Aprende de los tiempos de congelación de las verduras
Chefs

Aprende de los tiempos de congelación de las verduras

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
Se recomienda limpiar siempre y cortar meticulosamente las verduras que vaya congelar. Casi todas deben precocinarse blanquéandolas en agua hirviendo. Sin embargo, no todas pueden congelarse con éxito. Los espárragos, por ejemplo, se quiebran y tornan flácidos y húmedos al congelarlos. Otras verduras que no se congelan bien son la remolacha, las zanahorias (enteras o partidas), la coliflor, el pepino, la berenjena, el hinojo, las hortalizas de hoja, los puerros, las papas, los rábanos, los calabacines y la calabaza. A continuación le indicamos cómo manipular algunas verduras para congelarlas bien.
Boniato Cocine los boniatos y hágalos puré antes de congelarlos. Enfriélos antes de guardarlos en el congelador. Duran hasta 6 meses
Brécol Blanquee piezas pequeñas de brécol durante 3 minutos. Enfríe en agua helada. Escúrralo bien y guarde en el congelador. Duran hasta 12 meses
Calabaza y Calabacín Cocine toda la calabaza y hágala puré antes de congelarla. Enfríe antes de guardar en el congelador. Cocine todos los calabacines y hágalos puré antes de congelarlos. Enfrélos antes de guardarlos en el congelador. Duran hasta 6 meses
Cebollas Guarde por separado en el congelador cebollas, cebolletas y cebollinos finamente picados. Duran hasta 6 meses
Coles de bruselas
Blanquee las coles de bruselas picadas de 3 a 5 minutos, según el tamaño de la cabeza. Enfríe en agua helada. Escúrralas bien y guardélas en el congelador.
Duran hasta 12 meses
Espinacas Blanquee hojas completas durante 2 minutos. Enfríe en agua helada. Escurra bien y guarde en el congelador. Duran hasta 6 meses
Guisantes Blanquee los guisantes sin cáscara 2 minutos. Enfríe en agua helada. Escurra bien y guarde en el congelador. Duran hasta 12 meses
Hortalizas cocinadas Blanquee hojas enteras durante 2 minutos. Enfríe en agua helada. Escurra bien y guarde en el congelador. Duran hasta 6 meses
Judías verdes Blanqueélas recortadas 3 minutos por cada 500 g. Enfríelas en agua helada. Escúrralas bien y guarde en el congelador. Duran hasta 12 meses
Maíz Blanquee mazorcas enteras, de 4 a 8 minutos, según el tamaño de la pieza. Enfríe en agua helada. Corte los granos o deje las mazorcas enteras y guárdelas en el congelador. Duran hasta 6 meses
Okra Blanquee vaina de okra enteras o cortalas durante 4 minutos. Enfríe en agua helada. Escurra bien y guarde en el congelador Duran hasta 6 meses
Pimiento Envase pimientos crudos finamente picados y guárdelos en el congelador. Duran hasta 12 meses
Guisantes Blanquee los tirabeques durante 2 minutos. Enfríe en agua helada. Escurra bien. Colóquelos en una sola capa en una bandeja para hornear. Congele, luego guardelos en el congelador. Duran hasta 9 meses
Tomates Blanquee todos los tomates durante 2 minutos. Enfríe en agua helada. Escúrralos bien y congélelos para un uso posterior. La salsa de tomate también se congela bien. Duran hasta 12 meses
Tubérculos Cocine las zanahorias enteras y hágalas puré antes de congelarlas. (Las zanahorias enteras o en trozos no se congelan bien). Cocine la chirivía entera y hágala puré antes de congelarla. (Las chirivías enteras o en trozos no se congelan bien). Enfríe antes de guardar en el congelador. Cocine los nabos o colinabos enteros y tritúrelos o hágalos puré antes do congelar. Enfríelos antes de guardar en el congelador. Duran hasta 6 meses
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
A la hora de comer, todos tenemos hábitos que definen mucho, tanto en nuestro estilo de vida como en la salud. Los alimentos que consumimos y la manera en que lo hacemos pueden afectar directamente tu bienestar y por el contrario, también influye en el riesgo de contraer ciertas enfermedades. Sabemos que cambiar la alimentación es un tema complicado, pues no sólo implica fuerza de voluntad, sino que además están sujetos a factores con muchas variables, por lo que te recomendamos que el cambio sea gradual. Una manera de cambiar tu rutina y tener hábitos más saludables es a través de alimentos que nos den más beneficios y nos aporten más nutrientes. Y para comenzar con esos pequeños cambios que harán una gran diferencia en tu día a día, aquí te dejamos una lista de verduras que puedes comenzar a comer para cambiar tus hábitos según Food Day, una organización encaminada a cambiar la dieta de las personas y hacerlas más saludables.EspinacaLa espinaca es un gran alimento pues tiene la gran mayoría de nutrientes que necesita nuestro organismo. Este alimento nos ayuda a prevenir el riesgo de enfermedades del corazón, artritis y cáncer. Tiene vitaminas A, C, E, K, B2 y B6, así como magnesio, ácido fólico, hierro, potasio, cobre, zinc, entre muchos más; haciéndolo un superalimento. Lo puedes consumir en ensaladas, jugos y smoothies, o como guarnición.Crepas de espinaca rellenas de champiñonesBrócoliEs uno de los mejores alimentos para prevenir el cáncer por su gran cantidad de antioxidantes. También está lleno de vitaminas como A, D, B12, C y B6. Además aporta betacarotenos y ácido fólico, lo cual fortalece nuestro sistema inmune. Es delicioso como acompañante del plato principal, en sopas y hasta como snack. Lechuga romanaLa lechuga romana es un gran alimento por la cantidad de nutrientes y vitaminas, como A, C y K, además de la fibra que contiene, por otra parte, es una hortaliza muy accesible y de bajo costo, es la reina de las ensaladas y tu mejor aliada cuando estás a dieta. ZanahoriaFuente de antioxidantes por excelencia. Además de mejorar la vista, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares por su alto contenido en vitamina A y C. Ensalda de Betabel y ZanahoriaCebollaAdemás de ser uno de los alimentos base de la comida mexicana, es un gran aliado para nuestro cuerpo, pues nos ayuda a mantener el calcio en nuestro organismo y por su alto contenido de vitamina C y ácido fólico, ayuda a controlar enfermedades como la diabetes y osteoporosis.No cabe duda que todas las verduras son sanas y aportan algún beneficio a la salud. Es un ingrediente primordial para la alimentación que sin dudas debes incluir en tu dieta y con ello contribuir a tener mejores hábitos en la comida.
Entre las distintas formas de cómo cocinar pasta, siempre podremos encontrar mezclas que jamás te hubieses imaginado, o mejor aún, algunas que sí, pero que jamás te atreverías a proponer. Por eso y sabiendo que las recetas de pasta son muchísimas, pero que en la actualidad la verdadera receta que necesitas es: económica, fácil, rendidora y rica, quisimos recopilar nuestro top de recetas, que ofrecen una gran variedad de opciones que puedes preparar en cualquier momento y para consentir a cualquier paladar, sin importar lo exigente que sea. Claro, antes tienes que saber que cada receta de pasta puede ser desde clásica, con altos estándares italianos, o con el simple toque casero que tiene cualquier hogar que cocina con recetas de las abuelitas (que, para ser honestos, a veces ganan a cualquier chef por más famoso que sea). Por lo tanto, si estás pensando que a veces no es buen momento para comer este gran manjar que combina con todo, de verdad con todo, iremos de las combinaciones más básicas, hasta la clásica forma de cómo cocinar lasaña tradicional o en sus variedades. Pasta Cremosa con PolloClaro, te preguntarás, ¿por qué esta receta de pasta tiene que venir en esta lista? Y sí, la respuesta es muy fácil y rápida: una de las mejores formas de comer pasta siempre será con dos ingredientes extra: algo cremoso y una proteína, (puede ser desde pollo, carne, res, pescado y muchas opciones más). Ensalada de Pasta con Atún y ChícharosEfectivamente, las formas de preparar pasta no siempre serán como las habías imaginado, pero te aseguramos que a veces agregar opciones como el atún en lata pueden ser de las mejores decisiones que vas a tomar cuando tengas que cocinar de forma rápida. De hecho, esta puede ser una gran jugada a la hora de cocinar para los pequeños en casa, ya que incluyes verduras sin que lo noten tan fácilmente ¿hasta ahora todo suena muy fácil con la forma de cocinar pasta, ¿verdad?Pasta de Coditos con Jamón FríaChicos, grandes, exigentes y amantes de la comida, querrán probar algo tan sencillo, pero rico y tradicional como esta receta de pasta de coditos. ¿A quién no le recuerda a una receta casera de mamá? Como decíamos, las combinaciones de pasta van de lo más complejo a lo más simple como picar cubitos de jamón y mezclar con mayonesa y crema, ¿fácil?Pasta CarbonaraSeguramente pensarás que subimos el nivel muy rápido, porque estamos hablando de cómo cocinar una pasta estilo italiano que, claramente, tiene especificaciones que se han ido modificando con los años, porque en la antigüedad se cocinaba con huevos, guanciale, queso pecorino, sal y pimienta. El guanciale es una pieza de cerdo típico del centro de Italia. Solo en el caso de que no se pueda conseguir guanciale, puedes usar tocino para preparar la salsa. El pecorino es una variedad de queso de oveja curado que aporta cremosidad a la salsa.Así que, te recomendamos no variar del todo la receta sino, tus invitados no creerán que están comiendo un platillo con un verdadero toque de Italia. Pasta Alfredo con CamaronesPor supuesto que la pasta y los mariscos son como hermanos, y si sabes elegir bien, puedes lograr opciones deliciosas. La prueba, sin duda, es esta receta de Pasta Alfredo con Camarones. Aunque suena a una receta que podría ser costosa, hoy en día todos los supermercados ofrecen variedades de camarones en tamaño y precio, así que consentir a la familia con una receta así puede ser una gran sorpresa. Sólo recuerda un pequeño detalle para que tu forma de cocinar pasta Alfredo no sea un fracaso: debe ser cremosa, espesa y con el toque ideal de queso. Coditos con Queso Es que, siendo sinceros una de las mejores formas de cocinar pasta siempre será con ese toque único que le da el queso, ¿o piensan lo contrario? Porque el queso es como la pasta, combina con todo y te hace redescubrir sabores siempre. Un claro ejemplo es cocinar los coditos en refractario con queso manchego, queso cheddar, tocino crujiente y dejar que el horno haga la magia para poder disfrutar de este rico platillo.Cuéntanos en los comentarios, cuál es la pasta que más te gusta preparar y cuál agregarías a nuestra grandiosa lista. 
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
En tiempos de crisis, los niveles de estrés y ansiedad suelen elevarse más, es por eso que te presentamos un par de formas infalibles para calmar los nervios, tal como algunas esencias naturales y tés relajantes para esta cuarentena que puedes preparar en casa. Derivado de la pandemia que azota al mundo desde diciembre del 2019, no debe sorprendernos el hecho de que el Consejo de Salubridad General haya emitido un comunicado del día 30 de marzo del 2020, declarando emergencia sanitaria nacional a epidemia por coronavirus COVID-19, razón por la que las personas se encuentran más preocupadas que hace algunos días. Sin embargo, es necesario conservar la calma y además de seguir las recomendaciones de higiene para prevenir el contagio de coronavirus COVID-19, también hay que cuidar cuerpo y mente para alcanzar el bienestar en todos los aspectos posibles y qué mejor que con esencias naturales y tés relajantes fáciles de hacer. Ya sea que te encuentres trabajando desde casa, estudiando en línea o simplemente le hayas puesto una pausa a tus actividades diarias fuera del hogar, seguramente el confinamiento y distanciamiento social te tiene un poco fastidiado, así que te presentamos 5 esencias naturales y tés relajantes que te ayudarán a tomar las cosas con más calma. Recuerda que las fragancias producidas por algunas hierbas, frutos y flores silvestres tienen propiedades que alteran nuestro estado anímico, y de la misma manera, existen algunas cuyos componentes pueden ayudarnos a relajarnos si las mezclamos en infusiones o tés. A continuación te presentamos aquellos que fácilmente puedes preparar en casa con ingredientes naturales. Té de orégano Además de ser una bebida llena de antioxidantes naturales, el té de orégano tiene el poder relajarte en momentos de mucho estrés. Su sabor es delicioso y puedes tomarlo durante la cena o más noche, ya que también ayuda a conciliar el sueño. Esencia de limón La esencia de limón ayuda a combatir la ansiedad y la tensión muscular que esta misma provoca. Puedes preparar un poco rallando la cáscara y guardándola dentro de un paño de algodón cerrado. Hiérvelo dentro de una olla con agua destilada hasta que se forme un aceite en la superficie. Guárdalo en un recipiente de vidrio cerrado y disfruta de su aroma cuando necesites relajarte. Té de manzanilla La manzanilla comúnmente es utilizada para aliviar malestares relacionados con la digestión, pero también posee propiedades calmantes y sedantes. Además, puedes combinarla con azahar y sus efectos serán más fuertes para aliviar el estrés o la ansiedad. Puedes tomarlo como té en bolsita o prepararlo como infusión al hervir las hiervas dentro de una olla pequeña. Esencia de lavanda La lavanda tiene importantes propiedades relajantes, ya que ayuda a disminuir la presión arterial y la frecuencia cardíaca. También se utiliza para regular el tratamiento del insomnio y muchos la usan para combatir la depresión. Para preparar la esencia de lavanda, puedes dejar secar unos ramitos al sol durante un día, después ponerlos a hervir con agua destilada en una olla y colar el resultado con un paño limpio. Guárdalo en un recipiente oscuro y cerrado y disfruta del aroma cuando más lo necesites. Té de tila La tila es una bebida ideal para descansar, conciliar el sueño y olvidarse de las preocupaciones de la vida diaria; no por nada es un remedio bastante recomendado por las abuelitas para que sus nietos lo tomen antes de un examen y así calmen sus nervios. ¿Conoces algún otro remedio o esencia que ayude a relajarse y a calmar los nervios? No olvides compartirlo en los comentarios.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD