Marcelino, pan y vino: el maridaje perfecto
Bebidas

Marcelino, pan y vino: el maridaje perfecto

Por Kiwilimón - Julio 2013
El pan y el vino son viejos amigos, se llevan muy bien. Emparejar la hogaza correcta con la uva apropiada puede resultar en un maridaje perfecto; un manjar de dioses. Maridar estos dos componentes no es difícil, sólo es cuestión de experimentar y como en todo, también es cuestión de gustos. Tal vez la parte complicada sea saber por dónde empezar así que aquí van algunos consejos de emparejamiento para iniciarse en el mundo del pan y vino.  

 

Pan Brioche con Champaña

La textura del pan brioche es sumamente suave pero su corteza es crujiente y esto se complementa con las burbujas de la champaña, al menos en textura. Sobre el sabor, la dulzura y amargura del pan se balancea con lo ácido del vino, aunque si eres de sabores fuertes lo ideal es acompañar el pan con algunas rebanadas de salmón o tal vez un poco de arúgula, pues habrá un golpe extra al paladar que la champaña puede limpiar de inmediato tras saborearlo.  

Baguette con Pinot Grigio

Este pan no es ácido o amargo, al contrario, tiene un sabor delicado y terroso que se puede complementar muy bien con vino blanco. Este maridaje es de asociación pues ambos elementos son suaves y complementarios en textura. Se vale incluir charcutería o quesos suaves dentro de la baguette para complementar el sabor, manchego y serrano son buena alternativa.

 Receta de Baguette

  Ingredientes: - 450 gramos de harina blanca - 1 1/2 cucharadas de sal - 1 1/2 cucharadas de levadura seca soluble - 325 mililitros de agua - aceite vegetal Encuentra los pasos de esta receta dando click aquí.  

Focaccia con Vino Rosado

Sin duda la focaccia es uno de los panes más suaves, de mayor sabor y también de mayor contenido graso. Esto puede resultar pesado al final por lo que usar un vino rosado bien frío que posee una acidez muy definida corta con aquella grasa y resulta en un bocado muy parejo.

Receta de Focaccia

  Ingredientes: - 6 cucharadas de agua - 1 paquete de levadura para repostería - 2 cucharadas de azúcar - 2 tazas de harina - 2 cucharadas de sal - 11 cucharadas de aceite de oliva - 1/2 cucharada de pimienta - 1/4 de taza de aceituna kalamata - 1/2 taza de queso parmesano rallado - 1 cucharada de romero Encuentra los pasos de esta receta dando click aquí.  

Pan de Centeno con Pinot Noir

Para este pan de sabor amargo y fuerte que conlleva una corteza dura puede funcionar un pinot noir. Este vino tinto fuerte de aromas frutales empareja muy bien presentando notas achocolatadas y de frutos oscuros como ciruela pasa, además es un vino francés así como la receta original de los panes de centeno que se sirven en los restaurantes.  

Pan dulce con frutos o nueces con riesling

Esta combinación es para aquellos de diente dulce. Un pan confitado que lleve en su interior fruta o algún tipo de fruto seco es naturalmente dulce. Un riesling helado también lleva notas azucaradas muy claras que pueden convertir este emparejamiento en un postre. Ojo, si te gusta lo dulce pero te empalagas fácilmente lo mejor es añadir a la mezcla un poco de queso, un roquefort o camembert de sabores amargos y fuertes disminuirán la dulzura para crear un trío perfectamente balanceado.

Receta de Pastel de Plátano

  Ingredientes: - 10 cucharadas de mantequilla - 2 plátanos grandes maduros - 1/2 taza de crema agria - 1 1/2 cucharaditas de vainilla - 2 huevos - 2 tazas de harina - 3/4 de taza de azúcar - 1 cucharadita de bicarbonato de sodio - 3/4 de cucharadita de polvo para hornear royal - 1/2 cucharadita de sal - 1 taza de nuez tostadas Encuentra los pasos de esta receta aquí.  

"Platícanos, ¿Cuál de estos maridajes te gusto más?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Platillos latinoamericanos que han conquistado los Estados Unidos
Sin lugar a dudas, uno de los encantos de Latinoamérica es su inmensa riqueza gastronómica, pues la región se destaca por tener una gran variedad de preparaciones ancestrales, múltiples recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales que son motivo de orgullo para todos los latinoamericanos. Hoy en día, existen más de una docena de platillos latinoamericanos que se encuentran firmemente arraigados en la culinaria internacional, pero hoy nos limitaremos a explorar aquellos platillos que han conquistado los Estados Unidos.TacosLos tacos son uno de los platillos más famosos de México y actualmente es uno de los platillos latinoamericanos más consumidos en los Estados Unidos, ya sean como hardshell tacos, su versión Tex-Mex, o los soft tacos, que son los tacos por excelencia. Respecto a variedades de tacos, los tacos al pastor se llevan la corona, seguidos de los tacos de birria, los tacos de camarón y los tacos de pescado.ArepasLas arepas son para los colombianos lo que las tortillas son para los mexicanos y también es una especialidad latinoamericana muy popular en el país norteamericano. La arepa de huevo es la reina de las arepas, seguida de la arepa de queso y la arepa paisa de acuerdo con las preferencias de nuestros vecinos del norte.CevicheNo es de sorprender que el ceviche sea una preparación clásica de mariscos a lo largo y ancho de América Latina, pero en Perú, la cuna del ceviche, es orgullosamente considerado el platillo nacional. El ceviche mixto, el ceviche de pulpo y el ceviche de conchas negras son las variantes más populares de este delicioso platillo en los Estados Unidos.PupusasLas pupusas son un favorito de la cocina salvadoreña que ha conquistado Estados Unidos. Las variedades más populares en el país norteamericano son las pupusas revuletas, seguidas de las pupusas de frijoles y las pupusas de queso.Flan Ligero, cremoso y muy delicioso, el flan es uno de los postres más populares en los Estados Unidos, siendo el flan napolitano, el flan de queso y el flan de dulce de leche las variedades de flan más ovacionadas entre los estadounidenses. Pastel de tres lechesHúmedo, esponjoso y muy delicioso, el pastel de tres leches es uno de los pasteles más populares en México y su inigualable textura y rico sabor no tardó en traspasar fronteras para convertirse en un favorito en los Estados Unidos. Sin duda alguna el pastel de tres leches se lleva la corona, pero el pastel cuatro leches y el pastel cinco leches también son variantes sumamente aplaudidas.
¿Cómo hacer tu shampoo con ingredientes naturales?
Sabemos que tu cabello es muy importante para ti, por lo tanto, es esencial que lo laves con productos de gran calidad, sin embargo, no es necesario que gastes una fortuna en productos especializados, ya que tú puedes hacer shampoo natural desde casa. En kiwilimón te decimos cómo y te recomendamos los mejores ingredientes naturales para mantener tu cabello sedoso y limpio. Shampoos naturales para hacer en casa Si quieres olvidarte de los químicos para siempre y quieres hacer tu propio shampoo orgánico, aquí te damos las mejores recetas. Notarás la diferencia en tu melena de inmediato.También puedes leer: 5 remedios caseros para hacer crecer el cabelloShampoo natural Este shampoo natural es apto para todo tipo de cabello y es muy fácil de preparar en casa. Ingredientes: ½ taza de jabón de Castilla ½ taza de agua ½ cucharadita de aceite de canolaInstrucciones:Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Coloca la mezcla en una botella y lava tu cabello como de costumbre.Shampoo de aloe vera El aloe vera es una de las mejores opciones a la hora de hacer shampoo orgánico es casa, gracias a todos los beneficios que tiene esta planta. Si tu cabello está seco y muy delgado, esta es tu mejor opción, ya que este ingrediente te ayudará a balancear tu pH y a disminuir la caída del cabello, mientras también desaparece la irritación. Ingredientes:1/3 de taza de aloe vera ½ taza de agua ½ taza de jabón de Castilla 4 cucharadas de aceite de almendraInstrucciones:Mezcla todos los ingredientes y coloca en una botella.Lava tu cabello como de costumbre.También puedes leer: Mascarilla de avena casera para cabello grasosoShampoo casero para la caspa Gracias a que el té verde ayuda a acabar con la caspa, este shampoo natural es una excelente opción si padeces de este molesto problema. Por si fuera poco, la miel también le dará sedosidad y brillo a tu cabellera. Ingredientes:½ taza de té verde 2 cucharadas de aceite de miel ¼ de taza de jabón de Castilla 1 cucharadita de aceite de oliva 1 cucharadita de aloe vera 5 gotas de aceite de mentaInstrucciones: Pon agua a hervir y añade el té verde. Una vez que esté listo, ponlo a enfriar. Mezcla el té con los demás ingredientes. Transfiere la mezcla a una botella y usa como de costumbre. Shampoo de aceite de oliva Si quieres lucir un cabello brillante y muy sedoso, entonces prueba esta shampoo natural con un toque de aceite de oliva. Ingredientes:¼ de taza de aceite de oliva ½ taza de agua 1 taza de jabón de CastillaInstrucciones:Vierte todos los ingredientes en un bowl limpio y seco. Mezcla hasta integrar muy bien todos los ingredientes. Coloca la mezcla líquida en una botella y lava tu cabellera. Shampoo natural con vinagre de manzana ¿Quieres que tu cabello esté libre de caspa, grasa y además luzca espectacular? Tenemos buenas noticias, pues seguramente tienes la mayoría de los ingredientes que necesitas para este shampoo en casa. Ingredientes:2 cucharadas de bicarbonato de sodio ¼ de taza de agua 1 taza de vinagre de manzana 2 tazas de aguaInstrucciones:Mezcla el bicarbonato con el agua, aplica en el cabello y frota con tus dedos. Deja reposar por un par de minutos y enjuaga. Mezcla el vinagre con las 2 tazas de agua. Aplica la mezcla sobre tu cabello y deja reposar por un par de minutos. Enjuaga con abundante agua. Shampoo orgánico con manzanilla Si últimamente tu cuero cabelludo está rojizo o irritado, este shampoo te vendría muy bien, gracias al efecto calmante de la manzanilla. Ingredientes:1 taza de agua 6 bolsas de té de manzanilla ½ cucharadita de aceite de coco 1 taza de jabón de CastillaInstrucciones:Pon el agua a hervir, coloca las bolsas de té dentro de la olla y dejar reposar por 15 minutos. Retira las bolsas de té y añade el resto de los ingredientes. Mezcla todo muy bien. Vierte la mezcla en una botella y lava tu cabello.También puedes leer: 3 remedios caseros para evitar el frizz del cabello
La evolución de la tortilla de maíz, de la época antigua a la actualidad
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD