de nueces; y muesli (o avena natural) para la granola. 4. Plato de cereal aumentadoUn tazón de cereal con leche es delicioso, pero no es del todo una comida completa. Para convertirlo en un desayuno o cena abundante, puedes agregar nueces o semillas (almendras fileteadas, nueces picadas, semillas de girasol tostadas) y frutas frescas o secas (fresas en rodajas, pasas, arándanos secos) a tazones de Cheerios, por ejemplo, con leche reducida en grasa o mejor aún, una leche a base de plantas, como soya o cualquier otra rica en proteínas.
“Esos platones tricolores duraron muy poco tiempo: en un abrir y cerrar de ojos, los chiles desaparecieron de las charolas... Qué lejano estaba el día que Tita se había sentido como un chile que se deja por decencia para no demostrar la gula”, escribía Laura Esquivel en Como Agua para Chocolate. Yo amo este libro, pero sinceramente no concibo el tiempo en el que los chiles en nogada se dejaban olvidados en el fondo de un plato. No sé si para ustedes pero para mí, sería pecado capital ignorar las cinco horas que, por ejemplo, le tomaba a mi abuelo Toyo pelar las nueces de Castilla. Un gancho al hígado a las tres horas que a Doña Mago, la ayudante de mi amada abuela, le tomaba asar, desvenar y pelar los chiles. Ni qué pensar de las otras cinco horas que le tomaba a mi abuelita preparar la nogada, picar todos los elementos del picadillo, cocinarlos y rellenar cada chile. La recuerdo sentada, tomando con sus manos una bolita de picadillo y metiéndola, con todo cuidado, en el interior de un chile. “Si lo haces con cuchara te salen flacos”, decía ella, una persona que perdonaba todo, menos mal comer. En total le tomaba trece horas completar el platillo: ¿a alguien le queda duda de lo mucho que valían la pena?El por qué los chiles en nogada son tan importantes en la gastronomía de México tiene un poco que ver con la sobada y no comprobada historia de Agustín de Iturbide, en cuyo honor las monjas agustinas del convento poblano de Santa Mónica crearon el platillo, o al escritor Artemio de Valle Arizpe con su relato sobre las tres novias, los tres soldados y un plato para recibirlos que llevara los colores de la bandera trigarante. Tal vez el recuento de los chiles en nogada y su importancia merezca un viaje anterior. Uno de conquistas y mestizajes conjugados dentro de un platillo barroco en ingredientes, técnicas y sabores: la carne picada y especiada con sus recuerdos moriscos; los chiles, el tomate y el acitrón (procedente de la biznaga, hoy en peligro de extinción), legado del Nuevo Mundo; las nueces de Castilla y el jerez importados desde España; las especias traídas de Oriente. La importancia del chile en nogada también podría llevarlos a las elegantes cenas de Porfirio Díaz, con sus gustos afrancesados y acentos nacionales. Se dice que el oaxaqueño era un adepto al platillo y lo pedía en la celebración de su cumpleaños. Nadie lo culpa. El chile en nogada nunca deja cortos los deseos del alma.Gerardo Vázquez Lugo, amo y señor de Nicos, –el restaurante consagrado de la lista de los World’s 50 Best Restaurants– dice que la importancia del chile en nogada son sus ingredientes y su origen. Cada platillo salido de su cocina en Azcapotzalco es un mapa que traza una línea recta hacia los productos y los productores de Zacatlán, del Valle de Tehuacán o de Calpan en el estado de Puebla. Hasta sus platones de talavera hacen honor a la zona. El chile en nogada para él es un platillo que, además, “no desperdicia, es de temporada y usa todo lo que hay disponible en ese momento en una región: las manzanas panocheras, el chile poblano, la pera, la granada”. Para el chef Gerardo Vázquez Lugo no hay UNA sacrosanta receta, esa a la que le daríamos por nombre “La buena”. Existen, en cambio, un sinfín de posibilidades que se adaptan a los tiempos y a los hallazgos de cada familia hasta culminar en una receta que se hereda con más emoción que un collar de perlas. Y de ahí su verdadera relevancia: tal como la cocina tradicional mexicana declarada Patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO –un mérito en el que él y muchos otros investigadores y cocineros nacionales tuvieron que ver– “el chile en nogada es cultura ancestral, viva y colectiva de gran orgullo”. Comer un chile en nogada es devorar cultura. Prepararlo, también. Es un momento de unión, de fiesta. Es una suerte de Noche Buena a la mexicana. Para el chef Gerardo, “implica tradición, temporalidad e ingredientes”. Y mejor aún, “nos reúne alrededor de la cocina. Esa es la celebración”. En los próximos días y hasta el quince de septiembre seguiremos hablando de la importancia de los chiles en nogada. Les daremos algunos tips y sugerencias de cómo hacerlos en casa. Hablaremos de sus ingredientes y de algunas leyendas de su preparación como el chef Gerardo Vázquez Lugo y muchos otros investigadores férreos de la culinaria mexicana. Que comiencen los juegos del chile en nogada y que la caminadora nos agarre prevenidos.Recetas en nogada para iniciar la temporada:Chile en nogada capeadoChile en nogada sin capear
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD