Cócteles festivos
Bebidas

Cócteles festivos

Por Kiwilimón - Diciembre 2013

Se acercan las fiestas y hay que ir evolucionando. Si vas a recibir visitas en casa entonces te pueden ayudar estas recomendaciones de cócteles festivos y originales que amenizarán cualquier velada navideña.

Si hay fiesta, debe haber cócteles. Ahora, entendemos el miedo de subir unos cuantos kilos en esta temporada entre tantas cenas y comidas de festejo y es por eso que decidimos no sólo darte unos tips para cócteles, si no que también hacerlos light. Con estas bebidas no tendrás que preocuparte tanto por el contenido calórico y así tendrás más tiempo para disfrutar y compartir con tus invitados.

 

Manzana

Utiliza 6 onzas de jugo de manzana natural y júntalo con una y media onza de whiskey o bourbon y finaliza con una cucharadita de miel, una raja de canela, una estrella de anís y rebanadas de manzana. Utiliza jugo bien frío para refrescar la bebida.  

Choco-vodka

Si quieres algo que quede acorde a la época y puedas decorar a gusto entonces este es el indicado. Necesitas una onza y media de vodka, un cuarto de onza de licor de chocolate, media onza de café y media onza crema para café light. Simplemente une todos los ingredientes y decora con un poco de crema batida para finalizar.  

Menta

Si eres de diente dulce entonces reúne dos y media onzas de proseco, una y media onzas de vodka (de preferencia sabor vainilla), licor de menta y un chorrito de jugo de granadina. Al mezclar todos los ingredientes obtendrás una bebida dulce, baja en calorías y color completamente navideño.  

Coco

Ahora, si eres de sabores más sutiles entonces este cóctel te encantará. Todo lo que necesitas es una y media onzas de vodka y dos onzas de agua de coco. Tu bebida, que se toma mejor helada, te hidratará y tendrá una transparencia elegante perfecta para navidad y la noche año nuevo.  

Para encontrar más bebidas navideñas haz click aquí.

 

"¿Buscas deliciosos cócteles? Conoce la sección de vinos y licores que kiwilimón tiene para ti aquí."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Es posible que hayas escuchado acerca de la importancia de las vitaminas y minerales para tu salud, pero si no sabes dónde puedes encontrar esos nutrientes, aquí te lo contamos.  Antes de que hagas ajustes a tu alimentación, es importante que sepas que hay alimentos que son más nutritivos que otros. Por ejemplo, los Aguacates de México son considerados una opción alimenticia saludable y llena de nutrientes. Comer 50 g de aguacate aportará a tu cuerpo cerca de 20 vitaminas y minerales. Esto hace del aguacate una fruta imprescindible en la dieta diaria de cualquier persona.  ¿Conoces cuáles son los principales nutrientes que necesita tu cuerpo para trabajar correctamente? Estos son algunos de ellos:  Vitaminas Las vitaminas son el primer grupo y son esenciales para la vida, porque ayudan al cuerpo a descomponer y metabolizar las proteínas, las grasas y los carbohidratos, lo que se traduce en salud, fuerza y antienvejecimiento.  Se clasifican en dos grupos, dependiendo de su solubilidad: •Liposolubles, solubles en grasa •Hidrosolubles, solubles en agua Las primeras (liposolubles) son cuatro: A, D, K y E, y se almacenan y procesan en el cuerpo gracias a las grasas que consumes y tienes. Cada una ayuda en diferentes procesos. En el caso de las liposolubles sus funciones son esenciales, como proteger los ojos (A), coagular la sangre correctamente (K), mantener la salud de los huesos (D) y mantener en buen estado al sistema nervioso central (E).  Por su parte, las vitaminas hidrosolubles no se almacenan en el cuerpo y debes consumirlas diariamente.  ¿Qué alimentos las contienen? Una deliciosa idea para aprovecharlas y obtenerlas es comer platillos que incluyan Aguacates de México, los cuales son un ingrediente muy versátil, pues funcionan tanto para recetas saladas como dulces.  Piensa en agregar aguacate a tu huevo en el desayuno o guacamole como guarnición para un filete de pescado como salmón.  Recuerda que es muy importante consumir grasas buenas, como las del aguacate, ya que estas ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes liposolubles sin aumentar los niveles del colesterol malo.  Minerales No olvidemos que las vitaminas se complementan con los minerales compuestos, cuya importancia radica en la formación de estructuras óseas y en la regulación de reacciones químicas en el cuerpo. También son necesarios en pocas cantidades, pero la falta de ellos puede provocar enfermedades o deficiencias.  Entre los más importantes más importantes se encuentran el cobre y el potasio. El primero es esencial para mantener saludables los vasos sanguíneos, nervios y huesos; mientras que el segundo ayuda a que los músculos regulen los fluidos y a reponer los electrolitos que se pierden al sudar.  Los Aguacates de México pueden ayudarte a conseguir estos minerales, pues una porción de 50 gramos de esta fruta te aporta 0.1 mg de cobre y 250 mg de potasio. Esto representa  10% y 6% de la ingesta diaria recomendada de cada mineral, respectivamente.  No podíamos omitir el hierro, el zinc o el magnesio, los cuales puedes encontrar en los Aguacates de México y que los hacen el ingrediente ideal para incluir en cualquier tipo de dieta.   Si necesitas algunas ideas, agrega aguacate a tu licuado; o incluso prepara un avocado toast con los toppings que más te gusten y que sean ricos en nutrientes. Los Aguacates de México son una fruta fresca que pueden aumentar la calidad nutricional de tu dieta.  
Al día de hoy, existen montones de fotografías en Instagram que muestran el hashtag #AvocadoToast. Y es que, admitámoslo, esta receta fascina a cualquiera por ser indulgente y saludable a la vez. Prepararla es sumamente sencillo, únicamente se necesita pan tostado, Aguacates de México y sal.  Lo fascinante de este delicioso y saludable platillo es que no existe una receta única para prepararlo. Básicamente todo depende de nuestra creatividad… o de las ideas que encontremos en Instagram. Es justo en esta red social donde podemos hallar combinaciones osadas, ya sea con langosta, queso, rábano, Sriracha, fresas o hasta chapulines.  ¿Por qué sigue en boca de todos? Que un platillo como este siga de moda, no solo se debe a su antojable apariencia, sino también a lo nutritivo que resulta para el cuerpo. La gran ventaja de los avocado toasts es que, sin importar cómo decidas prepararlas, puedes estar seguro de que será un alimento saludable ya que su principal ingrediente, el aguacate —considerado una fruta única porque contiene grasas insaturadas—, actúa como un “elevador de nutrientes” al ayudar a aumentar la absorción de nutrientes solubles en grasa.   Por un lado, el aguacate contiene 8 g de grasa por cada porción de 50 g, de los cuales más del 75% son grasas buenas (grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas). De hecho, el aguacate es prácticamente la única fruta con grasas buenas. Y, por otro lado, los aguacates tienen alrededor de 20 vitaminas y minerales. De esta manera, el consumo de alimentos hechos a base de aguacate, como los avocado toasts, son una alternativa saludable y muy nutritiva.  Es muy probable que las cifras en Instagram que tienen que ver con avocado toast sigan creciendo. Seamos sinceros, es una de esas creaciones que llegó para quedarse en los corazones de gastrónomos y nutriólogos. ¿Quién podría decirle que no?  Consigue algunos Aguacates de México y anímate a inventar tus propias versiones. Quién sabe, tal vez algún día tu invención marcará una nueva tendencia.  
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
Aprovecha las bondades de la naturaleza y consume frutas de temporada. Descubre cuáles son las frutas que debes comer en primavera:Piña: esta delicia aromática suele crecer naturalmente en climas cálidos húmedos, sin embargo, también puede sembrarse todo el año si se usan sistemas de riego. Además de tener muchos nutrientes, las piñas ayudan a mejorar la digestión y pueden reducir el riesgo de cáncer.Cheesecake sin horno de piña coladaKiwi: el kiwi debe ser plantado en regiones con climas templados y subtropicales. La temperatura óptima para este cultivo es entre 25 y 30° C. Las maravillas del kiwi no se limitan a su alto contenido de vitamina C, sino que además es un aliado natural en el tratamiento de la presión sanguínea y ciertos tipos de enfermedades del corazón.Mango: este fruto dulce requiere clima cálidos y secos para crecer. Los lugares en los que se cultiva naturalmente el mango se registra una precipitación promedio de 1000 a 1500 mm. Esta fruta se caracteriza por tener altos niveles de vitamina A y C, las cuales ayudan a mantener en buen estado la piel y el cabello.Camarones en salsa de mango y chipotleMelón: aunque el melón es en realidad una hortaliza, se le considera como fruta por su consumo. El cultivo de melón se desarrolla mejor en climas cálidos y no muy húmedos. Uno de los grandes beneficios de comer melón es la conservación de la salud de los huesos, gracias a sus aportes de vitamina K y magnesio.Papaya: la papaya tiene que sembrarse en lugares húmedos y cálidos. No se aconseja plantar el árbol del papayo en zonas propensas a las heladas porque se puede morir la planta. El consumo frecuente de betacaroteno (nutriente presente en la papaya) está relacionado con un menor riesgo de desarrollar asma, así como ciertos tipos de cáncer.Sandía: la sandía, al igual que el melón, es una hortaliza, pero es considerada como fruta. Al ser una fruta tropical crece mejor en zonas con temperaturas que oscilan entre los 23 y los 28° C. Los electrolitos y la gran cantidad de agua que contiene la sandía ayudan a mantener la hidratación y prevenir golpes de calor.Sandía locaFresa: el desarrollo de la planta de la fresa requiere un equilibrio entre altas y bajas temperaturas, así como entre días largos y cortos. Las fresas son una fuente natural rica en ácido fólico, por lo que su consumo es muy recomendable durante el embarazo.Mojito de fresa bajo en caloríasTamarindo: si bien se conoce comúnmente como una fruta, el tamarindo es una leguminosa carnosa con un sabor agridulce. Se produce generalmente en climas cálidos semisecos. El tamarindo tiene propiedades laxantes y ayuda a acelerar la digestión. De igual manera, al contener altos niveles de hierro combate la anemia.¿Qué fruta usarás hoy en la cocina?
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD