Bebidas calientes para la época de frío
Bebidas

Bebidas calientes para la época de frío

Por Kiwilimón - Noviembre 2011
El frío está llegando y las bebidas calientes no deben hacer falta. Existe una gran variedad de recetas para preparar bebidas calientes deliciosas, mismas que pueden ser parte de una buena reunión familiar o con los amigos. Aquí te dejamos algunas recetas que te servirán por mucho.
  • Atole de Almendra. El atole es una bebida de origen prehispánico que se toma en México y otros países de Latinoamérica. Esta receta es una mezcla del atole tradicional con un toque moderno al hacerlo con almendras. La bebida se toma caliente.
  • Café de Olla. Un café típico mexicano endulzado con piloncillo.
  • Café Irlandés. La clásica receta del café irlandés con whisky.
  • Chocolate Caliente. Una bebida para calentar en los meses de frio a toda la familia. La receta de chocolate caliente cuenta con leche para consistencia y chocolate amargo para un sabor delicioso.
  • Chocolate Caliente con Menta. Este rico chocolate caliente es ideal para las epocas navideñas.
  • Cidra de Manzana. Una bebida tradicional navideña con una base de jugo de manzana.
  • Pimm's Punch Navideño. Esta rica bebida se sirve caliente con canela. Está hecha con Pimm´s, brandy, jugo de manzana y canela.
  • Ponche. Una bebida tradicional mexicana con frutas secas y de estación navideñas.
  • Ponche con Vino Tinto. Delicioso Ponche de frutas y vino tinto elaborado con productos H-E-B.
  • Ponche de Navidad. Delicioso Ponche de Navidad elaborado con tejocotes, guayabas, pasas, manzanas y vino tinto.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si hay algo que todos anhelamos y queremos alcanzar es la felicidad y pese a que es un concepto ambiguo, todos tenemos nuestra idea de lo que significa.Hoy en día vivimos en un estrés constante, las preocupaciones, la carga de trabajo, deudas, cansancio y demás, que nos pueden consumir y evitar que disfrutemos de los pequeños momentos de la vida.Para que los momentos negativos no abarquen una parte importante de tu día a día, es importante celebrar todas las conquistas que hacemos y todos los retos que conseguimos. Festejar los logros, por más pequeños que sean, mejora la capacidad de crear buenos hábitos, te ayudará a mejorar tus relaciones, a aumentar tu seguridad y autoestima, y te impulsará a alcanzar tus objetivos personales. Conocer la importancia de celebrar los logros es lo que diferencia a las personas que disfrutan la vida, que son aventureras, de las personas que se sienten estancadas en la rutina o en resentimientos por decisiones que tomaron en el pasado.Celebrar implica tomarnos un momento, ponerle una pausa a la rutina y realizar actividades en festejo por algo que sucedió. Es dejar a un lado lo que estamos haciendo para organizar algunas actividades especiales para recordar o aplaudir algo que pasó.Además, hacerlo no tiene por qué implicar un gasto, pues se trata de darte un momento para reflexionar en lo que has logrado. Por ejemplo, puedes celebrar simple y sencillamente preparándote tu comida favorita, leyendo un buen libro, escribiéndote una carta, o hasta arreglándote sin motivo particular.La importancia de celebrar los logros es que nos recuerda que tenemos la capacidad de superarnos, y de que si trabajamos duro por nuestros objetivos llegan cosas buenas. A partir de ahora, festeja todos los logros y explota tu felicidad.
Todos estamos conscientes del problema de contaminación que vive nuestro planeta, por lo que reciclar en casa es el primer paso para comenzar con acciones concretas.Hay acciones que podemos hacer desde nuestra trinchera para ayudar al medio ambiente, y una de las acciones que más accesibles y que más podemos ayudar es reciclando. El reciclaje es un buen hábito que podemos hacer en casa y que no requiere de gran infraestructura, pero sí de mucha voluntad para hacerlo de manera práctica, responsable y adoptarlo a tu estilo de vida.Para empezar a reciclar en casa, aquí te dejamos estos 10 consejos:Comunícaselo a todos los miembros de la familia. Lo más importante es que todos los miembros de la familia estén en la misma sintonía para que sea más fácil adoptar este hábito. Entre todos será más fácil cumplir con este propósito y apoyarse entre sí.Busquen información y edúquense al respecto. Tener la información necesaria hará que el reciclaje sea más fácil, es necesario saber sobre los distintos materiales, el uso y el reuso que se le puede dar. Instala distintos botes de basura para diferentes tipos de materiales. La separación de residuos es muy importante. Hay que tener cestos diferentes para los distintos materiales y desechos: orgánicos, inorgánicos, cartón y papel, vidrio, pet, electrónicos, etc.Identifica un centro de reciclaje e infórmate cuál es la forma para llevar los distintos materiales. Ya existen distintos centros donde pueden reciclar tus desechos, sin embargo es necesario que lo lleves tal cuál se requiere, hay materiales que necesitan estar lavados y secos, otros que se pueden compactar, etc. Es necesario que sepas cómo se debe entregar todo.Reusa. Otra de las principales formas de reciclar es el reuso, piensa antes de tirar algo si le puedes dar una segunda oportunidad, por ejemplo tus botellas de vidrio pueden servir de floreros, los frascos de mayonesa te pueden servir como contenedores para poner productos a granel, etc.Invierte en productos zero waste. Actualmente hay en el mercado muchos productos que no generan residuos, ya sea que compres productos a granel, artículos sin envolturas etc.Realiza actividades para reciclar de forma original. Si tienes hijos pueden destinar actividades para buscarle un nuevo uso a tus residuos, por ejemplo pueden hacer cochecitos con los cartones del papel sanitario y así darle rienda a la creatividad. No deseches lo que ya no sirve y trata de repararlo. Estamos cada vez más acostumbrados a comprar cosas desechables o que caducan rápido, pasa con tu celular, computadoras portátiles etc. Antes de desecharlo, investiga si se puede reparar y además de ahorrar, reciclarás. Reduce tu consumo. Vivimos en una sociedad cada vez más consumista, realmente no necesitas comprar todo lo que crees. Antes de hacerlo, piensa si realmente lo necesitas. No desistas. El reciclaje es un hábito que requiere paciencia, constancia y disciplina, piensa que es algo que debes implementar en tu vida a largo plazo.
Hace unos años, un video en el que a una tortuga le sacaban un popote de la cara hizo que muchos de nosotros nos hiciéramos más conscientes del medio ambiente y del uso de los plásticos de un solo uso. Popotes de acero y bolsas de tela se hicieron artículos habituales en nuestro día a día; sin embargo, estos pequeños esfuerzos no han tenido el impacto esperado.En todos los aspectos y en todas las industrias, desde la comida, el transporte y hasta la moda, el plástico está en todos lados y combatir este tipo de contaminación requiere un cambio de mentalidad y en la manera que usamos las cosas.Ante este problema, hay empresas que se han dedicado a investigar para tener alternativas naturales que sustituyan al plástico y aquí te tenemos las más interesantes:Semillas de aguacate En 2012, una empresa mexicana decidió poner manos a la obra y crear utensilios y popotes a partir de semillas de aguacate. Cabe recordar que México es uno de los mayores productores de esta fruta.Envolturas con cera de abeja Algodón ecológico, cera de abeja, resinas y aceites son los ingredientes que han hecho de este artículo reutilizable uno muy popular para sustituir el plástico para recubrir alimentos y conservarlos. NopalCon el jugo de nopal, un ingrediente muy común en la dieta de los mexicanos, una familia creó un plástico natural biodegradable para hacerle frente a la contaminación. Este plástico puede ser utilizado para hacer bolsas que se usan en los supermercados, recipientes para cosméticos, bisutería y juguetes.Olote de maíz Con la parte central del maíz se están creando sustitutos de plástico que, además de todo, ¡pueden ser comestibles! Con esto también se están creando bolsas de plástico que puedan detener el deterioro de la tierra. Cuando se trata de salvar al planeta, todos los esfuerzos suman, y poco a poco vamos contribuyendo a preservar el hogar de todos nosotros.
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD