El porqué la cerveza debe beberse en vaso (y nunca de la botella)
Bebidas

El porqué la cerveza debe beberse en vaso (y nunca de la botella)

Por Kiwilimón - Agosto 2015
México es un país cervecero. En promedio, al año, cada mexicano consume 60 litros de cerveza lo que convierte a esta bebida alcohólica en la más consumida en nuestro país. Y lo están haciendo mal. La cerveza siempre debe beberse en vaso. “No importa si es una marca comercial o artesanal”, asegura Guillermo Ysusi, Beer Server de Cerveceros de México —organización que agrupa a los principales productores de cerveza artesanal del país—. Las razón es simple. Al verter la bebida en un vaso, la cerveza comienza a perder gas (dióxido de carbono) y eso es importante por dos razones. La primera: evita la sensación de hinchazón y pesadez que muchas personas suelen relacionar con la cerveza. De esta forma, explicó Ysusi, el gas no queda atrapado en el estómago. La segunda, e igual de importante, es que al escapar CO2 los aromas contenidos en la cerveza se volatilizan y permiten apreciar mejor sus cualidades organolépticas. Esto no sería posible con la bebida embotellada en la que el gas se libera el a través de una boca pequeña. Percibir mejor los aromas, dicho sea de paso, permite identificar un defecto en la cerveza, en su producción o ingredientes viejos y/o rancios. “Hay aromas no deseados en las cervezas como el olor a mantequilla muy marcado o a el olor a queso. Otro más es un olor avinagrado; en este caso hay que identificar si esto no es una característica de una sour beer, que presenta aromas a vinagre o agrios, o un infección en otro estilo de cerveza”, dijo Guillermo Ysusi. Si además tu cerveza huele a cartón es posible que ya haya pasado su mejor época.

¿Cuál es el vaso ideal para cada cerveza?

De izquierda a derecha: tarro, vaso tipo flauta, vaso tipo Pilsner, Pinta, copa. // Foto: Animal Gourmet.

Existen un sinfín de vasos y copas diseñados especialmente para beber cerveza. Como en el caso de los vinos, la forma determina las cualidades a resaltar de cada bebida que a su vez tiene características únicas. Aunque existen muchos diseños, estos son los principales: Tarro Fuerte y resistente, el tarro es básico entre los trastes de casa. Este vaso es ideal para las cervezas más ligeras y con mayor cantidad de gas pues su boca ancha permite su liberación. Además ayuda a preservar por más tiempo la temperatura ideal de la bebida. Vaso tipo flauta Por su forma, este vaso permite que las burbujas suban constantemente y que el gas se desprenda fácilmente, lo que ayuda a percibir hasta los aromas más sutiles en una cerveza. Por ello se recomienda usarlo al beber cervezas claras. Como plus, permite apreciar de mejor manera los tonos del líquido. Vaso tipo Pilsner Este vaso permite apreciar mejor el color y las tonalidades doradas de la cerveza. Su boca ligeramente más ancha ayuda a la volatilización de los aromas y a conservar la espuma por más tiempo lo que evita la oxidación del líquido. Sus características son parecidas a las de los vasos diseñados para las cervezas de trigo, en especial las alemanas, conocidas como Weizen. Pinta Estamos ante el vaso representativo de los bares y pubs ingleses. La pinta es genérica. Su uso no presenta ventajas para apreciar una cerveza, sólo concentra más los olores. El plus radica en que es más fácil de almacenar, razón por la que los taberneros y dueños la prefieren. Copa Sí, también la cerveza se bebe en copas. Esta es la mejor opción para beber las cervezas con aromas y sabores más complejos, así como con un mayor porcentaje de alcohol. Su forma concentra los aromas en la boca mediana y, si fuera necesario, puede tomarse con la palma de la mano para calentar un poco el líquido, evaporando parte del contenido alcohólico y permitiendo mayor expresión de aromas. Ahora que ya sabes cual es la mejor forma de beber cerveza, ¿harás lo de siempre? Ver artículo original Artículo cortesia de:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En esta era en la que todo debe llevar la etiqueta de orgánico o entonces algo está mal con nuestros alimentos, comprar vegetales congelados podría traernos un poco de remordimiento, pues no son frescos, ni los pelamos ni cortamos en pedacitos por nosotros mismos.Sin embargo, puede que comprar y cocinar con vegetales congelados no sea tan terrible como podríamos pensar, pues de acuerdo con información de Muy Interesante, hay estudios que demuestran que incluso sin congelar, algunos alimentos pierden nutrientes.Por su parte, los vegetales suelen ser congelados inmediatamente después de ser cosechados, así que retienen la mayoría de sus nutrientes. Algunos estudios incluso han demostrado que ciertos alimentos, como el brócoli o la col rizada, tienen niveles más altos de riboflavina y antioxidantes, respectivamente, cuando están congelados que cuando están frescos.Beneficios de comprar vegetales congeladosTal vez no necesitas convencerte de comprarlos, pero los vegetales congelados no sólo te ahorran tiempo, también te evitan tirar tomates o zanahorias viejas que compraste, nunca usaste y dejaste olvidadas al fondo del cajón de las verduras.Otra ventaja de comprar una bolsita de vegetales congelados es que están disponibles todo el año, incluso si no está en temporada. Sin embargo, es importante saber exactamente qué verduras congeladas compras, porque si bien muchas de ellas no contienen conservantes agregados, algunas pueden perder algo de valor nutricional con la adición de sal, salsas o condimentos que deben ir indicados en el empaque del producto.Por otra parte, la forma en la que los descongelas también es importante. Cuando este proceso se lleva a cabo, hay una “reactivación de los microorganismos y esporas presentes”, además de una “liberación de líquido de exudado”, que puede conllevar a un riesgo de contaminación, dice la doctora Elena Aguilar, para Muy Interesante.Ella refiere que la mejor forma de hacerlo es pasarlos la noche antes al refrigerador, o hacerlo directamente en el microondas, pero tratar de evitar dejarlos descongelarse a temperatura ambiente. Finalmente, aunque los alimentos congelados tienen una vida útil más larga, mantener las verduras en el congelador después de dos años podría reducir potencialmente su valor nutricional. Así que ahora ya tienes un panorama mucho más completo de usar vegetales congelados, sus pros y sus contras.
La cocina de Guatemala es tan variada como su cultura, los grupos étnicos que abundan en sus tierras y la diversidad de sus alimentos. Es por eso que debes conocer este listado con sus mejores platillos típicos, sin duda, ¡lo mejor de la gastronomía de Guatemala! Pepián El pepián, un platillo nacido de la fusión entre la cultura maya y española, se trata de un estofado de pollo, carne de cerdo o res, va acompañado de verduras, una salsa espesa y los guatemaltecos generalmente lo comen con arroz y tortillas. Kak’ik Uno de los mejores platos de la gastronomía de Guatemala es, sin duda, el Kak’ik, un exquisito caldo hecho con carne chompipe, o chunto, verduras y diferentes especias y chile que le dan un sabor inigualable. Shucos Los shucos son una de las comidas de Guatemala más conocidas debido a la rapidez con que se preparan. Son muy similares a un hot dog pero llevan 2 tipos diferente de salchicha, col y una deliciosa salsa de aguacate. Chuchitos Así como en México, la gastronomía de Guatemala también cuenta con sus propios tamales de maíz y en el caso de los chuchitos, estos se preparan con una salsa de tomate y abundante queso. Fiambre El fiambre es el platillo emblemático del Día de Todos los Santos y lleva una irresistible mezcla de verduras, caldo de pollo, embutidos y diferentes quesos. Toma algunas semanas prepararlo, pero el resultado es delicioso. Hilachas Las hilachas, similares a la tinga mexicana, son un platillo hecho con carne de res desmenuzada y cocinada a fuego lento con salsa de tomate, papas y zanahorias. También se puede acompañar de arroz y tortillas. ¿Cuál es tu platillo favorito dentro de la gastronomía de Guatemala?
Las salsas mexicanas son el mejor acompañamiento para darle sabor a tus platillos favoritos y es que tanto como pueden salvar una comida desabrida, como intensificar el sabor de un gran manjar. Además, las salsas tienen una increíble diversidad de sabores, colores y olores que nos encantan. Así que ya sean verdes, rojas o de habanero, aquí te presentamos 4 consejos para que tus salsas sean perfectas. Ingredientes frescos para una salsa perfecta El éxito de una salsa muchas veces recae más sobre los ingredientes que la preparación en sí, así que asegúrate de elegir los tomates verdes, chiles, cebolla y jitomates más frescos que encuentres en tu tiendita de confianza. Asa lo suficiente pero no quemes tus ingredientes La mayoría de las salsas requieren que ases sus ingredientes principales, tal como los tomates, el ajo, la cebolla y los chiles. Para que tu salsa quede en su punto, debes tener precaución a la hora de realizar este proceso, ya que si se te pasa algún ingrediente quemado, tu salsa quedará agría y será más difícil rectificar su sazón. El caldo de pollo, el ingrediente secreto de las salsas No es de sorprenderse que utilizar caldos naturales en lugar de agua, ayude a mejorar considerablemente el sabor de las salsas, pero en definitiva, el caldo de pollo es ese ingrediente secreto que ayudará a potenciar su sabor mucho mejor. Condimentos para cerrar con broche de oro Es muy común que durante todo el proceso de preparación de las salsas, las personas sazonen y condimenten a diestra y siniestra, lo cual termina siendo un gran problema y la principal razón de que las salsas queden saladas. Asegúrate de condimentar tus salsas al final, cuando vayas a hervirlas o a freírlas; remueve un poco y pruébalas antes de rectificar sazón. ¿Ya conocías estos trucos para preparar las salsas perfectas?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD