Vinos Franceses: La Sangre gala
Bebidas

Vinos Franceses: La Sangre gala

Por Kiwilimón - Julio 2013
Para muchos Francia es sinónimo de vino, y es que en los diversos terruños de la tierra gala se producen algunas de las mejores etiquetas que existen en el planeta. Si hay un testigo de la evolución humana ese es el vino. Existen vestigios que prueban la existencia de esta bebida desde el año 6000 a.C. y este es un legado que los franceses jamás se han tomado a la ligera. En tiempos del Imperio Romano se encontraron vides previamente plantadas por colonizadores griegos en territorio francés y desde entonces cuentan con algunos de los cultivos más antiguos y de mayor calidad en el mundo. Curiosamente hasta el año 2004 el vino galo fue tratado como un secreto a voces pues a pesar de su fama no se había hecho el intento de producirlo en masa o exportarlo en cantidades industriales. De hecho, hasta finales del siglo XX la enología francesa abarcaba sólo 450 nombres de cultivos familiares y sólo un puñado de regiones lo producían. Hoy en día los blancos, tintos, espumosos y rosados de Francia son bien conocidos alrededor del planeta, pero no muchos ubican la procedencia exacta de sus varietales más famosos. El pinot noir por ejemplo, vino fresco, suave y afrutado se encuentra en la región de Alsacia donde también crecen los blancos secos Riesling. En la región de Burdeos, productora de la mayor cantidad de litros en el país, se desprenden uvas como el Cabernet Sauvignon de la sub región de Médoc, considerado uno de los vinos más finos del mundo.

Te recomiendo probar estos maridajes

 

Maridaje con Chardonnay

  El Chardonnay es uno de los vinos blancos más consumidos a nivel mundial. Resaltan en el paladar tintes secos pero gracias a su complejidad y sabor puede ser consumido joven sin tantos años de maduración Para ver las recetas para un maridaje perfecto con Chardonnay, da click aquí.   

 Maridaje con Malbec

Puedes maridar tus comidas con el vino malbec y potenciar sus sabores frutales, en especial las carnes rojas, los quesos duros, pastas con salsa de jitomate o hasta con carnes hechas a la parrilla. Para ver las recetas para una maridaje perfecto con Malbec, da click aquí.   Por otro lado se encuentra Champagne, territorio que abarca 35 000 hectáreas y produce los espumosos más respetados en la industria vitivinícola. De hecho, para llamarle a una botella champaña debe haber sido producida en esta región de Francia y haber recibido la denominación de origen, de lo contrario, por ley, su nombre debe ser otro. Ahora, si uno busca vinos de la región más antigua de Francia entonces el valle de Rodano es el indicado. Aquí la estrella es la uva Syrah que resulta en vinos afrutados y llenos de sabores a especias. Celosos como son de sus vinos, los franceses tratan de acabarlos todos antes de que salgan del país, o eso pareciera con 40 litros consumidos por persona anualmente. Esto incluye a menores de edad que, siguiendo la tradición al pie de la letra, tratan el vino como una bebida de mesa indispensable para maridar sus alimentos diarios: queso, pan, charcutería. En muchas otras latitudes hemos llegado a considerar el vino como una sustancia de alcurnia, una bebida de reyes y un tanto difícil de comprender. Es justamente en Francia, el mayor consumidor a nivel mundial, donde nos enseñan que una botella de vino pertenece en cualquier mesa y en cualquier momento, la cuestión está en probar, diversificar y emparejar con la comida diaria para encontrar tus favoritos. Más allá de las rigurosas normas de la cata de vinos, con esta bebida se aplica la misma regla de oro que con cualquier otro alimento: el mejor vino es el que más te guste, el que se ajuste más a tu paladar. A final de cuentas el vino es una sustancia que ha representado hermandad y compromiso a través de los años y tal vez nadie nunca lo dijo mejor que Benjamin Franklin: “el vino es una prueba constante de que Dios nos ama, y desea más que cualquier otra cosa, vernos felices”.   Este mes de julio en La Europea conoce y disfruta más de cerca los grandes Vinos de Francia.   Para conocer bebidas con vino y maridaje da click aquí.  

"A tí, ¿qué maridaje es el que más te gusta?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Extravaganza, el KiwiFav de la semana
Extravaganza es una cafetería ubicada en el corazón de Texcoco, en el Estado de México, la cual ofrece una amplia carta de cafés con una calidad excepcional, además utilizan varios métodos de extracción, entre ellos el Kalita. Usando granos de Coatepec, se obtiene el café más perfumado y apetecible. Cuando tomas el primer sorbo, este envuelve todos tus sentidos. Por si fuera poco, esta cafetería ha logrado integrar los productos de la más alta gama disponibles en México. Con una amplia “expertise” en el área de cafés, tanto nacionales como internacionales, no solo le han dado paso al café, sino también al cacao con sus majestuosas bebidas que, sin la intención de ser pretenciosas, te deslumbran y te dejan sin palabras en cada sorbo. Mi favorito es el chocolate fermentado, pero también ofrecen chocolate frío y semiamargo. Si lo tuyo son las bebidas con piquete, Extravaganza también tiene una carta de cócteles con café, lo mejor de 2 mundos en un solo lugar. Prueba el Red Tonic Salvaje, un cold brew con un toque de Campari. ¡Vas a querer pedir dos! En esta cafetería será imposible resistirte a probar el clásico café espresso acompañado de un delicioso chocolatín o croissant, aunque si prefieres también puedes disfrutar de una hogaza hecha con masa madre o una concha de cardamomo. Si lo tuyo es la simpleza, puedes pedir una hogaza de pan de caja para hacer los mejores sándwiches desde la comodidad de tu casa. Durante esta temporada, este café ofrece “Xonotli”, un aromático pan de muerto de fermentación prolongada y elaborado con masa azul, te hará suspirar a la primera mordida. No dejes de probar el “Cacahoatl”, un pan de cacao con piloncillo o si prefieres algo más novedoso, el “Mulli” llenará todos tus sentidos con su sabor almendrado y un toque de hoja santa. Sin lugar a dudas, Extravaganza es un lugar que puedes visitar con amigos, tu pareja y hasta la familia, especialmente los domingos, pues ofrecen desayunos como la torta ahogada de sopecitos o la típica torta ahogada. Este lugar es la mejor opción para probar bebidas nuevas.
Tamales y su historia en América Latina
En México se envuelven en hojas de maíz conocidas como totomoxtle o de plátano, y pueden estar rellenos de mole, de cerdo, de pollo… pero los tamales no son endémicos de este país, sino de América Latina y también se comen en Honduras, Belice, Perú, Colombia, Brasil, Puerto Rico y otros países.Tamal, humita, nacatamales, chamos, pamoña o pache son algunas de las formas en las que la preparación de masa y relleno envuelta en hoja de maíz, plátano, canak, aluminio o incluso plástico cocida por lo general al vapor puede llamarse, según el lugar en el que se prepare.En muchos casos, el punto de partida de los tamales es el maíz, cuyo consumo desde la época prehispánica es primordial en América Latina y, de acuerdo con el historiador Humberto Rodríguez Pastor, el ejemplo prehispánico más cercano a los procesos de preparación de los tamales actuales son las humitas peruanas.Estas primeras preparaciones relacionadas a las humitas peruanas incluían maíz pero no relleno y es aquí donde la llegada de los españoles, como en muchos otras áreas, contribuye con su granito de arena, que en este caso tiene forma de manteca y carne de cerdo.En México la historia es otra, pues arqueológicamente, los tamales se han encontrado relacionados a la vida cotidiana de algunas culturas y estaban presentes en rituales religiosos, ofrendas y tumbas, además de que ya llevaban un relleno como pavo, rana, ajolote, conejo, frutas o frijoles, y no usaban grasa para elaborarlos. Eran tan comunes, que incluso se mencionan en el Códice Dresde, un libro de los mayas del siglo XI o XII.¿Cómo se llaman los tamales en América Latina?El nombre tamal está bastante extendido y aparte de México, se usa en Argentina, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá. En Venezuela existen las hallacas (también hayaca), las cuales se preparan en específico para Navidad y se hacen con harina de maíz, caldo de pollo, y pueden ir rellenas de carnes diferentes, como de cerdo, de res o de gallina.El bollo es de Belice, se envuelven en hoja de plátano y sus ingredientes incluyen pollo, cebolla, cilantro y achiote, mientras que en Puerto Rico se conocen como guanime a un tipo de tamal dulce con leche de coco, azúcar y harina de maíz, también envuelto en hoja de plátano.Bolivia y Perú comparten nombre, pero diferencian entre maíz tierno llamándolos humitas y maíz, con el nombre de tamales. Los nacatamales de Nicaragua también se diferencian de los llamados tamales allá porque llevan carne.México tiene una gran variedad de tamales con nombres diferentes: canarios, uchepos, chanchamitos, pibipollos, corundas, vaporcitos, xocos… las variedades por región abundan y pueden ser tanto dulces como saladas.Conocer de tamales es conocer de América Latina y su pasado, así que si tienes la oportunidad, no dudes de probar todos los que lleguen a ti. 
¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?
Los aromas son toboganes cuánticos que nos catapultan a otra realidad: a la casa de nuestros padres en la infancia, a nuestro primer beso, a las vacaciones de la adolescencia. “No hay memoria tan precisa, tan vívida y evocadora como la que se recupera a través del olfato, y va tan unida a las sensaciones que se experimentaron junto al olor”, confirma Dolores Redondo, en su Legado en los huesos.Quienes hemos atravesado por COVID nos hacemos conscientes de la fiesta que regalan los sentidos al ánimo y la salud, al cuerpo. Tras algunos días sin aroma y sin gusto me di cuenta de que la nariz está íntimamente conectada a las emociones. Tal vez por eso lo extrañaba quizás más que el gusto. La neuróloga Paola Guraieb me explicó que es porque nuestra capacidad olfatoria incluye unos 3 mil olores, mientras la gustativa es mucho menor. “Si dejas de oler, las alteraciones en el gusto serán predominantes. Lo que sucede es que el virus tiene una alta replicabilidad en el pulmón, en el cerebro, en la sangre y en la nariz. Por eso es común que se merme la olfacción”. Y está claro: sin olfato, perdemos el gusto. La doctora Flor Luna, especialista en urgencias médico-quirúrgicas y consultora sobre Salud Ocupacional en empresas trasnacionales, afirma que existe una constante de 53 por ciento en la alteración del olfato, mientras que en el gusto es de 52 por ciento. “Uno de cada cinco pacientes con coronavirus presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad. Aún no se tiene claro si la prevalencia es distinta con otra cepa”, afirma. Para muchos de nosotros el gusto es literalmente la sal de la vida. En la lengua, el techo de la boca y en la garganta se encuentran las células gustativas, unas pequeñas partículas dentro de las papilas gustativas que se cuentan en 10 mil cuando nacemos y que se van perdiendo a partir de los cincuenta años. Probar un mole, por ejemplo, con ageusia (incapacidad de detectar sabores en los alimentos) es llevar a la boca una salsa sedosa y caliente pero desprovista de alma. Con el tiempo –aunado a una dosis de paciencia y amor a mi proceso de sanación– aprendí a valorar las texturas, las temperaturas, las sensaciones que un alimento dejaba a su paso por la boca. Yo recuperé primero el olfato que el gusto, pero según la doctora Luna, varios estudios elaborados en la Unión Europea han observado una recuperación más rápida del gusto que el olfato. Lo común es que a las tres semanas de un diagnóstico positivo comience la recuperación de ambos sentidos. Si la enfermedad fue severa pueden tardar hasta entre seis y ocho meses. Y sí, existen casos en los que no se recuperan los sentidos o quedan dañados. “Depende de muchos factores, por ejemplo, si la persona es fumadora. Ellos ya per se tienen alteraciones en el gusto y olfato, y posiblemente nunca vuelvan a degustar u oler al 100”, concluye la doctora Luna. ¿Cómo recuperar los sentidos?Las estrategias de tratamiento en las alteraciones del olfato dependen si se trata de una pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del sentido. “En el caso de que la pérdida sea permanente, está indicado el entrenamiento olfatorio”, confirma la doctora Luna. No hay que dejar que el tiempo pase. Para la neuróloga Guraieb, recuperar a tiempo la olfacción puede representar la salud de nuestro cerebro en el futuro: “Cuando existe anosmia tienes que recuperarte en menos de seis meses, pues los epitelios respiratorios están conectados con la memoria”. Lo que sucede es que los aromas conectan con las cortezas cerebrales en las que se localizan las emociones, la memoria episódica. “Está demostrado que pacientes con enfermedades degenerativas han padecido o padecieron problemas del olfato, también se ha observado en pacientes con problemas de Parkinson o Alzheimer”. La solución está en poner a trabajar nuestra nariz y nuestra lengua; entrenarlas, pues. “Como sucedería en un entrenamiento físico, esta técnica consiste en exponer a los pacientes a diferentes olores concentrados en recipientes individuales a diario y durante el tiempo indicado por el especialista”, afirma la doctora Luna. Ella nos da el consejo de realizar el olfateo deliberado diariamente por tres meses. Necesitarás limón, una rosa o un caballito con agua de rosas, algún alimento ahumado, un caballito de vinagre, un caballito de anís y aceite de eucalipto. Practica oler durante 20 segundos cada uno de estos aromas dos veces al día. “Existe clara evidencia científica de que esta exposición sistemática a determinados olores mejora el olfato en patologías neurodegenerativas o traumatismos craneales”, concluye la doctora Luna.
3 remedios caseros para evitar el frizz del cabello
El frizz en el cabello es uno de los males más comunes en las melenas, sin importar que sean lacias o rizadas, ni nada en el medio, pero así como podemos usar muchos remedios caseros para la piel, también podemos elaborar algunos para el pelo.El frizz parece inevitable y cepillar mucho el cabello no suele rendir frutos, pues por lo general es el resultado de un régimen de cuidado del cabello inadecuado; por fortuna, un poco de atención adicional es todo lo que se necesita para solucionar el problema y no requiere de gastar dinero en productos costosos ni en tratamientos de salón.El frizz es causado principalmente por resequedad y daño, es decir, el cabello está deshidratado y por eso la parte externa del tallo del cabello que está formada por células muertas que mantienen tu cabello sano y protegido llamada cutícula se eleva, con el fin de dejar entrar la humedad. La atmósfera hace que tu cabello se hinche y se encrespa y eso es el frizz. Esta deshidratación constante provoca daños y por eso el cabello suele lucir encrespado y sin vida. Así que estas son algunas formas caseras de hidratar tu melena.Cómo quitar el frizz del cabello con remedios caserosEl frizz requiere de nutrición y humedad, y existen muchas formas de controlarlo, desde comer bien y beber suficiente agua, hasta preparar mascarillas para el cabello como remedios naturales para tratar el frizz.Mascarilla de huevo y aceite de almendraEl aceite de almendras actúa como emoliente, mientras que el huevo repara los daños en el tallo del cabello con su alto contenido en proteínas. Este es uno de los mejores remedios para el frizz, lo puedes usar una vez a la semana y para hacerlo necesitas:1/4 de taza de aceite de almendra1 huevoCombina el aceite de almendras y el huevo hasta obtener una mezcla suave. Divide tu cabello y comience a aplicar la mezcla sobre el cuero cabelludo y después a lo largo del cabello. Deja actuar por 40 minutos y luego lava con champú y acondicionador, preferiblemente sin sulfatos.Mascarilla de aguacateEsta mascarilla capilar a base de aguacate es un remedio económico y muy eficaz para controlar el frizz, pues contiene vitaminas B y E que nutren el cabello y reparan los daños, mientras que el yogurt limpia y acondiciona profundamente tu cabello.1 aguacate maduro1 taza de yogurtCorta el aguacate y quítale el hueso, luego tritura la pulpa y mezcla con el yogur para obtener una pasta suave y cremosa. Aplícala en tu cabello y déjala reposar durante 40 a 45 minutos. Después lava bien con champú y usa acondicionador. Puedes usar esta mascarilla de una a dos veces por semana.Mascarilla de plátanoLos plátanos son excelentes para acondicionar el cabello, especialmente cuando se combinan con miel, que es un gran humectante. Esta mascarilla de plátano para el cabello se puede usar una vez a la semana y funciona muy bien para el cabello con frizz extremo.1 plátano maduro2 cucharaditas de miel1/3 de taza de aceite de coco o de almendrasTritura el plátano hasta que no queden grumos y entonces agrega la miel y el aceite para formar una pasta suave. Aplica en todo el cuero cabelludo y el cabello, y dejar actuar durante 20 a 25 minutos. Enjuague y lava con champú y después usa acondicionador.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD