Guía básica para elegir un vino de mesa
Bebidas

Guía básica para elegir un vino de mesa

Por Kiwilimón - Septiembre 2017
  El maridaje entre un delicioso platillo y un bien vino es uno de los mayores placeres de un sibarita, pero para disfrutar esta exquisita experiencia no necesitas una gran inversión, sino una elección inteligente. En Kiwilimón nos dimos a la tarea de resumir en una sencilla guía los pasos que debes seguir para elegir un vino de mesa. ¿Lista para lucirte en la próxima reunión con tus amigos? Sigue estos consejos para escoger el mejor vino para que tu comida sea un éxito:

1. Conoce el tipo de reunión al que irás

Obviamente no es lo mismo una fiesta de aniversario que la reunión semanal en casa de una de tus amigas. Es importante que consideres esto ya que si no lo tomas en cuenta podrías hacer una elección un poco fuera de lugar. (¿Te imaginas llegar con jeans a una boda o con vestido largo a un picnic? Esto sería su equivalente). Mientras que un joven Cabernet puede sacarte de casi cualquier apuro, un Chianti del 98 puede reservarse para una ocasión más especial.

2. Identifica los alimentos del menú

No se necesita ser un sommelier experimentado para poder disfrutar los sabores de un vino. Solamente debes saber elegir el indicado para cada tipo de alimento. Aunque las combinaciones que se hagan dependen mucho del gusto de cada uno, te compartimos los maridajes más comunes:
  • Carnes frías: para abrir el apetito con una tabla de charcutería, queda muy bien un tinto ligero para no tapar los sabores de la carne.
  • Quesos: lo mejor para los quesos azules son los tintos afrutados, mientras que para los quesos curados los tintos maduros son los mejores.
  • Mariscos: los vinos blancos, como el Riesling o el Albariño, combinan muy bien con los sabores de los mariscos.
  • Pescados blancos: a diferencia de los mariscos, los pescados blancos saben mejor con vinos blancos ácidos.
  • Pescados grasos: para un platillo con salmón o atún, la mejor elección es un tinto ligero o medio, como un Rioja.
  • Carnes de ave: como regla general, se considera que los vinos blancos (a excepción de las variedades más ácidas) van bien con las aves.
  • Carnes rojas: los sabores más fuertes de la carne combinan perfectamente con la potencia de un Cabernet Sauvignon, Syrah o Malbec.
  • Postres: las tonalidades dulces del postre deben combinar pero no esconderse con el aroma del vino. Elige un Oporto joven o un Moscatel para cerrar la comida.

3. Cuida la temperatura del vino

No solo hay que considerar los alimentos, sino también la temperatura del vino. Aunque un par de grados pueden parecer irrelevantes, un vino demasiado frío o demasiado caliente puede afectar el sabor y los aromas. Lo ideal es que un vino tinto de reserva se sirva a 17°, un vino tinto crianza a 15°, un vino rosado a 12°, un vino blanco joven seco a 10°, un vino blanco dulce a 8° y un vino espumoso a 7°.

4. Si nada te convence, elige un rosado

Cuando tengas duda sobre el menú o el tipo de reunión, lo más sencillo es que elijas un vino rosado. Esta variedad tiene la característica de ser lo suficientemente refrescante y ácida para combinar con una gran cantidad de platillos. ¿Quieres darle más caché a tu comida? Escoge un vino rosado espumoso. Ahora que ya conoces los pasos más básicos para elegir un vino de mesa, ¿qué esperas para planear tu propio maridaje? Prepara estas recetas y cuéntanos con qué tipo de vino te gustaría acompañarlas:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los regímenes alimenticios que ha cobrado relevancia en los últimos años por sus beneficios visibles en la reducción y mantenimiento del peso es la “Dieta Paleo”, que se refiere a un tipo de alimentación basado en lo que se consumía en la prehistoria –justamente en la era paleolítica, de ahí su nombre–, antes de que existiera la agricultura, es decir, en lo que se obtenía mediante la caza y la recolección, como carnes, pescado, frutas, verduras, semillas y frutos secos. Su fundador, el Dr. Loren Cordain, profesor en la Universidad Estatal de Colorado, señala que su concepto es extremadamente simple y lo resume así: “debemos comer alimentos similares a aquellos en los que evolucionamos y debemos evitar los alimentos que no fueron parte de nuestra evolución”. Aunque muchos de los alimentos que consumía el hombre ancestral ya no existen, este movimiento explica que “la Dieta Paleo moderna imita los alimentos que hubiéramos consumido en nuestro pasado histórico. Es lo más cercano que podemos llegar a una dieta no adulterada por métodos agrícolas modernos, cría de animales o alimentos procesados”. ¿Y por qué evitarlos? Este movimiento considera que gracias a la incorporación de los alimentos provenientes de la agricultura, como los lácteos, cereales y leguminosas, ahora tenemos enfermedades como obesidad, diabetes y padecimientos cardiacos, por eso convendría retomar esta dieta primaria. Voltear o no hacia un régimen “Paleo” Pero, ¿qué tan sencillo sería trasladar esta idea a nuestras condiciones actuales de vida? La nutrióloga del deporte Raquel Pérez de León García señala que el fundamento de esta dieta es que “el cuerpo está genéticamente preparado para una alimentación paleolítica”. Sin embargo, agrega la experta, aunque este régimen incluye alimentos base de un estilo de vida saludable, la ausencia de cereales integrales y leguminosas, que son buenas fuentes de fibra, vitaminas y otros nutrientes, podría generar deficiencias. En general, la Dieta Paleo es un régimen muy saludable, sin embargo no es para todos, aclara la especialista Pérez de León García: “una dieta correcta es la que incluye todos los grupos de alimentos y, por ejemplo, si eres una persona físicamente activa, puede ser que con el régimen Paleo no cubras tus requerimientos y que tu rendimiento baje al excluir muchos alimentos que son ricos en hidratos de carbono y fibra, como los cereales y las leguminosas”. De hecho, médicos, nutriólogos y diversas investigaciones sugieren que se pueden obtener los mismos beneficios de esta dieta si se come de todo pero de manera equilibrada y haciendo ejercicio. Si en tus planes está seguir la “Dieta Paleo”, ten en cuenta sus beneficios y posibles inconvenientes, aunque lo mejor que puedes hacer es acercarte con un nutriólogo para que pueda orientarte: Pros y contras de la Dieta Paleo Beneficios Se alcanza un peso saludable al evitarse casi todos los alimentos que son ricos en hidratos de carbono y que realmente son los que nos hacen subir de peso: harinas, azúcares, pastas y todos los alimentos procesados. Ayuda a controlar los niveles de glucosa y triglicéridos en sangre, así como la presión arterial, lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiometabólicas como la diabetes tipo 2, sobrepeso, obesidad y padecimientos del del corazón, aunque en los estudios clínicos que se han realizado con ella, todavía no hay resultados a largo plazo de los posibles riesgos y beneficios de la dieta. Inconvenientes Seguir la Dieta Paleo no es algo muy práctico, ya que no se puede consumir ningún alimento procesado o empacado. Aunque implica comer más natural, lo cual es muy bueno, explica la nutrióloga Pérez de León García, necesitarás mayor tiempo para preparar tus alimentos, además de que deberás buscar formas para adaptarte en caso de que te inviten a comer o tengas alguna reunión social. Es mucho más caro comer así, por eso no está al alcance de todos. Si la dejas de hacer y empiezas a comer harinas, cereales y azúcares, puede venir el efecto rebote (si no lo haces correctamente).Lo que sí y lo que no en un régimen Paleo Alimentos permitidos Frutas Verduras Semillas Frutos secos Carnes bajas en grasa Pescado Aceites de oliva, aguacate, macadamia y coco Agua y tés herbales Raíces Alimentos prohibidos Cereales como el trigo, avena y cebada Leguminosas como las habas, lentejas, garbanzos y alubias Productos lácteos como leche y yogur Azúcar Comida procesada Sal Muy rara vez puedes comer o beber Café Vino y cerveza Azúcares naturales como la miel Harina de almendra o coco ¡Aliméntate en serio con Santander!
Los Ángeles es una ciudad hispana y para comprobarlo, ni siquiera tienes que salir de casa. Tanto en la tele, por ejemplo, en series como Insecure (HBO) o Love (Netflix), como en las noticias, los platillos mexicanos reinan en esa ciudad de California y se expanden hasta otras.Los tacos de birria que llegaron hasta Nueva York comenzaron con un carrito en Los Ángeles son quizá una muestra más clara de cómo la comida mexicana ha conquistado Los Ángeles y a partir de ahí se ha expandido, por eso aquí hicimos un recuento de todos los platillos que puedes encontrar allá.TacosEn Insecure podemos ver los Worldwide Tacos, un restaurante real en el Boulevard West Martin Luther King, donde todo está fresco y recién preparado, pues tienen una cocina pequeña, de acuerdo con Frederick Sennie, el dueño del lugar. Cabe mencionar que estos tacos son estilo soul food, o comida para el alma y ofrecen 150 tipos de tacos.BirriaBirria-Landia, uno de los tacos más populares de birria en el país vecino del norte, comenzó en Los Ángeles y en otoño del 2019, llegó a Nueva York, al barrio de Queens, en un food truck. Los cuatro platillos que ofrece Birria-Landia son tacos, mulitas, tostadas y consomé, y la forma de comer los tacos es remojándolos en el caldo.GuisadosLa comida más popular en las taquizas mexicanas también está viva en Los Ángeles, con el restaurante Guisados, nacido en el barrio de Boyle Heights en 2010, este lugar se dispuso a servir guisados caseros en tortillas de maíz hechas a mano; pero no cualquier tortilla, sino que se hacen a pedido de la masa fresca molida al lado en Carnitas Uruapan. QuesadillasEn territorio mexicano, las quesadillas se dividen en si llevan queso o no, pero del otro lado de la frontera son un platillo que ha conquistado tanto, que las puedes encontrar en formato maxi, con ingredientes como pollo preparado, o en sus versiones clásicas, con masa azul y rellenas de huitlacoche o flor de calabaza.Cochinita pibilLa cochinita pibil es un regalo de Yucatán para el mundo y en Los Ángeles, además, es uno muy famoso, con varios restaurantes y food trucks en los que este platillo típico puede ser degustado de manera tradicional y hasta en torta. 
El Alzheimer es una enfermedad que afecta a un número importante de personas a nivel mundial. Este padecimiento es el tipo de demencia más común, el cual le impide a las personas llevar a cabo sus actividades diarias. Debido a la gravedad de esta enfermedad, científicos de todo el mundo han dedicado sus esfuerzos a encontrar maneras de prevenir el Alzheimer. Aunque actualmente no hay una cura para este tipo de demencia, se ha descubierto que diversos alimentos ayudan a prevenir esta enfermedad. El estudio más reciente se relaciona con el café, pues un grupo de científicos australianos descubrió que tomar café podría ayudar a disminuir las probabilidades de padecer Alzheimer. A continuación te contamos todo lo que debes saber sobre este relevante descubrimiento. También puedes leer: 8 beneficios de beber café todos los días¿Qué es el Alzheimer?El Alzheimer es un tipo de demencia que evoluciona poco a poco. Este padecimiento afecta la memoria, el lenguaje y el pensamiento de las personas. Por ejemplo, las personas comienzan a olvidar todo tipo de cosas, detalles y personas. A medida que la enfermedad avanza, los pacientes presentan dificultades para hablar, leer, escribir y para reconocer a sus familiares, lo que los lleva a requerir atención de tiempo completo. Cabe mencionar que el Alzheimer suele presentarse en personas mayores de 60 años.¿Tomar café previene la aparición del Alzheimer?De acuerdo con un estudio publicado por una universidad australiana, tomar café es una excelente opción prevenir la aparición del Alzheimer, una enfermedad que evita que las personas lleven una vida normal debido a la pérdida de memoria. Un grupo de especialista de la Universidad Edith Cowan (ECU) lanzaron una investigación para determinar si el consumo de café tenía un impacto en el declive mental de 200 australianos a lo largo de 10 años. En un boletín de prensa publicado por la universidad, la Dra. Samantha Gardener, la investigadora principal, señaló que el estudio demostró un vínculo entre el café y marcadores importante que se relacionan con el Alzheimer. También puedes leer: Razones por las que el café es el mejor para antes de entrenarLa experta dijo que “los participantes sin problemas de memoria y con un consumo elevado de cafeína tenían menores probabilidades de presentar un deterioro cognitivo leve, el cual suele evolucionar a Alzheimer, o desarrollar Alzheimer durante el estudio”. Según el nuevo estudio, tomar más café “dio resultados positivos en relación con ciertos dominios de la función cognitiva, específicamente en la función de ejecución, la cual incluye la planeación, el control y la atención”. Por otro lado, consumir más café también se asocia con un retraso en la acumulación de una proteína en el cerebro, la cual es un factor clave en el desarrollo del Alzheimer. Y aunque esta no es una cura para la enfermedad, tomar café podría convertirse en una herramienta para prevenir o retrasar la aparición de este padecimiento.¿Cuántas tazas de café debes tomar al día?Los científicos indican que, si tomas una taza de café al día, lo mejor sería incrementar tu consumo a 2 tazas de café al día, aunque aún faltan más estudios para determinar cuál es la cantidad más recomendable. La Dra. Gardener dijo que los expertos necesitan “evaluar si algún día, el consumo de café podría recomendarse como un factor del estilo de vida enfocado a retrasar la aparición del Alzheimer”. También puedes leer: Feral café, café salvaje en la ciudad
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD