Guía básica para elegir un vino de mesa
Bebidas

Guía básica para elegir un vino de mesa

Por Kiwilimón - Septiembre 2017
  El maridaje entre un delicioso platillo y un bien vino es uno de los mayores placeres de un sibarita, pero para disfrutar esta exquisita experiencia no necesitas una gran inversión, sino una elección inteligente. En Kiwilimón nos dimos a la tarea de resumir en una sencilla guía los pasos que debes seguir para elegir un vino de mesa. ¿Lista para lucirte en la próxima reunión con tus amigos? Sigue estos consejos para escoger el mejor vino para que tu comida sea un éxito:

1. Conoce el tipo de reunión al que irás

Obviamente no es lo mismo una fiesta de aniversario que la reunión semanal en casa de una de tus amigas. Es importante que consideres esto ya que si no lo tomas en cuenta podrías hacer una elección un poco fuera de lugar. (¿Te imaginas llegar con jeans a una boda o con vestido largo a un picnic? Esto sería su equivalente). Mientras que un joven Cabernet puede sacarte de casi cualquier apuro, un Chianti del 98 puede reservarse para una ocasión más especial.

2. Identifica los alimentos del menú

No se necesita ser un sommelier experimentado para poder disfrutar los sabores de un vino. Solamente debes saber elegir el indicado para cada tipo de alimento. Aunque las combinaciones que se hagan dependen mucho del gusto de cada uno, te compartimos los maridajes más comunes:
  • Carnes frías: para abrir el apetito con una tabla de charcutería, queda muy bien un tinto ligero para no tapar los sabores de la carne.
  • Quesos: lo mejor para los quesos azules son los tintos afrutados, mientras que para los quesos curados los tintos maduros son los mejores.
  • Mariscos: los vinos blancos, como el Riesling o el Albariño, combinan muy bien con los sabores de los mariscos.
  • Pescados blancos: a diferencia de los mariscos, los pescados blancos saben mejor con vinos blancos ácidos.
  • Pescados grasos: para un platillo con salmón o atún, la mejor elección es un tinto ligero o medio, como un Rioja.
  • Carnes de ave: como regla general, se considera que los vinos blancos (a excepción de las variedades más ácidas) van bien con las aves.
  • Carnes rojas: los sabores más fuertes de la carne combinan perfectamente con la potencia de un Cabernet Sauvignon, Syrah o Malbec.
  • Postres: las tonalidades dulces del postre deben combinar pero no esconderse con el aroma del vino. Elige un Oporto joven o un Moscatel para cerrar la comida.

3. Cuida la temperatura del vino

No solo hay que considerar los alimentos, sino también la temperatura del vino. Aunque un par de grados pueden parecer irrelevantes, un vino demasiado frío o demasiado caliente puede afectar el sabor y los aromas. Lo ideal es que un vino tinto de reserva se sirva a 17°, un vino tinto crianza a 15°, un vino rosado a 12°, un vino blanco joven seco a 10°, un vino blanco dulce a 8° y un vino espumoso a 7°.

4. Si nada te convence, elige un rosado

Cuando tengas duda sobre el menú o el tipo de reunión, lo más sencillo es que elijas un vino rosado. Esta variedad tiene la característica de ser lo suficientemente refrescante y ácida para combinar con una gran cantidad de platillos. ¿Quieres darle más caché a tu comida? Escoge un vino rosado espumoso. Ahora que ya conoces los pasos más básicos para elegir un vino de mesa, ¿qué esperas para planear tu propio maridaje? Prepara estas recetas y cuéntanos con qué tipo de vino te gustaría acompañarlas:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El vino es la estrella de las celebraciones. Es una historia líquida embotellada que nos permite saborear el terruño, tipicidad y la tradición de una región vitivinícola, la cual complementa a la perfección la experiencia gastronómica de festejar en la mesa con nuestros seres queridos. Para este Thanksgiving, les proponemos acompañar sus banquetes de celebración con cinco vinos excepcionales, que son parte del portafolio de D’Otto Wine, un distribuidor mexicano que lleva más de veinte años promoviendo el consumo del vino en México y que representa a 43 bodegas de diferentes regiones del mundo. La filosofía de Otto es “Crear experiencias alrededor del vino. Las bodegas que representó son la sumatoria de una vida dedicada a esta maravillosa industria, además, son proyectos de todo el mundo que los amantes del vino deberían conocer. Por eso, este 2021 organicé la primera edición del D’Otto Fest, festival en el que estuvieron presentes 18 de las bodegas con las que trabajamos, para que las personas pudieran conocer los vinos de la mano de los mismos propietarios y enólogos que los elaboran. Esa es nuestra principal característica: trato personalizado con toda la cadena que está detrás de las mejores etiquetas del mundo y con nuestro consumidor final”. Estas son las cinco etiquetas de vinos que te recomendamos para celebrar Thanksgiving con sabores mexicanos: Pinot Gris de Alexana Winery La bodega fue fundada por un cardiólogo de la India que decidió seguir su pasión hasta Willamette Valley, Oregon, para producir vinos en un terroir único en el mundo, pues cuenta con 18 tipos de suelos diferentes. Para hacer este vino blanco, se clasifica a mano dos veces y el jugo se extrae de todo el racimo. Después, fermentan el jugo por completo y dejan que el vino terminado se asiente sobre las lías, mientras lo remueven cada dos semanas para extraer más sabor y textura. En boca, es un vino de sabores ricos y redondos con notas de melón y cítricos. Acompaña este vino con un sabroso pollo adobado relleno. Horizonte de Exopto Exopto viene del latín y significa “desear fuertemente”. Esa filosofía inspiró a Tom Puyaubert, en el 2003, para recuperar y valorizar viñas viejas en las laderas de la Sierra Cantabria y del Monte Yerga, dentro de la  D.O.Ca Rioja. Durante este tiempo su trabajo ha sido elaborar vinos artesanalmente para confeccionar etiquetas auténticas, honestas y sorprendentes. Te invitamos a acompañar esta celebración con Horizonte Tinto, el primer vino creado en la bodega, elaborado a base de Tempranillo (80%), variedad insignia de Rioja, con Garnacha y Graciano, junto con el platillo estelar de la temporada: un pavo, pero ¡al pastor! Descubre aquí la receta. Sangarida Godello de Attis Bodegas & Viñedos Ubicados en el corazón del Val do Salnés, dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas, una zona abrazada por el Atlántico, nace este vino de la uva Godello, ¡único en el mundo! En Bierzo, esta variedad sólo representa el 4% de la producción que se cultiva. Y esta bodega lo produce con excelencia, con la sabiduría heredada de tres generaciones al servicio de la vid; es fresco, irreverente y memorable. Pruébalo con estos mini elotitos de mayonesa con tocino. Plan di Nova de Il Borro Wines¿Te imaginas una vinícola con orígenes medievales? A 20 minutos de Florencia, encontrarás este edén histórico que perteneció a las familias más poderosas de la Toscana y que en 1993 compró la familia Ferragamo para producir vinos de la más alta calidad y con certificación orgánica (desde 2015). Tienen mil hectáreas dedicadas a los viñedos y cuentan con un increíble pueblo medieval reconstruido para visitarlo con la familia. Tienes que probar Plan di Nova, elaborado con las uvas Siray (75%) y Sangiovese (25%), es floral y especiado en nariz, con una acidez perfecta en boca, redondo y muy bien balanceado. Acompáñalo con una tabla de quesos o con tu carne favorita para el Thanksgiving. Corral de Campanas de Quinta la Quietud En el municipio de Toro se encuentra esta vid con concepto ecologista con uvas 100% de viñedos propios. Este vino Tinta de Toro 100% tiene una fermentación natural espontánea sin sulfitos añadidos, lo que lo hace muy profundo, de un color púrpura, con aroma intenso de fruta roja, notas balsámicas y especiadas. En boca, es fresco y combina perfecto con esta pechuga de pavo con salsa de arándanos. ¡Comparte con nosotros cómo celebrarás tu Thanksgiving y con qué vinos lo acompañaras! 
Dulces, con manzana, zanahoria, durazno o malvaviscos, o saldas, con papa o col, las ensaladas navideñas pueden ser tan variadas como quieras y con estos tips que te damos, tendrás 8 formas más para darle un giro a tus ensaladas navideñas.Si te gustan las clásicas, no te puede faltar la de manzana o la más tradicional ensalada de Nochebuena, con betabel. Pero si prefieres una diferente, puedes probar con una papa o incluso preparar una ensalada rusa para acompañar tu platillo principal. Ahora que si quieres preparar una ensalada ligera, porque las ensaladas navideñas suelen llevar crema o mayonesa, lo cual las hace un poco más pesadas, la coordinadora de chefs en Kiwilimón, Yamilette González, nos dio 8 tips para que puedas usar la receta de tu ensalada favorita como una ensalada navideña dándole giros sencillos.En un plato redondo puedes poner al centro tu aderezo favorito y alrededor de él, tu ensalada, de esta forma simulará una corona.Utiliza fruta de temporada, como mandarina, arándanos frescos, camote rostizado.Agrega frutos secos, como nueces, pistaches, piñones, cacahuates, semillas de girasol y dátiles, que son de esta temporada.Si agregas frutas secas como pasas, arándanos secos o dátiles, agrega un queso salado para que se equilibren los sabores y se complementen con el resto de los ingredientes.Puedes agregar como proteína tocino frito, jamón serrano, pastrami; si usas estas carnes frías, equilíbralas con un queso maduro, como brie o roquefort.Puedes agregar textura y sabor complementando tu ensalada con cebollas crujientes o chips de vegetales.Utiliza hojas como arúgula para darle un toque de acidez y frescura, combina tus ensaladas con lechugas de distintas variedades, como lechuga francesa, sangría, italiana u orejona.Si agregas nueces, almendras o semillas de girasol, tuéstalas antes para que se concentre mejor el sabor.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD