Guía básica para elegir un vino de mesa
Bebidas

Guía básica para elegir un vino de mesa

Por Kiwilimón - Septiembre 2017
  El maridaje entre un delicioso platillo y un bien vino es uno de los mayores placeres de un sibarita, pero para disfrutar esta exquisita experiencia no necesitas una gran inversión, sino una elección inteligente. En Kiwilimón nos dimos a la tarea de resumir en una sencilla guía los pasos que debes seguir para elegir un vino de mesa. ¿Lista para lucirte en la próxima reunión con tus amigos? Sigue estos consejos para escoger el mejor vino para que tu comida sea un éxito:

1. Conoce el tipo de reunión al que irás

Obviamente no es lo mismo una fiesta de aniversario que la reunión semanal en casa de una de tus amigas. Es importante que consideres esto ya que si no lo tomas en cuenta podrías hacer una elección un poco fuera de lugar. (¿Te imaginas llegar con jeans a una boda o con vestido largo a un picnic? Esto sería su equivalente). Mientras que un joven Cabernet puede sacarte de casi cualquier apuro, un Chianti del 98 puede reservarse para una ocasión más especial.

2. Identifica los alimentos del menú

No se necesita ser un sommelier experimentado para poder disfrutar los sabores de un vino. Solamente debes saber elegir el indicado para cada tipo de alimento. Aunque las combinaciones que se hagan dependen mucho del gusto de cada uno, te compartimos los maridajes más comunes:
  • Carnes frías: para abrir el apetito con una tabla de charcutería, queda muy bien un tinto ligero para no tapar los sabores de la carne.
  • Quesos: lo mejor para los quesos azules son los tintos afrutados, mientras que para los quesos curados los tintos maduros son los mejores.
  • Mariscos: los vinos blancos, como el Riesling o el Albariño, combinan muy bien con los sabores de los mariscos.
  • Pescados blancos: a diferencia de los mariscos, los pescados blancos saben mejor con vinos blancos ácidos.
  • Pescados grasos: para un platillo con salmón o atún, la mejor elección es un tinto ligero o medio, como un Rioja.
  • Carnes de ave: como regla general, se considera que los vinos blancos (a excepción de las variedades más ácidas) van bien con las aves.
  • Carnes rojas: los sabores más fuertes de la carne combinan perfectamente con la potencia de un Cabernet Sauvignon, Syrah o Malbec.
  • Postres: las tonalidades dulces del postre deben combinar pero no esconderse con el aroma del vino. Elige un Oporto joven o un Moscatel para cerrar la comida.

3. Cuida la temperatura del vino

No solo hay que considerar los alimentos, sino también la temperatura del vino. Aunque un par de grados pueden parecer irrelevantes, un vino demasiado frío o demasiado caliente puede afectar el sabor y los aromas. Lo ideal es que un vino tinto de reserva se sirva a 17°, un vino tinto crianza a 15°, un vino rosado a 12°, un vino blanco joven seco a 10°, un vino blanco dulce a 8° y un vino espumoso a 7°.

4. Si nada te convence, elige un rosado

Cuando tengas duda sobre el menú o el tipo de reunión, lo más sencillo es que elijas un vino rosado. Esta variedad tiene la característica de ser lo suficientemente refrescante y ácida para combinar con una gran cantidad de platillos. ¿Quieres darle más caché a tu comida? Escoge un vino rosado espumoso. Ahora que ya conoces los pasos más básicos para elegir un vino de mesa, ¿qué esperas para planear tu propio maridaje? Prepara estas recetas y cuéntanos con qué tipo de vino te gustaría acompañarlas:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los niveles de colesterol alto se han convertido en un problema de salud común entre la población, pues esto se debe al consumo de alimentos poco saludables. Si presentas este padecimiento, además de acudir con un especialista, también deberás modificar tu dieta en incorporar más frutas, verduras, pescado y granos integrales, así como jugos y licuados. Además de modificar tu alimentación, también puedes empezar a consumir tés para bajar el colesterol, pues diversos estudios científicos recientes han confirmado que efectivamente hay tés que te ayudarán a disminuir los niveles de colesterol de manera natural. Aquí te contamos cuáles son.¿Qué es el colesterol?De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., el colesterol es una sustancia con consistencia de cera, la cual se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo, ya que es necesario para producir hormonas, vitamina D y otras sustancias que ayudan a la digestión. Sin embargo, si tenemos demasiado colesterol, esto se combina con otras sustancias y se forma una especie de placa, la cual se adhiere a los vasos sanguíneos. Una vez que esto sucede, nuestra salud está en riesgo, pues tenemos más probabilidades de padecer un infarto o un ataque al corazón. También puedes leer: 5 alimentos para combatir el colesterol malo¿Cuántos tipos de colesterol hay?Según los expertos, existen 3 tipos de colesterol: Colesterol bueno (HDL): Este tipo de colesterol es el encargado de transportar el colesterol que se encuentra en otras partes del cuerpo al hígado, en donde se eliminará.Colesterol malo (LDL): Este es conocido como el colesterol malo, pues cuando los niveles son altos, la placa comienza a acumularse en las arterías del corazón.Lipoproteína de muy baja densidad (VLDL): Esta sustancia es la encargada de trasportar los triglicéridos y el colesterol LDL. Cabe mencionar que algunos expertos también lo clasifican como colesterol malo.¿Qué causa el colesterol alto?En la mayoría de los casos, un estilo de vida poco sano es la principal causa del colesterol elevado, incluyendo:Dieta poco sana: El consumo excesivo de grasas, lácteos, carne, comida chatarra, chocolate y comida frita aumentará tus niveles de colesterol malo.No hacer ejercicio: Los expertos señalan que el sedentarismo y la falta de ejercicio reducen los niveles de colesterol bueno.Fumar: Es hábito no solo incrementa los niveles de colesterol malo, también reduce los niveles de colesterol bueno.También puedes leer: Conoce todos los beneficios que el té de jamaica tiene para tiTés para bajar el colesterolEs importante mencionar que no existen remedios mágicos para disminuir los niveles de colesterol, pues esto solo se puede lograr si cambias tu dieta, eliminas la comida chatarra de tu dieta y comienzas a hacer ejercicio, sin embargo, hay ciertos tés que te serán de mucha ayuda, pues tienen grandes beneficios para combatir el colesterol malo y, por ende, para cuidar de tu corazón. A continuación de decimos cuáles son los mejores. Té verdeGracias a que el té verde contiene antioxidantes y una sustancia llamada catequina, esta bebida se convierte en el arma perfecta para combatir el colesterol alto, pero en especial el LDL. Por otro lado, el estudio publicado en 2020 también señala que el consumo de este té disminuye los niveles de colesterol malo, pero no los niveles de colesterol bueno o triglicéridos. Té de jamaicaAdemás de ser el ingrediente perfecto para preparar aguas frescas, la jamaica también tienes muchos beneficios para la salud. Estudios científicos recientes han encontrado que los antioxidantes son poderosos aliados contra el colesterol. Hasta el momento, las investigaciones señalan que el té de jamaica es el que más contiene antioxidantes.Té de jengibreComo seguramente ya sabes, el té de jengibre tienes muchos beneficios para tu salud, por lo que no es de sorprender que también ayude a disminuir los niveles de colesterol. Según una investigación publicada en 2008, el polvo de jengibre tuvo un efecto muy importante en los niveles de colesterol de los participantes. Es por esto que un refrescante té de jengibre es la opción perfecta para empezar el día. Té de diente de leónEste té es otro gran remedio natural para el colesterol, pues ha sido parte de la medicina tradicional por muchos años. En 2010, un estudio realizado en animales confirmó que el diente de león es benéfico en la lucha contra el colesterol. Finalmente, recuerda que estos tés son remedios naturales para bajar el colesterol, pero también deben ir acompañador de una buena alimentación, ejercicio y la guía de un especialista. También puedes leer: Los increíbles beneficios del té de jengibreBebidas que debes evitar si tienes colesterol altoAhora que ya sabes cuáles son los tés que te ayudarán a bajar el colesterol de manera natural, también es importante que evites consumir el consumo de ciertas bebidas, pues debes recordar que los niveles de colesterol altos pueden afectar tu corazón.¿Cuáles son las bebidas que debes evitar?Bebidas con crema batidaRefrescoBebidas preparadas con leche con alto porcentaje de grasaBebidas preparadas con heladoBebidas de cocoBebidas que contengan aceite de coco o de palmaBebidas que debes consumir con moderación:Bebidas energéticasJugo de frutasChocolate caliente
Pasillo de Humo es un pequeño rincón de Oaxaca en la Ciudad de México, además, es el lugar perfecto para adentrarse en la gastronomía oaxaqueña con sus deliciosas tlayudas, moles y cócteles. La legendaria Celia Florián, una de las cocineras tradicionales más importantes y galardonas de nuestro país y la mente maestra detrás del restaurante Las Quince Letras en Oaxaca, junto con su hijo Alam Méndez, quien llevó la comida oaxaqueña a Washington, fueron los encargados de traernos la auténtica cocina oaxaqueña a la Ciudad de México. Los platillos que podrás encontrar en Pasillo de Humo son una versión contemporánea de la comida oaxaqueña, pero siempre con el sabor que caracteriza esta tradición culinaria. A través de sus recetas, Celia y Alam se han dado a la tarea de demostrarle al mundo que la comida tradicional oaxaqueña es tan compleja y esplendorosa como cualquier otra. Para comenzar tu viaje a través de la tradición culinaria de Oaxaca, te recomiendo los molotes istmeños de plátano macho con mole rojo, son el balance perfecto entre dulce y picoso, un digno representante de la comida oaxaqueña. Para el plato fuerte, puedes probar la crujiente y deliciosa tlayuda de chorizo y chapulines, el aromático mole rojo, la decadente panceta de cerdo con mole manchamanteles o el mole amarillo de res. Cada uno de estos postres te enamorarán de la gastronomía oaxaqueña bocado a bocado. Pasillo de Humo también ofrece una increíble selección de cócteles y los mejores mezcales. Te recomiendo el cóctel con chepiche, mezcal, pepino y limón. Aunque también puedes pedir el tradicional chocolate oaxaqueño. Para el postre, te sugiero probar el clásico tamal de chocolate. Si visitas este pedacito de Oaxaca a la hora de desayuno, no te puedes perder el pan dulce y el chocolate caliente. Luego puedes pedir la cazuela con huevo estrellado, hoja santa, quesillo y chapulines.
Como en muchos otros países, la comida es parte importante en la cultura de Haití, país caribeño que comparte isla con República Dominicana. Con una cocina influenciada por los sabores africanos, franceses e incluso con presencia de los españoles e hindúes, la gastronomía de Haití es vibrante y sabrosa.Al igual que los franceses, a los haitianos les gusta un sabor fuerte y picante como la pimienta en sus comidas, pero a diferencia de la típica dieta caribeña, no les gustan mucho las comidas especiadas.Entre sus alimentos básicos podemos encontrar carnes de cerdo, de res y de cabra, aves como pollo y pavo, y varios pescados; el huevo y una variedad de frijoles, garbanzos, soya, frijoles rojos, yuca, harina de maíz, arroz de grano corto y trigo también se encuentran entre sus básicos.Cuentan con frutas únicas, como el akí o akee, el frutipan o mazapán y la yaca (jackfruit) y verduras de la región, como el djon-djon, un tipo de hongo negro comestible, la zanahoria blanca y el arrurruz, pero también algunas más conocidas, como los chiles, el maíz, los champiñones, los pimientos, papas, calabazas y camotes.El platillo más común que consumen los haitianos promedio es el llamado Ritz et Pois, el cual es probablemente considerado el plato nacional y que consiste básicamente en arroz y frijoles. No importa cómo cocinen tanto el arroz como los frijoles, y las inclusiones que quieran agregar como carne de cerdo, pollo o ternera, siempre que la base sea arroz y frijoles, será Ritz et Pois. El Banann Peze es otro alimento común, el cual lleva una variedad de plátano frito en grasa de cerdo, o el Djon-djon, de cosecha propia de Haití, en el que se usan hongos negros haitianos molidos para hacer que el arroz se vuelva negro y luego se cubre con habas.Gastronomía de Haití, 3 platillos imperdiblesGriyo (cerdo frito)Al pasear por Haití, seguramente verá vendedores vendiendo sus fritays durante todo el día. Los fritays son alimentos callejeros fritos como caracoles, plátanos y salchichas, por nombrar algunos. Uno de los alimentos callejeros más populares en Haití sin duda es el Griyo, una especie de fritay hecha con trozos de carne de cerdo fritos y marinados. LambiEl menú haitiano está repleto de platos donde el marisco es el ingrediente principal, en especial el caracol. Existen diferentes estilos de cocinar Lambi: desde frito, asado a la parrilla, salteado… Cocinarlo como un guiso con salsa a base de tomate se conoce como Lambi Criollo o caracol guisado y tienes que pedirlo si lo ves en un restaurante local. Lambi puede ser muy gomoso cuando no se cocina adecuadamente, por lo que es mejor pedir recomendaciones de restaurantes a los lugareños.Poulet Aux NoixEste platillo haitiano es una especialidad y un plato tradicional en la parte norte de la isla. Cocido o servido con un condimento llamado pikliz, este delicioso plato de pollo tiene el auténtico sabor de la cocina haitiana con su picante y rico sabor, realzado por un método de cocción lenta. Los trozos de pollo se marinan durante la noche en una mezcla de hierbas y especias junto con nueces de la India, cebollas, pimientos y una mezcla de verduras, y el Poulet Aux Noix se cuece en una salsa espesa a base de tomate. Por lo general, se come con arroz blanco al vapor, una porción de este plato picante es perfecta como comida diaria.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD