Marcelino, pan y vino: el maridaje perfecto
Bebidas

Marcelino, pan y vino: el maridaje perfecto

Por Kiwilimón - Julio 2013
El pan y el vino son viejos amigos, se llevan muy bien. Emparejar la hogaza correcta con la uva apropiada puede resultar en un maridaje perfecto; un manjar de dioses. Maridar estos dos componentes no es difícil, sólo es cuestión de experimentar y como en todo, también es cuestión de gustos. Tal vez la parte complicada sea saber por dónde empezar así que aquí van algunos consejos de emparejamiento para iniciarse en el mundo del pan y vino.  

 

Pan Brioche con Champaña

La textura del pan brioche es sumamente suave pero su corteza es crujiente y esto se complementa con las burbujas de la champaña, al menos en textura. Sobre el sabor, la dulzura y amargura del pan se balancea con lo ácido del vino, aunque si eres de sabores fuertes lo ideal es acompañar el pan con algunas rebanadas de salmón o tal vez un poco de arúgula, pues habrá un golpe extra al paladar que la champaña puede limpiar de inmediato tras saborearlo.  

Baguette con Pinot Grigio

Este pan no es ácido o amargo, al contrario, tiene un sabor delicado y terroso que se puede complementar muy bien con vino blanco. Este maridaje es de asociación pues ambos elementos son suaves y complementarios en textura. Se vale incluir charcutería o quesos suaves dentro de la baguette para complementar el sabor, manchego y serrano son buena alternativa.

 Receta de Baguette

  Ingredientes: - 450 gramos de harina blanca - 1 1/2 cucharadas de sal - 1 1/2 cucharadas de levadura seca soluble - 325 mililitros de agua - aceite vegetal Encuentra los pasos de esta receta dando click aquí.  

Focaccia con Vino Rosado

Sin duda la focaccia es uno de los panes más suaves, de mayor sabor y también de mayor contenido graso. Esto puede resultar pesado al final por lo que usar un vino rosado bien frío que posee una acidez muy definida corta con aquella grasa y resulta en un bocado muy parejo.

Receta de Focaccia

  Ingredientes: - 6 cucharadas de agua - 1 paquete de levadura para repostería - 2 cucharadas de azúcar - 2 tazas de harina - 2 cucharadas de sal - 11 cucharadas de aceite de oliva - 1/2 cucharada de pimienta - 1/4 de taza de aceituna kalamata - 1/2 taza de queso parmesano rallado - 1 cucharada de romero Encuentra los pasos de esta receta dando click aquí.  

Pan de Centeno con Pinot Noir

Para este pan de sabor amargo y fuerte que conlleva una corteza dura puede funcionar un pinot noir. Este vino tinto fuerte de aromas frutales empareja muy bien presentando notas achocolatadas y de frutos oscuros como ciruela pasa, además es un vino francés así como la receta original de los panes de centeno que se sirven en los restaurantes.  

Pan dulce con frutos o nueces con riesling

Esta combinación es para aquellos de diente dulce. Un pan confitado que lleve en su interior fruta o algún tipo de fruto seco es naturalmente dulce. Un riesling helado también lleva notas azucaradas muy claras que pueden convertir este emparejamiento en un postre. Ojo, si te gusta lo dulce pero te empalagas fácilmente lo mejor es añadir a la mezcla un poco de queso, un roquefort o camembert de sabores amargos y fuertes disminuirán la dulzura para crear un trío perfectamente balanceado.

Receta de Pastel de Plátano

  Ingredientes: - 10 cucharadas de mantequilla - 2 plátanos grandes maduros - 1/2 taza de crema agria - 1 1/2 cucharaditas de vainilla - 2 huevos - 2 tazas de harina - 3/4 de taza de azúcar - 1 cucharadita de bicarbonato de sodio - 3/4 de cucharadita de polvo para hornear royal - 1/2 cucharadita de sal - 1 taza de nuez tostadas Encuentra los pasos de esta receta aquí.  

"Platícanos, ¿Cuál de estos maridajes te gusto más?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sentir el cabello seco, áspero o con mucho frizz puede requerir formas especiales para acondicionarlo y recuperar su suavidad y docilidad, pero si sientes que ya has probado de todo, quizá estos acondicionadores con ingredientes naturales pueden ser lo que necesites.Usar un buen acondicionador es uno de los pasos indispensables para cuando tienes un frizz incontrolable, una textura áspera y las puntas abiertas. Acondicionar el cabello es un proceso que ayuda a mantenerlo hidratado, le provee suavidad y ayuda con el frizz. Sin embargo, puede que tu cabello esté poco saludable debido a los acondicionadores cargados de químicos y su uso prolongado. La buena noticia es que hay ingredientes naturales que actúan como acondicionadores increíbles y que seguramente tienes en la cocina, por ejemplo, el agua de arroz tiene beneficios para el cabello largo, un enjuague hecho con albahaca y romero fortalece el pelo y la leche de coco lo hidrata, así que, sin duda, podrás hacer fácilmente tu propio acondicionador natural en casa.Plátano con mielMezcla un plátano con tres cucharadas de miel, tres cucharadas de leche, tres cucharadas de aceite de oliva y un huevo, hasta que tenga la consistencia de una pasta. Aplícala sobre el cabello y déjala reposar durante 15 a 30 minutos y luego enjuágala.El plátano es uno de los mejores acondicionadores para el cabello pues tiene beneficios para el cabello dañado y funciona de maravilla para las personas con cabello áspero y encrespado.Vinagre de manzana Mezcla dos cucharadas de vinagre de manzana con una cucharada de miel y dos tazas de agua en un recipiente. Después de que hayas lavado tu cabello con champú, vierte esta solución en las puntas del cabello y evita ponerla en el cuero cabelludo. Este acondicionador no necesita que lo enjuagues.Recuerda que agregar agua es un paso fundamental para diluir el vinagre y que el ácido acético ayuda a suavizar el cabello.Aceite de coco y agua de rosasMezcla una cucharada de aceite de coco con una cucharada de miel, una cucharada de jugo de limón, dos cucharadas de leche cuajada y una cucharadita de agua de rosas. Aplica la mezcla sobre tu cabello lavado y déjalo actuar de 10 a 15 minutos, luego enjuaga con agua.Foto de Tara Winstead en PexelsEl aceite de coco no sólo ayuda a que el cabello se vuelva suave y liso, sino que también ayuda a que crezca más largo y grueso. Los minerales esenciales y los ácidos grasos del aceite de coco además nutren bien el cuero cabelludo.Recuerda que el acondicionador siempre se usa en las puntas del cabello y que si usas ingredientes de calidad, por ejemplo, aceite de coco orgánico, tendrás mejores resultados.*Foto de portada de Dana Tentis en Pexels
¡Marzo es el mes para conmemorar a las mujeres! El trabajo y el esfuerzo que todas hacen a diario alrededor del mundo. Hoy dedicaremos este espacio a las changueras mazatlecas. Porque la Cuaresma es también la temporada perfecta para disfrutar y conocer más de pescados y mariscos locales. La Unión de Camaroneras de Mazatlán se fundó hace alrededor de 43 años. Es una asociación integrada por 24 mujeres, ya como segunda o tercera generación familiar de trabajo. Antes compraban el camarón directamente en el charco con los pescadores, cuya bolsa de este preciado animal se llama chango y de ahí tomaron su nombre. Al principio, tuvieron un presidente como líder de la asociación  y vendían en el mercado principal de Mazatlán, desde donde eran ubicadas en el segundo cuadro del centro. Hoy, las changueras ya son todas camaroneras, con granjas propias, y están consolidadas de fijo en su cuadra, desde las 5 am hasta las 7 pm. Diario venden alrededor de 6 toneladas del mejor producto del Pacífico, entre camarones del mar, de granja y río, jaiba, langostas, callos, pulpo, marlin, atún y otros productos sinaloenses deliciosos como salsas marisqueras. El desfile entre mazatlecas y distribuidores comienza cada amanecer. Todos van con las Changueras. La Chuyita, Maria del Jesús Beltran Flores, es la actual presidenta de la Unión. Ella y su hermana, Norma Leticia Bletran Flores, están pendientes de los cumplimientos de la directiva de las asociación, tales como respeto al cliente, los precios estandarizados e incluso la imagen al público de todas las mujeres al frente de los negocios. Esta dupla se incorporó al negocio por su madre, que tenía un restaurante y vendía desayunos y comidas a las Changueras. ¡Una parada obligada en México, y mi joya de esquina favorita!
En las películas, una mascarilla siempre va acompañada de rodajas de pepinos en los ojos, por sus beneficios desinflamatorios, pero además de aplicarlo así, hay muchos otros usos del pepino en la piel.El pepino es una gran fuente de agua, pues la contiene en un 96 por ciento de su composición, así que es un gran ingrediente hidratante en las mascarillas caseras para la piel y, en general, es seguro para las pieles sensibles debido a su falta de compuestos agresivos o irritantes.Entre los beneficios del pepino para la piel, podemos encontrar los siguientes:propiedades antioxidantesnutrición de la piel (como jugo)efectos calmantes y refrescantesreducir la hinchazónaliviar las quemaduras solares3 usos del pepino para la piel¿Te has puesto las famosas rodajas de pepino en los ojos para reducir lo hinchado? Si aún no lo has hecho, tienes que probarlo, pues no solo puede reducir la hinchazón en el área de los ojos, también puede aliviar la piel dañada y hacer que los ojos se vean y se sientan frescos. Esto se debe al contenido de vitamina C y ácido fólico del pepino, claro, no olvides ponerte un poco de crema para ojos después y prueba estos otros remedios caseros fáciles de hacer.Haz un tóner para la piel quemada o dañadaPara hacer este remedio casero para la piel con pepino, tienes que lavar, pelar y cortar en rodajas un pepino y calentarlo con suficiente agua para cubrirlos a fuego lento durante aproximadamente 5 a 7 minutos; después licúa todo hasta que quede suave.Cuela la mezcla y transfiere el líquido restante a una botella rociadora u otro recipiente esterilizado y listo. También puedes agregar una cucharadita de agua de rosas o hamamelis para amplificar la mezcla hidratante y curativa. Usa toda la mezcla en los 3 a 4 días que sigan después de hacerla.Lávate la cara con agua de pepinoPara un simple lavado matutino, mezcla agua de pepino con otros ingredientes como aloe vera, té verde o jabón de Castilla. También puedes salpicarte la cara con agua de pepino para sentirte fresco y despierto a cualquier hora del día.Prepara una mascarilla de pepinoEl pepino también es extremadamente beneficioso para las personas con piel irritada y propensa al acné y esta mascarilla es ideal para este propósito. Sólo tienes que hacer una infusión con el tóner de agua de pepino y un poco de arcilla de bentonita para crear una mascarilla y así proteger la piel contra la irritación y la hinchazón.Para la piel propensa al acné, el jugo de pepino puede ayudar a diluir aceites esenciales potentes, como el aceite de árbol de té. De esta manera, puedes usarlos juntos y combatir los brotes sin resecar la piel. El pepino también se puede frotar directamente sobre la piel, sobre las manchas de acné.También te dejamos otras 5 mascarillas con ingredientes naturales fáaciles de hacer y unos tips para saber qué alimentos tienen beneficios para tu piel.
La historia del pan en San Cristóbal de las Casas inicia con las alforjas cargadas de trigo que viajaban, junto a rebaños y otros productos comestibles, con los castellanos que se asentaron en el Valle de Hueyzacatlán. Al asentamiento le siguieron consecuencias. Algunas evidentes, como la hegemonía del trigo en San Cristobal, indisputable hasta el siglo XIX y en relativa competencia con los tuxtlecos, que entraron en la escena en el XVII. Para entonces, las cartas estaban sobre la mesa: San Cristobal tenía ya una vocación panadera, una vocación imborrable, imperecedera.   Aunque de los molinos de la época quedan poco más que recuerdos —y una ruta que se puede hacer por la montañas en bicicleta—, en este destino chiapaneco la identidad sigue ligada al pan: al tradicional y al moderno, al coleto y al europeo. Así, el pan se asoma a la mesa del desayuno, se ofrece como colación a medio día o como cierre de la merienda. El pan está en las casas, en las cafeterías —que tampoco son pocas— y en los restaurantes. Mi primer encuentro con la panadería de la región fue fortuito —poco antes de enterarme que iba a escribir este artículo—. Fue en Sibactel y Aldama, dos de las 60 comunidades que producen café en Chiapas. Fue después de recorrer los cafetales, cerca del medio día. Fue en el patio de secado del beneficio comunitario de Sibactel, con una taza de pozol. Fue en casa del caficultor Pedro Vázquez, donde sus hijas disponen café de olla, horchata y una canasta copada de pan dulce como un gesto de hospitalidad. En esa primera ronda se me quedó impregnada la consistencia firme de los panes —muy distinta a la de los europeos con aire, suaves, esponjosos— y una nota de humo, siempre presente en las cocinas y los hornos de leña que, en este lado del mundo, todavía son comunes.  A mi vuelta al centro de San Cristóbal, y gracias a las recomendaciones de los chefs de Tierra y Cielo, llegué con más intención a la puerta de la panadería Fátima, un local de fachada bicolor —morado con blanco, reconocible a leguas— en la calle Benito Juárez, que tiene más de 30 años en operación.Los anaqueles de Fátima son una librería del amplio repertorio del pan coleto que además de lo ya dicho, es diverso en forma y fondo. Aquí verán montañas trigueñas de panes planos, enroscados o trenzados —mis favoritos—, con cortezas cubiertas de azúcar o ajonjolí, con migajones oscuros o amarillentos, preparados con piloncillo, canela y muchas veces con manteca. Los reconocerán también por su nombre de pila: cazuelejas —quizás las más famosas—, rosquillas, marquesotes, pan de yema o pan de manteca. Los amarán un poquito más porque son una ganga. A riesgo de parecer disco rayado —o la burra al trigo, en una analogía más pertinente—, quiero hacer hincapié en la textura de estos panes: esa que es firme, porosa, a veces arenosa, a veces crujiente. Si me preguntan, esa textura es pretexto, una provocación, un estado ideal que pide a gritos el ahogo de una bebida caliente —café, chocolate, atole, ustedes digan—.  Estudiosos del tema, como Edgar Zulca Báez, atribuyen esta característica a cuestiones más prácticas como la conservación, a que “su estructura compacta garantiza su integridad en el transporte y es resistente a la descomposición”, escribe el académico.Kievf y Marta —que en sus exploraciones panaderas preparan, entre otras cosas, panes de tascalate para el desayuno— me recomendaron complementar la expedición con las panaderías que siguen los pasos de la herencia danesa y francesa. Obediente, me dirigí a los hornos —de lugares como La Casa del Pan, Oh la lá y el Horno Mágico— que complementan, con bollería, croissants, empanadas de hojaldre, chocolatines y mantequilla, la escena panadera. Una historia que, por ahora, es harina de otro costal.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD