Marcelino, pan y vino: el maridaje perfecto
Bebidas

Marcelino, pan y vino: el maridaje perfecto

Por Kiwilimón - Julio 2013
El pan y el vino son viejos amigos, se llevan muy bien. Emparejar la hogaza correcta con la uva apropiada puede resultar en un maridaje perfecto; un manjar de dioses. Maridar estos dos componentes no es difícil, sólo es cuestión de experimentar y como en todo, también es cuestión de gustos. Tal vez la parte complicada sea saber por dónde empezar así que aquí van algunos consejos de emparejamiento para iniciarse en el mundo del pan y vino.  

 

Pan Brioche con Champaña

La textura del pan brioche es sumamente suave pero su corteza es crujiente y esto se complementa con las burbujas de la champaña, al menos en textura. Sobre el sabor, la dulzura y amargura del pan se balancea con lo ácido del vino, aunque si eres de sabores fuertes lo ideal es acompañar el pan con algunas rebanadas de salmón o tal vez un poco de arúgula, pues habrá un golpe extra al paladar que la champaña puede limpiar de inmediato tras saborearlo.  

Baguette con Pinot Grigio

Este pan no es ácido o amargo, al contrario, tiene un sabor delicado y terroso que se puede complementar muy bien con vino blanco. Este maridaje es de asociación pues ambos elementos son suaves y complementarios en textura. Se vale incluir charcutería o quesos suaves dentro de la baguette para complementar el sabor, manchego y serrano son buena alternativa.

 Receta de Baguette

  Ingredientes: - 450 gramos de harina blanca - 1 1/2 cucharadas de sal - 1 1/2 cucharadas de levadura seca soluble - 325 mililitros de agua - aceite vegetal Encuentra los pasos de esta receta dando click aquí.  

Focaccia con Vino Rosado

Sin duda la focaccia es uno de los panes más suaves, de mayor sabor y también de mayor contenido graso. Esto puede resultar pesado al final por lo que usar un vino rosado bien frío que posee una acidez muy definida corta con aquella grasa y resulta en un bocado muy parejo.

Receta de Focaccia

  Ingredientes: - 6 cucharadas de agua - 1 paquete de levadura para repostería - 2 cucharadas de azúcar - 2 tazas de harina - 2 cucharadas de sal - 11 cucharadas de aceite de oliva - 1/2 cucharada de pimienta - 1/4 de taza de aceituna kalamata - 1/2 taza de queso parmesano rallado - 1 cucharada de romero Encuentra los pasos de esta receta dando click aquí.  

Pan de Centeno con Pinot Noir

Para este pan de sabor amargo y fuerte que conlleva una corteza dura puede funcionar un pinot noir. Este vino tinto fuerte de aromas frutales empareja muy bien presentando notas achocolatadas y de frutos oscuros como ciruela pasa, además es un vino francés así como la receta original de los panes de centeno que se sirven en los restaurantes.  

Pan dulce con frutos o nueces con riesling

Esta combinación es para aquellos de diente dulce. Un pan confitado que lleve en su interior fruta o algún tipo de fruto seco es naturalmente dulce. Un riesling helado también lleva notas azucaradas muy claras que pueden convertir este emparejamiento en un postre. Ojo, si te gusta lo dulce pero te empalagas fácilmente lo mejor es añadir a la mezcla un poco de queso, un roquefort o camembert de sabores amargos y fuertes disminuirán la dulzura para crear un trío perfectamente balanceado.

Receta de Pastel de Plátano

  Ingredientes: - 10 cucharadas de mantequilla - 2 plátanos grandes maduros - 1/2 taza de crema agria - 1 1/2 cucharaditas de vainilla - 2 huevos - 2 tazas de harina - 3/4 de taza de azúcar - 1 cucharadita de bicarbonato de sodio - 3/4 de cucharadita de polvo para hornear royal - 1/2 cucharadita de sal - 1 taza de nuez tostadas Encuentra los pasos de esta receta aquí.  

"Platícanos, ¿Cuál de estos maridajes te gusto más?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Llegó tu mejor amiga con mucho que platicar o tus hijos invitaron compañeritos porque tienen un trabajo de la escuela… No importa la ocasión, siempre hay buenas razones para tener galletas caseras recién hechas, pero no siempre hay tiempo para prepararlas.Por eso tu congelador puede ser un gran aliado para estar listo y llenar en unos minutos tu casa con un dulce aroma.Ya que no todas las masas de galleta se congelan de la misma manera, pues no siempre obtienes resultados ideales, aquí te damos unos tips para que la próxima vez que prepares galletas, hagas el doble de masa y la conserves para una de esas tardes especiales.Qué tipos de masa congelarLas mejores masas para congelar son las que tienen mucha mantequilla y no llevan tanto huevo batido, como madeleines, o mucho polvo para hornear. Tampoco es buena idea congelar galletas con base de merengue.Galletas de mantequillaSon las mejores para reservar en el congelador. Generalmente sus ingredientes son mantequilla, harina, azúcar, vainilla o chocolate en polvo, y a veces, huevo o yema. Para guardar esta masa, forma troncos y envuélvelos cuidadosamente, primero con plástico y después con aluminio. Deben quedar herméticos para que no absorban olores o se afecte su textura. Puedes cubrir los troncos con azúcar y canela. Para prepararlas, corta rebanadas de poco menos de un centímetro de grosor y se verán lindas una vez horneadas. Te recomendamos esta receta de PastisetasMasas para cortadoresSi te encanta usar todos esos cortadores de figuritas que has coleccionado, cuando esté lista la masa, forma un rectángulo de unos 4 cm de espesor y envuélvelo igualmente con plástico y aluminio. Cuando vayas a usar la masa, colócala en el refrigerador antes y cuando esté lista, la puedes extender y cortar. Esto es ideal para los muñequitos de jengibre navideños.BolitasLa mayoría de las recetas de galletas de chispas de chocolate requieren porcionar la masa en bolitas o con una cuchara para helado, al igual que los polvoroncitos de nuez, o las galletas de avena. Forma las galletas como acostumbras y congélalas en charolas una media hora o suficiente tiempo para que se sientan firmes. Esta misma técnica es muy útil para las galletas de duya.Una vez que estén listas, empácalas en bolsas, procurando sacar la mayor cantidad de aire posible. Así será más fácil usar sólo la cantidad justa.Te recomendamos estas Galletas Tipo BrownieLista para hornearColoca las bolitas o rebanadas de masa en una charola antiadherente cubierta con papel siliconado o engrasada y enharinada. El tiempo que toma tu horno en llegar a la temperatura adecuada generalmente es lo que necesitas para que estén listas para cocinarse.Calcula un par de minutos más al tiempo habitual ya que partas la masa parcialmente congelada o muy fría.Si prefieres, puedes congelar galletas horneadasDéjalas enfriar completamente y empácalas en un contenedor hermético con papel encerado entre capas. Esto también funciona muy bien para brownies o barritas de galleta cortadas en piezas individuales.En cualquiera de los casos, no es buena idea tener masa o galletas cocidas congeladas por más de tres a cuatro meses. Disfrútalas lo más pronto posible, siempre puedes preparar más.
A veces, las sopas pueden quedar un poco más ligeras de lo que nos gusta. Pero aquí tenemos la solución. Después de todo, no hay como una sopa espesita para satisfacer el apetito y llenar el corazón.Déjala hervirMuchas veces, lo único que hace falta para que tu sopa tenga más consistencia es un poco de paciencia. Déjala hervir y así se evaporará el exceso de líquido. Muévela de vez en cuando para cuidar que no se pegue, checa que no se concentre demasiado y que no se pase de sal.Un poco de puréSi la sopa tiene como base caldo con verduras picadas, como la sopa minestrone, añade puré de jitomate, o licúa un poco de las mismas verduras con el mismo caldo.Te recomendamos esat rica Sopa de Pasta con VerdurasOtro gran espesante es el arroz cocido, que puedes licuar con una tercera parte de la sopa; de igual manera sirve el puré de papas o las hojuelas de puré de papa. El arroz cocido licuado con un poco del líquido es una buena forma de espesar sopas de mariscos o de verduras como coliflor o brócoli. No añade sabores adicionales, deja una textura y brillo muy diferentes y si no te gusta añadir lácteos, es una buena solución.Si se trata de sopa de tortilla, licúa algunas tortillas con tu base de jitomate para que tenga más cuerpo, también le añadirás sabor.Crema o yogurUn poquito de crema o yogur estilo griego sin endulzar no sólo aportará textura, sino que dará un sabor delicioso. Prueba primero la marca de crema que usas, hay algunas que al hervirlas, en lugar de espesar, diluyen. Si es una sopa de lentejas con curry o sopa de pollo o mariscos con sabores orientales, la crema o leche de coco es una gran opción.Harina o féculasUna solución muy rápida es un poco de maicena o fécula de maíz. Recuerda combinarla con agua fría en un recipiente pequeño e incorporarla después a la sopa. Déjala hervir varios minutos antes de agregar más. Se espesa muy rápido.Prueba con esta Sopa de Pasta con PolloDe la misma manera, puedes agregar harina disuelta con agua, pero ésta necesita hervir más tiempo para que no tenga sabor a crudo, al menos diez minutos. Una manera de evitarlo es cocinar la harina con la misma cantidad de mantequilla en un sartén pequeño hasta que esté pálida y huela como a galleta horneada. Esto se llama un roux. Incorpora el roux usando un batidor de globo, así te asegurarás de que no se formen grumos. Déjalo hervir unos cinco minutos para asegurarte de que esté cocido a fondo.Si es una sopa rústica, especialmente a base de jitomate, puedes agregar también un poco de pan molido.Y si no tienes mucho tiempo, los croutones siempre absorberán el exceso de líquido y a todo mundo le gustan. Prueba tostarlos con aceite y hierbas de olor para agregar otra capa de sabor.
¿Acaso hay algo más vergonzoso que darte cuenta de que tienes mal aliento justo cuando estás a mitad de una conversación? A todos nos ha pasado (sobre todo después de comer unos deliciosos tacos con su respectiva cebollita). Por supuesto que la higiene bucal es fundamental para evitar este tipo de problemas, pero eso no es todo. Hay otras maneras que pueden contribuir a tener un aliento fresco siempre. ¿Por qué tengo mal aliento?Existen diferentes razones por las cuales puedes tener mal aliento. En general, estas son las tres principales:Falta de higiene bucalConsumo de alimentos con sabores u olores fuertesProblemas de digestión ¿Qué puedo comer para quitar el mal aliento?Procura incluir estos alimentos en tu dieta para combatir el mal aliento. ManzanaLas frutas “crujientes”, como la manzana, ayudan a combatir el mal aliento de dos formas. Por un lado, su textura hace que produzcas más saliva, lo cual ayuda a deshacerte de las bacterias que producen el mal aliento. Y por otro, la dureza y lo crujiente de la manzana facilitan la limpieza de los dientes, removiendo restos de comida.Té verdeSabemos que muchas veces parece imposible arrancar el día sin una dosis de cafeína, pero si decides tomarla en forma de café, probablemente estarás batallando a lo largo del día con tu aliento. En su lugar mejor bebe una taza de té verde: te dará la misma energía que el café y, además, la catequina (un antioxidante natural) combatirá las bacterias que provocan el mal aliento. CítricosDespués de comer trata de incluir siempre una naranja, toronja o cualquier otro cítrico. Esto no solo te mantendrá alejado de antojos poco saludables, sino que también será una manera sencilla y muy efectiva de mantener tu aliento fresco a lo largo del día. La vitamina C presente en estos alimentos ayuda a eliminar las bacterias que afectan tu aliento.JengibreYa lo hemos dicho antes, el jengibre es un ingrediente con múltiples usos. No sólo es bueno para curar las molestas náuseas y tratar ciertos problemas gastrointestinales, también puede ayudar a tener un aliento fresco por más tiempo. Prepara un té con unas rodajas de limón y un pedacito de jengibre, y olvídate de taparte la boca cuando estás hablando. MentaExisten alimentos, como la menta o la hierbabuena, que dan un aliento fresco por sí mismos. Su sabor intenso y aromático proporciona instantáneamente frescura, ya sea en forma de bebida o simplemente masticado. En caso de que tu problema de aliento se debe a una mala digestión, estas hierbas también pueden ayudar a combatirlo desde la raíz.
Septiembre es un mes muy importante para todos los mexicanos, pues se celebran las fiestas patrias, fecha relevante que es un buen pretexto para reunirnos con nuestros familiares o amigos y comer rico.Una gran opción para pasarla bien es hacer una noche mexicana, así tienes la oportunidad de celebrar en una casa, lo cual resulta más económico que salir a un restaurante o bar, además de que no tendrás límites de tiempo ni espacio.Y para que todo salga de maravilla, te damos los mejores tips para disfrutar de una gran noche mexicana.Haz una lista con todo lo que necesitas, desde decoraciones, comida, bebida, invitados, qué traerá cada quién.Planea una decoración muy colorida y mexicana, procura que los motivos sean verde blanco y rojo, puedes utilizar varias banderas, collares para las mujeres, sombreros para los caballeros, papel picado, manteles multicolores, o materiales reciclados y hacer tus propios adornos.¡Lo principal es la comida! El eje más importante de la noche mexicana son los platillos, lo más típico es pozole, pero también los pambazos, sopes, mole, chiles en nogada, quesadillas o tostadas. Podrías organizarte con tus invitados para que cada uno lleve un platillo, así todos pueden comer sus favoritos. Arma una barra de postres con dulces mexicanos, eso le dará un toque increíble a tu noche mexicana. En esta barra puedes incluir merengues, palanquetas, mazapanes, cocadas, alegrías, obleas, dulces de leche, arroz con leche, flan napolitano, gelatina tricolor, ates con queso... Ofrece aguas frescas a tus invitados. Lo típico son aguas de limón, jamaica, horchata, incluso puedes jugar con eso y contribuir a tu decoración tricolor. Organiza juegos típicos como lotería, serpientes y escaleras, canicas o pirinola; para hacerlo más interesante puedes hacer castigos con shots de tequila o tener premios como muñequitas típicas de tela, bolsas de dulces, o alguna artesanía mexicana. La música también es muy importante, arma una lista con canciones muy mexicanas, en la que no falte el mariachi, el norteño, la banda y también incluye música para bailar.Las bebidas alcohólicas también son una parte fundamental en una noche mexicana, lo típico es el tequila, el mezcal, el pulque; además con el tequila puedes preparar ricos cócteles como el charro negro, tequila sunrise, margaritas y palomas. Ahora que ya tienes todos los elementos para hacer una gran noche mexicana, recuerda divertirte con responsabilidad y procura no abusar de la comida, de los postres ni del alcohol. ¡Viva México!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD