El porqué la cerveza debe beberse en vaso (y nunca de la botella)
Bebidas

El porqué la cerveza debe beberse en vaso (y nunca de la botella)

Por Kiwilimón - Agosto 2015
México es un país cervecero. En promedio, al año, cada mexicano consume 60 litros de cerveza lo que convierte a esta bebida alcohólica en la más consumida en nuestro país. Y lo están haciendo mal. La cerveza siempre debe beberse en vaso. “No importa si es una marca comercial o artesanal”, asegura Guillermo Ysusi, Beer Server de Cerveceros de México —organización que agrupa a los principales productores de cerveza artesanal del país—. Las razón es simple. Al verter la bebida en un vaso, la cerveza comienza a perder gas (dióxido de carbono) y eso es importante por dos razones. La primera: evita la sensación de hinchazón y pesadez que muchas personas suelen relacionar con la cerveza. De esta forma, explicó Ysusi, el gas no queda atrapado en el estómago. La segunda, e igual de importante, es que al escapar CO2 los aromas contenidos en la cerveza se volatilizan y permiten apreciar mejor sus cualidades organolépticas. Esto no sería posible con la bebida embotellada en la que el gas se libera el a través de una boca pequeña. Percibir mejor los aromas, dicho sea de paso, permite identificar un defecto en la cerveza, en su producción o ingredientes viejos y/o rancios. “Hay aromas no deseados en las cervezas como el olor a mantequilla muy marcado o a el olor a queso. Otro más es un olor avinagrado; en este caso hay que identificar si esto no es una característica de una sour beer, que presenta aromas a vinagre o agrios, o un infección en otro estilo de cerveza”, dijo Guillermo Ysusi. Si además tu cerveza huele a cartón es posible que ya haya pasado su mejor época.

¿Cuál es el vaso ideal para cada cerveza?

De izquierda a derecha: tarro, vaso tipo flauta, vaso tipo Pilsner, Pinta, copa. // Foto: Animal Gourmet.

Existen un sinfín de vasos y copas diseñados especialmente para beber cerveza. Como en el caso de los vinos, la forma determina las cualidades a resaltar de cada bebida que a su vez tiene características únicas. Aunque existen muchos diseños, estos son los principales: Tarro Fuerte y resistente, el tarro es básico entre los trastes de casa. Este vaso es ideal para las cervezas más ligeras y con mayor cantidad de gas pues su boca ancha permite su liberación. Además ayuda a preservar por más tiempo la temperatura ideal de la bebida. Vaso tipo flauta Por su forma, este vaso permite que las burbujas suban constantemente y que el gas se desprenda fácilmente, lo que ayuda a percibir hasta los aromas más sutiles en una cerveza. Por ello se recomienda usarlo al beber cervezas claras. Como plus, permite apreciar de mejor manera los tonos del líquido. Vaso tipo Pilsner Este vaso permite apreciar mejor el color y las tonalidades doradas de la cerveza. Su boca ligeramente más ancha ayuda a la volatilización de los aromas y a conservar la espuma por más tiempo lo que evita la oxidación del líquido. Sus características son parecidas a las de los vasos diseñados para las cervezas de trigo, en especial las alemanas, conocidas como Weizen. Pinta Estamos ante el vaso representativo de los bares y pubs ingleses. La pinta es genérica. Su uso no presenta ventajas para apreciar una cerveza, sólo concentra más los olores. El plus radica en que es más fácil de almacenar, razón por la que los taberneros y dueños la prefieren. Copa Sí, también la cerveza se bebe en copas. Esta es la mejor opción para beber las cervezas con aromas y sabores más complejos, así como con un mayor porcentaje de alcohol. Su forma concentra los aromas en la boca mediana y, si fuera necesario, puede tomarse con la palma de la mano para calentar un poco el líquido, evaporando parte del contenido alcohólico y permitiendo mayor expresión de aromas. Ahora que ya sabes cual es la mejor forma de beber cerveza, ¿harás lo de siempre? Ver artículo original Artículo cortesia de:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
Seguramente entre tu colección de sartenes y ollas que tienes en la cocina, se encuentran varios refractarios de vidrio, los cuales utilizas muy de vez en cuando única y exclusivamente para hacer postres o hacer uno que otro platillo que se introduzca en el horno.Sin embargo, existen algunos que soportan el fuego directo de la estufa y con ellos podrías cocinar tus alimentos y darles un mejor sabor.Las ventajas que ofrece cocinar en un refractario de vidrio es que este material no contiene metales pesados como el níquel, cromo o teflón, que a la larga perjudican nuestra salud; además ahorra tiempo y dinero, pues los alimentos se cuecen con mayor rapidez y no gastas tanta energía (eléctrica o gas), asimismo, no se rayan y se limpian muy fácil, no absorben olores ni sabores.Gratín de berenjenas en refractarioLas desventajas que nosotros encontramos al cocinar con este tipo de refractarios es que el calor con el que se cuecen los alimentos se pierde muy rápido, por lo que la comida se enfría antes de servirla. De igual forma, hay comestibles que no quedan igual, como el arroz o alimentos para freír.Con esta información te dejamos algunos tips para que saques tus refractarios de vidrio y te aventures a cocinar de una forma más rápida, económica y saludable.En caso de cocinar verduras, deberás añadirle agua o algún caldo al refractario, para que cuando se estén cociendo no se peguen en el fondo del recipiente. El líquido deberás agregarlo antes de ponerlo al fuego, pues si lo añades una vez que está caliente podría romperse debido al choque de temperaturas.Para cocinar carne, pollo, pescado o mariscos, añade una capa de mantequilla en todos los rincones de la base del refractario, esto le dará un gran sabor a tus alimentos; además servirá para que no se peguen a la hora de cocerse.Muchos de los refractarios vienen con tapas de plástico, los cuales no utilizarás mientras se cocina, pues el calor las derretiría. Estas tapas únicamente se utilizan para guardar alimentos o cuando calientes un platillo en el horno de microondas.Para cocinar a fuego directo o en el horno con la necesidad de cubrir los alimentos deberás usar papel aluminio.Espagueti tricolor en refractarioPara manipular el refractario mientras cocinas, deberás hacerlo con mucho cuidado utilizando guantes para evitar una quemadura, pues estos utensilios alcanzan una temperatura muy alta de forma rápida.Al momento de quitarlo del fuego pon tu refractario sobre una superficie de una toalla, de prioridad húmeda, pues el contacto con otro material podría hacer que se rompa. No olvides verificar que pueden usarse dentro del horno o en la estufa, y pon en práctica estos consejos para darle otro sabor a tus comidas.
Desde diciembre de 2019, un nuevo virus conocido como coronavirus COVID19 se propagó desde la ciudad de Wuhan, China, hacia el resto del mundo contagiando a más de 115,000 personas y cobrando la vida de 4,000 víctimas en 114 países. Es por esta razón que en diversos países como España, Estados Unidos, Argentina y recientemente en México, se han implementado medidas de seguridad como la cuarentena, para evitar que los contagios continúen incrementando. De hecho, en marzo del 2020 se dieron indicaciones para que las escuelas y universidades suspendan clases hasta finales de abril y también algunas empresas se han sumado a la estrategia, implementado el home office (trabajo desde casa) para salvaguardar la salud de sus trabajadores, instando a todas las personas a mantener el aislamiento social en la mayor medida de lo posible. Ahora, tomando en cuenta que los cambios radicales dentro de la rutina y la falta de actividad física pueden tener graves repercusiones para nuestro sistema digestivo, es necesario cuidar nuestra alimentación para equilibrar la flora intestinal. La mejor manera para cuidar de nuestra digestión y evitar problemas como la inflamación, el estreñimiento y la pesadez en el estómago, es reducir el consumo de alimentos procesados, con altos niveles de azúcar, hidratarse constantemente y consumir frutas y verduras pero, ¿cuáles son los mejores alimentos para una buena digestión? De acuerdo a la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO), la ingesta constante de agua y alimentos altos en fibra favorecen la flora intestinal, por ello, a continuación te presentamos algunas frutas y verduras que no pueden faltar en tu dieta. Plátanos Los plátanos son frutas altas en fibra, que además contienen fructooligosacáridos, un componente que permite mejorar la flora intestinal y propicia la buena digestión. Procura comer uno al día y notarás como tu sistema comienza a funcionar mejor. Frutos rojos Los frutos rojos como las fresas, frambuesas y arándanos, además de ser excelentes antioxidantes, contienen sustancias que ayudan a prevenir el estreñimiento. Estos se pueden combinar con diferentes cereales como la avena y el amaranto, que mezclados hacen una excelente combinación para cuidar del sistema digestivo. Papaya Esta fruta es rica en antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas para la salud, por lo que cuida tanto de tu estómago como de tus intestinos. La puedes comer al natural, en jugos, licuados y hasta en ensalada y siempre tendrá grandes beneficios para tu digestión. Verduras crucíferas Las verduras como la col rizada, la coliflor y las coles de Bruselas poseen altos contenidos de fibra dietética y folato, por lo que ofrecen propiedades antiinflamatorias y depurativas que ayudan a tener una mejor digestión. Lo ideal es cocerlas al vapor o saltearlas para facilitar el proceso digestivo. Agua Es imperante comprender que no importa la cantidad de fibra que se consuma, si no se toma agua suficiente, la digestión, la absorción y la circulación de nutrientes en el cuerpo, no se logrará de manera correcta. Existen algunos alimentos como pepinos, melones y jitomates que también pueden ayudarte a mantenerte hidratado. Recuerda que en esta época de cuarentena no solo debes protegerte de las enfermedades respiratorias, sino cuidar de tu salud en general, balanceando tu dieta y manteniendo una higiene impecable en tu hogar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD