El porqué la cerveza debe beberse en vaso (y nunca de la botella)
Bebidas

El porqué la cerveza debe beberse en vaso (y nunca de la botella)

Por Kiwilimón - Agosto 2015
México es un país cervecero. En promedio, al año, cada mexicano consume 60 litros de cerveza lo que convierte a esta bebida alcohólica en la más consumida en nuestro país. Y lo están haciendo mal. La cerveza siempre debe beberse en vaso. “No importa si es una marca comercial o artesanal”, asegura Guillermo Ysusi, Beer Server de Cerveceros de México —organización que agrupa a los principales productores de cerveza artesanal del país—. Las razón es simple. Al verter la bebida en un vaso, la cerveza comienza a perder gas (dióxido de carbono) y eso es importante por dos razones. La primera: evita la sensación de hinchazón y pesadez que muchas personas suelen relacionar con la cerveza. De esta forma, explicó Ysusi, el gas no queda atrapado en el estómago. La segunda, e igual de importante, es que al escapar CO2 los aromas contenidos en la cerveza se volatilizan y permiten apreciar mejor sus cualidades organolépticas. Esto no sería posible con la bebida embotellada en la que el gas se libera el a través de una boca pequeña. Percibir mejor los aromas, dicho sea de paso, permite identificar un defecto en la cerveza, en su producción o ingredientes viejos y/o rancios. “Hay aromas no deseados en las cervezas como el olor a mantequilla muy marcado o a el olor a queso. Otro más es un olor avinagrado; en este caso hay que identificar si esto no es una característica de una sour beer, que presenta aromas a vinagre o agrios, o un infección en otro estilo de cerveza”, dijo Guillermo Ysusi. Si además tu cerveza huele a cartón es posible que ya haya pasado su mejor época.

¿Cuál es el vaso ideal para cada cerveza?

De izquierda a derecha: tarro, vaso tipo flauta, vaso tipo Pilsner, Pinta, copa. // Foto: Animal Gourmet.

Existen un sinfín de vasos y copas diseñados especialmente para beber cerveza. Como en el caso de los vinos, la forma determina las cualidades a resaltar de cada bebida que a su vez tiene características únicas. Aunque existen muchos diseños, estos son los principales: Tarro Fuerte y resistente, el tarro es básico entre los trastes de casa. Este vaso es ideal para las cervezas más ligeras y con mayor cantidad de gas pues su boca ancha permite su liberación. Además ayuda a preservar por más tiempo la temperatura ideal de la bebida. Vaso tipo flauta Por su forma, este vaso permite que las burbujas suban constantemente y que el gas se desprenda fácilmente, lo que ayuda a percibir hasta los aromas más sutiles en una cerveza. Por ello se recomienda usarlo al beber cervezas claras. Como plus, permite apreciar de mejor manera los tonos del líquido. Vaso tipo Pilsner Este vaso permite apreciar mejor el color y las tonalidades doradas de la cerveza. Su boca ligeramente más ancha ayuda a la volatilización de los aromas y a conservar la espuma por más tiempo lo que evita la oxidación del líquido. Sus características son parecidas a las de los vasos diseñados para las cervezas de trigo, en especial las alemanas, conocidas como Weizen. Pinta Estamos ante el vaso representativo de los bares y pubs ingleses. La pinta es genérica. Su uso no presenta ventajas para apreciar una cerveza, sólo concentra más los olores. El plus radica en que es más fácil de almacenar, razón por la que los taberneros y dueños la prefieren. Copa Sí, también la cerveza se bebe en copas. Esta es la mejor opción para beber las cervezas con aromas y sabores más complejos, así como con un mayor porcentaje de alcohol. Su forma concentra los aromas en la boca mediana y, si fuera necesario, puede tomarse con la palma de la mano para calentar un poco el líquido, evaporando parte del contenido alcohólico y permitiendo mayor expresión de aromas. Ahora que ya sabes cual es la mejor forma de beber cerveza, ¿harás lo de siempre? Ver artículo original Artículo cortesia de:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
Últimamente escuchamos noticias catastróficas, que nos hacen angustiarnos y no sabemos ni cómo empezar a cuidar el medio ambiente. Uno de los asuntos más problemáticos es el tema de la basura. Según la BBC, a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año, lo que podría llenar más de 800 mil albercas olímpicas.Es urgente que hagamos algo radical y definitivo al respecto. ¿Has escuchado sobre el Zero Waste?En el movimiento Zero Waste (Residuos Cero), el objetivo es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos todos los días. Así, el fin del zero waste no sólo es reducir el impacto ambiental, sino que además busca que la gente viva con menos cosas materiales y llevar una vida más rica en momentos y experiencias, que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.Para empezar a ser parte del Zero Waste es importante que tengas en mente estos puntos:Rechazar lo que no necesitamos. Se trata de cambiar hábitos diarios y de forma mecánica, por ejemplo: al ir al súper y en lugar de usar las bolsas de plástico, lleva tus bolsas reutilizables; elige productos que vengan en envases de vidrio para que puedas usarlos con otro propósito; descarta artículos que tengan envolturas innecesarias; siempre prefiere vidrio, cartón o papel en lugar de plástico. Antes de consumir algo, piensa dos veces si realmente lo necesitas y si es algo que a largo plazo vas a usar en repetidas ocasiones; si no es así, prescinde de ello. Reducir lo que necesitamos. Hay productos básicos de la cocina, baño o higiene personal con los que simplemente no podríamos vivir; sin embargo, podemos sustituir los artículos tradicionales que ya conocemos para evitar los desechos. Hoy en día existen muchas alternativas zero waste, por ejemplo, podrías empezar sustituyendo productos de higiene como la pasta de dientes comercial por pastillas masticables de pasta dental, fabricar tu propio desodorante con bicarbonato, sustituir toallas y tampones por una copa menstrual que te va a durar aproximadamente 10 años, usar un rastrillo de acero con navajas intercambiables, usar shampoo, acondicionador y hasta crema corporal sólidas y sin empaque de plástico. Admás, cargar siempre con un termo para tomar agua y evitar a toda costa comprar agua embotellada, también tener a la mano un recipiente para comprar comida en la calle y un juego de cubiertos para evitar los desechables. No es necesario que gastes de más para tener estos artículos, basta con que busques en tu casa utensilios que te puedan servir para este propósito. Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Sobre todas las cosas, se trata de reducir el consumo de plástico, en especial el de un solo uso. Por ejemplo, si decides comprar un frasco de mayonesa, en lugar de una botella de plástico que terminaría en la basura, puedes usar el frasco para poner semillas o alimentos que compres a granel, o puedes hacer manualidades con él. El cartón en el que vienen los huevos puede servir como recipiente para germinar plantas, o para mejorar la acústica de un cuarto; mientras que los cartoncitos del papel de baño los puedes usar para hacer actividades manuales con tus hijos, las latas de chocolate o leche en polvo también las puedes usar para almacenar productos. El punto es seguirle dando uso a las cosas y así evitar crear desechos. Compostar, descomponer. En un nivel más avanzado de Zero Waste, podemos crear una composta para descomponer restos orgánicos y productos biodegradables para convertirlos de nuevo en materia prima. El movimiento Zero Waste es una manera de vivir de manera más consciente, simplificando la vida, practicando el desapego a lo material, vivir con menos e invertir dinero y tiempo en lo que verdaderamente importa. Y lo más importante, estás contrarrestando el impacto de tus decisiones, creando conciencia para ayudar al planeta a detener el daño ambiental y realizando acciones concretas que permitan sumar.
Septiembre es un mes muy importante para todos los mexicanos, pues se celebran las fiestas patrias, fecha relevante que es un buen pretexto para reunirnos con nuestros familiares o amigos y comer rico.Una gran opción para pasarla bien es hacer una noche mexicana, así tienes la oportunidad de celebrar en una casa, lo cual resulta más económico que salir a un restaurante o bar, además de que no tendrás límites de tiempo ni espacio.Y para que todo salga de maravilla, te damos los mejores tips para disfrutar de una gran noche mexicana.Haz una lista con todo lo que necesitas, desde decoraciones, comida, bebida, invitados, qué traerá cada quién.Planea una decoración muy colorida y mexicana, procura que los motivos sean verde blanco y rojo, puedes utilizar varias banderas, collares para las mujeres, sombreros para los caballeros, papel picado, manteles multicolores, o materiales reciclados y hacer tus propios adornos.¡Lo principal es la comida! El eje más importante de la noche mexicana son los platillos, lo más típico es pozole, pero también los pambazos, sopes, mole, chiles en nogada, quesadillas o tostadas. Podrías organizarte con tus invitados para que cada uno lleve un platillo, así todos pueden comer sus favoritos. Arma una barra de postres con dulces mexicanos, eso le dará un toque increíble a tu noche mexicana. En esta barra puedes incluir merengues, palanquetas, mazapanes, cocadas, alegrías, obleas, dulces de leche, arroz con leche, flan napolitano, gelatina tricolor, ates con queso... Ofrece aguas frescas a tus invitados. Lo típico son aguas de limón, jamaica, horchata, incluso puedes jugar con eso y contribuir a tu decoración tricolor. Organiza juegos típicos como lotería, serpientes y escaleras, canicas o pirinola; para hacerlo más interesante puedes hacer castigos con shots de tequila o tener premios como muñequitas típicas de tela, bolsas de dulces, o alguna artesanía mexicana. La música también es muy importante, arma una lista con canciones muy mexicanas, en la que no falte el mariachi, el norteño, la banda y también incluye música para bailar.Las bebidas alcohólicas también son una parte fundamental en una noche mexicana, lo típico es el tequila, el mezcal, el pulque; además con el tequila puedes preparar ricos cócteles como el charro negro, tequila sunrise, margaritas y palomas. Ahora que ya tienes todos los elementos para hacer una gran noche mexicana, recuerda divertirte con responsabilidad y procura no abusar de la comida, de los postres ni del alcohol. ¡Viva México!
Según la Organización Mundial de la Salud, comer sanamente y realizar algún tipo de ejercicio contribuyen a alejar las enfermedades y aunque comida sana hay muchísima, existe un tipo de alimento que no sólo te alimenta sino que además tiene un beneficio real en tu memoria.Los hongos no sólo son uno de los alimentos más saludables en el mundo debido a su alto contenido en fibras, vitaminas, minerales, proteínas y antioxidantes. Este alimento también podría convertirse en milagroso, ya que al incluirlo por más de dos días en tu dieta diaria, podría reducir el riesgo en la pérdida de memoria y aumentaría la inteligencia, de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional de Singapur.Este estudio, el cual tuvo una duración de seis años (2001 al 2017) y en el que participaron 663 adultos mayores de 60 años, los investigadores comprobaron que las personas que ingerían más hongos presentaban un mejor desempeño en las pruebas de pensamiento, pues disminuía las posibilidades de un deterioro cognitivo leve; además, se descubrió que tenían una velocidad de procesamiento más rápida.Los hongos que los participantes estuvieron ingiriendo durante los años que duró el estudio fueron cola de pavo, ostras, shiitake, botón blanco, secos, dorados, así como estañados, con porciones de alrededor de 350 gramos dos veces por semana.Los investigadores confían en que la ergotioneina, antioxidante y antiinflamatorio que contienen los hongos y que el ser humano no genera por sí mismo, podría dar un mejor resultado combinándolo con nueces y algunos pescados, así como con verduras de hoja verde y té.Por otra parte, además recomendaron una dieta baja en azúcar y sal; asimismo, realizar ejercicio, beber con moderación y evitar el cigarro.Al parecer, de ahora en adelante los hongos podrían ser considerados un superalimento, ya que pueden inhibir la producción de toxinas, las cuales al acumularse en el cerebro pueden desarrollar enfermedades como el Alzheimer y algunas otras formas de demencia.Por último, otro de susbenfeicios es que preparar hongos es muy fácil y versátil, ya que puedes mezclarlos en ensaladas, en sándwiches, a la parrilla, en quesadillas, salteados, en caldo, cremas, a la mexicana o con pasta; incluso podrías sustituir la carne por setas.¿Necesitas ideas para comer más hongos?Caldo de Hongos con EpazoteQuesadillas Fritas de HongosLasaña Cremosa de Hongos y Espinaca
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD