Aprendiendo A Conservar El Queso
Chefs

Aprendiendo A Conservar El Queso

Por Kiwilimón - Marzo 2012
El queso es un alimento básico, nutritivo y sabroso que aporta a nuestra dieta un gran valor nutritivo. Hoy en día podemos disponer de una gran variedad de quesos donde elegir, además de que forman parte de numerosos platos, aumentando su valor nutricional y realzando el sabor de los mismos. Existen ciertas variedades de quesos contienen un elevado porcentaje de grasas, resulta un alimento de fácil digestión y puede sacarte de más de un apuro si se presentan invitados de improviso. Conservación
  1. Las queseras que se encuentran en las tiendas, con el fin de mantener el queso en perfecto estado, son además de útiles, muy decorativas. No dudes en compar una si dispones de espacio en tu cocina.
  2. Te aconsejamos colocar en el interior de la quesera algunos garbanzos crudos, éstos absorben la humedad y mantienen el queso en perfecto estado.
  3. Cuando las dimensiones de tu cocina no te permiten disponer de una quesera, no introduzcas el queso en la nevera. Consérvalo sobre el refrigerador. Para evitar que se seque, envuélvelo en un trapo humedecido en vinagre o vino blanco.
  4. Recuerda que siempre que se seque el paño, deberás volver a humedecerlo, tantas veces como sea necesario.
  5. El queso debe conservarse a temperatura ambiente y si no lo utilizas a menudo, es mejor que lo compres en pequeñas cantidades para evitar que enmohezca.
  6. Si deseas tener queso fresco que puedas rallar en el momento de utilizarlo, antes que ir comprando bolsitas ya preparadas, ten siempre en casa un buen trozo de queso holandés o parmesano y consérvalo como te recomendamos.
A continuación te dejamos una lista de recetas con las que puedes aprovechar el queso y preparar platillos deliciosos. Toma nota. Dip de Queso y Especies Un rico dip hecho con queso mozzarella, queso parmesano y albahaca. Salsa de Queso La salsa de queso utiliza como base la salsa blanca, bechamel, y obtiene su nombre del delicioso queso manchego que se le agrega. Quiche de Espinaca y Queso Crema Esta rica quiche está hecha con una base de masa de hojaldre y un relleno de espinaca, queso crema, queso parmesano y queso cheddar. Queso Provoletta Un rico queso provolone marinado con aceite de oliva y orégano hecho a la parilla. Cheesecake de Queso Ricotta Este pastel de queso o cheesecake lleva queso ricotta y se sirve frío. Idealmente se debe preparar con un día de anticipación. Rollos de Crepas de Jamón y Queso Si estas aburrido del sandwich, esta receta es para ti! Las crepas van enrolladas con una capa de queso crema, jamón y queso. Puedes usar tu imaginación y agregarle los ingredientes que gustes.. Terrine de Queso de Cabra con Calabacín Es una rica combinación de queso de cabra con pistaches y una presentación espectacular.
Para más recetas con base en queso, haz click aquí.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No hay nada más triste que intentar comerse un pan duro cuando apenas tienes un día de haberlo comprado, pero la clave para saber cómo mantener el pan fresco durante más tiempo está en la humedad, ya que ésta es la que mantiene a tu pancito con textura suave y esponjosa. Así que no te puedes perder estos tips para poder disfrutar de tu pan como si fuera el primer día. Escoge correctamente tu pan Asegúrate de elegir un pan recién hecho en el momento en que llegues a la panadería, ya que si tiene más de un día, será imposible conservarlo en buen estado por mucho tiempo. Toma en cuenta que el pan elaborado con algún tipo de grasa, como mantequilla o aceite, durará más tiempo fresco. Deja enfriar el pan Si fuiste por pan temprano en la mañana, pero te lo comerás hasta la noche, lo ideal es que lo dejes al aire hasta que se haya enfriado, porque si guardas pan recién horneado en una bolsa, el calor lo humedecerá, se arruinará y podrás olvidarte de tu pancito con leche para cenar. Elige lo que te comerás Si compraste pan de caja, corta las rebanadas exactas que te comerás, ya que el pan cortado se seca mucho más rápido. Lo mismo sucede con el pan dulce, procura comerte tus piezas enteras y no dejar pedacitos sobrantes. Almacena el pan en bolsas de papel o tela Cuando sea momento de guardar el pan sobrante, lo mejor es hacerlo dentro de una bolsa de tela de algodón o lino, o incluso, en la misma bolsa de papel que te dan en las panaderías; si tienes, puedes colocarlo también dentro de la clásica caja de madera. Estos materiales le permiten respirar correctamente y conservar la humedad en su interior, en cambio, si lo conservas en una bolsa de plástico se endurecerá más rápido. Utiliza el horno para traerlo a la vida Si olvidaste cerrar adecuadamente la bolsa de pan y amaneció duro o aguado, puedes calentarlo unos minutos en el horno para que su consistencia se vuelva crujiente y sea más fácil devolverle la frescura. No hay nada como comer pan recién horneado, pero si te sobra un poco, siempre puedes acudir a estos consejos para mantener el pan fresco durante más tiempo. Generalmente podrás conservarlo en buen estado entre 2 a 7 días, dependiendo del tipo de masa e ingredientes, pero asegúrate de revisarlo bien antes de consumirlo. ¿Conoces algún otro truco para mantener el pan fresco que le falte a esta lista? ¡Compártenos tus secretos!
El té negro es una de las bebidas más populares en todo el mundo, pues entre sus propiedades cuenta con cafeína, antioxidantes y flavonoides, por ejemplo, además de que sirve para mejorar la atención.Está hecho de las hojas de un arbusto llamado Camellia sinensis y a través de un proceso llamado oxidación (donde las hojas son expuestas a aire húmedo y rico en oxígeno) consigue su color negro parduzco. ¿Para qué sirve el té negro?El uso más común del té negro es para estar alerta y tener energía, por lo que muchas personas lo toman en lugar del café. Además, existe suficiente evidencia científica que demuestra que sí funciona de esta forma, pues el té negro contiene cafeína y también un poco de una sustancia estimulante llamada teofilina. Ambos pueden acelerar tu ritmo cardíaco y hacerte sentir más alerta.Otra de las propiedades del té negro es que está lleno de polifenoles, antioxidantes que pueden ayudar a proteger tus células del daño del ADN y que sirven para ayudar a prevenir diversas enfermedades, sobre todo relacionadas con el corazón. De acuerdo con la evidencia científica, los antioxidantes en el té negro pueden reducir la aterosclerosis (arterias obstruidas), especialmente en las mujeres y también pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco o enfermedad cardiovascular.Como sucede con muchos otros elementos naturales, el té negro aún requiere de mucha más investigación para sacar conclusiones concretas sobre sus beneficios, pero hasta ahora, hay indicios de que beber té negro regularmente puede ayudar también a reducir el riesgo de diabetes, colesterol alto, cálculos renales, enfermedad de Parkinson y osteoporosis.Cómo se toma el té negroCuando se habla de beber una cantidad moderada de té negro, esto por lo general se refiere a tomar de una a cuatro tazas al día. Por lo general, se encuentra fácilmente en los supermercados y puedes beberlo caliente o frío para obtener sus beneficios.Para evitar efectos secundarios indeseados relacionados con la cafeína, se recomienda no tomar más de cuatro o cinco tazas al día, pues podría provocar ansiedad y dificultad para dormir, respiración agitada o dolor de cabeza, entre otros.Aparte de eso, el té negro es un gran aliado para cuando buscas una bebida energética sin endulzar y con menos cafeína que el café.Su sabor es fuerte y único, así que no tomarlo será igual de fácil que aprovechar sus beneficios. Prueba el té de canela para aprovechar beneficios antioxidantes, al igual que con el té verde o el té negro.
Un libro, un rollo de papel higiénico o incluso un cerebro humano podrían ser nada más y nada menos que pastel por dentro y fondant por fuera, pues algunos artistas de la repostería han probado que pueden hacer pasteles híper realistas y engañar a tus ojos.Videos de este tipo de pasteles se han vuelto virales y nos dejan incrédulos, además de que ahora dudamos de que lo que nos rodea sea real, pues internet ya ha convertido estas creaciones artísticas un meme, por supuesto.Aunque parecen ser de otro mundo, estos pasteles están hechos como cualquier otro, con pan, un poco de betún y mucho fondant. El fondant es un tipo de glaseado o icing, como el de las galletas y se usa comúnmente para esculpir o decorar pasteles, cupcakes y otros postres. Sin embargo, la textura del fondant es muy diferente a la mayoría de los glaseados y es lo que lo hace único.También conocido como pasta de azúcar, el fondant está hecho de azúcar, agua y jarabe de maíz, principalmente, pero el fondant que se usa para estos pasteles/esculturas de repostería suele tener además grenetina o glicerina añadidos.Imagen tomada de Instagram, @redrosecake_tubageckil.Entre las formas caseras de hacer fondant, hay fórmulas que incluyen azúcar glass y bombones (malvaviscos), pero definitivamente, ese tipo de fondant no es muy útil para hacer pasteles realistas.Hay muchos chefs famosos por sus pasteles realistas, algunos de los más populares son Natalie Sideserf, Luke Vincentini o Debbie Goard, cuyos videos e imágenes de pasteles con formas de objetos como vasos de café o animales, como armadillos o perros, han hecho mucho ruido en redes sociales.Imagen tomada de Instagram, @lukevincentini.Además de los memes, estos pasteles también han desencadenado el debate sobre el fondant, pues muchas personas no lo comen o creen que es un ingrediente terrible por estar hecho de azúcar. ¿Tú que opinas de estos pasteles y el fondant?
Asia es un continente cuyo tamaño es tan grande como las culturas que lo habitan y si hay algo por lo que destaca cada una de ellas en todo el mundo, es por su rica variedad en comida callejera. Así que si quieres darte una vuelta por lo mejor de la gastronomía asiática, tienes que checar los 5 platillos más populares de la comida callejera en Japón, Corea del Sur, Tailandia y otros más. Pad Thai, Tailandia Una de las razones más importantes por las que Tailandia es considerado el destino más popular para los viajeros es sin duda su gastronomía, por eso, si te gusta la comida tailandesa no te puedes perder el Pad Thai, un plato con diversas versiones pero que básicamente consiste en una mezcla de fideos de arroz salteados con tofu, maní, cebollas verdes, camarones, carne de res, pimienta y salsa de pescado. ¡Son un verdadero manjar! Okonomiyaki, Japón La comida callejera japonesa favorita por excelencia es sin duda el okonomiyaki, una especie de pizza delgada hecha con masa de harina, agua, col y huevo. Puede ir acompañada de carne picada, queso, crustáceos, pulpo o lo que quieras, ya que de hecho su nombre significa “cocinado a la plancha al gusto”. Para darle más sabor, generalmente se acompaña de un toque de katsuobushi (pescado seco), aonori (algas secas) y mayonesa. Jajan Pasar, Indonesia Indonesia tiene una amplia variedad de comida callejera, pero la más antigua y popular de la región se presente con el nombre de jajan pasar. Este platillo consta de un montón de pastelitos diferentes hechos con harina de trigo y harina de arroz con distintas presentaciones, sabores y colores. Van espolvoreados con coco seco y azúcar de palma fundida. Jajan pasar significa “aperitivo de mercado”, ya que sólo se encuentra en mercados tradicionales. Tteokbokki, Corea del Sur El tteokbokki es el platillo más típico y popular en Corea del Sur. Se trata de unos pastelitos de arroz aglutinado sobre salsa picante, muy picante para tratarse de comida asiática; éste también va acompañado de algunas verduras, huevo hervido, carne de ternera y pasta de pescado, mejor conocido como eokmu, que puede consumirse en banderillas aparte. Chili de Cangrejo, Singapur En Singapur, la comida callejera es tan importante que existen pequeños conjuntos de puestos callejeros que comparten las mesas y otros servicios, conocidos como Hawkers. En ellos, el plato que más se pide entre los comensales es el chili de cangrejo, para el cual se utilizan cangrejos de barro, jaiba azul o cangrejos de concha blanda fritos. Este manjar se saltea en una salsa agridulce y semiespesa de tomate y se mezcla con ajo, vinagre de arroz y salsa de soja. Si tuvieras que visitar un país basándote en su comida callejera, ¿cuál elegirías?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD